Capítulo 4: Día 24, Parte 3

KYOKO POV

Moko-san, Chiori-chan y yo llegamos antes de que la fiesta hubiese comenzado, Maria-chan me había dicho que viniéramos antes para poder arreglarnos y tal.

- "¡ONEE-SAMA! Venid por aquí. Os preparé vuestros vestidos, los he elegido yo…"- dijo Maria-chan

- "Gracias Maria-chan. Seguramente serán hermosos."- dije, Moko-san y Chiori asintieron.

Primero se los pusieron ellas dos, cuando salieron de las habitaciones…

- "KYAAA, Moko-san, Chiori-chan. Estáis hermosas. Parecéis ángeles."- dije yo. Moko-san se ruborizó un poco y Chiori susurro algo como "ángeles, ¿quién quiere ser un ángel…?"- "Es mi turno, aunque el vestido es muy bonito… No sé si me quedará tan bien como a vosotras…"-

- ¡MO! ¡¿Cuántas veces te he dicho que no te desprecies así?! ¡Te he dicho que eres muy bonita tú también! Eh, ¡No son tus personajes! ¿Cuándo lo entenderás de una vez? Ese idiota mintió diciendo eso, o es que es tan ciego que no te vio bien. Nunca te apreció por lo que eras… ¡HERMOSA!- Chiori asintió repetidamente-

- … ¿De verdad?- les pregunte, - Moko-san asintió un poco tímida y Chiori-chan lo hizo repetidamente otra vez- Gracias, chicas. Sois las mejores. ¡Mis mejores AMIGAS! Bueno, pues, me voy a cambiar… ¿Me esperáis aquí, verdad?- "Sí…" (Aquí Kyoko ya empieza a ver que Sho nunca la supo apreciar, y empieza a tener un poco de confianza en sí misma, aunque todavía no del todo, si no, no sería Kyoko y mi historia no llegaría a ningún lugar… xD)

Entré a la habitación, me lo puse y me quedé embelesada mirando el espejo. "¿Esa soy yo? No puede ser…". Salí de la habitación y escuché como se les fue el aliento a todas ellas, Moko-san, Chiori-chan y Maria-chan.

- "Onee-sama. Eres una diosa. Eres una… No me salen palabras… ¡Estás radiante!" – Chiori-chan asintió y Moko-san añadió con una sonrisa de oreja a oreja - "Te lo dije"-

KANAE POV

Le dijimos que bajaríamos nosotras primero, que bajara dentro de poco. Quería ver si esos tres ya habían llegado.

Vi que ese idiota (Sho), estaba con su manager hablando de trabajo. El stalker (Reino) estaba con su banda. Y, Tsuruga, estaba con su manager hablando con un director.

Me acerqué a Tsuruga y le dije como un susurro "Kyoko viene. Si no la proteges de esos dos idiotas, lo haré yo misma. Ah. Y, asegúrate de no hacer un espectáculo… " Me fui riendo. Me acerqué a Sho, y le dije con odio "Tú te la perdiste, nunca dejaré que le vuelvas a hacer daño. Lo prometo, si lo haces, me aseguraré que tengas un ticket para el infierno…" Me fui dedicándole una mirada de odio más puro que pudo hacer. Y, finalmente, me acerqué a ese stalker loco… o Beagle, como le decía Kyoko… "Si le vuelves a hacer daño, en vez de llamarte Reino… tus amigos tendrán que llamarte Reina-chan. ¿Lo entiendes? Te haré mujer, bastardo."

Y, finalmente, me fui con Chiori, que me estaba mirando con una cara de satisfacción.

- "Kanae, si no lo hubieras hecho tú, lo habría hecho yo." – La miré y tenía la cara más terrorífica que hubiera podido ver en ella.

- "Si le hacen daño, lo haremos las dos juntas"- Respondí con la cara más sádica que pude dar.

- "jajajajaja"-

REN POV (en cursiva pensamientos Kuon, sin cursiva pensamientos Ren)

Yashiro y yo llegamos a la fiesta cuando apenas comenzaba, igualmente que no sea trabajo se debe ser puntual a todos los lugares. Y más hoy que estaré toda la noche con ella. "Todavía no la veo, bueno, ya bajará cuando esté lista." Empecé a fijarme con todos los invitados, había conocidos del Presidente, directores, maquilladores, guionistas,… En fin, era una fiesta para todos.

