Llegó el momento.

Han sido años, muchos parones, mis ritmos de actualizar se han visto mermados pero tras mucho esfuerzo... por fin ha llegado el final de la historia.

Me he dado cuenta de que la calidad de mi escritura se ha ido deteriorando, no sé si ha sido por que he echo varios fics de la misma temática, que usan la misma base o bien que ya he escrito demasiados diálogos y resulta difícil que no parezca un copy-paste.

No sé muy bien como será mi futuro en esta web, pero intentaré seguir haciendo proyectos aunque a rimo más lentos y en cuentas de otras personas aunque he de decir que me gustaría escribir destino carmesí de una vez pues lo tengo aparcado... la pega es que no saldrá en FF ya que lo quiero hacer comercial, se que será difícil pero no estaría mal llegar a lograr ese objetivo.

Si vuelvo a hacer un fic de Naruto, puede que haga un cambio total, tal vez deje el estilo de neglected... tal vez un desterrado, un no god-like, algo más oscuro pero manteniendo un humor algo macabro... estoy desvariando bastante pero son cosas que me gustaría probar.

Eso un un neglected que torne a lo malo, al final aquí casi siempre es lo mismo: un descuidado Naruto que se vuelve muy fuerte y misteriosamente los padres buscan el perdón (la mayoría de las veces). Acaban con las amenazas y ale, un final feliz.

Al final uno se da cuenta que este tipo de fics terminan siendo como el día de la marmota, por desgracia la mayoría de estas historias han sido abandonadas incluso desde el primer o segundo capítulo... incluso algunas eran copias de otros fics... es realmente raro ver una historia de este género que no ha sido abandonada o borrada con promesas de hacer un re-work para que luego la abandonasen al poco tiempo.

Incluso yo me he visto obligado a cancelar proyectos... la secuela de familia fox (no sé si haré algún día la secuela), shinobi en tristain, etc...

Sin embargo, estoy feliz de haber completado esta historia, se que Eli quiere que escriba algunas ovas a modo de extras... puede que haga una o dos, pero no más y las haré con el tiempo.. tal vez.

Tengo muchas cosas en mente, si no fuera por el tema del copyright, me gustaría hacer un juego de esta historia y llegados al caso aunque tardase años... un manga.

Pero son sueños y solo se pueden alcanzar si uno se lo propone realmente, eso y tener mucho tiempo.

Así que, antes de proceder al capítulo final, vamos a responder por última vez a los comentarios, pocos pero importantes pues demuestran que se han molestado en leer la historia y dar su opinión, muchos creen que no, pero los review son como la gasolina de un escritor, a mas comentarios, escritura más intensa.

Una cosa más, he jugado al ocarina of time... me pasé el templo del agua a la primera, sin guías y sin perder la cordura... ¿Es normal?

.

- Roy4 : Gracias, me alegro de que te gustasen las referencias a ese juego. Si alguien se pregunta por que no hago omake, es por que tu ya haces uno en los comentarios.

- Zafir09: Espero que el capítulo sea de tu agrado

- jbadillodavila : Gracias.

- Enightmare : Me imaginaba que muchos pensarían eso, pero no... aún sigo aquí... en las últimas pero resisto. Si, ¿Que aventurero no desea un mapa?

- CCSakuraforever: Gracias, espero que este capítulo te guste.

.

Ahora si, comencemos con el capítulo.


Capítulo final

{Puertas de Hyrulegakure, introducción de música épica de bajo coste}

.

– Muy bien compañeros, hemos luchado muy duro para llegar hasta aquí. – Alastor empezó a dar una especie de discurso mientras que el resto del equipo le miraba con una expresión un tanto cansada.

– Las pruebas han sido difíciles pero con nuestra habilidad y valentía logramos el objeto que nos conducirá a la salvación del mundo (Y que Alexa recupere su cuerpo) – Alastor habló con un tono de motivación bastante elevado al cual parecía que estaban en la final de la copa mundial o como si le hubiera tocado la lotería.

– En realidad solo fuimos Alexa y yo a por el arco... – Naruto susurró en voz baja, no es que quisiera llevarse la gloria pero el rey demonio estaba con demasiada motivación.

– Creo que en su cabeza solo está el momento en el que ganamos y recuperamos la forma física de Alexa... ¿No viste que Alexa se comporta igual? – Haku señaló a Alexa que estaba al lado de Alastor haciendo gestos de motivación para la batalla, era algo tan extraño que podía resultar cómico.

– Cierto, al menos sabemos que este sello especial te permite ver a Alexa aunque no puedes escuchar lo que dice... tienes suerte – Naruto resopló al ver como estos dos tras la conversación que tuvieron parecían llenos de energía, más que haberse tomado exceso de azucar y cafeina.

– Menos tonterías y más acción mocoso. – Zabuza bramó mientras golpeaba la cabeza del peli plata el cual estaba a punto de responder a la violencia... de no ser por que Ciela apareció con un martillo gigante en mano... un martillo edición especial listo para esta gran batalla.

– Nosotras también vamos – Kushina se acercó al grupo junto con su hija, ambas se habían equipado para la batalla, si había que salvar el mundo y de paso apoyar a el joven Uzumaki, participarían sin dudarlo un momento.

– De acuerdo, vamos a ver... Ciela, ¿Alguna información sobre Sheik? – Alastor preguntó a el hada brillante con un cambio de tono radical, como si fuera bipolar.

El hada miró a Alastor con el ceño fruncido al "recibir un comando del canoso" pero dada la situación, no quería dañar más el cerebro de este a base de golpes.

– Sheik-kun me ha informado de que han conseguido recrear un ejercito de criaturas, prácticamente del mismo número o superior al de la última batalla gracias a la influencia creciente de Malhadus. Nuestras filas aún no se han recuperado y los aliados no tienen activos suficientes para apoyar debido a los últimos acontecimientos – Hada informó al grupo sin mucha emoción, después de todo no eran muy buenas noticias sobre todo teniendo en cuenta que las personas mas poderosas del grupo estarían ocupados enfrentándose al líder mientras que los "soldados comunes" debían encargarse de criaturas que llegan tranquilamente al nivel jonin.

