Antes que nada se que no tengo perdon por haber quitado la historia sin haberlo comunicado antes lo siento en verdad, bueno pero ahora la "resusite" y si sigo viva, espero sea de su agrado y de verdad me disculpen, considerenlo un regalo de navidad y año nuevo

Enterándose de la Verdad

Los personajes de Saint Seiya no me pertenecen, solo me pertenece la historia

-nnn-personaje hablando

-(nnn)-personaje pensando

-MMM-personaje gritando

-nnn- conversación vía cosmos

Se encontraban Athena, Eros y Afrodita hablando y tomando el té en el Templo de esta última animadamente, sobre cómo habían estado las cosas últimamente, la paz y la tranquilidad, remodelaciones de los respectivos santuarios y templo, etc., pero sobretodo del hecho de que los 3 habían percibido el despertar del cosmos de Eos la Diosa de la Aurora y estaban interesados en saber que ocurriría, cuando de repente Afrodita (quien ya esta empezando a ver aburrida esta conversación) decide hacerle una pregunta a la Diosa de la Sabiduría en la Guerra

-¿y dime Athena, ya que no hay más guerras santas por ahora, me dirás de cual de tus Santos estas enamorada?- dice Afrodita mirándola pícaramente

-no tengo idea de lo que me estás hablando Afrodita- dijo Athena mientras se atragantaba con el té que se acababa de llevar a la boca y poniéndose como un tomate

-no tienes de que avergonzarte, es más si quieres yo personalmente te puedo ayudar o mandar a alguno de mis Heraldos para que te ayuden con eso- dijo Eros tranquilamente

-tienes razón, así si el amor no es correspondido pronto lo será, solo tienes que decirnos quien es y yo también te ayudare con ayuda de mis Bellezas (N.A.: mensajeras ayudantes de Afrodita son todas mujeres y su armadura por lo general se refiere a las flores, las más poderosas son Rosas quienes son sus principales guerreras y guardia personal)- dijo Afrodita totalmente calmada

-no se pre-ocupen, además no hay nadie que me guste, y a todo esto ¿Por qué sacamos mi vida amorosa a acotación? Además no nos reunimos en el templo de Afrodita para hablar sobre mí, sino del hecho de que Eos la Diosa de la Aurora y la luz, y el ¿por qué esta aquí? ¿Será que quiere iniciar una nueva guerra santa?- dice Athena todavía como un tomate y tratando de esquivar el tema mientras piensa – (de la que me salve)- ya que cuando querían ambos dioses con la intensión de ayudar a sus familiares Olímpicos y se juntan pueden ser muy belicosos

-tienes razón este no es el momento para hablar de ti….sino de Eos, porque de repente re-encarna una diosa como ella- dice Afrodita poniéndose seria (cosa muy poco común en ella) mientras piensa-(aunque yo ya se la respuesta)-

-exacto, además ¿Qué es lo que quiere? Según tengo entendido ella no es mala, y nunca le gustaron les injusticias, de echo le encantaba estar con sus hermanos Selene la Diosa de la Luna antes que Artemis y Helios Dios del Sol antes que Apolo.- Eros pensativo

-en eso tienes razón, por eso me pareció muy extraño sentir su cosmos a lo lejos, además de que ellos siempre estaban juntos, de echo cuando Apolo tomo el lugar de Helios ella dejo de abrir el camino de la aurora y se fue sin dar ninguna explicación a nadie.- dijo Athena

-no entiendo de que tanto se preocupan, además no es secreto por qué ella dejo de abrir el camino de la Aurora, antes de que saliera Helios junto con el sol….- dice Afrodita un poco distraída

