Capítulo 9: "Una pesadilla hecha realidad"

Hola chicos al parecer los deje en suspenso con el cap anterior e.e ese era el propósito xD.
Agradezco a los dos reviews guest que recibí, es bueno saber que hay más personas que leen este humilde fic :,) que orgullosa me siento.
Bueno dejemos el sentimentalismo y vamos a la acción.


Elsa sentía que el alma se le iba a los pies. Soltó un grito de horror al ver lo que el príncipe estaba a punto de hacer. Al ver el horror reflejado en su cara y más el grito que soltó su hermana, la princesa se volteó a ver que causaba esa reacción en la reina.
Anna trataba de huir de la espada, tropezaba con los escombros y se volvía a levantar, caminaba torpemente por el cansancio y el humo que la asfixiaba hasta que un pedazo de madera le cayó encima de las piernas. Desesperada intentaba liberarse sin éxito mientras el príncipe se acercaba cada vez más. La rubia estaba paralizada por el miedo, quería correr hacia Anna, evitar Lo inevitable pero por alguna extraña razón no podía sus piernas no le respondían.
Hans levantó la espada preparado para darle el golpe final a la princesa. Pero ver a los ojos a la chica que estaba a punto de asesinar no ayudaba, ver la tristeza reflejada en esos ojitos aguamarina lo conmovieron, las lágrimas que bajaban y se perdían en su mentón le hicieron reaccionar. No debía de ser el monstruo que ansiaba tanto el trono.
Lentamente bajo la espada y la guardó en su estuche sintiéndose un asco de persona.
-Lo lamento tanto- el pelirrojo ahora se sentía la peor basura del mundo- lo siento por todo el daño que les cause yo solo...solo quería dejar de ser el centro de las burlas de mis hermanos, yo me deje influenciar por ellos y el Duque y no vi las consecuencias de mis actos- el sureño ayudó a la princesa a salir-de verás te pido perdón Anna y a usted reina Elsa sé que no merezco su perdón y lo comprenderé si no...-
-Príncipe Hans creo que nuestra prioridad ahora es salir de aquí con vida-le cortó la reina-
-Son unos tontos ustedes jamás saldrán de aquí-el Duque apareció al final del pasillo-y en cuanto a ti-señalo al pelirrojo-¡sabía que fracasarías! Eres un perdedor tus hermanos no se equivocaban al dejarte de lado. Todos ustedes son unos traidores y pagarán caro por desafiarme-ante la sorpresa de todos el Duque rápidamente sacó la espada del príncipe de su estuche y la enterró en el costado de la joven princesa-
Parecía que el tiempo se había detenido. Sus oídos zumbaban y oía todo como si estuviera muy lejos. No. No podía ser verdad. Se pellizco. El brazo le ardía. Esto no era un sueño, era su pesadilla y estaba apenas comenzando.
Alzó la mirada buscando al culpable de sus desgracias pero el miserable ya había huido. Las lágrimas brotaron de sus ojos. Después de tantos esfuerzos para protegerla y ahora esto.
Lloró con todas sus fuerzas sobre la princesa que en vano intentaba contener la hemorragia.
-Elsa...tienes que salir de aquí-
-¡No te dejaré!-
-Yo soy peso muerto sálvate tú Arendelle necesita a su reina-
-Y también a su princesa-suspiro recordando todo lo que pasó con su hermana recordó la misteriosa carta que recibió en su castillo y como Anna solucionaba sus problemas-el amor descongela-susurro-el amor ¡descongela!-
Se concentró en el frío de afuera la nieve el invierno eterno que los azotaba. Se concentró en traer todo ese frío al castillo.


La gente observaba asombrada el castillo en llamas. Gerda aviso a todos en el castillo y logró evacuarlo a tiempo. Si las personas pensaban que ver el castillo en llamas era inusual pues estaban por sorprenderse.

