Holaa lamento demorarme mucho con este fic. pienso dejarlo incompleto ya que mucha gente lo aprecia :( no se realmente quisiera que hayan mas fans de VK. Ademas estoy haciendo otros fics interesantes. Espero no desanimarme y continuar con este fic que aunque esta algo aburrido por lo menos alguien lo aprecie.

bueno aqui esta el capitulo 3:

disfruten

Capitulo 3: El secreto de una licántropa

Yuuki se mostraba asustada por lo sucedido. Sus ojos mostraban desesperación y melancolía.

-Al parecer cumplirás tu promesa ¿cierto Zero?- respondió ocultando su rostro entre sus cabellos.

-tsk, pensé que eras una amenaza mayor. Por cierto ¿Qué haces rondando por aquí a estas horas? ¿Deberías estar en clases? –argumentó el peli plateado a la castaña sin quitar el arma de su frente.

-Solo quería pasear un momento. No tengo malas intenciones. Tú me conoces bien Zero, no le haría daño a ningún humano- respondió Yuuki decidida y autoritaria.

-Puede que tú y yo nos conozcamos pero aun así tu eres mi presa por siempre- decía fríamente Zero mientras se preparaba para jalar el gatillo. –Me has hecho sufrir y ahora es tu turno-

Yuuki cerró los ojos y esperó el disparo que nunca llego. Volvió a abrirlos para ver que Zero volvía a guardar la pistola en su chaqueta y volteaba. Comenzó a caminar en dirección contraria de la sangre pura pero algo lo detuvo. Un olor a sangre humana.

La joven vampiresa también percibió el olor y se sintió incomoda. Zero, sin pensarlo corrió hacia el balcón y saltó ágilmente para descender y buscar a la persona de quien era esa sangre. Yuuki quería seguirlo pero algo se lo impedía. De repente sintió la presencia de su hermano que se acercaba. Ella no quería volver a sentirse enjaulada así saltó y comenzó a seguir al cazador.

Un vampiro nivel E había sometido a una estudiante de la clase diurna y estaba bebiendo de su sangre. Zero entró a la escena y apuntó al vampiro para que soltara a la chica. Este obedeció y la soltó para darle paso a que él pueda dispararle haciendo que se volviera una gran nube de polvo. Finalmente el joven tomó ente sus brazos a la chica herida y la llevo de vuelta a la academia.

Mientras tanto Yuuki había perdido el rastro de Zero. Una sombra se le cruzo por delante y la hizo caer al piso. Gimió de dolor y levanto la mirada para ver a su atacante. Era una vampira nivel E que amenazaba con morderle el cuello. Trató de defenderse pero fue atacada por detrás por su acompañante, quien la agarro de los brazos dejándola indefensa. Trató de soltarse pero le fue inútil, cada vez que forcejeaba, el vampiro la apretaba con más fuerza y le clavaba sus uñas. No cargaba a Artemis con ella y no sabía cómo usar sus poderes vampíricos aun. El vampiro decidió ahorcarla lentamente. Cuando la vampiresa se disponía a desgarrarle el cuello, una enorme bestia salió de los arbustos y golpeo a la chupasangre. Esta enfurecida salto a su lomo y comenzó a hacerle múltiples heridas haciendo que la bestia de ojos ardientes gruña y gimiera de dolor. Trató de sacársela de su lomo hasta que la aplastó contra un árbol. Cuando estaba en el piso se abalanzó sobre la mujer y comenzó a despedazarla. La sangre cubría el césped y los gritos desahogados de su víctima llenaban el ambiente.

Después de convertirla en polvo, la bestia se dirigió a atacar al vampiro que son tenía a Yuuki y le mostro su dentadura amenazante y ensangrentada. El vampiro soltó a la joven y huyó despavorido. Yuuki tosía para recuperarse y observó a la enorme bestia. Era un gigantesco lobo de denso pelaje negro como la noche y ojos color dorado brillante. Su pelaje tenia manchas de sangre por la batalla anterior. Lentamente se acercó a Yuuki y comenzó a olfatearla. Ella no movía ni un solo músculo y trataba de no entrar en pánico. El lobo, al ver que ella no representaba ningún peligro, dejó de mostrarle sus amenazadores dientes y la observaba detenidamente. Yuuki se mantenía atraída por el hermoso color dorado de sus brillantes orbes que por una fracción de segundo parecían ojos humanos. El lobo aulló de manera melancólica y saltó pasando por encima de la sangre pura. Yuuki quedó paralizada por lo que había presenciado. Simplemente se desmayó.

Zero llegó apresurado al escuchar los ruidos y se sorprendió al encontrar a Yuuki tendida en el piso desmayada. El joven la tomo entre sus brazos y la llevó a la oficina del director donde la esperaba el líder de dormitorios de la clase nocturna, su padre adoptivo y el profesor Yagari.

Yuuki lentamente abrió sus ojos para revelar el rostro de un Kaname preocupado por su hermana y prometida. El sangre pura la rodeó con sus brazos y le preguntó por lo sucedido.

-Yo vi algo que no muchos creerán- dijo Yuuki aun asustada y nerviosa. Todos quedaron asombrados por la reacción de la joven. –En el bosque vi a un lobo del tamaño de un oso que sometió a un vampiro sin problemas- manifestó frente al asombro de todos.

