Hola!

Aquí vengo nuevamente subiendo el segundo capítulo!

Espero les guste!

Los personajes son de Rumiko Takahashi, yo como siempre los tomo prestados, a excepción de Sheila

- Los personajes hablan -

- (Los personajes piensan) -


CAPITULO 2: Las Clases

Al día siguiente Ranma bajó a desayunar y vio como Akane y Ryoga ya estaban listos para salir a las clases. Había olvidado por completo el asunto y Akane realmente estaba pensando ir con el descarado de Ryoga.

– En serio van a ir a esas clases?! Ryoga ni siquiera se pudo mover en la pista ayer!

– Eso a ti no te importa

– Acéptalo Ranma Akane bailará conmigo – dijo Ryoga orgulloso.

– Eso solo lo haces porque estas celosa de Ukyo y Shampoo!

– Quién está celoso de quién? Quién dijo en primer lugar que no iba a bailar ni loco? Vamonos Ryoga se nos hace tarde – dijo Akane saliendo de la casa.

– Arrg! (Rioga se aprovechará de Akane y la muy tonta ni se va a dar cuenta) – Entró a la casa molesto para comerse el desayuno a la velocidad de la luz y salir corriendo atrás de ellos.

– MMM esto me parece interesante – dijo Nabiki y les contó a la familia de que se trataban las dichosas clases, no sin antes pedirles una honorable consideración de dinero para la información y los planes.


Ranma pudo alcanzar a Akane y Ryoga que estaban entrando al hotel y ahí se encontró a Mousse, Ukyo y Shampoo.

– Ranma si te atreves a ponerle una de tus manos encima a Shampoo te juro que te mataré! – se adelantó Mousse a decir, pero Shampoo lo ignoró por completo tirándosele a Ranma.

– Airen venir! Shampoo estar feliz por bailar con airen.

A Akane se le saltó una venita, pero en eso llegó Sheila feliz a recibirlos.

– Veo que han venido! Pasen, pasen al salón! – mientras que caminaban al salón no paraba de hablar – ustedes son las parejas más divertidas que he tenido hasta el momento, no me equivocaba acá en Nerima tenía un buen presentimiento. Jajajaja tenía tanto tiempo de no divertirme como ayer.

Llegaron al salón y nuevamente estaba un sillón con muchos sillones donde se llegó a sentar Sheila y a su lado quedó parado Wilson, listo para cualquier pedido por parte de Sheila.

– Pero que esperan!? – dijo de pronto sobresaltada Sheila – a cambiarse todos!

– No podemos bailar así? – preguntó Akane no queriéndose poner ese vestido nuevamente.

– Por supuesto que no! – se paró en el sillón tomando poses dramáticas – Bailar es un arte también! Tienen que sentir la música en sus venas y en sus cuerpos y no lo pueden hacer con el adecuado vestuario.

Todos sin más remedio fueron a cambiarse nuevamente con las mismas ropas del día anterior. Una vez habían regresado se pusieron en parejas y Sheila comenzó a darles instrucciones empezando por los pasos más sencillos a su parecer, que implicaban vueltas y piruetas un poco provocativas que nadie lograba realizar. Una porque en cuanto Ranma agarraba a Shampoo, Ukyo y Mousse atacaban y otra porque Ranma no estaba nada concentrado por ver a Akane y que Ryoga no intentará nada.

Sheila les daba las instrucciones usando a Wilson como pareja, a pesar que Wilson era muy serio cuando bailaba con Sheila parecía ser otro y lo hacía muy bien.

Después de unas horas Sheila decidió que era tiempo de un receso al ver que no había mucho avance y pudo notar que las parejas que tenía no estaban en el orden adecuado. Ya había logrado distinguir que parejas funcionarían y sintió la emoción de querer unir a un par de adolescentes muy cabezas huecas. Ella nunca fallaba, tenía un ojo afilado para las parejas, y le encantaba unirlas, era la parte más emocionante de su trabajo.

Akane estaba abatida porque al parecer Ryoga y ella eran los peores, y no lograban hacer nada. Veía como Ranma había logrado hacer unas vueltas magnificas con Shampoo e incluso con Ukyo y ella nada.

– Querida te pasa algo? – Se acercó Sheila a Akane con intenciones de empezar a proceder su plan.

– No lo logramos – dijo Akane frustrada y más que frustrada molesta de ver a Ranma que tenía que tocar a Shampoo y Ukyo durante los pasos que hacían.

