Bueno una vez más me encuentro escribiendo sobre la pareja que más me gusta de crónicas vampiricas. Os pongo un poco en situación, en este fic son todos humanos, Caroline, Bonnie y Elena se acaban de graduar y deciden irse juntas a Nueva York y allí les pasaran cosas de lo más interesante. Bueno les dejo leer el fic tranquilos y espero que me dejen muchos reviews! :D

Disclaimer: Los personajes no me pertenecen, pertenecen a L. J, Smith aunque este fanfic este basado en la serie.

Estoy rodeada de gente y solo puedo escuchar los latidos de mi corazón cuando de repente escucho Caroline Forbes, subo al escenario con cuidado de no tropezar, los tacones me pueden traicionar en cualquier momento tengo que estar alerta, subo al escenario con paso firme me acercó al atril y recojo mi diploma, si por fin puedo decir que estoy licenciada en organización de eventos y publicidad.

Después de un largo día Elena, Bonnie y yo decidimos que es hora de ir a celebrar nuestra graduación, lo de siempre unas cervezas en nuestro bar habitual es una gran manera de despedir nuestra etapa universitaria.

-Bueno chicas Nueva York nos espera!-chilla Elena, está emocionada, mañana temprano tenemos mudanza ya esta todo empacado, todo organizado, las entrevistas de trabajo...

-Esto va a ser genial, las tres juntas como siempre no me lo puedo creer-Bonnie también tiene muchas ganas.

-Chicas este va a ser nuestro año, seguro que nuestras entrevistas van genial-Elena se decidió por la investigación hace algo relacionado con Biología y le han llamado de un laboratoria, Bonnie es psicóloga y le han llamado de un colegio para que sea la psicóloga del centro, a mi me ha contactado una multinacional para ser becaria en publicidad y ayudar a organizar eventos.

El día de la entrevista

Todo me da vueltas... estoy nerviosa yo jamás me había puesto así, me encontraba en un gran vestíbulo esperando a que me avisaran para hacer una entrevista, la empresa es enorme la gente viste muy elegante y yo aquí soy la única que aún no sabe si la van a contratar, Bonnie y Elena ya se incorporaron a sus trabajos tuvieron entrevistas perfectas y aquí estoy yo una semana después de la mudanza esperando...

-Señorita Forbes los Mikaelson la atenderán en breve ¿Le apetece un café?

-No gracias, así está bien-me he ruborizado, la recepcionista tiene una cara amable, ella recibe una llamada y me mira.

-Ya puede pasar por aquí.-me guía hasta las puertas que están tras ella, al entrar hay un hombre y una mujer con cara de mal humor, la chica es impresionante rubia parece modelo y el chico es moreno parece muy serio, son los dos muy jóvenes me imaginaba que serían algo más mayores.

Me acerco a ellos que se levantan y se disponen a darme la mano.

-¿Señorita Forbes?-me preguntan sabiendo la respuesta-Soy Elijah Mikaelson y ella es mi hermana Rebekah-ella me mira y frunce el ceño, de mala gana me da la mano y su hermano la mira con reprobación. El está mirando mi currículum y ella simplemente me ignora.

-Vaya!-suelta el-su expediente es impecable y veo que ha realizado algún trabajo durante sus estudios, además ha estado en el comité de organización de la universidad y se ha encargado de un gran número de eventos-me mira con una gran sonrisa que me hace ruborizar, dicho de esa manera suena tan bien, cojo fuerzas la gente busca personas emprendedoras y yo no soy de las que se quedan calladas.

-Realmente estoy muy interesada en trabajar aquí y poder aportar ideas nuevas para su publicidad, a la par que me encantaría poder ayudar a organizar los grandes eventos que se que se realizan en esta empresa.

-Parece usted muy decidida-la chica rubia ahora me mira se gira a su hermano.