Hasta los bomberos dejaron de echar agua al castillo y se detuvieron a mirar el espectáculo. La nieve se alzó de la nada, el frío se iba y se concentraba en un solo punto. Un gran copo de nieve gigante estaba encima del castillo y de pronto se precipitó hacia abajo apagando casi inmediatamente el incendio. La nieve al hacer contacto con el fuego se hizo vapor, extinguiendo así las grandes llamas ante los vítores de los pueblerinos.

-Es un milagro-exclamaron algunos-

Pero muchos sabían que tales cosas no existían. Las puertas se abrieron y la silueta de la reina apareció ante la sorpresa de la muchedumbre. Detrás de ella estaba el príncipe de las Islas del Sur cargando a la princesa moribunda lo que causó un gran shock en la gente.
La reina lloraba en silencio y la mayoría de las personas bajaba la cabeza o se persignaban en señal de respeto. Pero de entre la multitud alguien se esforzaba por pasar y llegar con la soberana.
-Con permiso, lo siento, perdón, permiso-la princesa de Corona apareció y dejó salir un grito de horror. Las lágrimas empañaban sus ojos y comenzó a cantar-
Flor que da fulgor,
Con tu brillo fiel,
Vuelve el tiempo atrás,
Volviendo a lo que fue.
Quita enfermedad,
Y el destino cruel,
Trae lo que perdí,
Volviendo a lo que fue.
A lo que fue.
La pelinegra dejó caer sus lágrimas en la herida de la princesa y esta comenzó a brillar ante la sorpresa de la gente.
-Rapunzel-susurró la rubia, había escuchado un rumor lejano de los mágicos poderes curativos de la princesa pero nunca los pudo confirmar hasta ahora-gracias-murmuró antes de que la vista se le nublara y cayera en la inconsciencia-


Podía oír el ruido lejano de personas discutiendo de las cuales una podía reconocer perfectamente.
-¿Pero ella se repondrá?-preguntó Anna-
-Claro alteza, su hermana sólo está agotada ya que no todos salen ilesos de un incendio además recomiendo dejarle más que sea por hoy el oxígeno ya que sus pulmones todavía no se recuperan del todo de inhalar tanto humo y recuerde un ambiente puro y nada de humo nadie puede fumar nada cerca de su hermana por lo menos una semana-dijo la voz del que al parecer era el médico real-
-Gracias doctor así lo haré. ¿Puedo entrar a visitarla?-
-Claro alteza, bueno yo me despido que tenga un buen día y que su hermana se recupere pronto-
-Gracias por todo igualmente-
Las puertas se abrieron y la reina finalmente abrió los ojos.
-Anna ¿Qué sucedió?-hizo un esfuerzo por recordar pero solo recordaba que se desmayó y nada más-
-Tranquila ya arreglé todo, al parecer soy una excelente reina suplente-
-¿Cuánto tiempo estuve dormida?-
-Una semana-
-¿Qué? -
-Descuida ya la mayoría se retiraron a sus reinos, la mayoría tenía una mala impresión de ti pero cuando les conté lo de las cartas y de todo lo que hiciste en el incendio cambiaron de opinión sobre ti y la mayoría te desea una próxima recuperación aunque algunos dijeron que la próxima vez no los invitemos-
-El incendio ¿qué sucedió? Hasta donde yo me acuerdo sólo hubo una víctima que falleció-
-Si, encontramos el cuerpo carbonizado del Duque de Weselton a un pasillo de la salida al parecer trató de escapar pero su suerte fue otra-
-Dios se apiade de su alma lo odiaba pero no le desearía ese destino a nadie. ¿Estamos en el castillo? -
-Elsa ya no hay castillo-
-¿Qué? -
-Caíste era broma verás no sé si recuerdes a los trolls que me cambiaron los recuerdos...-
-¿Cómo lo sabes?-
-El amor descongela. El amor fraternal que nos tenemos era más fuerte que el hechizo del troll así que recupere todos los recuerdos de mi infancia. Recuerdas a Kristoff, él me habló de los trolls y que nos podían ayudar a arreglar el castillo entonces fuimos a verlos y me reconocieron y me dieron unos polvos mágicos que vuelven todo a su estado original, así que nos costó un poco de tiempo pero junto al personal de apoyo pudimos restaurar todo el castillo-
-Qué bien, ¿Qué sucedió con el príncipe Hans?-
-Dice que solicita una audiencia contigo ni bien te recuperes-su rostro se ensombreció un poco-
-¿Qué sucedió con su compromiso?-
-Bueno lo rompimos él y yo concordamos que no era amor de verdad y me dijo que yo era una gran persona pero todo lo que hizo fue para obtener el trono-
-Dile que lo espero mañana en mi oficina al mediodía-
-OK oye pero hay alguien más que te quiere ver-
-¿Quién?-

