Hola a Todos, espero que estén bien esta idea la he tenido desde hace mucho y hasta el momento me ha dado el tiempo para poder escribirla.

Disclaimer: Los personajes de Vocaloid son utilizados sin fines de lucro.

Nota: Este Fanfic está ambientado en EDO la capital de Japón por los años 1603 - 1868

Capitulo 1

Lluvia

Caminaba en medio de la lluvia con la vista baja tapando su rostro con el sombrero de paja que llevaba arropado de un poncho. La calle en la que caminaba estaba desierta, a causa de la incesante lluvia. Levanto levemente la vista para divisar un gran puente que cruzaba de un lugar a otro en el también divisaba una forma, con forma que se acercaba mas la forma se tornaba mas en una figura, en una mujer quien llevaba un paraguas rojo. Esta veía cabizbaja el torrente de agua que yacía debajo del puente.

Paso cerca de la mujer, la pudo ver mejor, su pelo rosa recogido, su kimono rojo y tal vez una lagrima que se escondía con las gota de lluvia. Paso de largo sin hacer mucho caso, estaba algo apresurado, tenía trabajo que hacer. Poco más adelante del puente se adentro a una zona rural ahí en medio del camino se encontraba otra figura pero esta vez era el de un hombre robusto cubierto de un poncho y también de un sombrero de paja.

Paso a su lado y en pocos segundos ambos hombres desenvainaron sus katanas, las cuales estaban debajo del poncho de cada uno. Una brisa soplo haciendo caer el sombrero de paja de uno de los contrincantes dejando ver el largo cabello violeta que traía. Mientras que el otro sujeto solo cayó desplomado en el suelo tiñendo el agua de rojo. El de cabellos violeta recogió su sombrero y guardo su espada, Dio media vuelta y se fue por donde había venido.

/-/

Caminaba en medio de la lluvia por un camino solitario era el tercer día consecutivo que llovía y parecía que nunca iba detenerse el flujo de agua que caía del cielo. También era el tercer encuentro que hacía con la misteriosa mujer de cabellos rosas. Se detuvo un momento miro a dicha mujer

-Este canal no es tan profundo como lo aparenta si desea ahogarse le sugiero que vaya a otro lugar -dijo el de cabellos violetas

-¿Quien ha dicho que iba hacer eso? solo estaba pensando, eso es todo -dijo la mujer volteándose a ver al hombre para luego esbozar una sonrisa e irse cabizbaja

Por un momento vio como se marchaba la dama, medito un poco y siguió su camino hasta llegar a un puesto de comidas ambulante entro en la carpa, donde estaba un individuo sentado, se sentó a su lado

-Buen Trabajo Kamui -dijo el individuo -aquí tienes lo que te corresponde -le había dado una bolsa con monedas de oro dentro de ella

-Solo Contácteme nuevamente.

Luego de efectuar el pago el individuo prosiguió a retirarse del puesto

No tardo mucho cuando una mujer de cabellos rosas y tez blanca llegara al puesto, se sentó a lado del hombre de cabellos violetas

-Una anguila asada por favor -pidió esta al encargado, luego miro a su lado y vio al hombre que se había encontrado en el puente -valla que coincidencia

-Digo lo mismo

-En días como estos no mucha gente sale. Ha llovido por muchos días seguidos -ella lo veía y luego veía el ambiente todo empapado por la lluvia

-Son estos días en que las personas se siente melancólicas -dijo Kamui para luego darle un sorbo a su licor

-Pero para compensar esa melancolía bebemos licor -dijo la de cabellos rosas levantando su botellita y dándole un sorbo

-Su platillo -dijo el encargado dándole el plato que ordeno la mujer

-Anciano deme a mi también una anguila -dijo el hombre

-Vaya sabía que no solo venias a beber -sonrió la de cabellos rosas

-No podría dejar que comiera usted sola, vamos coma todo lo que quiera yo invito

-Gracias, al menos tendré buenos recuerdos -dijo la chica esbozando una sonrisa

-Recuerdos...

-A decir verdad, este es el ultimo día en que estoy libre. Mañana empiezo a trabajar en un burdel, mi esposo quedo endeudado y yo soy la garantía de él. No pienses mal de mí, supongo que esto pasa todo el tiempo

El de cabellos violetas se quedo callado por unos instantes.

-Gracias por la comida ya me retiro -Dijo la mujer dejando el lugar, su plato de comida a medio comer, su paraguas. Solo caminando debajo de la incesante lluvia que le empapaba su kimono, cabello y lagrimas

La observo yéndose poco a poco.

/-/

Se encontraba de pie en medio de la lluvia observando a la nada, detrás de el 3 cadáveres. En su mano portaba su katana y en su espalda atada con una cinta un paraguas rojo. Luego de unos instantes se coloco su sombrero de paja y prosiguió a irse de la escena de la batalla.

Camino un poco hasta llegar al puente en que vio a esa chica, se detuvo un poco giro su cabeza a un lado y luego siguió su camino, más adelante se encontraba la ciudad y un poco más adentro se encontraba Yoshiwara el lugar en donde estaban todos los burdeles de la ciudad.

El no frecuentaba esta área puesto que para él, estos lugares eran sucios y nada honorables. Vio muchas celdas hasta divisar una en donde estaba ella sentada viendo a la nada vestida con un kimono rojo y con los hombros descubiertos. Se acerco un poco y extendió el paraguas rojo a su portadora.

-¿Viniste hasta aquí solo por esto? -sonrió ella

-Si -Contesto

-Gracias eso es muy lindo pero ya no lo necesitare mas. Aquí no me dejan salir, podría llover días y días, aun así nunca lo podría usar. Pero si deseas puedes conservarlo para ti. Necesitas uno mírate -dijo está extendiendo su mano y tocando la mejilla del hombre -estas tan frio y empapado. Considéralo un regalo y recuerdo mío.

-Shizuko, Tienes un cliente apúrate -interrumpió el encargado del burdel

-Si ya voy -respondió ella acto seguido se levando del suelo

-Disculpa antes de que te vayas puedes decirme tu nombre

-Me llamo Luka, sin embargo no usare ese nombre mas, no aquí... ¿y el tuyo?

-Mi nombre es Gakupo.

-Gracias Gakupo... Adiós...

Continuara.

Aclaraciones: Yoshiwara era el distrito Rojo de EDO el cual solo albergaba burdeles y unos cuantos casinos.