Muchas gracias a isabel y glevez25 por sus reviews, espero que sigan disfrutando del fic y que si quieren que lo siga me lo hagan saber!

Disclaimer: Los personajes no me pertenecen, pertenecen a L. J, Smith aunque este fanfic este basado en la serie.

Cuando terminamos traen la cuenta y paga me guia hasta las salida y cuando emprendemos la marcha hacia la empresa para recoger nuestros coches nos encontramos con Nik el cual nos lanza una mirada acusadora, como si fuéramos dos niños pequeños que están robando galletas, se acerca a nosotros.

-Ya veo porque mi hermano quería contratarle así que eres su amante-lo de amante lo dice en plan burlón, este hombre me saca de mis casillas cuando me dispongo a contestar noto que Elijah pone su mano en mi hombro yo lo miro extrañada.

-No somos nada de eso Nik, simplemente la tuve que llevar a comer porque se pasó todo el día en la oficina sin salir ni siquiera a tomar un bocado para poder terminar el trabajo que le mandaste, que de seguro era demasiado.

-Yo solo le pedí que hiciera lo que tiene que hacer una secretaria si no puede con ello que se largue, solo está de prueba-me mira retandome. Le miro con el ceño fruncido.

-No me voy a ningún lado-digo desafiante, me giro hacia Elijah-Gracias por la comida, espero verle pronto- Doy media vuelta y me dirijo al parking de la empresa dejando atrás a los dos hermanos.

Me meto en mi coche y salgo disparada a casa, solo quiero ducharme y terminar con el día tan complicado que he tenido.

Desde que nos pilló saliendo de cenar Nik se ha vuelto aún más insoportable pero ya he pasado la primera semana aquí realmente si no fuera por su carácter el trabajo sería el mejor que he hecho jamás simplemente me encanta aunque Nik sea un cabrón petulante hay que reconocer que tiene talento para la publicidad, tiene grandes ideas y su testarudez hace que saque adelante grandes proyectos, en lo que respecta a mi me carga incluso más que el primer día... creo que me odia...además no he visto a Elijah en toda la semana aunque tampoco he tenido tiempo.

-Buenos días Care-salgo de mi ensoñación y ahí está Elijah plantado en mi escritorio mirándome con su sonrisa amable.

-Hola-le digo tímidamente.

-¿Cómo está siendo la semana? Me alegra que no hayas huido-me guiña un ojo.

-Bien algo agotador pero no es raro con Nik...¿Y tu?-antes de que me conteste Klaus está en la puerta de su despacho.

-Deja de interrumpir a mi secretaria, tiene muchas cosas que hacer-gruñe, Elijah me mira.

-Tiene razón te dejo trabajar Care, en otro momento hablamos-lo mira de reojo, me guiña un ojo, mira la reacción de su hermano y una sonrisa triunfal aparece en su cara, se da la vuelta y se marcha. Nik me mira fijamente.

-A trabajar deja de perder el tiempo no te pago para que no hagas nada y te tires el día tonteando con mi hermano!-cierra de un portazo, el siempre tan simpático...

Después del trabajo vuelvo a coincidir con Elijah en el ascensor.

-Hola- le digo.

-Buenas-me sonríe.

-¿Que tal tu día?

-No ha estado mal, he cerrado una quedada en Japón con el presidente de una gran compañía la cual nos beneficiara mucho para la nueva campaña-parece emocionado.

-¿Cuando es la quedada?

-Mañana cojo un vuelo a Japón estaré allí 10 días...-me mira fijamente-espero que cuando vuelva aún sigas aquí.

-Yo también lo espero-el ascensor se abre y nos dirigimos cada uno a su coche.

Cuando llego a casa Bonnie y Elena están viendo la tele mientras se comen una pizza comentan sobre el programa.

-Ya he llegado...-se nota por mi tono de voz que estoy cansadisima.

-¿Otro día complicado, Care?-Elena está preocupada.

-Diría más bien intenso, voy a ducharme-ellas asienten.

Cuando salgo ellas aún están esperándome y me ofrecen pizza yo la cojo gustosa.

-Care si no estás bien allí ¿Por qué no lo dejas?- cuando me tragó el trozo de pizza las miro.