– Esto es realmente preocupante, me apena decir que en la batalla habrá alguna baja pero sabiendo esto, no puedo obligarlos a una batalla suicida.– Naruto bajó su cabeza tras explicarse, los shinobi bajo su mando estaban aun recuperándose de la batalla que tuvieron y en el estado en el que están, a penas podrían resistir en el caso de una invasión.

– Siempre podemos pedir ayuda a las demás aldeas, después de todo, es una amenaza global. – Zabuza argumentó de forma innegable, después de todo, el destino del mundo estaba en juego y era recomendable que hicieran equipo.

– Por desgracia, recibieron ataques sorpresa y están intentando elevar las defensas... el enemigo ha sido listo y durante vuestra aventura, los miembros de Malhadus dejaron el comunicado de que atacarían sin piedad un territorio, su jugada maestra fue la de no especificar que villa sería atacada. – Black respondió con un tono sombrío, después de todo no le gustaba nada la situación y lo peor es que ya se imaginaba el verdadero significado de la amenaza.

– Esta claro, quieren que todos estén en sus casas escondidos mientras Malhadus toma el cuerpo de Alexa y cuando eso pase atacarán a un territorio.. el de los humanos – Haku se había dado cuenta de lo que la carta de amenaza significaba en realidad, claro que podían explicar a las demás villas pero no tenían suficiente tiempo y la gran mayoría le faltaría el coraje para la batalla.

– Naruto-sama, da igual lo que digas, nosotros le apoyaremos en la batalla – Debido a la situación, nadie se había percatado del par de soldados que había cerca de la puerta y que estos habían escuchado todo. Como habían predicho, por desgracia los shinobi de la villa eran tan cabezotas como el líder.

El Uzumaki sentía mucha presión en su interior, por una parte le alegraba el contar con el apoyo de su pueblo pero por otro lado le destrozaba el saber que muchos de los que habían logrado sobrevivir no volverían jamás y eso era algo que no podía soportar más pues aunque las bajas de los soldados era algo a lo que un Kage debe estar acostumbrado, el no permitiría que más vidas fueran sesgadas.

– No te preocupes Naruto, esta vez, vamos a ganar por goleada – Alastor sonrió mientras usaba su pulgar para indicar que todo estaba bien, cosa que extrañó a todos pues en sus mentes solo se imaginaban que la respuesta de Alastor sería " Ya me encargo de todo el ejército yo solito mientras me tomo un tazón de ramen"

– Alastor, tienes que encargarte de recuperar mi cuerpo, aunque me moleste decirlo, no puedes encargarte de todo tu solo – Alexa recriminó a Alastor, si bien es cierto que podía encargarse el solo, no disponían del tiempo necesario por no hablar de que si los generales también participasen, el solo no ganaría... o tardaría bastante, lo suficiente para que Malhadus cumpliera su objetivo.

– ¿Quién dice que estoy solo? – Alastor respondió con una sonrisa mientras que con un movimiento de mano, un portal se abrió revelando a una figura masculina que atravesaba la puerta.

– ¿Que hay de nuevo, cubito? – Una voz risueña sonó del misterioso sujeto hasta que la luz mostró su apariencia, ante esto el demonio solo pudo sonreir.

– No me puedo quejar, cerilla – Alastor respondió con el mismo tono de voz, la cosa fue que ambos se acercaron y chocaron los puños antes de... ¿Abrazarse?

– Ha sido un tiempo, bro. – El nuevo individuo se separó rápidamente, después de todo los abrazos de reencuentro entre amigos duran muy poco (Lo siento fans del yaoi).

– Veo que te va todo bien, Natsu.– Alastor reveló al grupo la identidad del peli rosa que estaba frente a ellos, era la persona con la que se crió en la otra dimensión donde se convirtió en el nidaime mao... por lo que podían descartar la posibilidad de que fuera un familia de los Haruno.

– Todo está preparado, esto será fácil – Natsu informó a Alastor el cual no pudo poner una mayor sorpresa, causando una duda en el resto.

– ¿Qué está preparado? – Naruto preguntó confundido, no sabía muy bien lo que pasaba.

– Bueno, ellos cuentan con un ejército y nosotros contamos con uno más grande. – Alastor respondió de forma un tanto alegre, no solo por que se había re encontrado con un viejo amigo suyo, también, contaban con una ventaja para la batalla final contra Malhadus.

– ¿Qué ejercito? – Kushina la cual estaba en la sala preguntó extrañada, no sabía como podían tener un "gran" ejército si ninguna aldea shinobi estaba por participar, a lo que Natsu no pudo evitar poner una expresión un tanto salvaje al pensar en como al fin podría volver a luchar, no es que le gustara la guerra pero haber estado los últimos años de político y padre responsable cuándo antes era un aventurero, bueno... no hace falta mucha explicación.

– Es muy sencillo, ¿Sabes que pasó cuándo es cubito de hielo ganó a ese idiota de Kami?– Natsu preguntó señalando a Alastor, Ciela no pudo evitar sacar su libreta para anotar este apodo con el que podría molestarlo más adelante.

– Ni idea, sabemos que llegó a este mundo justo al final de la batalla pero si sabemos que antes de aquel combate, se encargó de crear un "gobierno" democrático en su reino de demonios para no tener que estar con el papeleo. – Kurama respondió con un toque de decepción, el echo de renuncia a un cargo de tanto poder con tal de no estar haciendo papeleos... aunque en realidad desde que Naruto es Kage, se vio obligado a salir del sello con más frecuencia para no estar constantemente mirando los papeles que el Uzumaki rellena. Esto causó en muchos una gota de sudor con el echo de ver a la persona que tenían frente a el como un vago.

– ¿Qué? Me necesitaban más en el campo de batalla, si algo me pasaba quería que hubiera algo menos corrupto a gobernar... el echo de liberarme del papeleo solo era un extra. – Muchos negaron con la cabeza y pensaron que era mejor dejar ese tema de lado pues no tenían demasiado tiempo para malgastar.

