Hola de nuevo, este es el segundo capitulo de la historia y uno de los más largos que he escrito, gracias por leer y que lo disfruten ^^ (por cierto lo relatado al principio en el primer capitulo esta inspirado en el final del capitulo 46 del manga de Shaman King)


Capitulo 2 Dos viajeras

Varios meses después...

Los seguidores de Hao se encaminaban hacia la Tribu Apache siguiendo a su líder cuando de repente a lo lejos alcanzaron a ver dos pequeñas figuras, al acercarse más se percataron de que eran dos niñas y ambas tenían el pelo negro, de repente parecieron percatarse de que alguien se encontraba a sus espaldas así que se voltearon y todos pudieron observar que ambas tenían los ojos azules y ambas eran muy hermosas;

Cuando los ojos café chocolate de Hao y los ojos azules de Rei se encontraron inmediatamente hubo una conexión que hizo que ninguno pudiera apartar la vista; Hao la analizo con la mirada y pudo sentir que ella tenía un espíritu fuerte.

- ¡Hey! Ustedes por que se encuentran dos niñas como ustedes solas por aquí ya casi va a anochecer ¿les gustaría acampar con nosotros?- pregunto Hao

- Nos encantaría- dijo alegremente Rei mientras que Naomi quien se había refugiado detrás de su hermana mayor se limitaba a asentir.

Y así sin más se unieron al grupo de Hao y los siguieron hasta que se detuvieron en un claro fue ahí donde Hao decidió que acamparían, rápida y eficientemente todos comenzaron a poner sus tiendas de campaña incluidas las hermanas Higurashi.

Más tarde todos estaban cenando cuando Kanna Bismarch se levantó señalando a Rei y dijo

- Sí ustedes van a estar con nosotros deben demostrar que son fuertes, ¿no es así señor Hao?

- Kanna tiene razón deben demostrarlo- dijo Hao mientras sus ojos se posaban en Rei

- De acuerdo, aunque nosotros solo estamos viajando temporalmente con ustedes, pero aún así yo peleare- dijo Rei despreocupadamente mientras se ponía de pie

- Entonces pelearemos ahí- dijo Kanna mientras señalaba un extenso espacio sin arboles que estaba junto a un río

- De acuerdo- dijo Rei con tono tranquilo

- Kanna considero que tu y tu equipo deberían pelear contra ella me gustaría ver cuánta fuerza tiene- dijo Hao

- De acuerdo señor Hao- dijo Kanna mientras asentía obedientemente- ¡Matilda! ¡Marion! ¡Vengan necesito su ayuda!

- ¡Allá vamos Kanna!- grito Matilda al tiempo que se acercaban al claro donde se había decidido que se llevaría a cabo la pelea y donde ya se encontraban frente a frente Kanna y Rei

- ¿Puedo pelear sin usar mi poder espiritual?- pregunto tímidamente Rei - estoy segura que puedo vencerlas sin usar ningún tipo de posesión.

- Puedes hacerlo si quieres pero te arrepentirás de tu decisión- dijo Kanna al tiempo que hacia la posesión de objetos con Ashcroft y este a su vez atacaba a Rei quien sólo hizo un simple movimiento con la mano, de ese movimiento el aire a su alrededor formo una especia de cuchillas de aire que atacaron a Ashcroft y prácticamente lo desarmaron y lanzaron lejos dejando a Kanna con una mirada sorprendida

- Ahora es mi turno de atacar- dijo Marion- Chuck ¡ataca!

Chuck comenzó a disparar contra Rei y ella lo único que hizo fue bajar el brazo y volverlo a subir, al hacer esa acción de la tierra surgió una especie de pared de tierra que le sirvió de escudo contra las balas y después ella hizo otro movimiento y la pared de tierra se movió y cayo encima del muñeco Chuck aplastandolo.

- ¡Que divertido!- dijo Rei con una sonrisa la cual hizo enojar aún más a sus oponentes

- ¡Ahora verás! ¡De esta no te vas a salvar!- grito Matilda- ¡Jack atacala sin piedad!

