Disclaimer: nada del Potterverso me pertenece

Shadow of the Colossus es propiedad de Sony Computer Entertainment y de Team ICO. Yo sólo tomo prestada la idea.


Prólogo

―Despierta de una vez ―susurró con fuerza la joven Rose Weasley.

Albus Potter se despertó de repente. El pergamino en blanco que había sacado al inicio de la clase se le había pegado a un lado de la cara.

―Rose, ¿por qué me has despertado? ―preguntó, visiblemente ofendido.

―¿Que por qué te he despertado? Te recuerdo que estamos en clase, Albus ―respondió ella, indignada. En algunas cosas, era igual que su madre.

―En clase de Historia de la Magia, Rose. Y ahora, mira a tu alrededor.

Miraron al resto de compañeros. Más de la mitad se había dormido.

―Ellos me dan igual, Albus, quien tiene que prestar atención eres tú y…

De repente hubo un gran estruendo y el aula entera, posiblemente todo el castillo, había temblado de arriba abajo. Algunas de las ventanas se hicieron añicos y del techo calló parte del polvo acumulado. Los alumnos dormidos se habían levantado de repente, mientras que otros habían gritado. Incluso se podían oír gritos y chillidos de aulas adyacentes.

―¿Qué ha sido eso? ―preguntó Rose, visiblemente asustada.

―Calma, calma, habrá sido un pequeño terremoto, no perdamos el hilo de la clase ―dijo el profesor Binns, que no había perdido su semblante y seguía igual de serio.

―¿Un terremoto en Escocia? –preguntó Albus, escéptico.

Se levantó de su pupitre y caminó hasta una de las ventanas que se acababa de romper. Se asomó a través de ella, para ver si lograba ver algo.

―¿Al? –preguntó su prima Rose ― ¿Qué ocurre?

―Hay… Hay algo que se mueve allí… Algo grande ―el chico miraba estupefacto hacia una zona de los terrenos.

―¿Allí dónde? ―quiso saber Rose, aunque una parte de ella le decía que mejor no saberlo.

Albus miró a su prima. Estaba visiblemente aterrorizado.

―En las montañas.