– El caso es que a lo largo de estos años, todos los reinos se han juntado en un único gobierno... mejor dicho, los líderes de cada región se juntan en una sala para tomar las decisiones para evitar que nadie tenga el poder absoluto, desde entonces, las cosas han ido mejorando y todos se llevan bien. – Natsu comenzó a explicar como su mundo ahora era un lugar de paz y armonía, justo lo que habían buscado siempre.

– El caso es, que cuándo muchos supieron de que seguías vivo y que estabas por enfrentarte a un gran mal... todos se pusieron como locos y decidieron ayudar en la batalla. – El pelirrosa terminó su explicación, no podían creer que la persona que estaba aquí presente había logrado tanta influencia, si que era fuerte pero no imaginaban que había echo mella en las personas del otro mundo.

– Son muchas las aventuras que viví... – Alastor simplemente sonrió un poco tímido ante la escena, no tenía ni idea de que en el otro reino le tuvieran tanto aprecio... aunque seguramente las aseguradoras serían la excepción.

– ¿A que esperamos? ¡A la batalla ! – Alexa gritó con todas sus fuerzas, dejando claro que tenían que empezar ya con la "misión" si o si... lástima que en su estado actual, solo Alastor y Naruto eran los únicos que podían oírla.


{Más tarde, cerca de la base enemiga}

– Bueno, ya estamos llegando... que raro que no hayamos encontrado ningún obstáculo – Kushina mencionó al grupo el cual pensaba igual, no era muy normal que fuera tan fácil.

– Tal vez estén demasiado confiados de haber obtenido la victoria o tal vez esto sea una trampa– Naruto respondió con un tono pensativo. No era la primera vez que esto pasaba, siempre podía pasar algo similar

– Yo voto por lo segundo – Alastor no pudo soltar una risa nerviosa al ver como literalmente, habían sido engañados por el enemigo , si hubiera algún genjutsu, ilusión, etc... podrían haberlo detectado, pero nadie esperaría una jugada como la que estaban presenciando en ese momento:

El paisaje era falso, en realidad eran unos grandes paneles bien dibujados con los que habían logrado hacer ver como si no hubiera nadie en la zona cuando en realidad todos los enemigos estaban allí.

– ¿Te gustó mi arte? – Una voz risueña salió de entre el gran grupo de enemigos, risa que no fue difícil de reconocer.

– No sé por que, pero me lo imaginaba – Alastor frunció el ceño al ver a la artífice de la jugada, debía habérselo imaginado pues esta fue una jugada que hicieron años atrás en la época en la que pensaba que no era una traidora.

– Lo siento, pero de aquí no pasarán. Están en inferioridad numérica... denme los fragmentos de la trifuerza y veremos si les dejo vivir. – Obito surgió de su vértice espacio temporal provocado por el kamui, habilidad de su sharingan.

Ante esto, el equipo de Malhadus se esperaba que el enemigo se rindiera o que estaban por realizar una victoria aplastante, pero lo que no esperaban era el como parecían estar Naruto y el resto.

– Dobe, ¿No ves que tienes las de perder? ¿Por que no pides clemencia? – Sasuke preguntó con un tono molesto pues en su mente de Uchiha corrompido, se imaginaba que el Uzumaki estaría suplicando por sobrevivir.

En lugar de ello, el actual Kage estaba con una sonrisa en su rostro.

– Bueno, tal vez es por que no estamos solos – Naruto respondió mientras hacía una señal a el peli plata, era una suerte para el enemigo no poder ver ni oir a Alexa pues podrían rellenar un libro con todas las barbaridades que estaba diciendo.

– Momento de la caballería – Alastor activo su rinne sharingan para combinarlo con su poder diabólico logrando crear portales de tamaño considerable por los que empezaron a salir un gran número de combatientes de todo tipo: Humanos, trolls, orcos, seraphines, demonios... todos ellos parecían llevar dos banderas. Una que representaba a su propia facción y otra que representaba la alianza que ahora los unía.

Si alguien se pregunta, tras la muerte del kami corrupto, los ángeles estaban sin la tiranía de su líder por lo que podían actuar como querían y estos deseaban la paz... el echo de estar ahí, no parecía gustarle mucho a Sophie pues técnicamente esta facción debería ser suya ya que su padre era el anterior líder.

– Da igual, no vais a pasar de aquí, no hasta que Malhadus logre el control de su nuevo buque. – Obito respondió con un tono serio aunque internamente sentía algo de miedo al ver el tremendo ejército que había surgido del portal.

– Me temo que ellos pasarán, no te preocupes... me encargaré de darte un buen tiempo de diversión – Natsu apareció con sus ropas de batalla, a este le hubiera encantado que su esposa estaría en la batalla pero alguien debía encargarse de que los niños no causasen mucho caos en su hogar.

Por parte de el bando de Malhadus, todos estaban con sorpresa y temor al ver un ejército tan grande aparecer de la nada, por no contar que algunas criaturas parecían imponer más miedo que las creadas por el ser oscuro. Pero sobre todo, el echo de no conocer la identidad del que parecía el cabecilla del batallón.

Bueno, todos menos cierta persona.

– Vaya, así que el rosita quiere jugar en ligas mayores... ¿Aún sigues jugando con tu pobre fuego? – Sophie preguntó en un tono burlón, era la única que al igual que Alastor se mantenía en una apariencia física similar a la de la batalla contra Kami años atrás, sin embargo, aunque no lo quería admitir, la nueva apariencia de Natsu... aunque familias, denotaba un mayor grado de madured y de haber pasado muchas experiencias desde aquel entonces (Y tener que cuidar niños... eso da un gran nivel de resistencia física y sobre todo mental).

–Lo siento Sophie, pero tu eres la que se va a quemar – Natsu golpeó la palma derecha con su puño izquierdo generando una llama azul, causando en algunos una sorpresa, aunque en cierto peliplata esto provocó una sonrisa.

– (Así que ha mejorado tanto su poder en el fuego, que puede generar llamas azules, realmente no has dejado tu entrenamiento) – El rey demonio no pudo evitar sentirse como en los viejos tiempos, al menos no tenían que escapar de los pueblos para evitar pagar las facturas causadas por la destrucción ocasionada en las batallas.