Para cuándo termino la frase Jack ya se dirigía corriendo hacia donde estaba Rei quien esta vez no lo detuvo, cuando Jack llego hasta donde ella se encontraba intentó lastimarla con su espada pero ella esquivó cada ataque con elegantes movimientos hasta que se acercaron mucho al río fue ahí cuando después de una serie de movimientos del agua surgió algo parecida a un lazo de agua que Rei utilizo como látigo contra Jack que al recibir un ataque tan fuerte no puedo mantenerse más en oversoul

- Señor Hao ¿nos permite ir a luchar contra ella? parece ser una buena contrincante.

- Esta bien Mohamed, todos pueden ir a luchar.

Y dicho eso la mayoría de los seguidores de Hao (los que se creyeron lo suficientemente fuerte) se dirigieron corriendo a donde se encontraban Rei y el equipo "Hana-Gumi", pronto la mayoría de los seguidores de Hao se encontraban rodeando a Rei quien a pesar de la situación seguía tranquila; justo antes de que todos atacarán a Rei, Naomi se levantó de su asiento y se acercó hasta donde se estaba llevando a cabo la pelea

- Hermana... Por favor ya deja de jugar, si sigues así harás que me preocupe, tengo miedo de que te lastimen

- Okey, no te preocupes Naomi ya entendí y acabare con esto ya- dijo Rei con tranquilidad- lo siento señores y señoras pero esto se acaba aquí

- ¿Qué quieres decir con que esto se acabo sí solo acaba de comenzar?

- Como ya dije esto se acabo- dijo Rei al tiempo que desaparecía y reaparecía detrás de Mohamed y le daba dos pequeños golpes en puntos específicos de la espalda que no eran lo suficientemente fuertes para lastimarlo pero de algún modo el perdió el equilibrio y cayó para enfrente sin poderse mover lo único que se movía eran sus ojos que la miraban con sorpresa, luego Rei volvió a desaparecer y repitió el mismo proceso con todos los demás; observando detenidamente todos sus movimientos Hao se percató de que ella no desaparecía simplemente corría a una velocidad impresionante; en menos de cinco minutos todos los seguidores de Hao que habían querido enfrentarla estaban en el suelo inmóviles y Rei parada en el centro del claro estaba sonriente e intacta.

- Tengo que admitir que me impresionaste eres una gran luchadora

- Gracias

- ¿Podrías hacerme el favor de devolver a mis hombres a la normalidad?

- Por supuesto

- Hermana si quieres yo puedo hacerlo

- Está bien, sólo no te sobre esfuerces Naomi

- No te preocupes no me sobre esforzare- dijo Naomi al tiempo que se inclinaba frente a Mohamed le daba dos pequeños golpecitos en diferentes partes de la espalda y el de inmediato recuperaba la movilidad y rápidamente se ponía de pie, ella repitió el proceso con los demás.

Cuando ya todos estuvieron de pie Kanna se acercó a Rei y la señalo al tiempo que le decía casi a gritos:

- ¿¡Quienes diablos son ustedes!?

- Mi nombre es Rei Higurashi y ella es mi hermana menor Naomi, ambas somos hijas de el general y líder de la tribu de los hombres lobo Koga y de la sacerdotisa Kagome

- Espera un momento- dijo Hao interrumpiendola- eso quiere decir que ustedes no son humanas ¿no es así?

- Exacto, veo que entendiste el mensaje, no somos humanas, somos youkais- dijo Rei con total naturalidad- para ser exactas somos okamis

-No te creo- dijo Marion- si lo que dices es verdad, demuéstralo

- De acuerdo te lo demostraré- dijo Rei al tiempo que cerraba los ojos, cuando los volvió a abrir ya no eran de color azul sino que habían cambiado a rojo carmesí, ella sonrió y todos pudieron observar que sus colmillos habían crecido.

La mayoría de los ahí presentes retrocedieron sorprendidos, sin embargo como era de esperarse Hao se mantuvo en su lugar mirando con ojos curiosos a Rei quien le devolvió la mirada, sus ojos ya volvían a ser azules.

Más tarde esa noche...

