Hola a todos esta es mi primera historia de Thor x Loki. Espero que os guste, los personajes de Marvel no me personajes, pero si la historia que cree con ellos. Se agradecen comentarios y / o sugerencias.

Muchas gracias y que lo disfruten.

...

CAPITULO 14 Una antigua historia y profecía.

Manteniendo un sueño profundo ajeno a las presencias que se iban acercando al templo en medio de aquella tormenta, la cual lentamente iba amainando. Su cuerpo se agotó e incluso adolorido, además se consideró como su energía mística estaría expulsada más de lo normal de su cuerpo. Mantener su piel sin mostrar la de color azul no le consumía nada de esa energía, toda su vida estuvo ocultándolo de una manera inconsciente. Sin embargo, ignorar esa sensación, probablemente solo se haya detectado la posibilidad de amar ese acto con su ... con Thor. Busco el fornido cuerpo del asgardiano para así poder acurrucar, pero solo las mantas con el pelaje de animales fue lo que obtuvo en su búsqueda. Fue abriendo los parpados de manera lenta y pesada, intentando avisar al dios del trueno ¿Acaso se buscaría ido a por algo de comida? Porque si ese era el caso, estaba más seguro que no traería nada y si lograba encontrar algo dudaba mucho que fuera comestible. Respirando profundamente para expulsar aquel aire fresco que inhala en forma de un bostezo. Habíamos terminado acostado boca arriba mirando ese odioso techo de hielo, quería irse de ese planeta ¿En qué momento había decidido que sería buena idea ayudar a esos mal nacidos? Debió hacer caso al ojiceleste y no había ido de Midgard, además podría haber alguno de los vengadores confiaba en él. Suspirando pesadamente, siempre tomaba malas decisiones o así era como se enfrentan en esos momentos. Las preguntas no tardaron en ir y venir a su cabeza a medida que tuvieron ese templo, ¿Fue de aquí de donde lo rapto Odín? ¿Fue esto su plan desde el principio? ¿Unirlos para que ambas razas tuvieran la paz? Apoyándose el brazo en sus ojos, quería olvidarse de todas esas preguntas inútiles que no dejaban de inundarle la mente. Nada del pasado importaba, ahora iba a tener una nueva vida junto a Thor, pero ... ¿Qué pasaría cuando volviéramos a Midgard? Iba a tener que resolver las cosas y pedir disculpas, si era necesario incluso esta vez aceptaría el castigo que se le otorgase. Podría haber ayudado porque, aunque los odiase a la muerte, aquella noche que estuvo enfermo y pudo ver el Valhala, más concretamente a su madre, algo dentro de su cambio. Su madre, aunque no fuera de la sangre, siempre le cuido como uno más, muy diferente de su "padre" Odín. Y verla de nuevo, fue lo que su corazón necesitó para darse cuenta de todo. Además ahora Thor sabia toda la verdad, lo que le hizo Thanos cuando estuvo preso bajo su mandato, los planos de su padre ... Aun así le entristecía que aquella midgerdiana deja pasar la oportunidad de oro de su vida, y no porque el dios del trueno fuera del legítimo rey de Asgard, sino porque era el tipo de hombre que protegía a toda costa todo lo que quería y nunca seria alguien infiel por mucho que las damas intentaran cortejarlo. Esos pensamientos de ver a su hermano negando a todas las chicas le hizo sacar una sonrisa divertida. Pero notaba como su cuerpo aún se quejaba con levedad, mas no tardo en escuchar el peculiar sonido del martillo del contrario girando a toda velocidad, lo cual era imposible porque lo dejo en Asgard cuando ... le eligió, pero entonces ... ¿Acaso ... había cambiado de opinión? ¿Iba a volver a entregarlo a Odín? ¿Tan solo quería acostar ...?