-¿a qué te refieres?- dijo Eros un tanto extrañado

-pues es muy simple, ella adoraba a Helios y Selene, los Dioses del Sol y la Luna, pero cuando ellos decidieron ceder sus puestos a Apolo y Artemis, ella se sintió muy frustrada y decidió que el camino de la Aurora no lo volvería a abrir, debido a la tristeza que sentía, de echo fue tanta su tristeza que tomó la decisión de que solo en un lugar se vería el camino de la Aurora, y ese lugar es Siberia y los países fríos, ya que ellos representan su tristeza con su viento helado, pero lo más cumbre, el momento en que decidió hacerlo…- dijo pensativa Afrodita (otra cosa muy extraña en la Diosa del amor y la belleza)

-¿por qué dices que es extraño Afrodita?- dice Eros ya mas extrañado

-porque se supone que el camino de la aurora es para anunciar un nuevo amanecer no para que aparezca en plena noche, titilando como si fueran luces de navidad -dijo Afrodita algo molesta porque no entendieran algo que se supone es más que simple por no mencionar obvio

-¿Nos estas diciendo que la Aurora Boreal que se puede apreciar claramente en Siberia y otros países fríos además de los polos, es el Camino de la Aurora que solía abrir Eos para Helios?- Athena empezando a atar cabos

-exactamente…ahora lo que no me explico es porque su repentino despertar….- Afrodita cada vez mas pensativa cosa que empieza a preocupar un poco a su interlocutores

-¿a qué te refieres?- pregunta Eros

-bueno desde que Helios y Selene dejaron de ser los Dioses del Sol y la Luna, ella decidió reencarnar constantemente como una mortal, pero nunca llego a formar parte de ningún ejercito ni llego a acercarse a ningún otro dios, ni por equivocación!-dice Afrodita como si no fuera nada del otro mundo

-¡¿LO DICES EN SERIO?!- gritan al mismo tiempo Athena y Eros

-¿por qué habría de mentir? El que ustedes no sientan su cosmos no es mi culpa, además Athena tu con tanta guerra santa contra mis sobrinos quienes también son tus tíos Poseidón y Hades de casualidad tienes tiempo para prepararte para dichas batallas, y tu Eros al igual que yo estas encargado de hacer brillar el amor en la tierra entre mujeres y hombres, y aunque tengas a tus Heraldos no creo que sea una tarea sencilla - dice Afrodita orgullosa de su labor pero empezando a molestarse

-es verdad que no es una tarea fácil, pero hay que hacerlo, y mis Heraldos cumplen a la perfección- dice Eros ya algo molesto por el comentario de la Diosa del Amor

-estoy de acuerdo con Eros, pero también te doy la razón a ti Afrodita, entre prepararme para las guerras contra mis tíos y buscar a mis Santos no me queda mucho tiempo pero siempre estoy dispuesta a hacer lo necesario para salvar y proteger la tierra- dice Athena tratando de calmar un poco los ánimos y dando a entender que no podía estar al pendiente de todo lo que realizan los demás dioses

-y como ambos tenemos el mismo trabajo me podrías decir ¿cómo es que tú sabes tanto sobre Eos madre?- pregunta Eros picado por la curiosidad

-sencillo, además de estar al pendiente de poder unir a las parejas y hacer que el amor sea mayor en el mundo también estoy al pendiente de cualquier variación cósmica por pequeña que sea, y créeme cuando digo pequeña lo digo enserio, ya que ella siempre ha sido una experta en eso, el ocultamiento de su cosmos para así pasar desapercibida entre los demás dioses, además de que se borró la memoria así misma, para no tener que recordar nada sobre los dioses olímpicos, siempre esta, pero como observadora, y su cosmos lo oculta a la perfección, inconscientemente claro, y vive como una humana común y corriente, lo que si es que siempre que reencarna posee el cabello negro y largo, y sus ojos son marrones, le encantan los colores fuertes,…. además de otro detallito…...- explica Afrodita a sus interlocutores-(vaya creo que me fui un poco de lengua)-

-¿y cuál es ese detallito del que hablas?- pregunto Eros imaginándose que no sería algo no grato de escuchar