Ya todos se habían ido a dormir a sus respectivas casas de campaña, era muy tarde sin embargo por alguna extraña razón Hao no podía dormir, así que se levantó y decidió que daría un pequeño paseo, así que salió de su tienda y comenzó a caminar, después de un rato de caminar escucho una hermosa voz que cantaba una linda canción

Siguiendo,la melodía el llegó hasta un claro del bosque desde donde se podía apreciar perfectamente la luna llena, y ahí en el centro del claro se encontraba Rei quien cantaba a la luna, se veía realmente hermosa con su vestido blanco y sus zapatillas negras y sin ese abrigo negro que normalmente casi la cubría completamente.

Hao escucho atentamente su canción, realmente era una buena canción y decía así:

Las flores con botones en primavera

Se reúnen con el sol de verano

Dentro de mi corazón

Espero fervientemente...

A qué llegue ese nuevo día

Incluso los días que cierro mis ventanas

Palpitando en mi corazón

La luz atraviesa las nubes

Una voz lejana me guía

Como sí sonriera, como sí cantará

El viento que hace eco

Alegría y tristeza

Tomando a los dos sigo adelante

Mi mano y la tuya

Se unen fuertemente

Cuando la canción término inmediatamente Rei se volteó y observo Hao quien a su vez continuaba observándola a ella

- ¿Te gusta cantarle a la luna?- pregunto Hao mirándole con incredulidad y a decir verdad algo burlón- creí que a los okamis les gustaba aullarle a la luna no cantarle

- A mi en lo personal me gusta más cantarle

- Tu voz es hermosa- dijo Hao casi sin pensar

Rei se volteó a verlo sonrojada y Hao sólo desvió la vista, ni el podía creer lo que había dicho así que para enmendar su error cambió de conversación rápidamente

- Hay algo raro en ti, lo presiento y no es que seas una demonio sino que es otra cosa

- Tienes razón, no soy normal yo... también puedo leer la mente

Hao se volteó a verla sorprendido

- Es quiere decir que tu también posees el Reishi

- Así es, sólo que mi Reishi aún no se ha salido fuera de control

- ¿Como puedes vivir así y seguir comportandote tan despreocupadamente sabiendo que algún día tu poder se saldrá de control y puedes volverte loca al ser atacada por los pensamientos de los demás?

- No puedo hacer nada así que yo casualmente disfruto de la vida- dijo Rei simplemente

- Sabes yo hace muchos años tuve un amigo demonio, su nombre era Ohachiyo

- Ohachiyo es un lindo nombre, realmente debió de ser un amigo muy querido para ti, tanto como para ponerle su nombre a Opacho

- ¿Como supiste eso?- dijo Hao en tono sorprendido

- Es que tu estabas pensando en eso, no olvides que yo también puedo leer tu mente- contesto Rei en tono divertido

- Cierto...- dijo Hao mientras miraba hacia el cielo lleno de estrellas, Rei hizo lo mismo y así en silencio contemplaron maravillados el hermoso cielo nocturno

Y así pasaron varios días o más bien dicho noches

Todas las noches después de cenar, cuando todos se iban a dormir Rei buscaba el mejor lugar (algo apartado del campamento y con buena vista hacia el cielo) para cantar, todas las noches ella cantaba una nueva canción mientras Hao la escuchaba atentamente, cuando ella terminaba de cantar siempre se sentaba junto a Hao y ambos comenzaban a hablar entretenidamente siempre hablaban de las mismas cosas pero era divertido y a Hao le gustaba, hacia ya mucho tiempo que el no se sentía de ese modo, tan feliz y relajado, pero cuando estaba con Rei parecía que el tiempo se detenía y volvía a sus días de infancia de su primera vida, donde aunque no tenía mucho dinero el era feliz, feliz de tener a un amigo cerca, feliz de tener a Ohachiyo, tal vez por el simple hecho de que Rei pensaba igual que Ohachiyo era la razón de que Hao se sintiera tan agusto con ella, pero no era sólo eso, Rei era una persona tan cálida, simple, amable, y además ella transmitía una sensación de paz y tranquilidad, también era una persona maternal. Todas estas cosas hacían a Hao sentirse feliz con sólo estar a su lado, pero lo que el no sabía era que Rei también se sentía igual, ella también estaba feliz de poder estar con el, es más ella ya le había entregado su corazón...