– En el baile siempre hay un guía, normalmente es el hombre y el guía necesita también un buen seguidor, se debe dejar guiar y seguir el paso que marca. Eso es todo. Pero si ambos no son compatibles pasa lo que te está pasando. Taaal vez si lo intentaras con Ranma, porque con Mousse ya intentamos y es lo mismo.

– Ranma es un bobo – dijo Akane muy suave – cada vez que casi lo conseguíamos llegaba a molestar a Rioga y además es un pervertido.

– A quien llamas pervertido! – dijo Ranma llegando a la conversación – para empezar yo no fui quien quería venir a estas clases.

– Pero aquí estas! Y divirtiéndote a lo lindo!

– Eso es lo que crees? – lo que menos estaba haciendo Ranma era divertirse, no había podido despegar un ojo de Akane no podía dejar que cualquier otro le tocara a y se aprovechara, suficiente tenía con el vestido que estaba usando, no se lo estaba haciendo nada fácil.

– Porque no intentas cuando empecemos nuevamente a bailar con Akane? – preguntó Sheila. A Ranma se le iluminó la cara, no tenía que fingir ayudar a Akane para terminar bailando con ella como era su plan, solo tenía que obedecer a Sheila.

– No pienso bailar con este pervertido! Ni que estuviera loca! – se adelantó Akane sabiendo que Ranma seguro la iba a insultar, así que decidió hablar antes.

– Pues yo tampoco quiero bailar con una pechos planos! Con pies izquierdos!

– Baka!

– Marimacho!

– Afeminado!

– Hey Hey Hey! Tranquilos (esto no va ser nada fácil) – pensó Sheila suspirando.

– Y cuando vamos a empezar otra vez! Ranchan ven vamos a practicar!

– Airen es la pareja de Shampoo no de Ukyo.

Empezaron nuevamente con los pasos del baile, esta vez con un poco de música, todo parecía un desastre. Para el final de la tarde habían logrado aprender toda la coreografía pero todos estaban con rasguños, chichones, con las ropas rotas y con moretes por todos lados. Todas habían terminado bailando con todos incluso Ukyo-Shampoo, Ranma-Ryoga, y todas las permutaciones posibles. Todo por lograr sus objetivos de que una persona no bailara con otra. Pero los que nunca bailaron juntos fueron Ranma y Akane.

Habían terminado la coreografía pero ninguna vez habían logrado terminar con la misma pareja o lograrla hacer tal cual era.

– (No puedo creerlo hice todo lo posible y no lo pude lograr, es la primera vez que me pasa en la vida!) – pensaba Sheila decidida a lograr su cometido. Nunca se había encontrado una pareja como esa, la verdad es que sus 6 estudiantes eran una locos, nunca se imaginó que se complicaría así, pero estaba decidida.

Como cierre del día y de las clases de parte del hotel iban a ofrecer un gran banquete y al final de la noche las respectivas parejas tendrían que bailar. Por supuesto a la cena llegó toda la familia Tendo y Saotome completa y la abuela de Shampoo, Colagne.

Después de la comida Sheila decidió intentarlo una vez más. Se retiró con Akane hacia uno de los jardines del hotel sin que nadie se diera cuenta. Sabiendo que el único que vería era Ranma que no dejaba de estar pendiente de Akane.

– Esto ha sido un total fracaso! – se desahogó Akane al fin – Sin ofender Sheila – se disculpó – pero lo has visto todo, no sé cómo vamos a terminar esto, ni siquiera sé si quiero – No quería ni pensar tener que ver como Ranma baila con alguna de sus otras dos prometidas.

– Oh querida! Te entiendo perfectamente, pero a mí no me engañas sé exactamente que lo que te tiene molesta es Ranma.

– Yo no... porque habría de importarme él?

– Pues ahí me contaron que ustedes dos son prometidos.

– Si y también Ukyo y Shampoo y quien sabe quién más.

– Si pero tú eres su prometida oficial y que lo aprueban sus padres.

– Eso no tiene importancia, lo hicieron sin nuestra opinión.

– Pero estoy segura que Ranma si está interesado en ti.

– De donde sacaste eso? Por supuesto que no! Todo mundo lo sabe.

– Creo que es todo lo contrario. No te has dado cuenta pero desde que empezamos no ha quitado ni un segundo los ojos de ti.

– Pero si se pasó todo el tiempo con Shampoo y Ukyo encima!

