-Capitulo 1- AUNQUE ME ODIES

.

.

.

El horizonte, las noches frías y la eterna madrugada, era lo único que le agradaba de su vida después del accidente. Como cuna de sueños, su habitación refugiaba sus pensamientos, era su cofre del tesoro donde escondía sus más valiosos objetos y lo cerraba con llave para que nadie, más que él, pudiera abrirlo; su caja fuerte sellada con una coraza de miedo, ira, dolor, esa que se fue formando después de haber conseguido que la persona a la que mas amaba le odiase. Ella quien por tanto tiempo le cuido cuando las batallas con Blakk habrían terminado en desastre y solo dejaban fuertes golpes, grandes moretones y en todo caso profundas herida que aun después de haber sanado dejarían el recuerdo tan humillante de su derrota. Ella quien sin importar que nunca se daba por vencida. Ella…Trixie…

Pensar en ella le rompía el corazón, solo imaginarse cuan loco debes volverte como para hacer que alguien como ella sencilla, paciente, sensata y racional, llegue a los extremos de odiarte y tú aun sin entender el porqué, ajeno a las razones de su enojo, sabiendo que todo comenzó desde aquel accidente pero sin siquiera saber la causa exacta.

-El accidente…- sus suspiros eran dolorosos.

Aquella batalla con Blakk que casi termina en desastre, esa en donde por poco pierde la vida, por haber saltado a aquel abismo persiguiéndolo solo para preguntarle sobre su padre, a quien desde hace tiempo no veía y sentía en su interior que jamás lo haría otra vez; aun recordaba los gritos de Trixi rogándole que no lo siguiera, estaba preocupada y se le notaba en la voz, sus gritos eran desesperados estaba preocupada por el por lo que podría pasarle, hasta lagrimas brotaban de sus dulces ojos, con miedo plasmado en la gota derramada. Preocupación, pero ¿Por qué se preocupa tanto por él? ¿Acaso ella siente algo por él?

-No…- sacudió su cabeza y con sus manos desarreglo su cabello.- Trixie no puede estar enamorada de mi, ella solo se preocupa porque soy su amigo, nada mas- se reprocho mentalmente.

De repente por su mente recorrió la triste imagen de ella llorando. Sus lagrimas eran como un puñal clavado en su estomago, era triste porque aunque para ella él era solo un amigo, él sentía algo más profundo por ella, y sus lagrimas le atormentaban, pues sabía que era su culpa que llorara. Su subconsciente decía, "la lastimaste", Y mentalmente se reprochaba diciéndose en si "soy un cobarde, la he lastimado". Estaba a punto de echarse a la larga, no quería salir de su habitación pues sabía que afuera solo iba a encontrar largos reproches y la expresión enojada e indiferente de Trixie.

-Tengo que hablar con ella, Burpy.

Con una pequeña caricia su babosa infierno le respondió. Esta llevaba tiempo observando al peli azul, podía sentir su dolor y enojo hacia sí mismo, además podía escucharlo pronuncias palabras en pequeños susurros de reproche personal, que se escapaban de su boca, como el viento en la playa y la arena de mar entre sus manos, suaves expresiones huecas llenas de dolor inexplicable, un sentido alterno a lo que podía entender o percibir. Burpy solo se limitaba a escuchar intentando encontrarle sentido a sus lamentos por medio de sus involuntarios suspiros y dolorosos susurros.

-Tengo que hablar con ella, no soporto tenerla lejos, distanciada de mí,…ahh, si tan solo supiera que la amo.- dio un suspiro ahogado.

-Si tan solo supiera porque esta tan enojada conmigo.

Burpy salto a su pierna para hablarle pero al instante un toque en la puerta le interrumpió.

Eli se puso de pie y camino hacia la entrada, con lentitud y un desanimo notorio en su rostro abrió la puerta.

-Oh…hola Kord.

-Esperabas que fuera ella, ¿cierto?

-¿Qué?, no…ehh bueno…si.- inclinó la cabeza.- ¿aun está molesta?

-Averígualo tú mismo.- se giro u poco para dejar ver a Trixie saliendo de su habitación.

-¡Trix..!.- la llamo.

Ella solo se limito a voltear para ver quien la llamaba; al instante su mirada choco con la de el peli azul, quien esbozo una sonrisa al detallar sus ojos. El esperaba que ella le correspondiera de igual manera, pero no fue así.