Una noche mientras todas estaban cenando alrededor de una fogata Opacho comenzó a llorar y nadie sabía que hacer probablemente Opacho estaba enferma, Rei y Naomi intercambiaron una mirada de complicidad y se pusieron en movimiento, Naomi acercó su mochila y de ella saco un aparato electrónico que parecía estar doblado, lo desdoblo y revelo una especie de piano que empezó a tocar con habilidad, cuando Rei escucho que Naomi ya estaba tocando comenzó a cantar un linda canción que iba así:

Dango,dango,dango,dango

Dango,dango,

gran familia Daikazoku

Dango,dango,dango,dango

Dango Daikazoku

gran familia dango

un travieso dango asado

y una dango suave de judías dulces

la luna de visión dango

es un poco de un tono soñador

un viejo dango con ojos estirados

los cuatrillizos dangos ensartados

poner todos juntos para hacer una familia de cien

el bebe dango siempre está en medio de felicidad

La vieja bola de masa entorna los ojos

los amigos dango se tomaron de las manos

Fundaran una Villa en el planeta dango

y sonrieran juntos

los conejos saludan con la mano

desde la gran luna

Toman todas las cosas alegres y tristes que los rodean

Al terminar la canción Opacho sonrió y aplaudió a las dos hermanas, los demás estaban sorprendidos, y Hao a decir verdad un poco celoso, desde que habían comenzado a viajar juntos y hasta ese momento las canciones de Rei sólo habían sido para el y ahora todos sus seguidores habían escuchado su hermosa voz eso era algo que lo ponía un poco molesto pero decidió que no era la gran cosa y se calmó, unos minutos después Opacho se acercó a el y le pregunto si le daba permiso de dormir con Rei y Naomi, Hao sonrió y asintió dándole así permiso de dormir con ellas, después de todo Opacho había sentido lo maternal que era Rei y por eso quería estar con ella después de todo su madre había muerto cuando ella era muy pequeña y aunque Hao la crió con cariño, no se igualaba al cariño que podría brindarle Rei.

Más tarde Opacho quien ya se había puesto su pijama se encaminó a la casa de campaña de las dos hermanas y fue recibida por las dos; en cuanto entro se acomodó enmedio de una especie de cama donde dormían las hermanas Higurashi y empezó a quedarse dormida, Naomi se acostó junto a ella, pero Rei no lo hizo sino que salió de la tienda de campaña y se fue

- ¿A dónde va Rei?- pregunto Opacho

- No te preocupes por ella, le gusta dar pequeños paseos nocturnos- contesto Naomi

Mientras tanto en el bosque...

Al terminar su canción, como todas las noches Rei se sentó junto a Hao y comenzó a conversar con el, pero esta vez la plática fue totalmente diferente que de costumbre

- Hao... ¿Puedo hacerte una pregunta?

- Por supuesto

- ¿Por que quieres destruir a todos los humanos?

- Como tu ya sabes esta es mi tercera vida, la razón por la que odió a los humanos es que en mi primera cuando yo era pequeño dijeron que mi madre era un zorro disfrazado de humano y la mataron, y a mi me maltrataban por ser el hijo de un "zorro", cuando mi madre fue asesinada yo me quede sólo, y poco después conocí a Ohaciyo y viví con el un corto tiempo pues un día uno de los discípulos del monje que mato a mi madre me vio hablando "sólo" y me acuso con el monje quien poco tiempo después intentó matarme pero no pudo ya que yo hice mi primer Over Soul con Ohachiyo y mate al monje pero también ese día perdí a Ohachiyo, unos años después fui acogido por un maestro Onomoji quien durante un exorcismo traiciono a su mejor discípulo, durante ese exorcismo me di cuenta de que sólo les estaba dando un espectáculo a un montón de cerdos que simplemente ignoraban la pobreza y el hambre, los maté, después me convertí en un maestro del Onmoyi y funde el clan Asakura, en ese entonces yo era una persona relativamente tranquila a la que le gustaba ayudar a los demás, pero me entere de que las personas que yo salvaba creían que yo era un monstruo y planeaban eliminarme, entonces mi Reishi se descontrolo y se podría decir que me volví un poco loco así que entré en le pelea de shamanes con el propósito de eliminar a los humanos, pero mi propia familia, la familia que yo había fundado me traiciono y asesino, 500 años después renací como un apache y fui vencido por uno de mis descendientes y mi mejor amigo Matamune, después de otros 500 años volví a renacer en la familia Asakura junto con mi gemelo Yoh, y ahora estoy aquí...- Hao hizo una pausa- en otras palabras odió a los humanos por matar a mi madre, y en tiempos de pobreza y hambre ignorar a los mas nescesitados además de odiar a sus salvadores y tratarnos como basura solo por poder ver fantasmas.