-Al menos no es solo una cara bonita-el la vuelve a mirar con desaprobación, ahora se gira hacia mi-Tu expediente es bueno, pareces decidida pero nosotros no tenemos la última palabra-me quedo algo sorprendida pensaba que ellos eran los dueños-como sabrás nuestra empresa tiene diferentes secciones, mi hermano Elijah se encarga de las relaciones con otras empresas, yo me encargo del diseño de nuestros productos y mi hermano Nik es el encargado de publicidad, seguro que te estas preguntando porque no está él aquí en lugar de nosotros-parece realmente molesta, se pone en pie y mira por la ventana-porque es un maldito egoísta que se cree que puede hacerlo todo él solo y es incapaz de encontrar una ayudante que no solo sea cuerpo-es interrumpida por el hermano.

-Rebekah creo que es suficiente-después de eso me mira-Creo que encajaría muy bien aquí, si no tiene ningún inconveniente podría venir mañana a firmar su contrato y a conocer a nuestro hermano, es algo difícil tratar con él, pero creo que sabras llevarlo.

-Difícil...-suelta una risita de no sabe donde se ha metido, la rubia sigue sin mirarme-Espero que dure más que las demás porque me estoy cansando de estas entrevistas-Elijah me tiende la mano ignorando a su hermana y me entrega una hoja.

-Rellenala para que te hagan la tarjeta para acceder al edificio-me tiende un boli y allí mismo me pongo, la rubia sale de la sala el la mira-No se lo tengas en cuenta hoy es un día ajetreado, no siempre es así-sus palabras son conciliadoras. Termino de rellenar la hoja y se la entregó-Nos vemos mañana a las 8 aquí.

-Gracias por esta oportunidad-le doy la mano y me voy de la sala, va a ser difícil pero yo puedo.

A la mañana siguiente

Ya son las 8 estoy otra vez en ese gran vestíbulo a la espera de conocer a mi auténtico jefe que por lo visto va a ser problemático...

Hoy me he arreglado para no desentonar con la gente de aquí, me he puesto mi falda negra de tubo que me llega hasta las rodillas y una camisa gris claro con mis zapatos de tacón del mismo tono, no son excesivamente altos, además llevo mi pelo recogido en una coleta. La chica de recepción me mira todo el rato y no llego a descifrar su cara, de repente sale Elijah de la misma oficina y me sonríe.

-Por aquí señorita Forbes-me levantó apresuradamente y nos dirigimos hacia la zona de publicidad, entonces al fondo de las oficinas pasamos por algunas mesas de trabajo, algunos me miran al pasar otros simplemente me ignoran, nos dirigimos al gran despacho del fondo a conocer a mi jefe, tiene las cortinas echadas así que no podré ver nada hasta que estemos dentro, llegamos y Elijah toca a la puerta y entra, cuando entramos hay un hombre de espaldas apoyándose sobre su escritorio y una rubia con algunos botones de su camisa desabrochados, los labios hinchados y roja recogiendo sus cosas y saliendo precipitadamente de la oficina bajo la mirada de Elijah que no dice nada hasta que se va.

-¿En qué estás pensando? ¿Cuantas veces te tengo que decir que no te lies con el personal?-de repente se percata de mi presencia el hombre sigue sin darse media vuelta, yo le miro de espaldas parece un hombre realmente atractivo es alto y complexión atlética, el se gira y woowh madre mia es guapísimo mira fijamente a su hermano desafiante.

-¿Realmente crees que me importa las veces que me lo digas?-se ríe burlonamente y me mira su expresión cambia de la burla a la intriga y desprecio, es como su hermana pero con un acento británico tan sexy!

-¿Quien es ella?-me señala,que mal educado, cuando Elijah se dispone a contestar me adelanto.

-Soy Caroline Forbes y me acaban de contratar como su ayudante-el se sorprende y me mira directamente alzando una ceja.

-Y se puede saber a ¿Qué me vas a ayudar?

-Pues con todo lo necesario para la publicidad desde redactar contratos, aportar ideas, ayudarle con los papeleos y por supuesto ayudar en organización de eventos-digo seria, el se empieza a reír y yo me quedo helada.

-¿Vas a ser mi secretaria en pocas palabras?

-Más o menos si...

-Está bien, estarás de prueba un mes, aquí se trabaja duro señorita no basta con una linda cara, la secretaria que más tiempo a durado se quedo 3 semanas y por que una estuvo enferma-me mira desafiante y yo igual.

-Creo que me las arreglaré-digo decidida, el asiente.