– Da igual, tu ejército no podrá contra el nuestro por que los Uchiha estamos aquí– Sasuke activo su sharingan en etapa final, intentando dar un poco de miedo, sin embargo en Natsu no causó ningún temor, sin siquiera parecía afectarle el genjutsu que le había lanzado. El motivo era fácil, los genjutsu en personas que no tienen sistema de chakra son inútiles a no ser que sepas como modificar la técnica.

– En primer lugar, debería ser el ejército de este, pero es demasiado vago para querer gobernar y en segundo... ¿No deberías revisarte la vista? Parece que tengas un problema serio en la vista.– Natsu recalcó con un tono simple, ganando un quejido por parte del invocador de zorros al llamarle vago y por parte de Sasuke...

– ¡Maldito insolente! – Si, Sasuke se lanzó a la batalla sin pensar solo por que se burlaron de sus preciados ojos. Obito no pudo evitar el suspirar ante tamaña estupidez del hijo menor de Mikoto y Fugaku... todavía no se explicaba como era posible, después de todo sus otros dos hijos son prodigios en toda regla y serios...

Incluso llegó a pensar si en realidad era adoptado.

En un rápido movimiento, Natsu se desplazó hacia la dirección del atacante y con un ágil movimiento, dejando su palma extendida tal y como si fuera una espada, cubrió esta de llamas azules. Haciendo que al entrar en contacto con la espada del Uchiha, esta fuese cortada de forma limpia.

Aprovechando el impulso del movimiento y de la sorpresa provocada en el niño con el ego más grande de la historia, Natsu ejerció un giro con el que impulsó su pierna izquierda con la que pateó la espalda de Sasuke, haciendo que este se estampase contra el suelo.

Esto causó dos grupos de opiniones:

Un grupo enfocado en la destreza de Natsu y su gran habilidad de combate mientras que la otra facción de opinión era: Sasuke era cada vez más patético.

Aun así, esta lastimosa escena por parte del equipo de los malos, era la señal de que la batalla había comenzado.

– ¡Al ataque! – Obito exclamó con fuerza y señalando hacia el ejército que se interponía en sus planes, pensaba haber ganado más tiempo con algo de chala extra para que Malhadus pudiera adaptarse a su nuevo cuerpo pero tras el vergonzoso acto del Uchiha más joven, tenía que dar el inicio de la batalla.

A diferencia de el ex compañero de Kakashi, Natsu solo tuvo que hacer un gesto para indicar a todos que era el momento de pasar a la acción, no hacía falta decir que algunos de los rugidos de batalla que ahora estaban sonando dejaban en varios enemigo una sensación de temor bastante considerable.

– Ahora que vamos a estar liados en la batalla, es vuestra oportunidad para avanzar – Natsu envolvió sus brazos en llamas antes de abalanzarse contra dos enemigos al mismo tiempo, haciendo a la vez, una llave de cuello en ambos... el resultado no era muy agradable para los malos.

– Gracias Natsu. – Alastor puso su pose de nice guy antes de empezar a correr en dirección a la zona de mando de la base enemiga.. o el lugar donde se estuviera produciendo la transferencia, no le gustaba admitirlo pero ya empezaba a sentir como alguien estaba aumentando su poder en el interior de la base y eso solo significaba una cosa: La transferencia estaba en marcha.

– ¡Más te vale presentar a tu novia a la abuela! – Natsu gritó mientras batallaba contra varios soldados con una mayor destreza en batalla a como era antes aunque seguía manteniendo la tenacidad, su comentario hizo que Alastor mientras proseguía con su camino, quedase con la cara roja como un tomate, no hacía falta decir que Alexa también tenía la cara sonrojada.

– No te distraigas, tenemos que avanzar – Naruto era el que llevaba la delantera al grupo, si no se contaba el byakugan, el era el mejor sensor del grupo y Alexa si tuvieran tiempo, la mejor guía... al menos en su forma actual ya que al ser un "espíritu" podría atravesar paredes y trazar las rutas más recomendadas, era una pena que no tuvieran la armadura que usaron en la aventura de encontrar el arco de luz.

Solo debían avanzar... solo esperaban no llegar demasiado tarde.

.


.

{Konoha}

.

Mientras que Naruto y sus amigos disputaban la gran batalla final, las cosas en Konoha estaban similar, visto desde otro punto de vista. Ahora mismo estaban todos reunidos con el Damnyo de fuego y los demás consejeros que habían acudido a una reunión de emergencia solicitada por la Kage Uchiha.

– Como saben, el tiempo apremia.– Saya expuso desde su asiento con un tono serio mientras mantenía una postura reflexiva que reflejaba una completa seriedad.

– ¿Podría exponernos la situación? ¿A caso hay alguna reforma urgente? – Uno de los consejeros del señor del fugo preguntó con duda, solo decir que esta pregunta causó sorpresa en la mayor parte de ciudadanos de la villa.

– ¿A caso no saben lo que está pasando?– Tsunade preguntó incrédula, no estaba en su mente el echo de que estas personas no estuvieran enteradas de la gran batalla que se estaba librando.

– No, en realidad estaba por preguntar los motivos por los que la villa está peor que años atrás y estaba por concertar una reunión... pero poco antes de hacer la carta, recibí la vuestra – El señor del fuego expuso con tranquilidad aunque se le notaba la cara molesta, el no quería tener a alguien como Minato en el cargo pero al parecer las cosas en la villa estaban "peor"

– ¿Qué? Se trata de una broma, ¿No? – Saya preguntó un poco molesta ante la acusación recibida, en realidad muchos shinobi habían cambiado a una expresión más incrédula de la que habían mostrado al ver el desconocimiento de la gran batalla.

– Según los informes, solo me habeis indicado números rojos... seguramente, habeis derrochado todo el dinero en mejorar las calles. – El señor feudal tenía esa suposición pues al llegar había visto a Konoha en mejor estado "visual" que nunca y ese podría ser el motivo del derroche de las arcas.