-para evitar que la encuentren siempre reencarna como una persona con alguna enfermedad que sea incurable, y la cual sea genética, es decir, no es contagiosa y pasa de generación en generación y solo se pueda controlar con medicamentos, ya que estos bloquean en gran manera el cosmos,-explica Afrodita algo nerviosa mientras juega con sus broncíneos cabellos- pero no me mal interpreten, las enfermedades nunca son letales, solo son lo suficientemente fuertes para que ella tenga que tomar medicamentos de por vida, de resto puede hacer una vida normal, y siempre es sumamente exitosa y fuerte en lo que hace- agrega rápidamente y levantando las manos en son de paz al ver que tanto Athena como Eros la estaban asesinando con la mirada

-¡¿ESTÁS DICIENDO QUE ELLA APARTE DE BORRAR SU MEMORIA PARA NO RECORDAR NADA SOBRE NOSOTROS, NI NADA POR EL ESTILO, REENCARNA EN UNA PERSONA ENFERMA?! ¡¿QUÉ TIENE QUE ESTAR CONSTANTEMENTE EN UN HOSPITAL?!-dice Athena casi gritando mientras piensa en cómo encontrar a Eos y ayudarla en lo que más pueda así ella rechace de plano su ayuda

-no te pongas así, como te dije lo hace por los medicamentos, por lo general, la enfermedad le dura hasta los 12 años, pero después de esa edad ella sigue diciendo que está enferma, aunque para ese momento está completamente curada por obra de su cosmos, todo con la intención de seguir tomando las medicinas ya que estas la ayudan a esconderse, esto lo hacía todo el tiempo antes de borrarse la memoria, pero como después se la borro, se le hizo costumbre, además de que lo hace para no resaltar y que pueda llegar a ser candidata a ningún ejercito de ningún dios.- Afrodita algo asustada y sorprendida por la actitud de la Diosa de la Sabiduría quien parecía que de un momento a otro le iba a atacar con Nike

-déjame ver si entendí, ¿ella reencarna en cada época, pero lo hace como una persona que tiene que tomar medicinas todo con la intención de no formar parte de ningún ejercito o ayudante de los dioses y después descubrir su identidad como diosa?- preguntó Eros masajeándose las sienes para no perder los estribos y con este comentario Athena se calma un poco y mira expectante a Afrodita para que le responda

-exactamente, además de que hace bastante tiempo que dejo de reencarnar aquí en Grecia…ahora reencarna en otros países, sobretodo si están en otros continentes…- dice Afrodita al mismo tiempo que piensa -(huy hasta que se calmaron, de saber que esto se ponía así no hago esta reunión)-

-¿Otros países dices? ¿Cómo cuáles?-pregunta ya un poco más calmada Athena

-no sabría decírtelo, por ejemplo Suramérica y ese tipo de países con climas variados son sus favoritos, creo que esta vez reencarno en un país llamado Venezuela, mas no estoy segura….-dice Afrodita mientras piensa -(en realidad se a la perfección quien es, de hecho hasta hace poco formo parte de mis Bellezas, pero cuando me di cuenta de su cosmos decidí que no podía someter ni tratar como una Belleza a una Diosa, aunque me dolió en el alma, sobretodo porque era una gran amiga que había sufrido mucho además de que ha sido la única que ha podido usar los pétalos de Rosa Azul, y creo que solo la hice sufrir pero era necesario, la envié con Eros, espero que él se haya dado cuenta, y si no lo hará con esta conversación y se dará cuenta de que con quien tiene que estar en realidad es con Athena, ya que ella es la única que puede convencerla de que tome su lugar como Diosa o en su defecto ayudarla a pasar como humana y evitar que esto pase a mayores, por eso hice esta reunión)-

