Hola, al fin pude continuar mi historia. La verdad, me tarde demasiado por mi trabajo, pues tenía que terminar los deberes primero. Muchas gracias por esperarme.

Aquí les traigo el capítulo cuatro.


Capítulo 4: Luz y obscuridad

Después que Claire aceptó la propuesta de Albert Wesker el rival de Chris. No había podido dormir durante una semana entera, ya que, no ha tenido noticias de Wesker desde que, aceptó la propuesta.

Caminaba hacia la ventana para ver si no la observaba como todas las noches, y nada. No había nadie en el edificio de enfrente, se sentía tan… sola.

Su cabeza comenzó a divagar en sus pensamientos y empezó a sentirse preocupada, necesitada…

¿Dónde está? Porque no ha venido a decirme en lo que acepté, ¿rompió su palabra? No lo creo. Wesker no es de las personas que dejan las cosas al aire, mi hermano siempre me platicaba que, sí cumplía su palabra cuando los amenazó de dejarles trabajo en exceso, dicho y hecho, no durmieron en toda la noche.

Claire se estaba desesperando porque no lo veía ¿Qué era lo que realmente sentía? Será compasión o por el lío en el que se metió o realmente lo necesitaba otra vez.

Se rio, por ese pensamiento que había tenido, ella no creía que como era posible que lo necesite después de tanto daño a causado, fingir su muerte, mandar al equipo de S.T.A.R.S aquella mansión, el brote de T-Virus en Raccoon City… Necesitarlo era una palabra muy desesperante y contradictoria para su forma de pensar.

Claire razona él te quiso matar. Él no ama a nadie sino a sí mismo, sí, a él mismo. ¿Cómo me gustaría oler ese perfume que siempre usaba? Y mínimo verlo.

De repente comenzó a oler una fragancia masculina que le ayudaba escapar de la realidad, le hacía sentir sensaciones en sus cinco sentidos, sin embargo, el dueño de ese perfume era alguien no deseado, una persona codiciosa, sádica y sin sentimientos que constante gritaba que era un Dios y que era mejor que todos.

Eso hizo que Claire cerrara el puño, no sabía exactamente él porque se cruzó de nuevo en su camino… sigue la pregunta sin respuesta.

―Se nota desesperada, corazón ―dijo una voz fría como siempre con su tono de voz característica aunque siempre tenía un toque de elegancia y seductora a sus espaldas―. Me extraño, Srita. Redfield.

―" ¿Por qué rayos no me deja en paz?" ―pensó encarando a Wesker, y contestó―: Eso a ti no te importa, Wesker. ¿Qué haces aquí?

Sonrió al notar que ella estaba sonrojada de la cara, siempre notaba todos los detalles de los demás, eso era posible gracias a sus lentes obscuros que ocultaban sus ojos de sus subordinados, recordó cuando estaba presente en las reuniones de la RPD, la Srita. Chambers siempre se ponía nerviosa. Además era tímida e inteligente. Pero inocente, no podía hacer nada más que ser una sonaja delante de Wesker.

Esa Chambers ¿Quién sabe qué sucedió con ella, después de la mansión? La chiquilla tenía un carácter noble. Además que era un poco miedo al principio, pero al ver el valor que tenía al enfrentarse con Marcus me hizo ver lo valiosa que era. Claire, era una persona muy diferente a la novata. Ella tiene un temperamento que puede ocasionar miedo, pero en mí no. Asimismo es muy imprudente. Pero gracias a la pelirroja pude conseguir mi cometido: T-Verónica al llevarme hacía Alexa Ashford. Nunca me imaginé que te encontraría después de aquel incidente… te tengo unos planes para ti muy atractivos…

Wesker se comenzó acercar a Claire, pero notó que ella retrocedía cada paso que daba, él sonrió porque sabía que perfectamente que, la atemorizaba, será porque daba "miedo" o mantenía su distancia para no la pueda matar. Al principio le gustó la respuesta número dos, sin embargo algo lo hacía detenerse...