-No voy a abandonar, ya es algo personal...-por supuesto que ese ser tan controlador y manipulador e increíblemente sexy no va a poder conmigo, esa voz desafiante y su mirada de no vas a aguantar es que me pone enferma!

-Care no será que ¿te gusta?...-me mira Bonnie, no me esperaba eso.

-Por supuesto que no, como me va a gustar un tipo como el...

-Dices que es sexy-me mira Elena con una sonrisilla.

-Pero eso no tiene nada que ver, él es simplemente agobiante-ya lo que me faltaba yo atraída por ese mujeriego empedernido, claro que no- Bueno cambiando de tema mañana no tenemos trabajo que les parece ir a conocer Nueva York, esta noche-necesito salir y no pensar en el idiota de mi jefe, sus caras están iluminadas.

-Siiiii!-chillan al unísono, nos miramos las tres y no podemos evitar reírnos.

-Vamos a vestirnos para la ocasión y vamos a ir a los mejores clubs-todas nos dirigimos a nuestras habitaciones, después de hora y media estamos abajo esperando a que llegue nuestro taxi.

Cuando llega nos subimos las tres a la parte de atrás y recibo un mensaje.

Hola Care, seguramente estás muy cansada pero los de la empresa vamos a ir al club DD está noche si te apetece pasar por aquí, va a estar muy bien.

Esto viene en el mejor momento cuando no sabiamos a donde ir me envían este mensaje, Elena se dispone a pedir consejo cuando la interrumpo.

-Llévenos al club DD-el hombre me mira por el retrovisor.

-Por supuesto señorita-y enciende el coche, entonces les enseñó el móvil a Elena y Bonnie y asienten.

-Espero que nos presentes chicos guapos señorita Forbes-dice medio en risa Bonnie.

-Por supuesto!- después de una media hora en coche llegamos al gran club, es exactamente lo que necesitábamos algo lujoso, pero sin pasarse enorme con gente joven, muy nuestro ambiente, salimos y Elena le paga al taxista el cual se va. Yo envio un mensaje a mis compañeros de que estoy por aquí a ver si nos vemos y mientras espero por su contestación nos metemos dentro del club.

Entramos y nos dirigimos directas a la barra yo se lo que toman así que pido tres whiskys y pago, les entregó la copa y nos disponemos a brindar.

-Por un gran inicio-ellas asienten y bebemos, antes de terminar nuestras copas el camarero se acerca y nos sirve otra ronda, es realmente atractivo y no le quita el ojo de encima a Elena, ella se acerca por su forma de andar se que le gusta, anda una que ha triunfado.

-Gracias mmh...-se muerde el labio esa es su táctica el se acerca y le dice.

-Me llamo Damon, encanto-pone una sonrisa de pícaro, es un ligón nato se le nota. Elena extiende su mano y él se la coge y la besa, esta un poco pasado pero es tan mono.

-Yo soy Elena-dice tímidamente.

-¿Eres de por aquí?-ella niega con la cabeza-¿Te gustaría que te enseñara la ciudad?-ella sonríe.

-Sería un muy buen guía.

-No lo dudes-se quedan mirando a los ojos por unos instantes, como si mantuvieran una conversación telepática- salgo a las 4 ¿me esperas?

-Me lo pensare-dice Elena pícaramente, el sonríe.

-Te buscare-y se va a atender a otra gente.

-¿Que ha sido eso Elena?- Bonnie alucina.

-Es mono-dice ella avergonzada, realmente si.

-¿Le vas a esperar?-ella asiente, así que hoy seremos 4 de vuelta o más...

Después de una hora me encuentro a mis compañeros de trabajo ellos se acercan me saludan y uno se queda mirando fijamente a Bonnie o no otra que triunfa... Suspiro me acerco a el.

-¿Quieres que te la presente Jeremy?-el me mira con ilusión y asiente.

- Bonnie este es Jeremy compañero de trabajo, Jeremy Bonnie una de mis amigas de infancia-se dan dos besos y ella se muerde el labio los dejo para que conversen mientras sigo hablando con algunos del trabajo, Elena solo echa miradas furtivas a su camarero, el cual no la deja de mirar ni un momento, cuando me doy cuenta Bonnie a desaparecido con Jeremy.