-¿Venezuela? ¿De ese país?-pregunta Eros como si nada mientras piensa algo preocupado-(No creo que solo sea casualidad ya que "ella" llego destrozada emocionalmente después de que Afrodita la desterrara de entre sus Bellezas, y yo la encontré aunque ahora que lo pienso bien es demasiada casualidad sin contar que costó mucho trabajo, el que "ella" se volviera siquiera a confiar en alguien, ni digamos hablar con nadie, solo se limitaba a asentir y realizar su trabajo y luego se encerraba en su cuarto, hasta esperar nuevas indicaciones, luego se empezó a abrir, principalmente conmigo, empezó a tratarme más y también a los demás Heraldos y todos la conocían y respetaban, mi Heraldo de Grajo Azul, hasta que hace poco sentí un cosmos peculiar en ella, casi como el de una Diosa, por eso decidí dejarla libre de todas obligaciones, claro que se ve que sufrió mucho con mi decisión, espero que ahora este mejor, solo lo hice porque deseo lo mejor para ella)-

Athena estaba procesando toda la información que había recibido, más que nada por el hecho de que Shion le había informado que había aparecido una nueva amazona plateada dispuesta a ponerse a su servicio, la amazona de Corona Boreal, lo cual le tomo por sorpresa, sobre todo por la armadura, ya que dicha armadura se daba por perdida o destruida, mientras analizaba todo esto fue interrumpida por una llamada cósmica por parte de Shion

-¿Athena, me escucha?- dice Shion quien parecía de lo más desesperado

-sí, ¿qué ocurre Shion? –dice Athena sorprendida y algo molesta- Debe de ser importante para que me llames cuando estoy en medio de una reunión con otros Dioses, sabes bien que eso no está permitido a menos que sea de suma importancia, ya que el que me llames en estos momentos puede ser considerado traición frente a los Dioses con los cuales me reúno, quienes pueden pensar que estoy preparando una próxima guerra santa en su contra-

-con todo respeto Athena, pero se encuentra con los Dioses Afrodita y Eros, dudo que ellos piensen de esa manera…-dice en un tono un tanto de reproche Shion

-aunque no lo creas, son 2 de los Dioses más poderosos, aunque solo se encarguen de repartir el amor en la Tierra, son muy sensibles y belicosos, me puedo meter en serios problemas y se desataría una guerra santa entre ellos y yo, sobre todo con Afrodita quien no tolera este tipo de interrupciones cuando ella es la anfitriona y si se siente ofendida, ¡no quiero ni pensar en lo que puede hacer!- le reclama Athena molestándose un poco mas

-Athena no es por ofender pero ella solo posee, actualmente 9 guerreras-exclama un tanto ofendido Shion

-¡Shion nunca subestimes a tu enemigo, o te tengo que recordar la Guerra Civil en la cual solo 5 simples caballeros de bronce, fueron capaces de traspasar las 12 casas del zodiaco y vencer a los caballeros dorados, no sin esfuerzo, pero lo hicieron y me salvaron la vida, a pesar de que eran los más menospreciados de la orden, ahora son respetados, y también la orden de bronce, la cual siempre había sido la más discriminada, además de que si Eros quisiera bien podría aliarse con Afrodita y allí sí que tendríamos problemas!-exclama Athena casi furiosa tanto que elevo un poco su cosmos

Afrodita y Eros observaron que Athena estaba sumergida en sus pensamientos y probablemente también en una conversación por medio del cosmos con su patriarca así que decidieron dejarla asimilar lo ocurrido (y también poner en su lugar a su patriarca ya que esto podría ser considerado traición) para entablar su propia charla cósmica entre ellos

-Así que fue por eso que la sacaste de tu ejercito de Bellezas y la separaste de ti y sus amigas, además de dejarla "casualmente" semiinconsciente en el sitio donde mis 2 mejores Heraldos estaban ocupados realizando sus labores en Italia, llevando el amor a los hombres.-dice Eros

-Vaya, hasta que te diste cuenta, si fue por esa razón que la aleje de mis Bellezas y de mi, créeme que me partió el alma hacerlo, era una gran amiga para mi, y se llevaba de lo mejor con sus compañeras,, además de que ha sido la única que ha podido usar los pétalos de Rosa Azul después de más de 300 años, además no la deje en mal estado como tu supones, solo la deje en ese sitio inconsciente en ese lugar….-dice Afrodita un tanto burlona de que el otro se demorara tanto en atar los cabos