La mirada de Trixie cambio a una enojada, antes parecía tranquila, pero cuando lo vio expresión cambio, frunció el ceño y la fingida sonrisa que llevaba se borro por completo de su rostro.

Inmediatamente el chico sintió su cambio de humor, entonces desistió de mencionar palabra y ella simplemente se giro y siguió si camino hasta la sala.

-Lo siento amigo.- dijo el Troll con tristeza ajena.- ¿Sabes porque está enojada?

-Quemas quisiera yo que saberlo, pero lo peor es que no quiere hablarme y no puedo preguntarle porque se enojaría.

-Te ayudare.

-No, se molestara más.

-Debes intentarlo, pero por ahora vamos a desayunar que Pronto ya termino la comida.

Asiente y se dirigen a la sala.

En la sala…

Trixie estaba sentada en la computadora evitando salir corriendo del refugio, estaba llorando. En eso, Pronto que terminado de poner la mesa se acerco a ella a decirle que ya todo estaba listo y que podría ir a comer.

-Trixie la comida ya esta…- se interrumpió a sí mismo cuando noto que ella estaba llorando.- ¿Sucede algo?

-No Pronto estoy bien.- se seco las lagrimas y lo miro.- ¿Qué pasa?

- la como esta lista ven a comer.

-Si ya voy.

Trixie cerró la pagina que estaba viendo en la computadora, se levanto y camino hacia el comedor. En ese momento vienes bajando Eli y Kord por las escaleras, caminaron hasta la mesa donde se encontraban Trixie y Pronto.

El peli azul se acomodo en su asiento al lado de la Sting, no dejaba de mirarla, intento hablarle pero se contuvo al instante para evitar un mal momento.

-Aquí está el desayuno.- añadió Pronto.

Todos se quedaron boquiabiertos del asombro; esta vez, Pronto había cocinado comida acta para humanos, (y Trolls).

-Uau, esto se ve delicioso.- dijo Trixie.

-¿Te ha pasado algo Pronto?- Pregunto Eli.- Tú nunca cocinas una delicia como esta.

Con cara de ofendido Pronto respondió.

-Pronto siempre cocina bien, es solo que ustedes no saben apreciar un buen banquete cuando lo tiene enfrente.

-Jajaja si como no.- se burlo el Troll.- y ¿Qué comerás y tú?

-Algo verdaderamente delicioso, sopa de escarabajos y larvas de guano.

-Que asqueroso.- susurro el chico al Troll.

-Estoy de acuerdo.

-¿Qué tanto murmuran chicos?

-¡Nada!- dijeron al unisono con exaltación.

Después de eso comieron, los Eli y Kord devoraron todo a su paso mientras que Trixie, aunque había aludido la comida de Pronto en un principio, no comió mucho solo revolvió todo con su tenedor; cansada, se piso de pie y se alejo de la mesa. Eli noto que no había si quiera había probado la comida, entonces rápidamente se levanto y le dijo.

-Trix no has comido nada ¿te sucede algo?

-No tengo hambre.- dijo sin mirarlo.

-Tienes que comer, no puedes quedarte así.

-Déjame en paz.- su voz sonaba cansada y enojada.

-Podría pasarte algo.

-¡No te metas en mi vida, lo que pase conmigo en cosa mía!

Su grito sobresalto a Kord y a Pronto quienes junto con las babosas, se alejaron un poco para que los dos jóvenes hablaran sin incomodidad.

Pero sus gritos evidenciaban el hecho de que nada estaba bien y que la calma se había esfumado. Ahora Trixie estaba muy enojada, la insistencia de Eli la había sacado de casillas.

-Soy tu amigo y lo que a ti te pase es problema mío también, por eso quiero saber qué te pasa ¿Por qué estas tan molesta conmigo?

Trixie contenía su furia, no quería hablar porque sabía que explotaría. Ella solo le daba la espalda y en silencio pequeñas lágrimas resbalaban por su rostro, producto del profundo dolor que sentía. Pero Eli no se daría por vencido, así que insistió.

-Me importas y no quiero verte enojada.

-¿Desde cuándo te importo?- le interrogo con suavidad y calma.

-Desde que te conocí te convertiste en parte importante de mi vida… es que yo.