-Care voy a pedir algo de beber ¿Quieres algo?-niego con la cabeza, por supuesto se que es una excusa para hablar con el... Ella se va directa e inicia una conversación con él, a mi aun me queda mi copa de whiskey, desde hace rato noto como si alguien me estuviera mirando, seguro que son paranoias mias, en un momento me empujan y mi copa cae al suelo es un grupo de chicos, el que chocó conmigo se para y me mira avergonzado, esta buenisimo.

-Lo siento...-dice mirándome fijamente, mira a mi alrededor, los chicos de mi trabajo no estaban ya y Elena me acababa de dejar así que estaba completamente sola...

-No pasa nada-y le sonrío, tampoco es el fin del mundo.

-¿Estas sola?-Pregunta incrédulo.

-Mi amiga a ido a la barra a pedir-se me escapa una risita tonta, porque realmente a ido a coquetear, el me mira extrañado.

-¿Que tiene tanta gracia?

-Realmente a ido a coquetear con el camarero-él también se ríe.

-Me dejas invitarte a una copa, para reponer la que te he tirado-asiento y nos dirigimos a la barra, al otro extremo de donde está Elena.

El camarero coqueto se acerca y me mira después mira al chico como si lo conociera.

-Lo de siempre-mi acompañante asiente y me mira.

-Y para ti...

-Whiskey-Damon asiente y nos sirve.

-Me llamo Stefan-me tiende la mano.

-Yo Caroline-el alza su copa yo le sigo y brindamos, después de 4 rondas ya empiezo a notar mucho los efectos del alcohol, nos hemos contado experiencias de la vida y nos hemos reido mucho.

-Bueno señorita y ¿que hace una chica como tu en esta ciudad?

-Trabajar con el mayor tirano de la historia-entonces nos reímos.

-No será para tanto-yo asiento.

-Si, si lo es.

-¿Bailamos?-me tiende su mano, claro que quiero pero primero necesito ir al baño si no me meare en sus zapatos.

-Si, pero primero necesito ir al baño-el me sonríe y me señala una puerta al fondo del local y allí que me dirijo con paso torpe, escuchando su risita.

-Aquí te espero Care-me grita, yo levanto el pulgar como decir okey.

Cuando llegó después de un rato apartando a la gente bailando y algún que otro listo, llego y hay una cola impresionante un buen rato después, alguien esta detras de mi me giró pensando que es Stef y me quedo boquiabierta.

-¿Se lo está pasando bien señorita Forbes?-mi jefe.

-Si...-tartamudeo ¿por qué? El esta wooowh realmente impresionante, con los vaqueros ajustados negros una camiseta blanca y esa chupa de cuero negro, dios mio, como este hombre puede ser tan sexy y a la vez tan insoportable.

-Veo que está muy bien acompañada-no estoy loca por eso sentía como alguien me miraba realmente él lo hacía.

-Si es que me tiró la copa y ya sabe...-¿Por qué le doy explicaciones? A su espalda está la rubia del otro día...una punzada de decepción me recorre el cuerpo-Usted también señor Mikaelson-la miro, ella me mira mal lleva el collar que le compre, bueno que el le compro, el la mira y luego a mi no se en que piensa.

-Realmente no parece la misma he tenido que mirarla dos veces-me sonrojo es el primer cumplido que me dice.

-Usted también está muy bien-esta increíble y no deja de mirarme de arriba a abajo, llevo puesta una falda de tubo por encima de las rodillas negra y una camiseta de tirantes roja y tacones, el deja de mirarme cuando noto una mano sobre mis hombros es Stef... Yo le miro sorprendida y él me guiña un ojo.

-Estabas tardando mucho y me he preocupado-yo asiento.

-Bueno el es Nik, mi jefe y el Stef, un amigo...-realmente no quería decirle a mi jefe que es mi ligue. Se dan la mano y es mi turno para entrar al baño, entro menos mal a los 10 minutos salgo y ahí está esperando Stef, miró a su alrededor buscando lel y lo veo más allá en los asientos VIP besándose con la rubia otra punzada de dolor, de pronto noto como sus ojos me miran y yo me lanzo a la boca de Stef yo también sé jugar a este juego jefe... en un primer momento mi beso con el es suave pero a medida que deja atrás el asombro Stef se vuelve más apasionado, cuando nos separamos miró hacia la zona VIP, mi jefe sigue mirando pero soy incapaz de descifrar su mirada.