-En una hora quiero que estes en tu escritorio ahora ve y firma el contrato de prueba temporal-remarca la palabra temporal con un tonito de advertencia yo asiento y salgo del despacho es irritante, Elijah me sigue no me acordaba que él aún estaba allí dentro.

-Siento mucho haberle interrumpido antes señor Mikaelson-digo a modo de disculpas por lo que ha pasado, el me mira y se pasa una mano por el pelo.

-Realmente me has impresionado, nunca había visto a una chica plantarle cara de esa manera a mi hermano estubo genial, el necesita un poco de mano dura.

-Tengo un hermano pequeño se como tratar a los chicos así-en el mismo momento que suelto la frase me arrepiento el es mi jefe y estoy hablando de su hermano oh dios mio! Lo miro asustada y él estalla en una gran carcajada menos mal se lo tomó con humor.

-Si mi hermano es algo así como un niño pequeño y caprichoso- Ya estamos en el despacho de mi entrevista firmando un contrato TEMPORAL como bien remarcó el señor Nik y me dan los pases y todo lo necesario Elijah me acompaña a mi mesa y me mira apenado.

-Lo siento mucho señorita Forbes pero tengo una reunión a la que asistir si tiene algún problema no dude en acudir a mi ¿de acuerdo?-me extiende una tarjeta-es mi numero personal no dude en usarlo.

-Gracias, por cierto llámame Care si quieres-el sonríe.

-Esta bien, espero verla pronto Care-se da la vuelta y se marcha, qué diferencia de hermano Elijah es tan atento, pero en qué estoy pensando, mi escritorio es el más cercano al de mi jefe, a mi espalda hay una pared y delante se encuentra una gran cristalera que cubre desde el suelo hasta el techo por toda la planta a la derecha esta su despacho desde el cual me ve trabajar y yo a el si miro y por supuesto si tiene las cortinas corridas, cuando termino de instalarme me siento a esperar órdenes del tirano. De repente se abre su puerta y me doy un gran susto el me mira, es realmente guapo y sexy además tiene una mirada parece el chico malo de la película...

-Tu entra, coje un bloc del primer cajon y un boli-parece que la simpatía no es su fuerte estoy en la puerta y me quedo esperando que me indique que pase o algo, el me mira ¿enfadado?-¿Qué haces ahí de pie? Pasa y sientate por dios no tenemos todo el día, rápido cierra la puerta-hago lo que me dice.

-Tenemos mucho trabajo hay que organizar reuniones con los creativos, vamos a lanzar una nueva campaña, esta semana quiero reunirme con los seis creativos más importantes, todos los datos están en el ordenador de tu mesa con los contactos y mi agenda que está conectada con este ordenador, además-se agacha y saca un móvil del primer cajón-este será tu móvil de empresa usalo solo para llamadas de trabajo ¿entendido?-asiento-de acuerdo tu te encargas de organizar me la agenda y preparar las reuniones además estamos empezando con los preparativos para la fiesta de la nueva campaña que será dentro de més y medio, claro si aun sigues aquí deberás asistir como coordinadora-asiento, realmente es un hombre tan arrogante y petulante- anota-me preparo el bloc-quiero informes sobre lo que ha llamado más la atención en la publicidad de nuestra empresa, lo que menos, además quiero que hagas un informe sobre nuestras ventas antes y después de lanzar nuestras campañas, por supuesto que la quiero con gráficos, además organizaras las reuniones de la semana con los creativos y lo necesario para el evento a si y debes mandar flores y algún regalo a esta dirección y no olvides adjuntar una nota bonita a las flores a modo de disculpa por lo que habéis interrumpido hoy, puedes irte lo quiero para hoy ¿entendido?

-Si-salgo de la oficina pero quien se cree, porque me manda que le envíe flores a sus chicas, esas no son mis funciones, pero se va a enterar voy hacer todo, tengo que aguantar esto y más.