- ¡MARCHAROS DE AQUÍ! ¡NO DUDARE EN MATAROS SI OS ACERCÁIS MÁS! -

El grito del asgardiano inundo todo el templo, resonando en cada uno de los rincones, haciendo que se levantara de golpe el dios de las travesuras y el engaño, ignorando aquel dolor que temió segundos segundos aún con levedad. Habíamos tenido un clima lo peor, posiblemente los Jotuns no se tomaron nada bien que profanaran su lugar sagrado, y esperaban que no se enterasen de lo que habían hecho allí, sino que posiblemente no tengamos la oportunidad de salir airosos. Intentaba reunir una buena cantidad de energía mística para lanzar un hechizo que les permite el ocultarse e irse a la nave lo antes posible. Aunque una vez llega al vehículo iba a tener que gastar lo poco que le quedaba, más que proteger a su… ¿Pareja? Suspirando nuevamente, le hubieron tanto a Thor… tenía que protegerlo, tenía que lograrlo, pero ¡Su maldita magia estaba siendo consumida por algo! Hemos usado algo de magia para vestirse y hacer desaparecer todo lo que creo. Mas su desesperación no haría más que aumentar, no lograría reunir la energía necesaria para poder realizar la ilusión ... ¿Tan inútil era? Comenzando a maldecirse a sí mismo ya pesar de no tener suficiente poder, tuve que intentarlo. Los gritos y gruñidos del ojiceleste seguían escuchándose claramente. Fue en ese momento de desesperación cuando un pequeño brillo resurgió logrando captar su atención. tuve que intentarlo. Los gritos y gruñidos del ojiceleste seguían escuchándose claramente. Fue en ese momento de desesperación cuando un pequeño brillo resurgió logrando captar su atención. tuve que intentarlo. Los gritos y gruñidos del ojiceleste seguían escuchándose claramente. Fue en ese momento de desesperación cuando un pequeño brillo resurgió logrando captar su atención.

- ¿Una flor de hielo? -Se preguntó Loki a si mismo mientras se acercaba y tomaba entre sus manos esa creación.

Su intención fue dejar dormir a Loki todo lo que necesita trasladar lo que finalmente la fiebre le dejaba de molestar y evitar descansar. Pero su instinto le aviso que se acercaban problemas, tantos años luchando le habían hecho sentir cuando el peligro se avecinaba. Era consciente que los gigantes de hielo estaban muriendo y que su hermano, gracias a los dioses, no le estaba afectando de esa manera tan grave. Pero igualmente se vistió y tapo con una de las mantas para asomarse por la puerta del templo. Los problemas llegaron en el peor momento, pues dudaba que Loki pudiese luchar al cien por cien. Y ahora defiende con su martillo la entrada al templo de esos seres que repudiaron su ayuda. No podrías perdonarles, ya no solo por repudiar al pelinegro,
Aquellos monstruos de hielo siguieron acercándose de manera lenta, además reconocieron al líder del grupo por ser el que iba en cabeza. Mas no pensaba caer en esas palabras de calma que intenta transmitir transmitir, ¡Por Odín! ¡Ese truco era el más viejo de todos! Estaba más listo para lanzar el martillo y golpearles con fiereza cuando se arrepintió de las flores que había estado afuera brillantemente, ¿Qué era lo que pasaba? Sabía que no era ningún tipo de mecanismo de defensa porque era su hermano quien creaba cada vez que ... El nombre del dios del engaño salió de sus labios antes de girar la cabeza y ver cómo se acercaba hasta su lado con una florecilla entre sus manos, la cual había perdido como a entrelazar su tallo en las manos de su portador.

Todo había quedado sumergido en un tranquilo silencio en donde todos miraban al pelinegro aparecerían, solo Jotunheim parecía estar respondiendo a su presencia cesando finalmente aquella ventisca. Los copos que caían del cielo ya lo hancían de manera lenta y con elegancia, abandonando aquella fiereza que fue acompañada por hielo y dañaba a todo aquel que saliera de su hogar. Y de la escarcha tuvieron que abrir aquellos capullos de cristal para mostrar una hermosa flor celeste de hielo que ilumina con su luz la oscuridad de aquel planeta. Una luz que aportaba calidez, pero también un nuevo frescor, un soplo de aire fresco que necesitaba con urgencia aquel frío planeta. Lentamente Loki fue avanzando hasta quedar al lado del dios del verdadero y mirar a aquellos gigantes de hielo que parecían estar sorprendidos por la magia del mestizo.

