Disclaimer: Los personajes de JK. Rowling no me pertenecen, si así fuera bueno, Fred viviría para siempre y Dolores Umbridge estaría revolcándose en su tumba.

Este fic participa en el reto "Amortentia al azar" del foro de "La Sala de los Menesteres".

Quiero agradecer infinitamente a mi Beta "ZoeLPotter", todos tus consejos y correcciones han sido de mucha ayuda c:


Cuando Draco Malfoy escuchó el significado de la Amortentia no le tomó importancia, había escuchado a la sosa de Granger decir "La Amortentia es el filtro más potente que existe, cada persona lo huele de forma distinta", al terminar la clase se acercó sigilosamente a tomar la poción multijugos y fue donde pudo percibir la Amortentia. Los olores se mezclaban entre sí y se elevaban espirales de muchos colores: negro, amarillo, verde, y demás, notaba el dulce y el amargo, pero no podía definirlo y había una pregunta en su cabeza ¿Quién era la persona a la cual olía?, ¿Existiría esa persona para él?, desechó la idea inmediatamente, tenía cosas más importantes en que pensar que babosadas de amor.


Se encontraba caminando por el callejón Diagon, ya que había comprado un regalo para ella en Borgin y Burkes, cuando pasó por Sortilegios Weasley's, una sonrisa se asomó por su rostro y acabó entrando a comprar varitas de regaliz, al entrar a la tienda se dio cuenta de una enorme fuente en forma de corazón y ahí estaban de nuevo los olores y las espirales, salió de la tienda con una gran sonrisa, a Luna le gustaban mucho las varitas de regaliz.

Había tardado años en descubrir el primer olor de su Amortentia, cuando Luna le dijo que debían comprar un automóvil "para que se pudieran transportar mejor", no se pudo negar, habían pasado ya muchos años de la guerra y a sus 25 años no se pondría como un crío a objetar en utilizar algo muggle, que para ser sinceros era de gran ayuda.

Ese día saldría de viaje con Luna para buscar a los "Berbelas", unos animalitos blancos que hacen que tu cabello se enrede una y otra vez.

Se encontraba en la gasolinera cargando el auto, cuando lo sintió, el aroma, era la gasolina, inhalo profundamente y exhaló, no entendía como algunas personas podían decir que no les gustaba el olor a gasolina, Luna siempre le recordaba a la gasolina, a veces transparente, pero era quién ayudaba a seguir rodando su motor, termino de cargar el auto y se subió.

-¿En qué piensas Luna?

-¿Crees que si podamos encontrar a los Berbelas?- dijo meditando.

-Si se nos enreda el cabello, podemos dar por hecho que sí, aunque creo que todos los Berbelas siempre estuvieron en el cabello de Granger y el de Potter.

-No lo creo, los hubiera notado y entonces no habría necesidad de hacer este viaje- dijo seriamente. Draco sonrió inconscientemente, amaba la inocencia de Luna y amaba todo de ella, tal vez encontrará sus otros dos olores en ella.


Bueno aquí el primer capitulo :) probablemente suba el siguiente capitulo en tres días o no sé xd.

y una pequeña aclaración, se qué en Borgin y Burkes se venden objetos malditos y todo eso, pero bueno, no digo que todo sea malo y pues los Berbelas no existen como todos ya saben, solo que necesitaba inventar algo D: