(Prologo)

El sol estaba en su punto máximo, todos los animales ya estaban ocultos en sus madrigueras y nidos bien escondidos en los arbustos…Salvo por un pequeño gato negro que caminaba tranquilamente por un sendero rocoso, al parecer no llevaba noción del tiempo y no tenía la más mínima preocupación de los peligros que acecharían a esas horas.

-POV Gato?-

Tssk, no sé porque me molesto en salir de esta casa, soy un gato! Los humanos fueron creador para mantenerme a mí! No puedo vivir por mi cuenta! Pero tengo mucha hambre y hace días que no me doy el gusto de cazar…Cierto? Pero desgraciadamente a estas horas no hay una maldita alma en este estúpido bosque, solamente rocas, rosas y…Hey! Que es eso?

-Capitulo 1-

-Todo listo Cu-cu?- Le pregunto un gato negro a un cuervo sentado en frente de una enorme cazuela.

-Todo listo…Estas seguro de lo que haces?- Le contesto el cuervo sosteniendo un mechero con sus pequeñas patas.

-Muy seguro, definitivamente esto debe funcionar, eso dice el libro! Mira aquí- Le dijo pasándole un libro viejo y polvoriento que se leía con dificultad ''Hechizos para principiantes''

-Eh? Donde hallaste eso?

-Um...Por ahí…Las preguntas aquí las hare yo, bien?

-Está bien- Le dijo el cuervo

-Genial, entonces necesitaremos una gota de sangre humana, una cola de lombriz, una botella vacía y patas de murciélago-

-Pa-patas de murciélago?-

-Las preguntas aquí las hago yo!-

-Lo siento, lo siento..-

-Oh, vaya, no encuentro una botella vacía en ninguna parte- Dijo el gato- Podrías conseguirme una?-

-Supongo que podría- Le contesto el cuervo –Pero antes debes decirme exactamente para que necesitas hacer este hechizo.-

-Cu-cu, no me hagas este trabajo más difícil, si me traes lo que te pido prometo explicarte todo con cuidado para que lo necesito.-

-Hecho.- Le contesto el cuervo, y salió revoloteando rápidamente por la ventana.

*Minutos después*

-Bueno a ver…Patas de murciélago? Listo, una cola de lombriz? Listo. Ahora me faltaría la gota de sangre humana.-

El pequeño felino dio una vuelta por toda la casa revisando cajones, armarios y pequeños rincones donde podría estar la sangre humana no encontró rastro en ninguna parte, pero tenía un plan.

-Si me pincho una pata quizás pueda engañar al hechizo y lograr que funcione, cierto?- Se dijo a sí mismo-

Acto seguido tomo la aguja de un costurero y acaricio suave pero firmemente la punta sobre su pata, dejando caer su sangre sobre la caldera oxidada.

-Parece que esto ya está- Dijo envolviéndose con cinta adhesiva y tela para parar el flujo de sangre.- No durara más que 3 días viva, pero no creo que necesitemos más de eso cierto? Donde estará este cuervo con la botella!

Por un agujero de la pared entro el ave, sujetando una botella de vidrio con sus garras.

-Te demoraste demasiado, inútil cuervo! Pero al parecer traes lo que te encomendé.-

-Pues…Si, lo traigo aquí, toma- Le contesto –A las afueras del bosque me llamo la atención lo que podría ser un…Un gran manchón de sangre, sabes lo que paso?

Hubo un silencio que casi pareció eterno.

-Demonios- Se dijo el gato en mente –Si se me hubiese ocurrido antes no tendría que haberme molestado en agujerear mi pata! De todos modos este indefenso aprendiz de brujo necesita una explicación, no?-

-Hey, me escuchaste? Sabes lo que paso allí afuera?- Le pregunto impaciente al gato

-Bueno querido asistente, parece que la curiosidad mato al gato- Le dijo riéndose –Es por eso que te pedí que me ayudaras a completar este hechizo, échale un ojo a esta página- Le paso un libro al cuervo que decía:

-''Hechizos para principiantes''-

Página 305

Sección pócimas

''Hechizo para regresar a la vida''

Mezclar en una caldera una cola de lombriz, patas de murciélago y una gota de sangre humana, calentar hasta su hervor y colocar en una botella de vidrio. Esta pócima devolverá la vida a cualquier ser vivo

-Volver a la vida? –Pregunto el cuervo

-Asi es, pero no solo eso, fíjate en la próxima página.-

-''Hechizos para principiantes''-

Página 306

Sección pócimas

''Hechizo para devolver partes del cuerpo a su estado original''

Mezclar en una caldera plumas de avestruz, verrugas de rana y ojos de sapo, calentar hasta su hervor y servirlo en un pulverizador. Este hechizo devolverá partes del cuerpo a su estado original sin importar en donde estas se encuentren.