― ¿Qué vamos hacer? ―preguntó, Claire conteniendo casi el aire.

―Me ayudarás a robar un virus que, tiene tu querido hermano en la BSAA.

―En la BSAA―repitió ella con los ojos como platos―. ¿¡Ro-robar… en el cuartel de mi hermano!?

Él sonrió por la reacción que tuvo cuando le dijo su plan. Claire casi se desmayaba por el pánico. Le daba miedo que Chris pensará lo peor de ella. Además por aliarse con su peor enemigo.

"Creo que ya lo logré", pensó en un instante Albert Wesker. "Logré que se asustará. Mi plan está funcionando".

—Nos vamos ahora —susurró Wesker dándole la espalda a Claire—. Tenemos trabajo.

Ella no se movía estaba estática, así, como lo había previsto el rubio. Le iba afectar, pero a él no le importó ni lo más mínimo con total de ver a su enemigo sufrir ya le daba alegría. En cambio Claire, estaba asustada, su cuerpo comenzó a temblar por el terror que le ocasionaba ver el rostro de decepción de su hermano.

—Ok… sólo con una condición—dijo Claire después de un gran silencio que se había hecho.

— ¿Qué?

Claire miró hacia un lado, algo sentía, pero tenía que hacer algo antes de comenzar todo lo que va hacer. Volteo a mirarlo con los ojos llenos de tristeza.

—No quiero que dañes a mi hermano —miró directamente hacia él.

Eso Wesker lo incomodó mucho. La mirada que tenía la hermana de Chris Redfield no era la misma de hace años en Rockford, en esta nueva mirada se veía la madurez que, había adquirido durante todo ese tiempo que no se habían dicho.

Él lo único que hizo es darse la vuelta para salir de departamento sin antes decir:

—De acuerdo —Salió del lugar dejando la puerta abierta para esperar a Claire.

Suspiró ella y se retiró de su hogar para seguir a Wesker.

Ahora que está en mis manos… nada puedo perder. La chiquilla que ya no lo es, me puede servir para hacer sufrir al idiota de Chris. Quiero ver su cara de decepción y las ganas después de encarcelar a su propia hermana. Además, tendrá la culpa por toda la vida…

—Vamos…

Insistió Wesker. Para él la paciencia no venía en su diccionario. En cambio Claire se quedó viendo hacia el nada. Ahora ella estaba en su poder, sin embargo… siguió a Albert como un perro que sigue a su dueño.


«Era la media noche en el museo de Louvre. Claire, estaba mirando el David, esa estatua la cual era la más visitada del mundo junto a la Monalisa. El David era de cuerpo de un hombre perfecto, además este representaba la perfección. La pelirroja analizaba cada rincón del gran Colosio en forma de ser humano, y sus pensamientos de repente se enfocaron en cierto ex capitán de escuadrón de policía elite.

― ¿Sigues aquí?

Una voz habló detrás de ella que hizo que se desconcentrará, miró hacia un lado

―Sí, señor. Yo tengo que terminar de analizar la estatua para poder darle mantenimiento ―respondió con una sonrisa―. Acaso no me ve ―pensó.

―Será mejor que se retire ―Dio la vuelta, y desapareció.

Es cuando de repente siente esa presencia detrás de ella. Voltea y no ve a nadie detrás suyo de unos ojos mirándola, pero no había nadie. »


Al recordar eso le dio un vuelco en el corazón al recordar eso, sintió como escalofríos hechos por un balde de agua fría. Ya estaba planeado todo, ella era una carnada para atraer a su hermano o quizá no.

Soy una estúpida por haber aceptado…

En cambio Albert Wesker sonreía al ver de reojo a su compañera nueva que se encontraba con él en el auto, se mantenía callada, además, pensativa.

― ¿Qué piensas corazón? ―preguntó. Mientras conducía por la noche por las calles de París, Francia.

―No te incumbe…

―Así, contestas a tu compañero ―respondió con una media sonrisa―. Eres patética, sabes.