−En cuanto el planeta se recupere, me largare ... y que os conste que ahora no os estoy ayudando por gusto. No solo me menospreciasteis, sino que también ignorasteis mi ayuda. Se que los Jotuns es una raza orgullosa de fuerza, pero ni si quiero con el testamento podríamos evitar esta catástrofe. Si sigue así, esto no será más que una pérdida de tiempo para la habitación trágica final. −Dijo Loki en un tono severo pero firme intentando ocultar el dolor de la herida de su corazón porque desde que fue un planeta todo cambio para él

- ¡¿Cómo osas dirigirte así a nuestros…?! - Hablo un jotun, pero fue interrumpido por aquel que era su líder.

El más alto y fuerte de todos, alzo su brazo para que su guerrero callara mientras mantenía la mirada fija en ese dúo que se fija en el templo sagrado. −Los Jotun nunca vamos a perecer, mestizo. Tu parte de Jotun debería saberlo. Y por haber curado a mi pueblo cuando no os pedimos ayuda, os dejamos marchar vivos de aquí, eso ya es más que suficiente ahora que no contáis con la protección de Odín. Pero no habrá una próxima vez, mestizo. Me da igual que los ancianos digan que tu deberías quedarte, no veo como un escuchimizado como tú podría ayudarnos a ser más fuertes. -

Ver como trataban a su hermano le estaba haciendo enfurecer, ¿Cómo podrían ser tan desagradecidos? Aunque daba gracias de que no aprobará que Loki se quedara, así podría llevarlo de nuevo a casa. −Cuando estémos al borde de la extinción y ya hayáis perdido toda vuestra gloria, no vengáis a mi hermano a pedir ayuda. ¡¿Y cómo no pedisteis ayuda ?! ¡Envíe un mensaje por toda la galaxia! -

−Thor, deja ... −Dijo el pelinegro en un intento de calmar a su hermano.

- ¡¿Cómo ?! ¡Ese mensaje no fue aprobado por el líder! −Grito uno que ya alzaba su arma dispuesta a pelearse con ese engreído rubiales.

−El consejo ... −Susurro el más alto de todos haciendo que se frunciera el ceño. - Guerreros, marchar ante el consejo y detenerlos por traicionar mi voluntad. −Dando aquella orden mientras sus ojos de color rojizo parecían llenarse cada vez más de ira. - ¡Y vosotros, marcharos y antes de que cambien de opinión! -

Puso al dios del engaño detrás de él al ver a ese gigante de hielo preparándose para el ataque. Pero le seguía dando rabia toda esa situación. −Ojalá os pudráis en el infierno. No merecéis más que la muer ... -

- ¡Yo que tu vigilaría a ese mestizo! Quién sabe si algún día amanece con un carámbano de hielo clavado en el pecho. −Amenazando al asgardiano antes de mirar a ese pelinegro que seguía aportando esa flor, nunca le aceptaría, se negaba rotundamente a verlo como el supuesto hermano que era.

Dejo de sujetar con ambas manos aquella flor para poder tomar el brazo de Thor y evitar que fuera de ese mal nacido. Tal vez debido esperar en Midgard hasta que aquella "enfermedad" hubiera cesado. Pero por alguna razón, al estar ahí en el templo con aquella flor y con la persona que conquisto y reparo su corazón, empezaba a comprender que su vida estaba enlazada a ese planeta. Por mucho que Odín le secuestrara, estaba destinado a volver a ese sitio, no por los Jotun sino por aquel planeta de hielo que tenía la voluntad de una energía estadística, suficiente como para pedir ayuda para aquellos seres que lo habitaban sin perecieran. Viendo como aquel gigante de hielo se alejaba tras esa mirada amenazante se cruzara con la suya. No tenía planeado volver a ese planeta, en cuanto cumpliera con su cometa se largaría de allí tan rápido como fuera de lo posible. Respirando cada vez más aliviado a medida que volvía a quedarse solo en el templo junto con el asgardiano. Terminando por girarse para poder apoyar su frente en el hombro del contrario, buscando la tranquilidad que desde los días buscaba.