-¿de que estas hablando? ¿Qué te partió el alma? Pues no parece… ahora entiendo el porqué no se acercaba a nadie, sobre todo a mí y a las Heraldos! A ellas las miraba siempre con rabia y recelo, y a mí de casualidad me dirigía la palabra cuando era estrictamente necesario, pensé que se debía que era al estado en el que la encontraron mis Heraldos de Cardenal y Colibrí!- le reclama Eros indignado por su actitud

-¿de qué hablas? Yo solo la baje del Templo y el deje inconsciente cerca de donde estaban tus Heraldos- exclama Afrodita ya exaltada y asombrada por semejante declaración

-pues no fue así, ellos la encontraron muy cierto pero no en la mejor de las condiciones…. ¿sabes cómo la encontraron? Medio muerta y a punto de ser abusada todo por tus descuidos!-dice un tanto furioso Eros empezando a elevar su cosmos

-¡eso no es posible! Ella se encontraría inconsciente pero su cosmos es lo suficientemente fuerte como para evitar una atrocidad como esa, por no mencionar que cuando duerme a su alrededor se forma una especie de campo de energía que no permite que nadie se le acerque!- exclama Afrodita indignada por la insinuación y empezando a molestarse (cosa sumamente difícil en ella) y elevando su cosmos también

-los que oíste, pobre, tenía diversas puñaladas, además de variados golpes que le hubieran quitado la vida a cualquiera, mis Heraldos la llevaron a mi Templo después de acabar con esos despreciables que querían propasarse con ella, luego nos dimos cuenta de que tenía un cosmos sumamente alto, así que bien pudo encontrarse en medio de una pelea y sobrevivió gracias a su cosmos y por lo que notamos después a su fuerza, estábamos preocupados porque no reaccionaba, pero luego de curarla y ver la estabilidad de su cosmos, además de que por cuestiones que solo Zeus sabe, no le quedo ninguna marca de las cortadas, pero pensándolo bien, solo eran eso, cortadas y rasguños, lo impresionante fue lo de los golpes ya que todos fueron en puntos vitales, y aun así sobrevivió y se convirtió en mi mejor Heraldo la Heraldo del Grajo Azul- dijo algo consternado y molesto Eros-; claro que hace poco tuvo una intensa discusión con Colibrí y eso elevo su cosmos a niveles impresionantes, en eso recordé un cosmos familiar por lo que le pedí que dejara los Heraldos ya que era obvio que ese cosmos no pertenecía a un humano sino a un Dios, claro que quedó devastada pero así se lo explique ,ella lo negó con rotundidad, pero accedió a irse al final

Flash Back

Estaba la Heraldo de Grajo Azul con su Bird (N.A.: nombre de las protecciones que usan los Heraldos, principalmente se relacionan con aves) puesta arrodillada frente al Dios Eros dado a que este la había llamado con urgencia (después de que sus compañeros lograran detener una acalorada discusión que tenía con la Heraldo de Colibrí)

-lo siento mucho, pero a partir de este momento dejaras de ser una Heraldo, tu cosmos no es el de una Heraldo sino el de una diosa por lo que debes devolver tu Bird-terminado de decir esto la Bird de Grajo Azul que la cubría abandono su cuerpo al tiempo que la dejaba vestida con una camisa manga corta color violeta, jeans azules, botas negras y una chaquetilla del mismo color, mientras que su ahora ex Bird se ensamblaba al lado del Dios

-siempre pasa lo mismo, no puedo mostrar mis emociones como me plazca porque puedo dañar todos lo que quiero, además de que cuando elevo mi cosmos de esa manera siempre me dicen que es el cosmos de una diosa, adiós señor Eros – dijo la ahora ex Heraldo de Grajo Azul conteniendo algunas lágrimas que querían salir de sus ojos mientras se levantaba