Me fijé en un rincón del salón, ahí estaba la banda Vie Ghoul, o como K-Mogami-san decía Beagle. "Jajaja, realmente les queda bien el nombre, Beagle,…". "Ey, Ren…" "Sí, ¿Qué pasa, Kuon?" "Allí está el bastardo que intentó hacer daño a nuestra Kyoko-chan… Déjame salir, quiero darle una pali-" "No termines la palabra Kuon. Debes controlarte. Aunque ahora mismo, yo también quiera hacerlo. No quiero darle problemas a K-Mogami-san." "¿Por qué siempre te corriges y dices Mogami-san? Estás hablando contigo mismo… No pasará nada por llamarla como quieras en tus pensamientos, ¿no crees?"

"Ahí, ahí está ese chico, se ve tan arrogante como siempre." "¿Qué se cree que es? Actúa como si fuera el amo del mundo. No dejaré que te acerques a ella, nunca. Bastardo, ¿me has entendido?" "Kuon, él no te escucha, y no te escuchará a menos de que te deja salir." "Cállate, cobarde. Si yo tuviera el control de este cuerpo, Kyoko-chan ya sería mi novia, incluso, mi esposa. Y nadie se atrevería a quitármela." "Tienes razón, quizás sí que he sido un poco cobarde". "¿Un poco?". "Vale, sí, un poco demasiado. Pero no te preocupes, primero tengo que protegerla durante toda la fiesta. Después tengo que-".

No me había dado cuenta, pero Kotonami-san se me había acercado diciéndome que Kyoko estaría a punto de bajar y que no hiciera un espectáculo. "¿Qué quería decir con eso?" se preguntó. "No lo sé, pero tenemos que estar atentos en la escalera, quiero ser el primero en verla y ayudarla a bajarlas como una princesa…" Respondió Kuon. Miré las escaleras y, después de unos instantes, ella apareció.

"Dios mío, Ren. ¿Has visto lo hermosa que está? ¿Has visto la figura que tiene? ¿Las curvas del cuerpo…?" "¿…La sonrisa de esos labios que deben ser tan dulces como un algodón de azúcar, sus hermosos ojos que parecen una puesta de sol cuando está feliz…?" "También parece oro fundido… ¡Me va a volver loco! Ella es demasiado hermosa y sexy, realmente, demasiado… Ahora mismo, quiero ir a por ella, llevármela de este lugar, encerrarla en mi apartamiento y hacerla mía durante toda la noche, amándola, como nunca he hecho…" "Kuon, por primera vez, te doy la razón con querer encerrarla y lo siguiente. Pero todavía no puedo. Primero tengo que hacer que me ame, después podré hacerla mía tantas veces como yo y ella queramos,…" Por ahora, debo disfrutar de su compañía como un todo un caballero, no quiero espantarla y que huya de mí.

Decidí ir hacía ella antes de que alcanzara las ultimas escaleras. Le tendí la mano y le dije:

- "Princesa, ¿me da su permiso?"- Ella se ruborizó y asintió dulcemente con los ojos mirándome fijamente... "Mi pequeña Kyoko-chan, no permitiré que nadie más pueda hacer y ver que te sonrojes así"

- "Por cierto, no te lo he dicho pero, estás hermosa esta noche, aunque siendo sincero, siempre lo eres."-

- Usted también está muy atractivo, Tsuruga-san. Y siempre lo está…- Ella susurró lo último, pero por suerte la pude escuchar. Esas palabras hicieron que mi corazón diera un brinco. "¿Puede ser que tenga alguna oportunidad con ella?".

SHO POV (Maldita cucaracha : )

Shoko y yo llegamos en la fiesta después de las nueve, claro, como soy una ESTRELLA y dentro de poco me convertiré en el Nº1 DE JAPÓN, tengo que llegar un poco tarde… Ya sabéis, para dar a entender que tenía mucho trabajo pero que hice hueco en mi horario para venir a esta fiesta, no porque me invitó Kyoko, no… que va… Es para conocer a nuevos socios y eso…

Shoko comenzó a saludar a directores de películas, dramas, seguramente para ver si me querían para el OST. Miré disimuladamente alrededor para ver si encontraba alguna chica que quisiera pasar el rato conmigo, no lo admitiré pero la persona que más buscaba y no encontraba, era una actriz en ascenso de LME, con cabello castaño tirando para naranja. No voy a decir su nombre porque tampoco es verdad que la esté buscando, no es como si hubiera venido solamente por ella, tampoco no es como sí me hiciera un poco feliz que me hubiese invitado. (No, que va, que cosas dices Sho-baka)