-Bueno me contó que escapó del Duque para avisarte que corrías peligro jajaja debiste haberlo visto cuando Gerda lo vio casi se desmaya, fue todo un escándalo venía corriendo desde el pueblo y unos guardias lo trajeron porque decía que tenía que hablar contigo. Olaf puedes pasar-grito la princesa y acto seguido la puerta se abrió y apareció el muñeco de nieve-
-¡Elsa!-exclamó Olaf corriendo a abrazar a su creadora-
-Uhm Hola amiguito ¿y tú quién eres?-
-Soy Olaf y adoro los abrazos-
-Es igual al que hicimos de niñas lo recuerdas Elsa-
-Pero ¿Cómo es qué tiene vida?-
-Lo mismo te pregunto a ti-
-Tú me creaste ¿ya no lo recuerdas?-preguntó triste el muñeco-
-Claro que sí amiguito sólo me sorprendo de que aún no conozco del todo mis poderes ¿y Cómo llegaste hasta aquí Olaf?-
-Bueno conocí al Duque y al príncipe Hans junto a muchos soldados en un bosque y ellos querían conocerte entonces me dijeron que si te llevaba con ellos conocería el verano pero cuando llegamos a tu castillo ya no estabas entonces el Duque me pegó, y me maltrató, me quemó...me llevó todo el camino de regreso arrastrándome pero yo me liberé pero los había escuchado hablar de su plan y tenía que impedir que te hagan algo a ti también-
-Oh gracias Olaf fue muy lindo de tu parte hacer eso te lo agradezco tanto espera ¿te estás derritiendo?-
-Si desde hace unos días estoy así pero Anna me está dando hielos para que no me derrita tan pronto-
-Creo que puedo solucionarlo-con un movimiento de la muñeca apareció una nube encima del muñeco de la cual caían pequeños copos de nieve-
-Wow es mi propia nevada personal gracias Elsa-dijo abrazándola-
-De nada amiguito es lo menos que puedo hacer por ti-
-Olaf puedes ir un rato a mostrarle a Kai tu nevada personal-
-Es cierto se lo mostraré a todos adiós-el muñeco se fue y cerró la puerta tras él-
-¿Qué sucede por qué lo echaste?-
-Tienes que contarme muchas cosas jovencita empezando por cual castillo se refería Olaf-
-Está bien pero solo si me traes chocolates antes-
-Tramposa, ya vuelvo sólo porque estás en cama-Elsa sonrió su hermana era muy fácil de chantajear sin duda sería una larga charla-