Rei se había quedado sin palabras, simplemente no encontraba que decir

- Y¿que hay de ti?- pregunto Hao - yo ya te conté mi historia ahora es tu turno de contar la tuya

Rei se sorprendió pero sabía que Hao tenía razón así que comenzó a contar

- Verás mi historia es un poco parecida a la tuya, cuando yo era niña, cerca de nuestro territorio había una pequeña aldea a veces mi mamá nos mandaba a mi y a mi hermana al templo que estaba en el pueblo, siempre que íbamos, la gente nos miraba extraño, nos señalaban, se alejaban de nosotras, un día cuando yo tenía siete años mis poderes demoniacos surgieron y se descontrolaron por lo que ataqué una pequeña tienda y pude haberla destruido pero sin embargo mi papá llego y me detuvo, esa fue la primera ves que se percataron de que éramos demonios, cuando algunos días después volvimos al pueblo parecía que los aldeanos estaban esperándonos, intente disculparme con los dueños de la tienda que yo había atacado sin embargo todos comenzaron a lanzarnos piedras mientras no gritaban insultos y nos llamaban "monstruos", nos hirieron de forma grave y nos abandonaron para que muriéramos, pero mi madre nos encontró y nos llevo de regreso a la tribu de los hombres lobo, pasó el tiempo y los aldeanos siguieron tratándonos igual o peor, en especial a mi...

- ¿Tu también los odias?

- No, para nada no les guardó rencor a esos aldeanos por que sí no hubiera sido por todo lo que me hicieron no sabría cual capaz soy de reponerme, todos su ataques sólo lograron volverme más fuerte, me volví mucho más inteligente y sabía, me hicieron entrenar más duro, en fin todo lo que esos aldeanos lograron fue hacer de mi una luchadora por lo tanto no los odio.

- Eso no tiene mucho sentido

Rei se encogió de hombros

- Tal ves no lo tenga, pero eso no importa mucho en este momento, ahora seguiré con mi historia...

- Por supuesto, continúa

- Poco tiempo después unos muchachos aparecieron en la aldea buscándonos a mi hermana y a mi, nuestra madre nos explico que ellos habían sido enviados por una amiga suya, ellos nos llevarían a la aldea de la hoja donde entrenaríamos con ninjas reales, ambas aceptamos y al día siguiente partimos rumbo a la aldea de la hoja donde pronto completamos nuestro entrenamiento y comenzamos a hacer misiones, hace dos semanas recibimos un mensaje de nuestra tribu, parece que unos viejos amigos de la tribu nos necesitaban, así que con el permiso de lady tsunade y de nuestros padres, viajamos a aquí, a Norte América y nos encaminamos a la tribu apache, supongo que ya sabes quienes nos llamaron aquí

- Fueron los Apaches

- Si, fueron ellos, parece que quieren que los ayudemos con el torneo de Shamanes

- Rei, ahora yo te tengo una pregunta

- Si, dime

- ¿Porqué siendo una shaman tan poderosa no participas en el torneo?

- No lo necesito, en el mundo sólo hay una cosa que deseo, esa es la única razón

- ¿No tienes ningún deseo?