-¿Un lobo del tamaño de un oso? Vaya nunca creí que existiera algo así- cuestionó el director arreglándose los lentes.

-Yuuki será mejor que te calmes y nos digas que fue lo que te atacó- dijo con tono dulce el líder de dormitorios enredando sus dedos en el cabello de la joven.

-No estoy mintiendo Kaname. Zero también lo vio ¿cierto Zero?- preguntó al joven peli plateado que se hallaba contra la pared cruzado de brazos en la parte más oscura de la oficina, sin darle mucha importancia a lo que estaba ocurriendo.

-No lo sé, yo solo oí el estruendo que había y el aullido nada más. Yo no lo vi- justificó Zero con su mirada fría y penetrante.

-¿Lo escuchaste Kiryuu-kun? Entonces eso explica que si es real- concluyó Kaname.

-¿Acaso este supuesto lobo estará acechando la academia?- se preguntó a sí mismo el cazador con parche.

-Creo que este lobo está en la academia. Su identidad es un misterio pero debemos descifrarla rápido ya que no sabremos si representara una amenaza para la academia o no- argumentó el director sentado en su escritorio con sus mano entrelazadas. –Por cierto Kiryuu-kun ¿Dónde se encuentra la otra guardiana, Hikari-chan?

-No lo sé, ha desaparecido desde la tarde no la he visto y parecía haber estado muy irritada- dijo Zero.

-Eso es raro, ella desaparece en la tarde y esta criatura aparece en la noche. Me parece sospechoso- dijo Kaname. –No importa protegeré a mi Yuuki de esa bestia si es necesario-.

Lentamente todos se retiraron de la oficina consternados por el enigma de quien podría ser este misterioso ser o si se trataba de otro misterio de la naturaleza.

Yori-chan se mostraba confundida ya que su nueva amiga no había vuelto de su jornada nocturna. Pensó que algo malo le había ocurrido y salió de su habitación a buscarla. Se puso una blusa, shorts y unas botas. También guardó en su bolsillo una pequeña navaja por si acaso encontraba peligro alguno. Lentamente salió del dormitorio del sol aunque sabía lo peligroso que era para dirigirse a las aulas de la academia. Camino por el oscuro trecho de la academia y se adentró a buscarla. Al abrir la puerta principal, sin querer tropezó con una estudiante de uniforme blanco de la clase nocturna. Yori se disculpó con la joven de cabellos castaños sin darse cuenta de quien se trataba. Levantó la mirada y se encontró con la cálida mirada de su vieja amiga que ahora era una vampiresa. Las dos se fundieron en un abrazo que terminó entre lágrimas. La humana no había visto a su amiga en casi un año y se sentía muy abandonada. Las dos salieron de la academia y fueron hasta un claro del bosque para hablar de lo que les había sucedido sin darse cuenta de que alguien los espiaba.

Una silueta de colmillos afilados se abalanzo sobre las chicas y trató de atacarlas pero Yuuki protegió a su amiga desviando el ataque del vampiro. Ella aún se encontraba débil por su anterior pelea pero debía proteger a toda costa a su mejor amiga. El vampiro volvió a atacar con más fuerza haciendo a la vampiresa retroceder. El vampiro iba a dar su golpe final pero por detrás alguien le clavo tres cuchillas en el vientre que comenzaron a emanar rayos color rojo, símbolo que eran hechas de material anti-vampiros. El vampiro gimió de dolor hasta convertirse en polvo dejando a la vista la silueta de su atacante. Vestía una capucha larga que no permitía dejar ver su rostro.

-¿Quién eres?- preguntó nerviosa Yuuki con sus ojos color carmesí.

-No tienen de que preocuparse. No les haré daño- manifestó la encapuchada.

-Yo conozco esa voz- dijo Yori con una mirada confundida.

La encapuchada rió y lentamente removió su capucha para dejar ver su rostro. Dejo a la luz su bella cabellera negra que se camuflaba con lo oscuro de la noche, sus ojos color ámbar contrastaban con toda su blanca piel. Hikari lucía muy hermosa y seductora. Sin embargo, Yori y Yuuki se mostraban asombradas por algo diferente. En su cabeza yacían dos peludas orejas negras erguidas. Al notar el asombro de las jóvenes, Hikari se sacó totalmente su capa para dejar ver una larga y peluda cola negra que caía hasta sus pantorrillas. Sus ojos comenzaron a brillar y de su boca sobresalía dos puntas afiladas.

-¿Qué tipo de criatura eres?- pregunto Yuuki algo nerviosa

-Soy una licántropa o simplemente loba- agregó orgullosa la pelinegra

-Conque tú eres la loba ¿ah? ¿Tú me salvaste de aquellos vampiros?- volvió a preguntar Yuuki curiosa

-Sip, yo te salvé- contestó burlona al ver que le temblaban las piernas a ambas.

-Entonces será mejor que vengas conmigo a la oficina del director. Ya que quiere charlar contigo- dijo una cuarta voz solo que esta era masculina. Era Zero que había escuchado toda la conversación y visto la escena.

Las tres chicas se mostraron asombradas y comenzaron a seguir al cazador a la oficina del director Cross para responder varias preguntas.

Bueno aqui esta el tercer capitulo espero que lo hayan disfrutado. Por favor dejen reviews.