Y ahí estaba, su mejor amigo cargaba puesta una coleta que él mismo le había regalado hace años, cuando éste había empezado a dejar crecer su cabello como el de una mujer.

-Buenos días, Mamoru-kun-Dijo esbozando una pequeña sonrisa

-Er... Buenos días, Ichi-san. Ehm ¿Tienes la tarde ocupada o algo por el estilo?

El peliazul negó la cabeza.- ¡Nope! ¿Por qué preguntas?

Endo dudó por un segundo.- Pues... este... Me preguntaba si querías tomar una caminata conmigo, o algo así.

-¡Me encantaría!-La sonrisa de Kazemaru se hizo aún más grande, y el castaño sintió que se le revolvía el estómago.- Un rato entre mejores amigos no hace mal, ¿cierto?

Ahora el moreno sintió me lo atravesaban con una espada.

Mejores...

Amigos...

Hizo su mejor intento de sonrisa-... Cierto.

-Oye Mamoru, ¿Te sientes bien?-Preguntó con preocupación el oji-avellana- Se te nota algo raro.

El moreno trago saliva.- Sí, ¡me encuentro perfectamente!

Carla: Bueno pues… ¡Esto se nos ha ocurrido completamente de la nada!

Andre: Esto de salir de la friendzone… Se ve como todo un rollo, ¿No es así?

Pero supongo que lo veremos más adelante! :D

Carls: Recuerden que IE no nos pertenece (?)

SAYONARA MATA-NEE!