Estuve más que dispuesto a darle a ese engreído su merecido por amenazar así a Loki, no permitiría que eso ocurriera, iba a protegerle y cuidarlo. Sin embargo, como su hermano le estaba sujetando del brazo, sabia que el contrario no permitiría que se abalanzara sobre los Jotuns y les diera la paliza de su vida como la última vez. Poniéndose un poco más por delante del pelinegro con el fin de protegerlo de cualquier cosa que pueda pasar. No iban a volver nunca más a ese planeta y solo lamentaba el no haberlo destruido cuando tuvo la oportunidad, aunque ... Desviando su mirada para ver a Loki, torciendo el labio mostrando su preocupación. Era cierto que al ser todo el músculo no tenia tanto cerebro como su hermano, pero incluso él creía que la vida del dios del engaño estaba enlazada de alguna forma con ese planeta. En cuanto dejo de ver por el rabillo del ojo la silueta de los gigantes de hielo, no tardo en abrazar al contrario y llevarle al interior del templo. Aun iban a tardar un poco en marcharse, por tanto, era mejor descansar, aunque solo fuera un poco mientras estaban algo a guarecidos. Su rostro seguía manteniéndose serio, sin mostrar nada más que esa seriedad e imponencia que rara vez se apreciaba en él.

−Nos iremos de aquí en cuanto acabes y descanses un poco. Aun tenemos que explicar muchas cosas en Midgard. -

El ojiverde asintió con la cabeza ante esas palabras que parecían más una orden por la misma seriedad que contenía la voz del dios del verdadero.

No escuchar ningún tipo de respuesta a modo de queja le sorprendió un poco, pero supongo que el pelinegro comprende perfectamente la gravedad del asunto. Alzando el brazo para que pasara primero al interior del templo, aunque la nieve ahora no fuera tan peligrosa como cuando llegaron, seguía haciendo demasiado frío. Era consciente que Loki al ser un gigante de hielo se sentiría bien en esa climatología, pero no iba a arriesgarse a dejarlo al aire libre. Estaba seguro que esos Jotuns volverían a terminar con su consejo de ancianos y matarían a su hermano, pero… por algún motivo se identificaron con ellos. Tal vez era porque ambos eran guerreros, o porque al igual que ellos, cometió muchos errores en el pasado y sabia que tarde o temprano iban a arrepentirse. Dejo de pensar en ello una vez dentro del templo, ahora podría parecer un tipo de escritura que adornaban las paredes de hielo, casi parecía que estaba escrito dentro del mismo hielo. Para ser una raza que solo les importaba conquistador y ser fuertes, aparentemente también les importaban sus dioses, aunque eran desconocidos para él. Su mano se poso en aquella pared escrita como si eso le hubiera leído leer esa lengua. Pero una luz detrás de él hizo que girase la cabeza, "¿Qué pasa ahora?" Con ese pensamiento en la cabeza su cuerpo ya había preparado por si acaso se había descrito de alguna trampa. Sin embargo, solo vio a su hermano con aquella flor que parecía haber crecido de tamaño e iluminaba aún más aquel lugar. Se acercó a este para ponerse frente a él y aquella planta de hielo, teniendo en medio el pedestal del templo como barrera. Debía de admitir que esa flor era hermosa, Nunca pensé que el hielo podría ser algo hermoso si se le dio la oportunidad o al menos en ese planeta. Cruzándose su mirada con la del dios del engaño haciendo que esta sonriera mas calmado y feliz. No iba a molestarle ni a preguntarle nada, confiaba en él, iba a darle su apoyo en aquello que estaba haciendo un peso de ignorar que era lo que hacía. Pero conociéndole con éxito podríamos intentar acelerarlo o buscar una forma para no tener que estar pegado a esa flor.