- No, hasta ahora no he tenido ningún deseo tan grande como para motivarme a luchar que la pelea de Shamanes

Ambos se quedaron en silencio y observaron el cielo, después de unos cuantos minutos, Rei rompió el silencio y dijo

- Hao... ¿Puedo pedirte un favor?

- Si, por supuesto

- Cuando mi Reishi se descontrole ¿puedes detenerme?

- ¿Detenerte?

- Si, refiero que evites que se derramé sangre, porque tengo el presentimiento de que podrá ser como cuando mis poderes demoniacos surgieron, y te aseguro de que no fue nada lindo, no puedo diferenciar a un amigo de un enemigo y sólo quiero lastimar y matar, no quiero que eso se repita, así que por favor has lo que sea necesario para detenerme.

- De acuerdo, lo intentare

Los ojos de Rei brillaron y sonrió, con esa encantadora sonrisa que empezaba a gustarle a Hao, Rei se puso de pie, le deseo las buenas noches a Hao y se fue a dormir.

Al día siguiente al igual que todos los días los seguidores de Hao levantaron el campamento y se pusieron en marcha, después de unas horas de caminar ellos aún seguían su camino cuando de repente Hao capto un movimiento en unos arbustos y súbitamente un grupo de chicos todos exactamente iguales cayeron encima de Rei y Naomi, todos se sorprendieron pero luego todos los muchachos fueron lanzados violentamente hacia atrás y todos pudieron observar que las hermanas habían creado una especie de esfera hecha de aire que las había protegido y que ellas habían echo expandirse para así quitarse de encima a todos aquellos clones, aún en el airé los clones empezaron a desaparecer por el impacto que habían recibido, todos desaparecieron exepnto uno, que los demás sospecharon era el verdadero, cuando el muchacho cayó al suelo Hao escucho que Rei decía en un tono enojado

- Naruto... Se puede saber que haces aquí?- dijo Rei mientras caminaba hacia el muchacho rubio de nombre Naruto quien retrocedió asustado, pues Rei realmente se veía enojada

De repente alguien más salió de los arbustos

- ¡Naruto se puede saber que diablos hiciste!- dijo el recién llegado que era un muchacho de pelo castaño y ojos inusualmente blancos

- Neji...- dijo Naomi un poco sorprendida

-Ya esta bien, quiero que los dos me explique que están haciendo aquí- dijo Rei en tono serio y con los brazos cruzados

- Necesitamos que vuelvan a la aldea, vinimos a llevárnoslas de regreso

Esas palabras hicieron enfadar un poco a Hao ¿quienes eran esos tipos que querían alejar a Rei de su lado?

- No vamos a volver, estamos aquí para cumplir una misión y no nos vamos a ir hasta cumplirla- dijo Rei seriamente, Hao se alegró, Rei no quería irse eso era bueno

- Rei ya deja de estar bromeando y vámonos, esto es serio perdieron su rastro, no tenemos idea de donde puede estar, pero sabemos que el te buscara y te pedirá que te unas a su grupo y conociéndote se que rechazaras su oferta- dijo Naruto

- No es ninguna broma, no iré con ustedes a ningún lugar y tienes razón rechazare su oferta

- Rei ¿porqué no te detienes? Sabes perfectamente que sí te encuentran te asesinaran, de verdad quieres eso, piensa en Naomi también pueden matarla por el simple hecho de estar contigo, además yo se que tu no serás capaz de matarlo después de todo el era tu amigo...- le dijo Naruto a Rei casi a gritos, de repente Rei levantó su mano izquierda y le dio una fuerte bofetada

Instantáneamente Hao y sus seguidores tuvieron el mismo pensamiento "ella posee la legendaria zurda"

Pero pronto ese pensamiento fue sustituido por otro más importante, alguien quería asesinar a Rei, Hao estaba sorprendido y deseaba saber quien era el maldito que planeaba hacer tal cosa, cuando lo encontrara el se encargaría de matarlo para así asegurar el bienestar de Rei.