La monarca estaba caminando por el pasillo dirigiéndose a su oficina para charlar con el príncipe Hans. Tenía muchas dudas respecto a su forma de actuar. Primero era tipo el príncipe encantador que se iba a casar con su hermana. Luego estaba decidido a obtener su trono a Cómo de lugar. Y ahora estaba arrepentido de todo el daño que había causado.
Sería verdad lo que decía sólo no esperaba cometer el mismo error que cometió con el Duque. La monarca entró en su oficina y se sorprendió que no había papeleo por hacer tal vez Anna tenía razón y era una buena reina suplente.
Para matar el tiempo cogió un libro y se puso a leerlo hasta que el toc toc de la puerta la trajo de vuelta a la realidad.
-Pase-el príncipe entró algo nervioso a la habitación-¿Quería hablar conmigo?-
-Sí, quería disculparme por mi comportamiento con la familia real de Arendelle, sé que estuvo mal jugar con los sentimientos de la princesa Anna sólo por mi ambición al trono-
-¿Y por qué lo hizo?-
-Verá como le dijo el Duque que en paz descanse en mi hogar soy el último de 13 hermanos en la línea de sucesión al trono. Y he tenido que vivir toda mi vida con las burlas de mis hermanos de que jamás seré rey que solo soy un estorbo etc., etc., etc.-
-Bueno por un lado debo decir que lo comprendo el Duque me decía tantas cosas malas que por un momento le creí, creí que era el monstruo que todos piensan que soy-
-Usted no es un monstruo sólo es una incomprendida las personas le temen a lo desconocido y su magia es nueva para ellos ya verá una vez que ellos se acostumbren no la verán como una amenaza-el pelirrojo le brindó una sonrisa reconfortante-
-Gracias príncipe Hans, sólo espero que así sea y yo no cause más problemas-tímidamente la chica le devolvió la sonrisa-por favor continúe-

-Entonces les hice caso me deje llevar por sus burlas y planee durante meses como iba a obtener el trono y la manera más práctica era casándome con la heredera al trono de algún reino, y allí fue cuándo nos llegó la invitación a su coronación me tomó un tiempo convencer a mi padre de que me dejara ir en representación de mi reino con la condición de dejar una buena imagen, y bueno es obvio que no la dejé por eso le pido que no vaya a cortar relaciones comerciales con mi reino o algo así ya que no sería justo que por mi inadecuado comportamiento mi reino vaya a pagar las consecuencias-
-Tranquilo príncipe Hans no cortaré relaciones comerciales con su reino todos somos humanos y cometemos errores sólo Dios es perfecto y confiaré en su testimonio y tendrá una segunda oportunidad-
-Se lo agradezco mucho reina Elsa, y si no es molestia le quisiera pedir un favor más-
-¿Qué favor?-
-Podría quedarme aquí un tiempo no quisiera volver a casa como el tonto sin trono más otro par de meses teniendo que soportar a mis hermanos y si usted me lo permite podría trabajar aquí, su reino es reconocido por sus bellos fiordos y como yo soy almirante le podría dirigir expediciones con mis conocimientos claro si usted lo desea si no me marchare a mi reino-
-Claro que se puede quedar será bien recibido aquí y si gusta puede trabajar aquí ya que me consta que el capitán de mis barcos se ha retirado del cargo y ya iba yo a buscar uno nuevo pero ahora almirante Hans el cargo es todo suyo-
-Muchas gracias le prometo que no la defraudare, con su permiso me retiro, adiós y de nuevo gracias reina Elsa-
-Llámeme sólo Elsa por favor no me gusta que me pasen llamando con el título siempre-
-Está bien, Elsa, con su permiso me retiro-el príncipe hizo una reverencia y se retiró de la oficina mientras la reina reanudaba la lectura de su libro-