Habíamos tenido una pequeña idea para ese planeta podría dejar de depender de él, no quería volver en un futuro, quería dejar ese lugar atrás y que cayera en el olvido de sus recuerdos para poder seguir adelante. Además, ahora tendrá que centrarse en su futuro y en lo que pasaría en Midgard. Pero… ¿Por qué el líder de los Jotuns no acepta su ayuda? Si el consejo que enviaron ese mensaje era porque no había otra solución para darle a ese planeta otro soplo de vida. ¿Tan grande era el orgullo de un gigante de hielo como para elegir la muerte? Él mismo era alguien orgulloso, pero ... Mirando a Thor notando como sus miradas se cruzaban haciendo que sonriera más calmado y se centrara en usar la magia que poseía y que había estado acumulando en ese rato para hacer que la planta se arraigara en el pedestal y podría quedar por siempre viva, Dándole a ese mundo lo que necesitamos. Parecía estar lográndolo porque la flor se hizo más grande de lo esperado y sus raíces y busca el soporte en donde poder quedarse. Si todo salía bien podríamos volver a casa antes de lo esperado. Aun requeriron de pedir perdón en Midgard, a todos, por largarse de esa manera, pero si hubiera tenido dudas dudar mucho que el hubieran permitido ir. Mas algo dentro de él comenzó a surgir, un miedo porque todo acabara mal, debería de pagar por sus actos, aunque no lo hiciera por voluntad propia. Y no quería alejarse del dios del verdadero, ahora que por fin sus corazones se habían enlazado le iba a resultar muy difícil el separarse de su lado. A su mente vino el recuerdo de su querida madre, ¿Ella sabia que iba a pasar todo esto? Aunque ahora no quería ir al Valhala,

La tormenta finalmente amaino por completo finalmente ver el paisaje que reinaba en todo el planeta. Una luz tenue iluminaba cada rincón gracias a esas flores que crecían en la escarcha, y que al ser mecidas por la suave brisa que llenaba los pulmones de un aire fresco se mecían con levedad. Las criaturas de aquel mundo que pasaban cerca del templo, parecían estar disfrutando de ello ante la mejoría notoria que debieron sentir todos, pues las crías jóvenes volvían a jugar sin temor a algunos junto con flores. Y en la puerta se perdió Thor mirándolos con una suave sonrisa en sus labios, su hermano había sido capaz de salvar un mundo entero y no sentirse más orgulloso. Pero en la lejanía una silueta comenzó a hacerse presente.
Ya se imaginó que iban a intentar hacer una emboscada en cuanto se sintieran mejor. Se llevarían una grata sorpresa aquellos gigantes cuando sintieran en su propia piel que había estado preparando una estrategia para vencerles. Y a diferencia de ellos no le importaría en absoluto romper un lugar sagrado si puede salvar al pelinegro. No tenia porque tener respeto a los dioses que solo los Jotuns conocían. Tomando un carámbano de hielo que el mismo partió e intento de forma de martillo para tener un arma con la cual defenderse. Sin embargo, algo raro le pasaba a esa silueta que claramente se identifica con un habitante de ese planeta, se estaba tropezando demasiado ¿Acaso no sabían andar con escarcha o con vegetación? Porque de haberlo sabido hacia muchos años le habría pedido a su hermano que cubriera el planeta de escarcha o al menos una zona para derrotar a esos desgraciados y llevar la victoria a Asgard. Se quedo en aquel sitio estratégico por si acaso se considera de alguna trampa, no iba a arriesgarse a morir y dejar desprotegido a Loki.

- ¡Aun no hemos terminado de salvar vuestro planeta! ¡Nos disteis ese tiempo!

Alzo la voz el dios del verdadero para que el contrario parase, pero ni si quiere eso le detuvo. Al fijarse mejor en la silueta pudo tener éxito en un Jotun de avanzada edad, algo que no se solía ver todos los días porque solían ser elegidos débiles y eran los primeros en sufrir en las batallas para morir, o al menos eso era lo que le contó su padre sobre ellos. Pero a lo mejor no éramos todos los mayores los que iban a la guerra, a lo mejor si hubieran sido guerreros de renombre les permitían vivir para entrenar a los jóvenes. Frunció el ceño poniéndose en posición de ataque, no era momento de pensar en esas supersticiones. Su rostro cambio por completo cuando vio como aquel ser se desplomaba a pocos pasos de él. ¿Qué era lo que había pasado? No lo tenía completamente claro, pero aun así se tenía distancia por si acaso,