Todos estaban sorprendidos por lo que acababa de suceder, de repente Rei se movió velozmente y se internó en el bosque

- ¡Rei! ¡No te vayas, aún tenemos que hablar!- grito Neji- diablos, ves lo que hiciste Naruto, habíamos quedado en decirles eso cuando estuviéramos de regreso- Neji suspiro y luego se volteó y observo a Hao y a sus seguidores- ¿ustedes podrían hacernos el favor de ayudarnos a encontrarla por favor?

- Esta bien, después de todo todavía tenemos mucho tiempo- dijo Hao- todos dispersense y búsquenla

Dicho esto todos comenzaron una exhaustiva búsqueda, obviamente el primero en encontrarla fue Hao, la encontró en una colina completamente sola y sigilosamente se acercó a ella aunque sabía que ella ya se había percatado de su presencia.

- El nombre de la persona que quiere asesinarme es Sasuke Uchiha- dijo Rei respondiendo a la pregunta que Hao había formulado mentalmente- el antes era mi amigo pero nos traiciono, es algo que nunca voy a poder perdonarle- dijo Rei mientras cerraba los puños

- ¿Pero porqué quiere asesinarte?

- Hace poco nos enteramos de que el se volvió muy fuerte, tan fuerte que pudo vencer a su hermano mayor, pero no se conformó sólo con eso sino que lo asesinó, después supimos que el tenía un equipo y que este estaba conformado por personas sumamente fuertes e inmediatamente todos supimos que yo sería su siguiente objetivo, el quiere reclutarme, pero si me niego el hará todo lo posible por matarme

- Yo te protegeré- dijo Hao, ni siquiera lo pensó sólo lo dijo

- gracias...- dijo Rei al tiempo que se sonrojaba

- ... - Hao se quedo en silencio, no sabía que decir o hacer

- Sabes he decidido de que debo irme con Naruto y Neji

- ¡¿Qué?!- Hao se sobresaltó

- No te preocupes, sólo los convenceré de que vuelvan a la aldea y Naomi y yo seguiremos con nuestro viaje, además de todas maneras pronto tendríamos que separarnos, después de todo los apaches nos llamaron y nos dijeron donde esta la tribu, pero también mencionaron que no le dijéramos su ubicación a ninguno de los participantes así que no podemos seguir viajando juntos, aunque tu no necesitas que nadie te guíe, después de todo tu sabes perfectamente donde esta la tribu apache- dijo Rei

Hao se dio cuenta de que ella tenía razón así que de mala manera asintió, después volvieron, reunieron a todos y les comunicaron que las dos hermanas se irían con aquellos ninjas; cuando ambas se estaban despidiendo de todos Opacho se acercó a las hermanas y les pidió una última canción, ambas aceptaron y de su mochila Naomi sacó un instrumento y comenzó a tocarlo mientras que Rei comenzó a cantar

Las estaciones siempre vienen y se van

¿Pero a donde van si no duran mucho?

El viento sopla hacia la ventana suavemente

Me invitó a viajar a un tierra lejana

Estaré fuera un poco

Así que no llores

Vamos a hacer una promesa de meñique

Que seguro nos volveremos a ver

Uno por uno, los pétalos de las flores

Dispersados y desaparecidos

En un lugar lejano

Vi muy bien los recuerdos difíciles desaparecer

Y pensé que la gente se ve, se va y vuelven a verse

Es como un ciclo

Este tiempo que pase contigo

Ha sido un importante tesoro

Y nunca lo olvidare...

Mientras Rei cantaba su mirada estaba fija en Opacho quien sonreía, pero Hao sabía que gran parte de la letra de la canción era para el...

Al finalizar la canción Naomi guardo su instrumento y junto con Rei se despidió de todos y le dio un beso en la frente a Opacho, después ambas hermanas se fueron, sin mirar atrás.


Espero que les haya gustado y por cierto olvide mencionarles que durante todo el fanfic estaré usado diversas canciones y frases (Resalte en negritas lo que me pareció más importante y acorde a las historia)

Y ustedes díganme que les pareció, malo, bueno, muy apresurado, incomprensible, raro, lo que ustedes crean conveniente pueden comentarlo, se acepta críticas constructivas y gracias por dedicar parte de su tiempo a leer

Bye bye.