-esto no es un Adiós sino un hasta Luego- expresó el Dios amable

-no señor Eros es un adiós ya que no volverá a verme de nuevo eso se lo aseguro-dijo por completo decidida la ex Heraldo

-ya que piensas eso toma- le dijo el Dios mientras se le acercaba y le ponía en las manos un arco y un carcaj

-¿un arco con rosas azules talladas y un carcaj? ¿Qué clase de broma es esta señor Eros?- Exclamo indignada la ahora ex-Heraldo

-es un regalo, para que nunca te encuentres sola y puedas protegerte de cualquier adversidad, con ese arco no necesitaras flechas ya que con solo apuntar se materializara la flecha que necesites y en ese carcaj puedes guardar algunas flechas fallidas, que puede te sean de utilidad en su momento- expreso tranquilo el Dios

-muchísimas gracias-dijo la ex Heraldo mientras inclinaba levemente la cabeza

-a otra cosa eleva tu cosmos y concéntralo tanto en el arco como en el carcaj-le dijo sonriente

-está bien (así lo hizo y de pronto tanto el arco como el carcaj desaparecieron de sus manos) ¡¿qué fue lo que ocurrió?!-preguntó totalmente confundida

-jajajaja nada malo, mírate en el espejo- le dijo el dios de lo más sonriente mientras señalaba un espejo que se encontraba en una pared cercana

-de acuerdo…..¡por los Dioses del Olimpo! ¡El arco y el carcaj ahora son zarcillos! (el arco era un zarcillo pequeño en su oreja izquierda mientras que el carcaj ahora era un zarcillo con forma de flecha cuya punta empezaba en el lóbulo de la oreja y la parte inferior de esta le llegaba al inicio de la quijada) ¡y se colocaron junto a las Rosas Azules!-expreso incrédula

-en efecto, ahora ese arco y carcaj son por completo tuyos, solo reaccionaran a tu cosmos y cuando lo necesites simplemente los tocas elevando un poco tu cosmos y aparecerán en tus manos, además de que si quieres recoger una flecha o evitar que pegue en el blanco solo tendrás que elevar tu cosmos apuntado a la flecha y podrás "recogerla" por decirlo de algún modo, de esa manera conseguirás flechas aunque con tu arco no las necesitaras- le dijo el dios explicándole la "utilidad" de su obsequio

-le doy muchísimas gracias por tan hermoso regalo, bueno ahora si Adiós…- se despidió la joven para luego abandonar el Templo de manera sigilosa

Fin de Flash Back

-¿tú también le diste algo simbólico? Qué casualidad cuando yo le dije que no podría seguir como una de mis Bellezas le di un par de aretes en forma de Rosas Azules, los cuales le permiten seguir usando las técnicas de las rosas que utilizaba cuando era una de mis Bellezas…-dijoAfrodita también mientras recordaba la última vez que la vio como una de sus Bellezas con algo de nostalgia ya que de verdad la extrañaba

Flash Back

Se encontraba la Belleza de Rosa Azul mirando hacia abajo, por donde se habían ido los visitantes (a quienes se encargó de ponerles en su sitio y bajarles los humos a pesar de haber llegado de una misión cuando ellos y ya estaban por el segundo Templo o Jardín como era llamado por ellas y estar sumamente agotada) con una mirada de satisfacción en su rostro, ahora usaba su cabello más largo que cuando llegó (en ese tiempo lo usaba por la quijada ahora le llegaba un poco más debajo de los hombros) pero seguía siendo corto en comparación con sus 9 compañeras(quienes lo tenían por la cintura como mínimo), cuando de repente se le acerca Afrodita por detrás de manera silenciosa con la intención de jugarle una broma a su mejor guerrera

-¿se le ofrece algo mi señorita?-le preguntó la chica vestida con los pétalos de Rosa Azul a la diosa pelirroja mientras se volteaba y hacía una pequeña reverencia