Finalmente había logrado que la flor se quedara en el pedestal del templo y su luz no se apagara, un conjuro antiguo le hacia compartir la magia con esa flor. Así nunca más necesitaría que iría allí y si Jotunheim necesitaría de nuevo un soplo de vida, la flor volvería a brillar usando su luz y frescor para curar al planeta. Había llegado la hora de irse y de volver a esa cabaña que ya consideraba su hogar. Estaba algo ansioso por contárselo a Thor a pesar de que su rostro se mostrara sereno. Sin embargo, al salir se sorprendió al verle en esa pose, sabía que se ponía así cuando estaban a punto de entrar en batalla y por esa razón se puso a mirar hacia todos los lados ¡¿Por qué no le aviso si estaban siendo atacados ?! Sorprendiéndose al ver que al que había derribado se había sentido de un Jotun anciano, su piel ya no era tan azul sino paliza como la nieve,

−¡THOR! ¡¿PERO QUE DEMONIOS TIENE HECHO ?! −Gritándole a pleno pulmón y bastante enojado, no era forma de tratar a los mayores.

Dio un pequeño sobresalto al oído a Loki hablándole de esa forma, juraría que en ese momento su madre se reflejó en él. - ¡Yo no he sido! ¡Se ha desplomado solo! -

- ¡¿Y lo dejas ahí tirado en el suelo ?! -

- ¡Podría ser una trampa! ¡Tú sabes de estrategias mejor que yo! −Replico Thor ante la ira de su hermano.

Sereno un poco pero su ceño seguía igualmente fruncido. −Ayúdame a llevarle dentro, que sea una trampa o no, eso no nos hace a nosotros mismos salvajes sin corazón como los Jotuns. -

El pelinegro con algo de dificultad logro levantar un poco a ese gigante que yacía a pocos pasos de su hermano, no podía usar la magia ya que estaba de nuevo a poco de llegar a su límite. Su ceño falló dejar de estar tan fruncido cuando identificó como el dios del verdadero no le ayudaba a cargarlo y llevarlo al interior del templo. No estaba acostumbrado a hacer fuerza física, su fuerza no recaía en los músculos sino en el cerebro. Por eso los pies de ese anciano fueron arrastrados por el suelo hasta que tuvieron que dejar acomodado en la escarcha del suelo. Viéndose obligado a usar un poco de su energía estadística para crear una almohada, dudaba mucho que le gustase estar tapado. Pero hacer ese simple objeto hizo que sus piernas flaquearan un poco. Por suerte, Thor estaba allí y pudo sentir como le tomaba en brazos de nuevo. Solo con su cara sabia que estaba preocupado, también se atrevería a decir que algo enfadado. Apoyando la cabeza en su pecho sin saber muy bien que decir, mas un lo siento escapo en un susurro de sus labios. Cerro durante unos segundos los parpados o eso era lo que le pasó a él porque cuando despertó estaba envuelto en la capa del dios del verdadero y aún seguía en sus brazos. Sentía aquella calidez reconfortante que le brindaba esos fornidos brazos. Pero miro de reojo a ese ser de hielo que está sentado frente a ellos en forma de indio. No entendía muy bien qué era lo que había pasado, pero le sorprendía que Thor no se había lanzado sobre el contrario para comenzar una pelea. mas un lo siento escapo en un susurro de sus labios. Cerro durante unos segundos los parpados o eso era lo que le pasó a él porque cuando despertó estaba envuelto en la capa del dios del verdadero y aún seguía en sus brazos. Sentía aquella calidez reconfortante que le brindaba esos fornidos brazos. Pero miro de reojo a ese ser de hielo que está sentado frente a ellos en forma de indio. No entendía muy bien qué era lo que había pasado, pero le sorprendía que Thor no se había lanzado sobre el contrario para comenzar una pelea. mas un lo siento escapo en un susurro de sus labios. Cerro durante unos segundos los parpados o eso era lo que le pasó a él porque cuando despertó estaba envuelto en la capa del dios del verdadero y aún seguía en sus brazos. Sentía aquella calidez reconfortante que le brindaba esos fornidos brazos. Pero miro de reojo a ese ser de hielo que está sentado frente a ellos en forma de indio. No entendía muy bien qué era lo que había pasado, pero le sorprendía que Thor no se había lanzado sobre el contrario para comenzar una pelea. Pero miro de reojo a ese ser de hielo que está sentado frente a ellos en forma de indio. No entendía muy bien qué era lo que había pasado, pero le sorprendía que Thor no se había lanzado sobre el contrario para comenzar una pelea. Pero miro de reojo a ese ser de hielo que está sentado frente a ellos en forma de indio. No entendía muy bien qué era lo que había pasado, pero le sorprendía que Thor no se había lanzado sobre el contrario para comenzar una pelea.