– Eso no es posible, en los informes que mandé, no solo informaba de la situación de la crisis actual, también enviaba los datos de que gracias a los beneficios obtenidos habíamos mejorado la villa y nuestra economía está en alza, lentamente pero en alza.– Saya hizo un gesto con el cuál Itachi recibió la orden de ir a buscar los documentos, no hace falta decir que solo le costó un par de minutos dejar todos los papeles sobre la mesa.

El señor feudal empezó a mirarlos uno a uno, su cara tornó a una sorprendida pues algo no era normal.

– Los informes que recibí son demasiado diferentes a lo que me estás enseñando... ni siquiera coincide el formato– El Damnyo mostró el último informe que recibió por correspondencia, no hacía falta decir que Tsunade y Saya tenían cara de muy pocos amigos.

– Estos informes son falsos – Saya habló con un tono seco y nada agradable, era sin duda signo de que estaba hablando con sinceridad en algo que no le gustaba nada, no hacía falta decir que Tsunade seguía revisando el documento.

– Este formato es muy similar al que escribía Minato durante su época como Yondaime – Tsunade respondió al grupo, ni hacía falta decir que todos, incluso los nobles se habían dado cuenta de la situación, a pesar de haber sido degradado, Minato era el anterior Hokage y Jiraiya era el jefe de espías... conocían a la perfección el sistema de envío de informes y no les sería difícil hacer el cambiazo.

Por otra parte, se reportaron varios "accidentes" que hubieran destruido los archivos de Konoha, era una suerte el nuevo sistema de protección de archivos.

– Ese maldito.. no para de darme dolor de cabeza – El señor del fuego respondió mientras apretaba los dientes con fuerza, era obvio que el plan era: destruir los archivos correctos para que cuándo llegase con la información falsa, retirar a Saya del puesto y colocar de nuevo a Minato por que su "gestión" era mejor.

No hacía falta decir que la villa estaba mejor que nunca.

– Itachi, busca a Minato y Jiraiya... que vengan de inmediato – La Kage femenina no tenía una expresión muy amigable, en estos momentos en su cabeza estaba el echo de que los actos de idiotez de esos dos eran demasiado grandes y probablemente, los castigos habían sido demasiado cortos pues no parecía si no empeorar la situación. En su mente ya solo quedaba una solución directa... sellar el chakra de los dos de forma permanente y retirar sus licencias shinobi por no hablar de prohibir su salida de la villa a no ser que vayan con un supervisor. Aunque seguramente, sería insuficiente ya que tratarían alguna artimaña por lo que tendrían que llevarlos a prisión.

De hecho solo por lo que habían echo, la ley debería haberse aplicado con la pena capital pues estaba afectando a la estabilidad de la villa con información falsa. Y eso es realmente malo para la villa. El Damnio había sido "indulgente " con Minato y Jiraiya debido a todos los logros que habían obtenido pero con los últimos sucesos ya no podía tolerar más por lo que había decidido hacer algo que nunca se había echo hasta ahora.

– Voy a compartir lo que ha pasado con el resto de villas, puede que algunas villas piensen que pueden tener una oportunidad de trucar los informes pero... ahora sabrán la verdadera forma en la que Minato y su sensei actuan. Se les agotó las posibilidades de redención. – Muchos tragaron saliva al ver como estaba actuando el señor feudal, en verdad tenían la suerte de alguien que realmente se esforzaba en su puesto.

.


.

{Vuelta al campo de batalla}

.

Muchos de la villa de Hyrule pensaban que las tornas estaban a su favor con la llegada del ejército de Natsu, por desgracia en realidad, lo que habían logrado era equilibrar la balanza. Las fuerzas de Malhadus ahora que parecía que su lider estaba consiguiendo un nuevo recipiente, parecían haberse fortalecido y eran más difíciles de destruir.

– ¡Tenemos que ganar tiempo! – Kushina gritó mientras generaba una cadena con la que atravesó a varios en línea, con la nueva resistencia que tenían, solo servía para inmovilizarlos unos momentos... el tiempo justo para que Naruko apareciera con un par de rasengan cargados y así destrozarlos.

– Lo sé Kaa-san, espero que onii-chan pueda lograr el objetivo antes de que sea tarde – Naruko miró ligeramente la entrada por la que pasó Naruto al inicio de la batalla antes de esquivar un peligroso ataque de otro enemigo.

La batalla parecía no haber llegado a la mitad.

Natsu con sus potentes llamas dejaba a sus enemigos carbonizados mientras que Haku inmovilizaba a los enemigos y a continuación los cortaba con sus manos en las que había formado hojas de hielo. En el momento en el que se acercaba un gran número a estos dos, Haku formó una ligera capa de hielo en el suelo haciendo que los enemigos resbalaran.

– Es curioso, la misma jugada que Alastor hacía – Natsu sonrió mientras se encargaba de acabar con los enemigos abatidos, Haku se acercó a este para una mejor defensa y visión conjunta.

– Te recuerdo que Alastor ha sido mi sensei – Haku formó una gran cantidad de sembon por medio del hielo resbaladizo creado y lo arrojó a sus enemigos, Natsu sonrió pues recordó momentáneamente la época en la que era niño y competía con Alastor. Aunque su pregunta fue un tanto estúpida puesto que Haku estubo en Halkenia junto con Alastor y Zabuza durante unos 3 años.

Hablando del rey de roma, Zabuza estaba atacando a los enemigos sin descanso, por medio de su gran zambato, intentaba mantenerlos en jaque pues muchos de los enemigos tenían la misma capacidad de regenerar de las criaturas de Orochimaru y realmente terminaban siendo un incordio.

– (¿Es que acaso no se cansan?) ¡Vamos, tenemos todo el día para la diversión! – El ex espadachín de la niebla exclamó con fuerza intentando evitar mostrar signos de cansancio antes lo que parecía ser ya su mayor tasa de bajas en una sola batalla. Estaba tan concentrado en los enemigos que tenía delante que no se había dado cuenta de un gigantón que tenía detrás con lo que parecía un machete gigante.

Para cuando se había dado cuenta por la sombra que generaba la criatura, ya era demasiado tarde.

– Yeahh! – Un potente gritó surgió del campo de batalla, acercándose a la zona donde estaba Zabuza y en un visto y no visto, el brazo de la criatura que portaba el machete ahora estaba en el suelo.