No la vi a ella, sino a mi rival nº1 –tsss, piensa que llevando ese traje de Armani será más atractivo que yo (Sho-baka todavía piensa que él es mejor que Ren -.- bueno, puede soñar, ¿verdad?)- y al Beagle- puajajajaja, como puede ser que todavía me ríe de eso, aunque me esté riendo por dentro -. Se me acercó una chica… Sólo para amenazarme que si hiciera daño a Kyoko, me haría no sé qué del infierno. La vi irse, y pensé que seguramente estaba loca.

Vi que ese Tsuruga Ren, se detenía y ponía sus ojos, que estaban llenos de amor y aprecio, en las escaleras, alguien debía estar bajando y casi todos los presentes miraban en esa dirección con atención. "No será…" Me giré para ver si lo que pensaba era verdad o no. Me quedé sin palabras, no podía siquiera dejar de mirarla, mi mandíbula seguramente desencajada,…

Y ahí estaba, Kyoko, con un hermoso vestido que acentuaba sus curvas que hasta hace poco pensé que no tenía… No lo negaré, quizás me equivoqué cuando dije que era una mujer aburrida, sin sex-appeal, ahora puedo decir que no es verdad. Ahora me gustaría que estuviéramos solos, así le enseñaría un poco de anatomía humana. Ella parece una diosa en este preciso instante. Mierda, me di cuenta demasiado tarde… No… espera… Todavía no es demasiado tarde. ¡Ja! Es verdad, ella entró en el mundo del espectáculo por mí. Además, quién se puede resistir a mí. ¿A mí? ¡Nadie! Ya pensaré algún plan para hacerla mía otra vez…

No me di cuenta de que cuando estaba pensando todo esto, ese Ren ya se había dirigido hacía Kyoko y ya estaban hablando como si fueran los mejores amigos de toda la vida. Mierda, otra vez, demasiado tarde. Pero, nunca más… (O eso es lo que él quiere pensar,…)

REINO POV (Beagle .)

Llegamos en la fiesta, miré alrededor y sólo pude pensar "La caperucita todavía no ha llegado… A lo mejor sí. ¿Dónde estará?"

Vi como una chica se acercaba a ese idiota, le decía algo y después se fue. Pero, pude ver que se estaba dirigiendo hacía mí. Me amenazó diciendo algo de hacerme una mujer. "Oh, no. Si puedo conseguir a caperucita no me puede faltar esa parte, debe estar intacta… No puedo convertirme en mujer. Claro que no…"

Al cabo de un rato, pude percibir su aura. Aunque no fuera un aura negra ni nada por el estilo, sabía que era ella. Así que, me giré y allí la vi, bajando las escaleras. Tan hermosa como siempre o, en esta ocasión aún más. Una diosa.

Aunque claro, estaría mejor si el vestido fuera negro, con cabello negro y con esa cicatriz en su mejilla. Sí, mi pequeña caperucita, mi Reina de la noche, Reina de los súcubos, Reina de las tinieblas-

-"¡Ey, Reino! ¡Deja de soñar despierto! ¿Tanto te ha impactado ver a tu caperucita así?"- dijo Miroku.

-"Has roto el rumbo de mis pensamientos, Miroku… La haré mía, mi caperucita…"- Lo último lo dijo como un susurro así que nadie le escucho.

Me desperté de mis pensamientos demasiado tarde, cuando fijé mi vista otra vez en Kyoko, el león (no sé si le dice león o lobo) ya estaba con ella, con una mano ayudándola a bajar las ultimas escaleras.


Bueno, como dije, aquí está este capítulo… Espero que os guste. Skip Beat! No me pertenece… aunque ya me gustaría xD

La siguiente parte será la del cumpleaños de Maria-chan y a lo mejor de los intentos de Sho y de Reino de acercarse y hablar con Kyoko,... Lo tendrán fácil, ¿verdad? (Por favor, noten el sarcasmo xD) Ren estará con los ojos bien abiertos jajaja

Por cierto, que nunca lo he dicho y me hace ilusión xD

REVIEW + FAVORITOS please... Así sabré que a alguien le gusta mi fanfic…

Att_ Rose