– Perfecto mira! ahí viene Ranma! Sabía que vendría jajaja! Mira tengo un plan escóndete detrás de estos arbustos y haré que Ranma confiese.

– Que confiese qué? – preguntó Akane sin entender.

– Shhh! Solo escóndete – Sheila le tapó la boca – oigas lo que oigas de Ranma no salgas hasta que te diga – y empujó a Akane para que se escondiera a tiempo. Ranma llegó donde estaba Sheila como buscando a alguien – Buscabas a alguien?

– Am me pareció ver a Akane por aquí, la has visto?

– Si estaba conmigo hace unos momentos pero se fue al baño, porque necesitabas algo?

– Ah? Noo, para nada – dijo Ranma rascándose una de sus mejillas.

– Ranma, voy a ser sincera contigo, por qué no de una vez por todas haces el último baile con Akane, no me engañas has querido bailar con ella todo el día.

– Cómo? No.. yo no, de que estás hablando?

Sheila cruzó sus brazos y lo vio a los ojos, haciéndole ver que a ella no le podía mentir.

– Entonces es que la encuentras demasiado atractiva, enserio he visto como la has estado viendo todo el día, y ayer también.

– Eso es peor! Como crees que voy a ver a una marimacho como ella, no es nada femenina y pechos planos! – dijo nervioso Ranma y Sheila pudo sentir que Akane salía de su escondite así que tuvo que dar una patada al arbusto para recordarle que no debía salir – y no, no recuerdo estarla viendo... tanto.

– Pues sí, desde que te vi, vi lo talentoso que eras, si quisieras esto te hubiera tomado solo unos minutos aprenderlo, pero no estabas nada concentrado.

– Yo no tengo la culpa que ella sea tan torpe y que no pueda bailar bien – Akane a un lado de los arbustos hizo todo lo posible para no salir gritándole – Yo soloo... pensaba ayudarle y – dijo bajando la voz – además solo a ella se le ocurre escoger a Kuno y Ryoga como parejas, que quien sabe que tienen en sus mentes. No iba a dejar que la tocaran – dijo nuevamente elevando su voz.

– Pero entonces está fácil si no quieren que ellos la toquen, entonces tú baila con ella.

– Ya te dije que no pienso hacer eso.

– Por qué? No te entiendo.

– Porque es Akane! Para empezar pensaría que soy un pervertido desde el momento que la agarraría así que me mandaría volando sin antes empezar – A Akane le salió una gota en su cabeza, estaba segura que ella haría eso – y además esos movimientos y pasos que nos has enseñado am...

– Si? – Ranma continuó en silencio – son muy sexys para ti? – preguntó Sheila levantando una de sus cejas.

– No tiene sentido que haga todo eso – dijo Ranma sonrojándose un poco solo de pensar de bailar así con Akane – no se ni que estoy haciendo aquí para empezar, no me gusta bailar.

– Entonces puedes irte nadie te está obligando.

– Tampoco puedo hacer eso, no puedo dejar que Ryoga baile y haga esos pasos con Akane. Además Akane no querría bailar conmigo tampoco y ese vestido... no podría.

– Ya no te entendí nada

– No voy a bailar ese baile con Akane enfrente de todos – Ranma parecía hablar ahora más para sí que con Sheila así que aprovechó la oportunidad.

– Entonces quieres bailar con otras de tus otras prometidas?

– Por supuesto que no!

– Pero dices que son más bonitas que ella.

– Yo no he dicho eso! Akane es diferente.

– Como marimacho? Pechos planos? Sin elegancia?

Una cosa era que el mismo llamara a Akane de esa forma, pero escucharlo de otra persona no le gustó para nada, aun sabiendo que no se estaba refiriendo a ella para insultarla. Akane por su lado se retorció entre los arbustos, no sabía cuándo más iba a soportar estar escuchando eso, ahora parecía que hasta Sheila la estaba insultando.

– Si! Pero digo eso es lo que la hace ser Akane – dijo esto último con cariño, aunque sus palabras no lo eran.

Akane no logró contenerse y salió de su escondite con un aura que Ranma conocía perfectamente cuando se enojaba.

– Akane! Que qué haces aquí?

– Argg sabía que esto no iba a funcionar! – dijo molesta Akane mirando furiosa a Sheila.

Sheila se dio con la palma en la frente, estaba a punto de conseguirlo, solo faltaba un poco más.