-Eres un mentiroso,- se dio vuelta y lo miro de frente.- si fuera tan importante para ti no me hicieras…

-¡¿no te hiciera qué?!- la paciencia de Eli se había agotado hasta el punto en que comenzó a gritar también.

-¡No me hicieras sufrir tanto, eres un idiota!

-¡si supiera lo que hice trataría de remediarlo!

-¡Tu perfectamente sabes lo que hiciste!

-¡no no lo sé! Eres tan testaruda, odiosa y además te haces la rogada, ¡crees que puedo leer tu mente como para saber lo que piensas!

-¿Rogada yo?, tu eres un imbécil, ¡estaría mejor si nunca te hubiera conocido!, debí haber lo sabido desde un principio, como puedes ser hijo de Will Shane el era un gran hombre una gran persona, pero tú, eres un idiota, lastimas a los demás y ni si quiera te importa. Debí haberme alejado cuando te vi, nunca debí haberte salvado de aquel bandido. ¡Solo piensas en ti, nada más que en ti! Unirme a esta banda fue la peor decisión que he tomado en mi vida.

-¿Eso es lo que crees? Entonces ¡vete!, tienes el camino libre para irte, nada puede detenerte.- Eli reacciono con tanta agresividad, que Kord y Pronto se asustaron. Pensaron que cometería una locura y aunque no fue así, sus palabras lograron herir a la pelirroja quien se giro y volvió a darle la espalda.

-¿Sabes? antes tenía una razón para quedarme, pero ahora ya no tengo nada.

Después de eso salió corriendo del refugio sumida en un llanto incontrolable.

-¡Eres un idiota!- se aproximo Kord a decirle con reproche y enojo.- ¿No te das cuenta de las cosas?

-Exactamente de qué debo darme cuenta, ehh ¿Qué me odia?

-¿odiarte? Ella solo se preocupa por ti, ¡¿no lo entiendes?!

-Ella no se preocupa más que por sí misma, es una chica superficial y engañosa.

-Joven Eli.- intervino Pronto.- esa no es forma de tratar a una chica, sabemos que estas confundido pero nunca debiste tratarla así. Si tan solo entendieras sus razones…

-¿Qué razones? Ella no tiene ninguna.

-¡Claro que las tiene! Trixie tiene miedo de perderte, cada vez que estamos en una misión no te quita los ojos de encima y siempre se desespera cuando luchas contra Blakk por qué cree que te lastimara.

-Entonces no confía en mí.- dijo con frialdad.

-¿No confía en ti? Te ama que es diferente y tenía la leve esperanza de que tú la quisieras también, pero después de la misión de ayer y de la bestialidad que le dijiste debe estar muy lastimada.

-Aun no entiendo nada.

-¿eres idiota o qué? Se preocupa por ti, pero al parecer hay que recordarte las cosas de nuevo.

Flashback

-Que vamos a hacer Eli son demasiados.- dijo Trixie a su líder.

-Tengo que detener a Blakk necesito que me explique qué hiso con mi padre, ¡cúbranme!- ordeno para después salir corriendo tras Blakk, quien cuando se percato de los movimientos del Shane, emprendió camino hacia una abismo atrayendo al chico hacia una trampa.

-¡Eli, no espera…no lo hagas!- Trixie lo llamaba a gritos, pero a él no pareció importarle solo siguió corriendo hasta alcanzarlo. Cuando estaban al filo del abismo, se lanzo sobre el haciendo que los dos cayeran dentro del mismo.

-¡Eli!

-¡Amigo!- grito Kord

Varios minutos pasaron sin tener señal de Eli. Después de un rato largo de espera, se avisto una babosa jabonosa transformada de la cual Eli se sujetaba, cuando toco suelo todos se aproximaron hacia él y lo abrazaron, excepto Trixie.

-¡Estás loco en verdad!- le abrazo Kord.

-Eso fue impresionante.- agrego Pronto.

-Gracias chicos.- dijo y luego, dirigió su vista hacia Trixie y le sonrió, pero ella solo se giro y camino en sentido contrario al de él.

Fin Flashback

-Ella solo quería que e detuvieras pero no lo hiciste, solo continuaste como si no te importara, por eso se molesto.

Eli se sintió abrumado por los reproches de sus dos amigos, ellos tenían razón era un imbécil y la había lastimado, ella estaba preocupada y él solo la ignoro.