Me pongo en marcha abro mi ordenador y buscó los contactos de los creativos hay varias notas sobre los gustos de cada uno y preferencia horaria, no puede ser además son elitistas algunos no quieren estar citados el mismo día que otros, en serio en la nota pone que no pueden tener buenas ideas si ha habido alguien en la habitación que les disgusta, estoy atónita pueden ser más engreídos, antes de llamarles me hago un esquema de que dias deberian ir cada uno agusto con sus manías, eso me toma dos horas, es la hora del almuerzo y mi jefe sale del despacho me mira complacido y se larga, supongo que a comer cosa que yo no podré hacer porque si no no terminare jamás...

Empiezo a llamar a los creativos que solo me dan problemas después de otras dos horas consigo que se pongan de acuerdo y aceptan todos las reuniones que preparé, necesito comer algo, mi jefe aun no ha vuelto, pero no tengo tiempo de ir a comprar nada me dispongo a empezar los informes eso me llevará mucho tiempo, mi estómago ruge son las 14 y no he comido nada desde las 7... apunte mañana me traeré un sandwich, sobre las 17 terminó los informes y se los dejo en el despacho les he hecho una copia a cada uno me dispongo a organizar visitas para ver donde celebraremos el evento hay unos 4 sitios destacados que dejó la anterior secretaria, llamaré, llamo y me concertan citas para visitar los restaurantes y probar los menús que nos ofrecen los cuatro sitios me mandan ubicación, aforo y menú yo los imprimo con copia y los meto en una carpeta la cual dejó en su despacho, mis tripas mantiene su banda sonora particular mientras estoy agotada pero aun me queda mandar lo que me pidió a la rubia, así que llamo a una joyería de las que hay en la lista y digo que voy de parte de Niklaus Mikaelson, enseguida cambia su tono de voz, supongo que al reconocer un buen comprador le digo que mande un collar a esa dirección el asiente y me dice que lo cargara en su cuenta hago lo mismo con las flores y elijo rosas rojas que simbolizan pasión, le imprimo una foto del collar y de la nota adjunta y se la dejo en su escritorio, cuando me siento para organizar su agenda con los eventos y reuniones aparece el son las 18 me mira sorprendido, entra en su despacho y empieza a revisar los papeles yo en 30 minutos e organizado su agenda ya sin ninguna tarea me dirijo a su despacho toco y entro, el esta sorprendido con mi trabajo se lo veo en los ojos pero no me lo dirá, maldito cabeza dura.

-¿Necesita algo más señor?-él niega con la cabeza aún incrédulo, después una sonrisa petulante asoma por su rostro.

-Puedes irte mañana será un día largo-me suena como si fuera una amenaza...

Recojo mis cosas y me dirijo hacia los ascensores pasando por el gran vestíbulo, allí esperando me encuentro a Elijah, el cual me mira y esboza una gran sonrisa.

-¿Como fue el primer día?-realmente es amable nada que ver.

-Completo.

-Pareces cansada...-veo preocupación en sus ojos, en ese momento llega el ascensor y entramos, cuando se cierran las puertas mis tripas no pueden más y generan un gran estruendo dejándome en evidencia me empiezo a poner roja el me mira-¿Has comido algo?

-Realmente no...

-¿Desde cuando?

-Desde que llegue...-parezco idiota tendría que haber hecho un descanso, pero si no no hubiera terminado el trabajo a tiempo...

-Y se puede saber ¿Por que?-me esta mirando con preocupación.

-Falta de tiempo-le digo intentando restarle importancia, le sonrió.

-Mi hermano es agotador-se presiona el tabique con los dedos mientras cierra sus ojos-deja que te invite a comer algo por favor.

-No hace falta de verdad-en ese momento mis tripas vuelven a gruñir.

-Insisto-me mira y soy incapaz de negarme, me lleva a un restaurante que hay cerca vamos andando.

-Muchas gracias no tenías porque hacerlo-digo algo nerviosa.

-Es lo menos que podía hacer después de todo el trabajo que seguro has hecho-me sonrojo, pedimos algo de comer y comemos en silencio-sería muy diferente si trabajaras en mi area-dice más para sí mismo. Yo no contesto solo como y lo miro. Cuando terminamos traen la cuenta y paga me guia hasta las salida y cuando emprendemos la marcha hacia la empresa para recoger nuestros coches nos encontramos con Nik el cual nos lanza una mirada acusadora, como si fuéramos dos niños pequeños que están robando galletas, se acerca a nosotros.