– Hay acéptenlo de una vez! Ambos quieren bailar juntos – dijo ya abatida Sheila, estos dos sí que eran testarudos.

Ambos volvieron a ver a lados opuestos con los brazos cruzados pero nadie dijo nada.

– No les gusta el baile porque no lo han hecho con la persona adecuada, sinceramente no creo que Akane pueda lograrlo con otra persona que no sea Ranma, definitivamente necesita de tu guía y Ranma tampoco creo que puedas con otra persona que no sea Akane, no realizas los pasos más importantes con las otras chicas porque sabes que no las quieres tocar y sé que menos frente a Akane.

– Son demasiado comprometedores, esos pasos – dijo Ranma

– Si se dan la oportunidad verán lo divertido que es. Ahora que todos están entretenidos con la comida es la oportunidad. Vamos solo prueben unos segundos.

Akane y Ranma la miraban con cara de extrañados y seguían sin ceder.

– Pero que par de testarudos! Háganlo por mí! Gracias a sus amigos he tenido una mala tarde, al menos creo que me merezco una recompensa – Sheila ya estaba agotando sus últimos recursos, lo único que quería era ver bailar a estos dos juntos, sino no se podría ir de Nerima tranquila y no tenía mucho tiempo.

– Solo si Akane quiere – dijo al fin Ranma.

– Mmm está bien lo haré, pero solo el comienzo de la canción y ya.

– Perfecto! Ahora permítanme un segundo – Sheila sacó de su chaqueta su celular y unas bocinas, las puso en una banca cercana y alistó la canción.

– Con todo y música? – pregunto nervioso Ranma, ya se estaba arrepintiendo de haber dicho que sí, es más no sabía si siquiera iba a lograr hacer los primeros pasos con Akane.

– Por supuesto! Sino no tiene sentido – dijo feliz – Bien Akane no te atrevas a golpear a Ranma, recuerda que solo es un baile.

– No es solo un simple baile – protestó Akane sonrojandose, de inmediato recibió una mirada furiosa de Sheila – de acuerdo lo intentaré.

– Ok preparados?

No estaban nada preparados. Ranma no tuvo más opción que abrazar por detrás a Akane y tomarla por la cintura que era la pose inicial. Apenas y pudo lograrlo, el corazón ya le estaba empezando a latir con fuerza y ni siquiera habían empezado. Akane no dijo nada estaba tratando de pensar en otras cosas para no ponerse nerviosa.

– Listos – dijo Ranma no muy convencido.

– Noo, así no es – Sheila se alejó de las bocinas se acercó a ellos y les corrigió la postura. Ranma le tomaba ahora con su mano libre la mano de Akane y la elevaba a la altura de su hombro y con la otra acercaba más a Akane hacia él con su mano un poco más adentro de la cintura. Luego de corregirlos, en donde sorprendentemente ninguno de los dos había dicho ni un pio se alejó para poder poner la música y observar mejor – Ahora solo falta que ambos se vean uno al otro, si no hacen eso no pondré la música y no me iré hasta que lo hagan.

– No te emociones Sheila solo accedimos a hacer unos cuantos pasos – dijo Ranma preocupado.

– Si lo sé, ahora solo mírense!

Ranma obedeció quería que terminará esto cuanto antes o se iba a volver loco. Nunca había estado tan cerca de Akane tanto tiempo. La volvió a ver pero como Akane estaba de espaldas solo veía su cabello el cual se quedó contemplando, cuando de pronto sin ninguna advertencia Akane volvió a verlo girando su cabeza. Lo cual lo sorprendió y lo dejo mudo, realmente era hermosa pensó, pero luego Ranma se dio cuenta que Akane estaba haciendo mucho esfuerzo para verlo, así que se giró un poco sobre ella e inconscientemente la apretó más hacia él. Algo que Akane no pasó desapercibido y estuvo a punto de reclamarle que eso no era necesario, pero la voz simplemente no le salió. La tranquilidad del lugar donde se encontraban y la luz de la luna no la estaban ayudando en nada, esos ojos azules de Ranma la habían hipnotizado.

Sheila lo había conseguido! Celebró en silencio, era mejor no interrumpir nada, solo le dio play a la música para que ellos pudieran iniciar.


Notas de la autora:

Que tal les pareció?

Que pasará? lograran Ranma y Akane realizar el baile? Con esta pareja nunca se sabe.

Esperen mi próximo capitulo a subirse pronto y estén sintonizados.