– Zabu-san, deberías tener más cuidado. – Una voz un tanto seca pero con un toque humorístico salió del recién llegado, esta persona era conocida para Zabuza el cuál era reconocido por este.

– Parece ser que eres un poco lento, Zack – Zabuza respondió con un tono humorístico mientras se volvía a posicionar en su postura de guardia, ambos espadachines chocaron espaldas para poder cubrir los flancos.

– Bueno, pensaba que tu habilidad era "tan" asombrosa que no necesitarías a alguien mejor que tu – Zack añadió a la mini discusión haciendo que la sonrisa de Zabuza aumentase al mismo tiempo que una marca de enfado se notaba en sus inexistentes cejas.

– ¿Que te parece que si hacemos una competencia de haber quien acaba con más enemigos? – El padre adoptivo de Haku sugirió en pleno fragor de la batalla, no hacía falta decir que Zack tenía toda la pinta de estar conforme.

– Muy bien, pero luego no llores... ¿Que te parece si el que pierda debe pagar la cena? – Zack añadió un pequeño aliciente al reto, no hizo falta palabras, simplemente un gesto con la cabeza para indicar que el trato estaba cerrado.

En un rápido movimientos, ambos empezaron se lanzaron contra los enemigos a abatir, acabando con todo lo que podían y el marcador estaba siendo bastante igualado.

Zack divisó un troll gigante modificado, el cual se acercaba a altas velocidades, en un ágil movimiento, Zack giró su espada mientras concentraba su energía interna y posteriormente clavó la espada en el suelo. Lo que sucedió fue la aparición desde el cielo de una espada gigantesca cayendo directamente sobre la criatura, al hacer esto, muchos enemigos se le quedaron mirando, Zabuza igual... solo que al ver la sonrisa de Zack, el espadachin que una vez perteneció a Kirigakure solo se le ocurrió decir una única cosa.

– ¡Ese cuenta como uno! –

.


.

Zona principal, cámara de Malhadus

.

– ¡Es que esta mierda no tiene fin!– Alastor gritó exasperado ante lo que estaba sucediendo, se habían topado con una serie de salas laberínticas, las cuales no parecían terminar nunca y habían descubierto que si utilizaban la "fuerza" para abrir un camino, el muro se reconstruía y los caminos parecían cambiar.

Lo peor se que una vez que se dieron cuenta, intentaban ir con cuidado pero algunos enemigos al ver que se acercaban demasiado a la meta, intentaban destrozar la puerta para que esta se re-configurase... por suerte, la velocidad que tenían nuestros protagonistas lograba que esta mala acción no se llegase a efectuar.

– No, estamos cerca, este mapa que encontramos, indica que estamos a una puerta... menos mal, que si hay modificaciones en el lugar, el mapa también cambia – Naruto señaló en la zona roja de un trozo de pergamino que habían encontrado en un cofre, de no ser por ese mapa, estarían constantemente vagando sin rumbo debido a las primeras veces que modificaron el laberinto. – Mira, ahí está la puerta final – Naruto declaró con un tono más animado, bien era cierto que estaba toda la tensión debido a todo lo que estaba en juego pero saber que por fin podrían luchar para poder evitar el fin del mundo, era un alivio.

– Esta cerradura... me pregunto si esta llave servirá – Alastor sacó del bolsillo una llave que habían encontrado antes la cual era diferente al resto que habían estado usando durante la laberíntica mazmorra. Tenía un aspecto más tenebroso pero estaba bañado en oro con un rubí en la parte superior.

– ¿A qué estas esperando? Abre la puerta de una vez – Alexa exclamó ansiosa por poder recuperar su cuerpo, si es que aún estaban a tiempo de recuperar de forma sencilla aunque por suerte contaban con el arco de luz. Otro motivo de su estado nervioso es que básicamente en este castillo no podía atravesar las paredes a pesar de su condición. Tal vez, habían tomado medidas especiales para que no pudiera "servir de guía".

– Ya voy, ya voy. – Alastor dijo con un toque quejoso, iba a abrir la puerta, pero no lo hacía a toda velocidad pues quería mentalizarse para el combate que se avecinaba, no era tonto pues según la ley universal, siempre que hay un lugar que sea necesario utilizar una llave especial y que seguramente esté lo que buscan en dicha zona... fijo que hay una especie de final boss.

– En cuanto colocó la llave, el candado que había en medio de la puerta, absorbió las cadenas para acto seguido desaparecer en la nada. Entonces, la puerta empezó a abrirse logrando revelar la gran sala que tenían a continuación.

La cual era bastante grande y a simple vista, en el centro de esta gran sala, había un altar elevado.

– Seguramente, el cuerpo de Alexa esté en ese altar, puedo sentir una presencia maligna muy poderosa – El Uzumaki preparó uno de sus kunai, aunque tenía en todo momento un sello que había puesto en su propio brazo para este momento, ¿Que podría haber en este sello? Muy simple, el arco de luz pues el era el encargado de disparar la flecha que expulsase la presencia maligna.

– Ya es demasiado tarde – La silueta de Diego se hizo presente para el grupo, estaba descendiendo las escaleras con una sonrisa triunfante aunque por dentro sabía que tenía que ganar tiempo pues solo había logrado ejecutar la transferencia y Malhadus aún debía habituarse al cuerpo hasta hacerlo propio.

– No hay manera – Alexa ensanchó los ojos al escuchar las palabras del guardián que habían traicionado sus principios, no podía procesar lo que acababa de escuchar, aun siendo un espíritu, se podía ver como su cuerpo astral estaba reaccionando ante el shock,

– Es mentira, aun estamos a tiempo... solo tardaremos un poco más. – Alastor intentó tranquilizar a su "compañera" con palabras pues el contacto físico con su forma astral era imposible.

De pronto, un estallido de energía oscura salió del altar, haciendo que el techo quedase en ruinas. Ante ellos, estaba un despertado Malhadus con su nuevo buque:

Era claro que estaba usando el cuerpo de Alexa, sin embargo sus ojos no eran los mismo, parecían diabólicos con inyección en sangre. Su pelo parecía mucho más sombrío y su piel tenía un tono más pálido tirando a oscuro.