Al instante pensó en Trixie, ella salió muy alterada y enojada, podría pasarle algo malo o podría cometer una locura. Sus pensamientos le rebotaban en el cerebro como pelotas de goma. Rápidamente salió corriendo del refugio seguido por Kord y Pronto, quienes lo detuvieron al notar que estaba muy alterado.

-¿A dónde vas?- Pregunto Pronto.

-Tengo que encontrarla podría estar en peligro.

-Espéranos iremos contigo.

Eli asintió y rápidamente el Troll y el Topoide se alistaron y junto con su arsenal de babosas partieron a buscar a Trixie.

Con Trixie…

Ella estaba muy triste, su corazón se había convertido en nada más que migajas. Ya nada le importaba. Se acomodo en un hongo, sentada en la base y recostada en el mismo comenzó a llorar.

-idiota Eli…, pero ¿Dónde estoy?- se pregunto a sí misma, pues había corrido tanto que no se fijo por donde se metía. Se puso de pie y comenzó a observar sus alrededores esperando encontrar algo que la ayudara a ubicarse, pero no encontró nada; de repente el movimiento de unos arbustos la altero.

-¿Quién anda ahí?

-vaya, vaya, vaya, si es Trixie Sting.

La pelirroja se giro hacia la persona que le hablaba y le apunto con su lanzadora.

-Déjame en paz Twist.

-¿Qué haces aquí tan sola?

-Nada que te importe.

-ja…te haces la dura.- Twist comenzó a acercársele con cautela, Trixie comenzó a alejarse dando pequeños pasos hacia atrás, pero de repente choco con una roca quedando acorralada por Twist.

-No tienes escapatoria.

-¿Qué quieres Twist?

-A ti preciosa.

El rubio tomo a Trixie de los brazos sujetándola con fuerza manteniéndola inmóvil, después acerco sus labios a los de Trixie, provocando un fuerte sonrojo en ella.

-¿Porque te sonrojas?

-Déjame…

-Oh no, Blakk te necesita y yo me encargare de llevarte con él, pero antes…

Twist se aproximo mucho más a los labios de Trixie. Ella se resistía y trataba de liberarse de su agarre pero le era imposible, de repente.

-¡Suéltala Twist!

-Pero si es Eli Shane.

-Déjala en paz, tu problema no es con ella…es conmigo.

-Vete Eli... ¡que te vayas!- grito Trixie con enojo.

-Nunca me iré sin ti, te necesito.

-Pues yo a ti no, nunca lo hice y no lo hare ahora, puedo cuidarme sola.

-Puedes cuidarte sola, ¡estaba a punto de besarte!

-Preferiría que él me besara a…tener que soportarte a ti todo el tiempo.

Rápidamente tapo su boca con una de sus manos sin creer lo que había dicho Todos pusieron los ojos como platos, acaso ¿Trixie quería besarlo?

-jajaja…la Sting tiene carácter, eso me gusta y a Blakk le gustara mucho mas.

Después de eso Twist tomo a Trixie de las muñecas con fuerza y la acerco a si mismo sujetándola despaldas a él.

-Despídete de tu novia Eli Shane.

En eso desaparecen en una nube de humo roja creada por Loki la babosa versátil del rubio.

-¡Trixie!

-Amigo ¿estás bien?

-Sí pero Trixie…, Twist se la llevo.

-¿Qué querrá él con ella?

-no, él no…Blakk, él la quiere y nosotros vamos a averiguar porque y para qué.- dijo con frialdad, una actitud que tanto Kord como Pronto notaron.

-¿Eli te pasa algo?- pregunto Pronto.

-No, ¿porque?

-Por nada.- dijo mirando al Troll de reojo.

-¿Vamos a rescatarla?

-Claro que sí, pero primero reagrupémonos. Estoy agotado.

El Troll y el Topoide se quedaron boquiabiertos, por la reacción de Eli frente a la captura de Trixie parecía no importarle, y se les hacia raro porque ellos sabían que Eli estaba enamorado de ella; Pero no se quedarían con esa y tarde o temprano tendría que explicar que fue lo que paso.

Continuara…

Lamento no haber actualizado AMOR BELICO, es que estoy falta de inspiración, pero espero que esta historia les guste… pongas Reviews Porfa…