INSANO

Aquel Insano casino conocido por todos, visitado por pocos, donde la gente más rica viene a desperdiciar el dinero que tiene en estúpidos juegos de azar, este casino mejor conocido como "La Belleza de Amuleto"... Pues un nuevo chico ingresado ha captado la atención de todos en el lugar, belleza, inteligencia, astucia... todo lo bueno en un chiquillo de tan solo 20 años, de grandes ojos esmeraldas y lacios cabellos castaños, quizá lo más valioso que tenga aquel casino echado a perder.

Eren es un chico bastante atractivo, 20 años y conocido por todos en ese casino como el "Amo del engaño", vistiendo unos cortos shorts con unas medias hasta los muslos y botas, camisa larga y chaleco rayado, junto con corbata y una chaqueta de piel.

-Hey Eren, ven por aquí - Gritaba un tipo rubio algo borracho desde una cabina de juego-Eres el amuleto, no te me vayas - Susurró mientras acariciaba lentamente el brazo de Eren...

-Erwin-san, no me utilice como su amuleto de la suerte - Susurró aquel chico mientras se sentaba en la mesa de juego y se cruzaba de piernas

-Oh vamos Erencito, no lo vas a negar - Hipeo un poco el rubio y continuo con la apuesta. -Oh mierda, ahí viene Levi.-

Eren volteo disimuladamente para ver que en efecto, aquel hombre de cabello negro y ceño fruncido venía por la entrada directamente a la cabina donde él se encontraba.

Llevaba haciendo lo mismo durante 3 meses, en los cuales 2 se dedicaron solamente a acoso sexual hacia el castaño

-Bienvenido Leviiii- Gritó el Sr. Erwin, mientras Levi tomaba asiento, Eren se movió a un extremo de la mesa para no estorbar

-No estorbas Eren - Susurró Levi, el castaño asintió pero de igual forma se movió de lugar.

Comenzó una fuerte suma de apuestas por parte de ambos señores, Eren le ayuda en lo que podía a Erwin, logrando obtener 2 victorias pero para desfortuna de ambos, Levi se llevó 4, haciéndolo el ganador definitivo.

-Argh, Levi, otra vez...- El rubio se paró de su asiento y se retiró, Eren iba a seguirlo, pero Levi lo jaló bruscamente de la camisa y cerró la puerta.

-¿Ahora con Smith verdad? - Dijo sentando con rudeza a Eren sobre la mesa

-Eso no le interesa - Susurró Eren con nerviosismo

Levi frunció el ceño y lo besó con fiereza, Eren quería evitarlo, pero por alguna razón tampoco quería dejar de hacerlo.

-Levi-san... - Cortó Eren el beso -

-Oh-

-Hagamos una apuesta - Habló Eren con su maravilloso tono de voz - Si ganas, dejaré que continues con esto

-Heeeee - Levi sonrió - Haciendo una apuesta como esta... debes estar dispuesto a pagar el precio

Eren sonrió levemente con nerviosismo, creía que ya tenía asegurada la victoria.

-Eren - Susurró Levi mientras le acariciaba las piernas - Aún así es demasiado tarde para decir algo como eso... - Se montó

en Eren paseando lentamente su lengua por el blanquecino cuello del chico - Tú no tienes el derecho, ni la fuerza... - Marcó con una fuerte mordida el cuello del chico, el cual solamente gimió de dolor ante la acción - A mí me es suficiente con la obediencia.

Fin.