-Entonces ¿Qué te dijo Hans?-dijo la princesa mientras engullía su cena-
-Ah bueno ya sabes se disculpó por su comportamiento y todo eso oh y también pidió estadía y empleo-
-¿Y se los diste?-
-Claro después de todo él fue el que te sacó del castillo de no ser por él serias Anna al carbón. Entonces mañana se van Eugene y Rapunzel de regreso a Corona ¿no?-
-Exacto ¿me acompañarás a despedirlos?-
-Claro es lo menos que podemos hacer por ellos después de su ayuda-
-Esa es mi hermana-
-Adiós prima favorita prométeme que escribirás-Rapunzel le dio un fuerte abrazo-
-No sé tal vez quien sabe...-
-Qué mala bueno entonces me voy-
-Ven acá claro que escribiré te echaré de menos-le dio un fuerte abrazo a su prima-pero a ti no-señalo a Eugene-
-Rapunzel, Eugene gracias por su apoyo cuando Arendelle más lo necesitaba, espero que tengan un buen viaje adiós-
-No hay de que Elsa siempre estamos dispuestos a ayudar a descongelar reinos-todos rieron y finalmente los extranjeros se marcharon a sus tierras-
-La voy a extrañar-dijo Anna haciendo puchero-era la mejor prima del mundo-
-¿Era?-
-Hasta que se fue-
-Vamos no te pongas así ya sé qué tal si vamos por un poco de chocolate de la cocina ¿te parece?-
-Siii-
La reina adoraba pasar tiempo con su hermanita ahora que sabía que el amor descongela no tenía nada que temer era libre y podía recuperar el tiempo perdido con su hermanita. Ambas junto a Olaf pasaban jugando en el jardín haciendo pistas de patinaje sobre hielo o a veces paseaban por el pueblo saludando a la gente pasar, y claro comprando más chocolate ya que con las dos hermanas este no duraba mucho tiempo.
Cierto día a la reina le tocó supervisar el fiordo y tomar un registro de todos los barcos que llegaban al puerto.
-Buenos días majestad-saludaron los marineros-
-Buenos días caballeros, me podrían decir dónde se encuentra el príncipe Hans-
-Oh está por allá alteza, estaba supervisando el trabajo de unos cabos que acababan de llegar-
-Muchas gracias caballeros sigan con su trabajo-
-Cómo ordene majestad-La reina subió al barco con ayuda de unos hombres y encontró al almirante enseñándole a hacer unos nudos a los que parecían que eran los cabos-

-Buenos días caballeros me permiten un momento con el almirante Hans por favor-
-Por supuesto majestad, buenos días-los hombres se retiraron dejando al almirante con la reina-
-Buenos días Elsa-
-Buenos días príncipe Hans, necesito una copia del registro de los barcos que han entrado y han salido del puerto de las últimas dos semanas, también copia de la lista de sus hombres con el permiso laboral incluido y una identificación-
-Está bien, ¿para cuándo lo necesita?-
-Mañana en la mañana-
-Está bien oh y esto es para usted-le dio una rosa rosada-es de un admirador secreto es muy tímido y me pidió que se la diera por él-
-Oh dígale a su amigo que gracias pero que no es necesario el gesto-¿un admirador secreto? ¿Ella? Jamás había tenido un admirador secreto y ahora estaba sonrojada por el gesto-
Cuando llegó a su oficina cerró la puerta y puso la flor en agua era tan bella. Ahora sólo se preguntaba quien se la pudo haber dado.


¿Actualice? Wow ni yo me lo creo pero bueno tengo que aprovechar la inspiración lo más que pueda ya que el 4 de mayo entro a clases y no sé qué tan pesado sea de eso depende que tan seguido actualice así que crucemos los dedos.
Respecto a los rangos en los marinos la verdad es que no sé cómo serán así que allí lo que puse no sé si concuerde pero ya que xD.
Esa Elsa es una loquilla ya tiene un admirador secreto y bueno estoy feliz de anunciar que desde aquí el helsa da inicio disfrútenlo.

Guest Reviews:

Lizzy: Gracias, que bueno que te guste y yo también adoro el helsa por eso el fic será helsa y ya puse un poco de helsa en este cap espero que sea de tu agrado ;)

ThisIsmeFran: bueno actualice más rápido, mi creatividad está de vuelta y creo que lo estaré actualizando un poco más seguido, y claro el helsa es lo mejor.