-No lo entiendo, tu estas vivo y tienes todas as partes del cuerpo sanas y enteras, para que querrías hacer estas pócimas?-

-Muy simple querido Cu-cu, sígueme y veras.-

El gato tomo las dos pociones y guiando al cuervo subió al último piso de la casa, donde se detuvieron frente a una puerta roja

-Hemos llegado- Dijo el felino

-Que haremos ahora?- Le pregunto el ave

-Demonios, algún día dejaras de preguntar? Escucha, hagas lo que hagas, no te espantes ni grites al mostrarte lo que hay detrás de esta puerta, bien?-

-Ya me estas asustando! Entremos de una vez!-

El pequeño minino abrió la puerta, era un cuarto oscuro con una camilla en el medio, con una figura cubierta por una manta blanca.

-Hace unos días– Dijo el gato –Encontré esto en las afueras del bosque sin vida, sin extremidades inferiores ni ojos e hice estas pócimas para que pueda volver a su estado original.-

Acto seguido tomo con su boca la manta y la arrojo lejos, dejando al descubierto el cuerpo de una niña sin expresión en el rostro, tenía un gran moño rojo en la cabeza y, como había dicho anteriormente el gato, carecía de piernas.

El cuervo ahogo en su garganta un grito

-Que….Que has…-

-Vamos, pronto, pásame la pócima que no quiero que se eche a perder el cuerpo.-

El ave trago saliva y le alcanzo la poción que recuperaba partes del cuerpo perdidas.

-Esto será muy divertido!– Y sin dudarlo dos veces volcó el líquido sobre los dos huecos donde deberían estar los ojos, quienes no demoraron un minuto en aparecer de nuevo.

-Aleluya, lo lograste!- Dijo el cuervo Pero aún le faltan las piernas.-

-Trabajo en eso, ten paciencia.-

El gato se posó sobre la barriga de la niña y con la boca dejo caer el resto de la pócima sobre la cavidad vacía quien se regenero automáticamente.

-Hurra! Funciono!- Le dijo el ave

-No festejes tan deprisa querido Cu-cu, esta niña aún está muerta-

El felino tomo la botella de la mezcla para volver a la vida y la pulverizo por todo el largo del cuerpo de la joven, el gato y el cuervo retrocedieron perplejos para ver lo que lograron.

La niña comenzó a respirar y en seguida abrió los dos ojos, asustada estaba a punto de dar un fuerte grito cuando los dos animales le taparon la boca.

-Tranquilízate, sabemos que estas confundida- Dijo el gato –Déjanos explicart…-

-Huaaaaa! Dónde estoy? Que hago aquí!?- Grito asustada la niña

El felino dio un paso al frente

-Ven, te mostrare la casa.-

-Un minuto- Dijo la joven–Yo te conozco…Eres el gato que me trajo hasta aquí!-

-Uh? No te conozco, y estoy seguro de que tampoco me conoces.-

-No…No entiendes, me llamo Viola y…Y mi cuerpo…-

-Si así es, te devolvimos los ojos y las piernas, no hace falta agradecer cierto?- Dijo en tono sarcástico el gato-

-No, este no es mi cuerpo, ella me lo ha…Me lo ha robado.-

-Espera…Tu eres la ingenua niña de trenzas rubias que hace unas semanas vino aquí?-

-No soy ingenua! Y asi es, la bruja que vivía en esta casa ha intercambiado cuerpos conmigo y engaño a mi padre para que me matara!-

-Oh, eso suena muy raro, hace dias que no vimos a nadie por aquí- Dijo el cuervo

-Pero tu historia suena muy interesante, hay algo en que podamos ayudarte?- Le dijo el gato

-Necesito ir a ver a mi padre!- le contesto la niña levantándose –Quien sabe lo que Ellen le haya hecho?- Dijo con los ojos lagrimeantes.

-Tranquilízate Viola, hare lo que tenga a mi alcance pero no te garantizo que triunfe.- Le contesto animándola el gato

-Vamos allá! Tengo que apresurarm…Auu!- Grito y cayó al piso antes de terminar la frase

-Que sucede?- Le pregunto el felino ayudándole a levantarse

-Este…este cuerpo me duele mucho, tengo que encontrar el mío y rápido.-

-Y en el caso que lo encontremos, como haremos para devolvértelo?- Le pregunto curioso el cuervo

-Esta es la casa de una bruja, si ustedes pudieron volverme a la vida debe de haber un hechizo que intercambie cuerpos, no es así?

-Pero hay un millón de libros aquí dentro- Dijo el gato –Tardaríamos meses en hallar..-

-hechizo para intercambiar cuerpos, tener cuidado con su uso- Dijo Viola hojeando en el primer libro que encontró –No eres bueno buscando, cierto pequeño gato?

-No me digas pequeño!- Contesto enfadado- Al grano, que necesitamos para hacer la poción?-

-Piernas de mantis, ojos de cuervo y…Alas de colibrí? Qué asco!-

-Tenemos todo eso aquí, manos a la obra!-

-Esperen, dijeron ojos de cuervo?- pregunto Cu-cu confundido