-¡Jo!, ¿cuándo será el día en que pueda sorprenderte?-expreso la diosa haciendo un gracioso puchero y cruzándose de brazos, lo cual le sacó una risa a Belleza

-tal vez con un poco más de práctica mi señorita-le contestó sonriente para luego ponerse seria- tiene que entender, que antes mi vida dependía del si estaba al pendiente o no de quién se me acercaba, ya fuera de frente, por la espalda o los lados, un descuido siempre podía costarme la vida

-es verdad, había olvidado "esa" parte de tu vida, espero no haber abierto viejas heridas- le dijo la diosa apenada

-no se preocupe señorita, sólo son hábitos que no se quitan-le contesto la guerrera sonriente-además ahora tengo una nueva vida y eso es lo que importa, y eso se lo debo a usted así que no se preocupe por nimiedades, por cierto ¿para qué bajo a mi Jardín?-le preguntó curiosa, la diosa del amor, la sexualidad y belleza asintió para luego sonreír

-baje por dos razones-la guerrera la miró curiosa- la primera es porque siempre me ha gustado ver a mi Rosa Azul, esta rosa caprichosa que tardó 300 años en decidir quién sería la persona que la portaría-dijo mirando con reproche la protección o pétalos de la chica quién solo atinó a reír

-bueno a mí personalmente no me molesta usarla, de echo me gusta bastante y fue un verdadero honor que me escogiera-dijo tocando inconscientemente su falda, la UNICA con la que se sentía cómoda ya que las detestaba a más no poder

-y la segunda es para darte esto- le tendió una pequeña caja con unos zarcillos en forma de rosas azules por lo cual la joven abrió los ojos de forma desmesurada- con ellos podrás utilizar tus habilidades y ataques de Rosa Azul en cualquier momento sin necesidad de tener puestos los pétalos

-pe… pero señorita ¿por qué?- le pregunto sin salir de su asombro mientras se ponía los zarcillos

-porque a partir de ahora dejaras de pertenecer a mis Bellezas-le dijo la diosa mientras bajaba la mirada la joven sentía que le caía un balde de agua helada – (debe ser un sueño, la señorita Afrodita debe de estar bromeando)-era lo que pensaba la guerrera

-debes estar pensando que es una broma o mal sueño pero no lo es- le dijo la diosa sin atreverse a mirarla sabía que la chica estaba devastada y si no se había caído era por el shock de la noticia- verás no quería hacerlo pero no puedo tratar a una diosa como a una simple mortal

-de… ¿De qué está hablando señorita? No entiendo nada-dijo shockeada y con voz temblorosa la joven

-de que tú no eres una guerrera, eres una diosa, Eos diosa de la Aurora más específicamente- le dijo sin mucho rodeo

-no es posible ¡YO NO PUEDO SER UNA DIOSA!- gritó a la desesperada mientras elevaba su cosmos de una manera impresionante e inconscientemente se despojaba de sus pétalos

-lo eres, y el tamaño de tu cosmos es la prueba- le dijo señalando su cosmos- ningún mortal por más poderoso que sea posee un cosmos tan grande, además de que por eso mismo la Rosa Azul se separó de ti, por más que sea mi "flor" más poderosa ni siquiera ella puede soportar el cosmos de una diosa, dicho cosmos solo lo puede soportar la "protección" perteneciente al dios o diosa en cuestión- le explicó mientras señalaba a la Rosa Azul que ahora se encontraba armada con su forma normal a un lado de la diosa lo cual hizo que a la joven se le cristalizaran los ojos

-y… ¿y ahora qué?-preguntó con algunas lágrimas bajando por su rostro y ella ni cuenta se había dado-no tengo donde ir-terminó de decir mientras se le quebraba la voz

-no te preocupes todo estará bien- le dijo para después dormirla y bajarla del Templo y dejarla en Italia cerca de los Heraldos de Cardenal y Colibrí de su hijo Eros

Fin de Flash Back

Continuará…..