Ella no le contestó y eso le molestó bastante. Él no sabe porque se molestó si provoca miedo y le gustaba callar a sus acompañantes, pero ahora era diferente, ya que, Claire Redfield era algo diferente, quería seguir charlando con ella. No entendía que sucedía, y para su punto de vista es algo idiota.

Sin embargo un recuerdo le llenó la cabeza ahora, de cuando iban en la patrulla de la RPD haciendo rondas nocturnas, en esa ocasión, lo acompañó Chris. El hermano de Claire. No le gustaba charlar con ellos porque para él eran: patéticos.

Miró hacia un lado para ver por la ventana, la Torre Eiffel que era enorme, quién fue creada por el arquitecto que se apellida igual en el año 1888 y estaba alumbrada esta noche. "Los franceses siempre presumiendo", pensó.

Cruzaron toda la ciudad para llegar a una base militar que tenían como iniciales BSSA, todo ya estaba apagado sólo había luz en la cabina del guardia que cuida la entrada del estacionamiento de la base.

Claire se sentía nerviosa porque jamás había robado en la base de su hermano, menos en un lugar dónde hablan un idioma diferente. Pero se sentía segura junto a Wesker. Aunque no le agradará demasiado ella se sentía bien.

¡Claire qué diablos te pasa!

No comprendía. Todavía sentía algo por el ex capitán de su hermano o solamente era un capricho de adolescente.

Wesker dio una seña para que se bajara del auto y seguir con lo planeado que era robar un virus de la BSSA. Los dos empezaron a caminar por la obscuridad sin antes de bajarse del auto le entregó un arma para defenderse.

Un recuerdo salvaje le llegó a la mente del rubio de lentes obscuros es cuando volvió a ver a Claire en Rockford.


«Era la Isla Rockford. Wesker caminó hacia la puerta de la mansión Ashford cuando a lo lejos ve una mujer pelirroja que intentaba abrir la puerta. Él al ver ese cabello rojo fuego supo quién era y pensó en divertirse un poco.

Se acercó con lentitud y comenzó hablar:

―Saludos. Tú debes ser la adorable Claire Redfield. La hermana de Chris.

― ¿Quién es usted?

―Digamos, soy el fantasma de tu hermano ―dijo el hombre vestido de negro y lentes obscuros―. Que lo perseguirá por siempre para vengar lo que me hizo en el pasado.

Ella se estremeció al saber quién era entonces su nombre dijo:

―Wesker ―Ella comenzó temblar un poco, porque se supone que había muerto. Él lo había notado, y mantuvo su semblante frío.

―Vaya… sabes mi nombre, señorita… Redfield.

Cómo me gustaría que, Chris estuviera aquí para presenciar la muerte de su hermana menor, pero la dejaré vivir.»


Él seguirá con su plan, ya que, ellos eran como la luz y la obscuridad, sino hay una no está la otra. Ahora el lazo estaba completo, la iba a manipular para convertirla en la enemiga de su propio hermano, y la desgracia caerá ante ellos dos. La destrucción de una familia que ha permanecido unida sólo está a un paso de su perdición, solamente es la cuestión de dar un empujón.


¿Cual será el plan de Wesker?

¿Claire aclará sus dudas sobre lo que siente?

¿me desapareceré 4 meses de nuevo?


Gracias por los reviews y como siempre los voy a responder va:

Vicky: Hello, lo único que te puedo decir es que ya leí cuerpo cautivo. Y no tomaré ideas de ahí, porque no sería original. La verdad, las críticas te ayudan a mejorar y lo estoy haciendo mi ritmo.

FrozenHeart7: Sí, yo le ponía apodos a mis profesores porque me caían mal... al de Informática le decíamos SAMY y al de Matemáticas le decían: Bombon.

Lianemi Banshee: Sí, Claire ya aceptó la propuesta de Wesker de ahí empezarán una aventura que posiblemente se involu... ya dije de más xD