−Al fin despertará ... −Dijo el Jotun mirando al pelinegro con una suave sonrisa en los labios.

Miro a Loki nada más escuchar al anciano viendo que al fin este se despertó, no pudo evitar darle un beso, me había preocupado por verle de nuevo débil. −Vuelve a usar toda tu magia y te pongo todos los brazos llenos de brazaletes de Stark. −Hablando en un tono amigable pero amenazador. - ¿Te encuentras mejor? -

−Si ... estoy mejor. −Contestándole primero a su hermano antes de mirar a ese anciano. - ¿Y tú quien eres? ¿Por qué has venido al templo? ... -

−Tranquilo, Loki, es alguien inofensivo. Por lo que me ha estado contando se trata de un anciano del antiguo consejo. −Explico Thor con brevedad.

Alzando una ceja un poco extrañado. - ¿Del antiguo consejo? -

−Así es, hijo de Laufey. −Mirando a aquel pequeño pequeño ser comprendiendo porque le llamaban mestizo. - Permíteme agradecerte que vinieras a ayudarnos ... nuestro líder es más orgulloso que su padre y eso nos iba a llevar a la perdición. -

Era la primera vez que le llamaban de esa forma y por alguna razón un enojo creció dentro de él haciendo que frunciera el ceño. −No oses llamarme así de nuevo, solo soy Loki. -

El asgardiano asintió con levedad para que el gigante de hielo comprende la incomodidad del pelinegro por cuentos palabras.

−Esta bien, eres el salvador de Jotunheim y el chaman de mi pueblo ... haré lo que tu voluntad pida. Pero lamento decirte que no puedes volver con los nuestros y reclamar tu puesto como chaman ... -

−Aquí al parecer el chaman esta por encima del consejo y el rey de Jotunheim debería obedecer sin rechistar para llevar a los Jotuns a la gloria. −Agrego Thor antes de que su hermano estallara de la misma ira que se estaba reflejando en su rostro.

−No quiero ser chaman de este maldito planeta. Quiero volver a Midgard y vivir tranquilo de una vez por todas, olvidarme de todo y de ese mal nacido. −Dijo Loki refiriéndose a Thanos y sus torturas que lograron doblegarle. - ¿A qué ha venido aquí? -

El anciano miro entristecido al pelinegro, pero comprendía perfectamente su elección y sus palabras. −A ayudaros a salir de aquí llevándoos a casa. -

Tanto el asgardiano como el dios de las travesuras intercambiaron miradas un tanto confundidos. - ¿Y cómo vas a hacer eso? −Pregunto Thor. −Mi hermano no tiene tanta magia como para hacer un puente de arcoíris de nuevo. -

−La flor se marchitará en cuanto Loki se marche del planeta y según las viejas escrituras si un chaman no cuidaba de la flor hasta que todas las flores del exterior se secaran, el mundo perecería. Es por esa razón que se ofreció presentes al templo, para que el chaman pueda venir y no morir. −Mirándolos sin dudar en levantarse para acercarse a esa flor de hielo que estaba encima del pedestal arraigada. −Pero tú ha logrado lo imposible, eres el chaman más poderoso de nuestra historia y las leyendas hablaban de ti. Que nos traiga prosperidad y nos volveríamos a una raza tan fuerte que los demás se doblegarían, porque estamos unidos a nuestro hogar y si nuestro hogar es fuerte y frío, nosotros lo somos aún más. Sin embargo ... −Agachando la cabeza ocultando en una piel la carencia de uno de sus brazos. −No puedes quedarte, nuestro líder te matara sin dudarlo. Por eso ... debes llevarte este collar que he hecho mientras dormías. Tiene un pétalo de esta hermosa vida que ha creado. −Acariciando a la enorme flor que seguía brillando. - Estaréis siempre conectados y podrás irte a tu planeta. -