El simple echo de ver esta escena, solo alteraba más la psique de la Valentai, Naruto estaba con una postura firme pero sentía algo de miedo pues la potencia que emanaba el enemigo era realmente aterrador. Alastor, por su parte se notaba con algo de sudor, pero en realidad no era por miedo al enemigo, estaba intentando contener su furia al ver la escena que estaba frente a sus ojos, no permitiría caer en la oscuridad y si bien era cierto que ahora tenía una mejor comprensión, ver el cuerpo de Alexa arrebatado y siendo poseído por un enemigo poderoso era algo que no le gustaba en absoluto.

– Este es vuestro final, ahora con Malhadus-sama, es imposible que logren la victoria y... – Diego estaba por continuar con su discurso pero de pronto un halo de energía oscura atravesó su pecho desde la espalda, todos, incluso el mal herido Diego miró el origen del ataque y este se sorprendió ante quien era el causante de este ataque mortal.

– Mi señor... – El servidor que había despertado al ser oscuro no podía creer que este lo hubiera traicionado. – ¿Por que? – Era lo único que sabía decir, la perdida de sangre no era muy alta ya que el calor del ataque había cauterizado el agujero.

– ¿Pensabas que te daría poder? Solo te necesitaba para el ritual, muerto, será imposible que puedan quitarme mi nuevo cuerpo – Una voz corrompida de Alexa sonó de Malhadus, Diego había sido un tonto, solo ayudaba a Malhadus por que este le prometió un poder que supuestamente nunca llegaría a alcanzar siendo de los buenos, pero al final solo fue utilizado y antes de que se diera cuenta de sus acciones e intentase rectificar, aquel al que había ayudado a retornar, le había traicionado.

– Despreciable – Naruto murmuró con los dientes apretados, puede que fuera un enemigo, pero no le gustaba ver como los aliados se traicionaban.

– ¿Despreciable? ¡Eso se queda corto! Eres un maldito pervertido usurpa cuerpos – Alexa exclamó enfadada, poco le gustaba que Malhadus hubiera tomado control de su cuerpo, pero ver matar a sus propios seguidores era algo intolerable.

– Da igual lo que digas, ahora este cuerpo es mío – Malhadus respondió, sorprendiendo al grupo, pero Alastor dedujo que el motivo por el que podía ver Malhadus a Alexa era por que estaba habitando su cuerpo.

– Eso habrá que verlo, pienso sacarte de el cuerpo de Alexa y acabar con tu maldita existencia. – Alastor gruñó de forma amenazante, la cuál no fue pasada por alto por Malhadus que, con un movimiento de mano, lanzó un potente rayo de energía directo contra el peli plata. Al impactar, se formó una gran nube de polvo.

– Así que las historias de esa niñata eran ciertas, bueno... me serás útil para probar mi nuevo poder. – Malhadus sonrió al ver como Alastor había bloqueado el golpe sin mostrar ninguna señal de esfuerzo y ninguna señal de haber estropeado la ropa. Este era el combate final y no pensaba empezar suave.

– Hora de morir – Alastor gruñó con un tono bastante serio, Naruto le había visto serio unas cuantas veces, pero en esta ocasión, era diferente. Ni siquiera cuándo Hylia le "traicionó" en el valle del final hace unos años...

Tanto Alastor como Malhadus desaparecieron en un borrón de velocidad, cualquiera que estuviera en los alrededores y no fuera consciente de esta batalla, pensaría que se trata de la mayor tormenta hasta la fecha... pues los golpes que intercambiaban hacía retumbar toda la sala y el sonido de los impactos era similar al de un gran trueno.

Gracias a los reflejos adquiridos y su rinnegan, Naruto era capaz de ver algunas de las secuencias de golpes que intercambiaban estos dos combatientes y era algo fuera de lo normal. Si quería ayudar, debía reunir toda la energía natural posible para alcanzar el modo sabio de los dragones pues por muy fuerte que fuera el Uzumaki, se había dado cuenta de que aún le quedaba mucho por mejorar.

–Ese maldito, si no fuera por mi cuerpo, Alastor estaría dándole una buena tunda. – Alexa murmuró enfadada mientras seguía el combate con todo lujo de detalles, su teoría no estaba lejos de la realidad. Malhadus tenía un gran poder sumado al cuerpo de Alexa aunque aún no había tomado todo el control, la causa por la que Malhadus a pesar de no haberse adaptado era gracias al sharingan que Alexa poseía con el cuál adquiría una gran cantidad de reflejos y predicción de movimientos.

Esto en un principio causó una sonrisa enfermiza en el señor del mal, en su mente solo estaba la victoria pues tenía una gran ventaja. Esta sonrisa se desvaneció al ver como Alastor también era capaz de anticiparse. En un momento preciso, ambos chocaron una vez mas los puños antes de tomar distancia entre ellos para tomar un mini respiro y pensar en el próximo movimiento ya que estaban en un punto muerto.

Lo peor es que el rey demonio sabía que esto era un combate contra reloj pues se imaginaba que a medida que Malhadus forzase más el cuerpo de Alexa para la lucha, más se acostumbraría a este.

– Naruto, ¿Has reunido la energía necesaria? Voy a necesitar tu ayuda. – Alastor le preguntó al actual Kage el cual tras salir de su aturdimiento, respondió con la cabeza de forma afirmativa.

Por otro lado, Malhadus se fijaba en su adversario más detenidamente para saber como era posible que fuera tan fuerte, había oido que era poderoso pero se suponía que ahora tenía todas las de ganar. Antes este análisis, Malhadus notó algo extraño en el cuerpo que habitaba ahora...

Mientras que su sistema de magia estaba intacto, notaba como su sistema de chakra estaba disminuyendo o más bien, le costaba más acceder a el uso de esta energía al punto en el que mantener el sharingan activo era algo realmente difícil.

En ese momento se dio cuenta de lo que estaba pasando, los ojos de su enemigo estaban blanco con venas, como los de un byakugan y en su frente...