-Ha sido muy repentino-me dice jadeando Stef.

-Vamos a mi casa-él asiente y me lo llevo de la mano, me acerco donde está Elena y le informó, ella asiente y dice que se queda con Damon y que seguramente se irá con él a casa yo asientó y cojemos un taxi le doy mi dirección, subimos al piso casi corriendo, hay ruido dentro Boney está aquí, entramos silenciosamente, dejo mis llaves y nos vamos al cuarto.

-Eres muy lanzada-lo miró con una sonrisita.

-Tu también-él se me abalanza y me empotra contra la pared yo pongo mis piernas alrededor de su cintura, él no para de besarme yo le agarró por el pelo, el tiene sus manos en mi trasero y me aprieta, en ese momento viene a mi mente el beso de mi jefe y la rubia y su cara de reto, me bajo y empujó a Stef contra la cama y me subo encima, abro el primer cajón de mi mesita de noche y cojo un preservativo, él se quita la camiseta y los pantalones, mientras se acerca a mi y me baja la cremallera de la falda y tira de mi camiseta hacia arriba, después el sujetador y yo le quito sus boxers él hace lo mismo con mis bragas se coloca el preservativo y lo tumbo en la cama me siento encima de él y lo hacemos una y otra vez, hasta que ninguno de los dos puede más, nos encontramos tumbados en la cama yo con mi cabeza encima de su pecho y el mirando al techo.

-Ha sido increíble ¿no crees?-yo asiento, me levanto con las fuerzas que me quedan y me pongo su camiseta y mis bragas voy directa al baño cuando salgo está Jeremy con una sábana enroscada a su cadera él mira corriendo al suelo y se pone rojo.

-Hola Care-yo hago lo mismo intentando estirar más la camiseta que me deja al descubierto medio culo...

-Hola Jeremy-me precipito en la habitación.

-¿Que te pasa?-pregunta divertido Stef.

-Mi compañero de trabajo me acaba de ver en bragas y se tira a mi compañera de piso...-el estalla en una gran carcajada.

-Ven-me acerco a el y me estira a su lado me da un beso-debería irme-entonces se levanta y se empieza a vestir. Esta con el torso descubierto porque yo tengo su camiseta y me mira juguetón. Me la quito se la pone y yo me pongo mi bata, le acompañó a la puerta-espero verte pronto-me da un beso y baja por las escaleras.

Voy a mi cuarto me pongo el pijama y me duermo, solo puedo pensar en los ojos de mi jefe mirándome, menos mal que mañana no tengo que verle...

Al día siguiente aparece Elena casi a la hora de comer.

-¿Que tal te fue la noche?-pregunta Bonnie, estamos todas recien levantadas, ella nos mira con emoción.

-Muy bien, voy a la ducha y os cuento-en poco tiempo aparece vestida en el salon, bastante arreglada, ella ve nuestras caras de asombro-he quedado con él para comer. És increíble ayer me trato genial y fué estupendo.

Solo dice cosas bonitas de el...

-Nos alegramos mucho-dice Bonnie-así que al final el camarero de ojos azules va a enseñarte Nueva York-ella asiente entusiasmada, mira su muñeca y se precipita a la entrada.

-Tengo que irme chicas nos vemos esta noche, pasarlo bien.

-Adiós-decimos a la vez Bonnie y yo.

-Cuentame ¿Quien era ese chico tan mono?-me dice Bonnie.

-Lo conocí anoche se llama Stef...

-Pareces preocupada

-Realmente ayer ví a mi jefe...- Bonnie abre la boca con gran sorpresa.

-Y ¿que paso?

-Nada...

-Cuéntamelo-me mira con el ceño fruncido, a ella no puedo engañarle...

-Me vio con Stef y el iba con la rubia y los vi besarse...

-Care no me digas que te enrollaste con el chico por darle celos a tu jefe-está atónita-no decias que no te gustaba!

-Y no me gusta...-¿o si?estoy confundida.

-Care me parece que si y tienes un gran problema-cambiamos el tema y el día pasa rápido sin hacer nada y yo pensando que mañana es el lunes y tendré que ver a mi jefe...