Al salir del edificio noté que llovía. Desafortunadamente, no traía el paraguas conmigo, por lo que tuve que resignarme a mojarme. Eso no me importaba demasiado, aunque no pude evitar soltar una risita al pensar en la expresión de pánico que tendría Joly al decirme las cantidades de enfermedades que podía contagiarme. Caminé rápidamente hasta llegar a mi departamento.

-Pero mirá quien decidió aparecer! - dijo riendo Combeferre, mi compañero de habitación y amigo de confianza (el mejor, de hecho), quien estaba sentando en su sillón predilecto leyendo.

-Buenas noches, Combeferre- suspiré.

-¿Día agotador?

-No. Sólo las últimas 2 horas- respondí sentándome en una silla apoyando el codo en la mesa y mi rostro en la mano.

-Ya veo.

En ese momento no pude notar cuando Combeferre dejó el libro a un costado y se levantó para sentarse nuevamente en otra silla junto a mí.

-¿Hasta cuándo vas a seguir con esto Julien?- Julien. Sí, ese es mi nombre, aunque casi nadie me llamá de tal forma. Únicamente las personas más cercanas, es decir, pocas.

-El tiempo que sea necesa-

-No! Basta!- dijo fuertemente golpeando la mesa. No pude evitar dar un salto de sorpresa, eran raros los momentos en que él se ponía así. -Me cansé de escuchar lo mismo siempre. Hace 2 años que estamos con esta situación, no podés seguir así Julien! No es saludable, tenés que parar. Es peligroso Enjolras, entendelo.

-Vos sos el que tiene que entender. No puedo detenerme, no ahora. Cada vez estoy más cerca de hayar la verdad. No puedo continuar mi vida sin saber quienes fueron los asesinos de mis padres y de Josephine.

Así es, mis padres y mi hermanita habían sido asesinados 2 años atrás. Los culpables lograron escapar sin dejar mucho rastro, con lo cual no sabía ni siquiera el número de personas que habían actuado. Lo único que sabía era donde pertenecían o quienes los mandaron. Yo había tenido sospechas de que mi padre se relacionaba con gente con la cual uno no debe relacionarse: Gangsters. Digamos que en su avaricia por conseguir más dinero, decidió hacer negocios secretos tratados durante el juego. Mi madre no lo sabía y yo al principio también estaba ciego respecto al asunto (nunca me fijé en lo que hacía mi padre realmente). Fue Josephine quien notó de las llegadas tardes a casa, de los masos de cartas escondidos, de la rareza de que nuestro padre saliera de noche con un monto grande de dinero (fue gracias a ella que yo pude saber por donde empezar luego del asesinato). Luego de hacérmelo saber, ambos lo seguimos una noche . Después comencé a hacerlo yo solo una y otra, y otra, y otra vez. Siempre las mismas caras, siempre a la misma hora, pocas veces en el mismo lugar (tenían un número determinado de espacios que iban alternando, claro, para no levantar sospechas).

Nunca pude saber cual fue la razón del acto, pero lo importante era que mi familia estaba muerta y yo no tenía ni siquiera un nombre para empezar, sólo los lugares a donde frecuentaba ir mi padre.

-Y qué vas a hacer si los encontrás? Denunciarlos? Enjolras, es de gangsters de lo que estamos hablando, no es un simple crimen, no es gente normal, son peligrosos!- al ver mi rostro "de mármol" como suelen decir mes amis, se limitó únicamente a suspirar- ¿era él?

-Sí. Él es uno de los hombres con el que se reunía mi padre.

-¿Creés que él pudo ser uno de los asesinos?

-No. Por lo menos no con sus propias manos. Este hombre es de los ancianos, sólo sirve para la experiencia y para las órdenes. Eso sí, es brillante y por eso, tengo que tener cuidado con él. No es un hombre fácil de engañar o manipular.

-¿Y qué pensás hacer ahora?

-El lunes van a tener a una reunión. Pienso ir. Lo más probable es que me asignen una tarea, necesito ganarme sus confianzas, especialmente la de Campbell. Si el confia en mí, entonces todo será mucho más fácil.

-Sigo creyendo que esto es una mala idea, pero confío en vos.

Esas eran las palabras que quería escuchar. Asentí y sonreí. -Gracias- Me levanté del asiento y me dirigí a mi habitación.

-Eso sí, cuidate.- Lo miré y el continuó -no me hagas preocupar de más- rió relajando el ambiente. Yo reí también asintiendo de nuevo.

-Buenas noches 'Ferre.

-Buena noches.

Espero que les haya gustado el 2° capítulo. Mucho diálogo, lo sé, pero no estaba muy inspirada para la parte narrativa y quería subir otro capítulo.

Por favor, dejen reviews! Realmente me alegrarían mucho y me insitarían a seguir con la historia.

Saludos!