Estaba atónito por esa historia, ¿Por eso se deshicieron de él? ¿Por qué iba a ser un chaman? Seguía pareciéndole injusto e inhumano esos actos. Su ceño nuevamente se frunció, quizás también llegue a entender que su hermano se quisiera quedar con el liderazgo total y debido a que es alguien pequeño tuvo la oportunidad de oro. Cruzándose de brazos sin decirle nada, necesitamos calmarse un poco. Escucho como incluso Thor especifica su nombre ante la mirada entristecida de ese habitante del planeta. Resoplando con algo de fuerza utilizada su mano al entrecejo. Debía serenarse, además ese Jotun les estaba ayudando o eso era lo que parecía. Eso es lo mismo que al igual que ellos ahora sería un desterrado o sino moriría.

–No me parece justo y estaríamos penados lo que le hicieron a Loki. –Dijo Thor abrazando un poco más fuerte al pelinegro. –Aun así, gracias por ayudarnos, no podemos quedarnos aquí tanto tiempo. Y no quiero que perezca, pero ... ¿Qué le pasara a la flor si los gigantes vienen? Si la destruyen, mi hermano podría morir. -

–Yo la defenderé con mi vida y cuidare de ella, es lo menos que puedo hacer por haber salvado a mi pueblo. –Dijo el Jotun mientras miraba al dios de las mentiras, quien parecía estar aun enojado.

–Discúlpeme, pero eres un anciano… –Hablo el ojiceleste antes de ser interrumpido por su hermano.

Hemos estado pensando en aquella situación hasta que finalmente dio con una pequeña solución. –Yo la haré invisible, así no la verán y si la golpean que absorbe su energía. –Mirándolos a ambos con seriedad. –Y tú, gigante de hielo, te encargaras de cuidarla, de ser una fachada para que piensen que hay algo cuando sus ojos no la verán. Pero necesito tiempo para realizar ese hechizo. -

–Descansa, chaman, aun tenéis tiempo antes de que las flores se marchiten. Y si el asgardiano desea ayudarme, podríamos ir a conseguir algo de comer por las cercanías. Algo me dice que no habéis comido. -

–¡No pienso dejarle solo! ¡Aun está enfermo! –Thor aun temía que todo se trata de una trampa, pero no tardo en sentir la fina y delicada mano del pelinegro. –Está bien ... iré, no tardare mucho, Loki. -

Viendo como el medio asgardiano asentía con la cabeza antes de dejarle con cuidado. Pensaba dejarle su capa para que la usara de manta y no se muriese de frío, pero el dios de las travesuras no se lo controle. Ahora que su amor era correspondido suponía que ambos estaban cuidándose mutuamente para que no le pasara nada al otro. Esa era la relación que había estado buscando, una en donde podría estar apoyado como en el campo de batalla para alzarse con la victoria. No dudo en besarle de una manera un poco brusca antes de irse con ese gigante de hielo. Iba a intentar que no se demorasen mucho tiempo, cuanto antes volveremos a una casa antes podríamos solucionar todo. Miro atrás por última vez al templo y rezándole a los dioses para que le protejan en su ausencia.

...
Notas del autor: Este capítulo tiene un poco más largo, la inspiración me atacó a medida que escribía. Pero nuevamente informamos que no quedan muchos capítulos de este fanfic. Espero poder tener más tiempo y organizarme mejor para poder seguir escribiendo. Un saludo a todos y muchas gracias por leer esta historia.

Como ya dije en más de una ocasión los personajes de Marvel no me pertenecen, pero si la historia que cree con ellos.