– Así que tienes los mismos ojos que Kaguya – Malhadus tomó una pausa antes de continuar hablando. – Va siendo hora de terminar el juego– Terminó su declaración haciendo fruncir el ceño al bando de los bueno.

– ¡Esa frase es nuestra! – Alexa exclamó mientras apoyaba a sus compañeros antes de que estos fueran lanzados al combate, esta vez los dos juntos.

La batalla recién parecía haber comenzado.

.


.

{Campo de batalla }

Los guerreros de ambos bandos estaban esforzándose al máximo, pero había pequeñas diferencias que al principio no habían sido importantes, ahora estaban dando los frutos.

Mientras que en el bandos de Malhadus luchaban para matar sin importar lo demás, el bando encabezado por Natsu, si veían a un compañero en apuros, le ayudaban.

Esto había echo que poco a poco, los números de las criaturas bajasen a un ritmo más rápido que el lado de los buenos. por desgracia, había un par de enemigos que podían romper esta ventaja en unos instantes, era Sophie. Por suerte, Natsu, la mantenía ocupada.

– Parece que has mejorado un poquito, cerilla. – La chica se burlo mientras lanzaba un potente hachazo contra el pelirrosa. Natsu, en un movimiento ágil, retrocedió pero al mismo tiempo calentó a altas temperaturas el suelo donde estaba.

De esta forma, al impactar el hacha, no solo entraría esta en el suelo como si estuviera cortando mantequilla, la zona se enfriaba lo suficiente para que le costase sacar el arma del suelo.. si hubiera sido cualquier otro enemigo, sería imposible pues para alguien normal, sería como intentar sacar excalibur de la piedra.

Por desgracia, esta no era una enemiga cualquiera.

– Tengo un par de trucos en la manga, en cambio tu, no has cambiado nada. – Natsu se precipitó contra su rival, con una potente patada lateral, Sophie ante esto sonrió y por medio de su fuerza sobre humana (Después de todo, es la hija de un dios) sacó el hacha del suelo para cortar a Natsu en dos.

Para sorpresa de esta, en el momento en el que estaba haciendo el movimiento, este se detuvo en seco y notó una gran presión, al no poder moverse, recibió de lleno el potente golpe.

– Por eso no está solo-ttebane – Kushina respondió con un tono victorioso, la madre del Uzumaki había escuchado del nivel de la chica y lo mejor era que el usuario de fuego luchase en equipo. Con sus cadenas características de un Uzumaki, si bien es cierto que con otras personas la restricción sería mayor, al menos contra Sophie podría retrasar sus movimientos durante unos momentos.

– ¿Así que un tomate quiere jugar? – Sophie empezó a aumentar su instinto asesino al verse visto interrumpida, en su mente alocada tenía la estúpida idea de que si acababa con todos, Alastor volvería a ella. Algunos de los soldados aliados así como de el bando contrarío que estaban cerca de esta zona de combate, estaban empezando a retorcerse de dolor y algunos morían directamente por asfixia debido a la presión que ejercía el aura de la chica, incluso Kushina estaba empezando a sudar un poco, tal vez el mal humor provocado al ser llamada Tomate le estaba ayudando a aguantar.

– Mira el lado positivo, no se notará la sangre en tu pelo... solo el olor. – La hija del dios corrupto bromeó de forma sádica mientras se lamía los labios y su arma creía ligeramente adquiriendo una forma un tanto más macabra, estaba usando su propio poder combinado con un fragmento de esencia recibido por parte de Malhadus.

– Esto va a ser difícil. – Natsu murmuró por lo bajo, realmente se estaba enfrentando a algo prácticamente imbatible y casi preferiría estar cambiando pañales a enfrentarse a Sophie.

– ¿Algún plan? – Kushina preguntó al dudoso pariente de la Haruno (al menos por el pelo, no por el poder de banshee.. miedo daría un natsu con ese poder sónico), en otras ocasiones, la Uzumaki hubiera tomado la iniciativa para la batalla pero dado que sabía del poder del enemigo frente a ellos y dado que Natsu era quien más experiencia tenía contra esta... era mejor dejarlo en manos de alguien que hubiera analizado más tiempo las habilidades.

– Bueno, aguantar... en algún momento bajará la guardia y ahí habrá que inmovilizarla completamente... así podremos acabar con ella. – Natsu respondió con un tono serio, estaba preparado para un combate realmente complicado del cual, de haber sido años atrás y sin apoyo... el sabía que estaría acabado, sin embargo, las cosas habían cambiado y además, no estaba solo.

– ¿Inmovilizarme? ¿A mi? – La hija del dios derrotado por Alastor empezó a reir de forma descontrolada, como si de el chiste del año se tratase. – No me hagas reír así, estropea mi cutis. – En un movimiento inhumano, con una sola mano levantó su potente hacha la cual parecía hacerse más y más grande por momentos.

Kushina tragó saliva, recordaba lo que sucedió en aquella fiesta y como cortó en dos el terreno con su hacha... ¡Estando en un estado base! Si llegase a impactar ahora, sería algo realmente temible.

– ¡Rápido! – Haku exclamó mientras realizaba signos con las manos intentando que su idea pudiese llevarse a tiempo antes de que fuera tarde.

Sophie al ver la nube de humo generada, estaba eufórica al estar a punto de ver su gran obra en el paisaje, pero en lugar de sentir como la tierra se hundía antes su potente hacha, sintió un gran parón metálico.

Al disiparse la nube de humo, solo pudo ensanchar los ojos debido a lo que estaba frente a ella.

– ¡Chappy megazord activado! – Una voz de megáfono retumbó por el lugar, no hacía falta decir que un gigante humanoide/conejo era un tanto intimidatorio... aunque para otros sería un bonito "peluche de metal adorable" (Hay gente muy loca por el mundo)

– ¿Qué diablos?– Natsu preguntó sin creer lo que estaba viendo ahora mismo, en primer lugar, el echo de ver un gigante de metal salir de la nada y en segundo lugar... ¿Por que rayos tenía piezas de conejo? Sophie por su cuenta, estaba furiosa de ver como su ataque había sido frustrado, sin embargo, también apareció una sonrisa por su cara.

– ¡Un nuevo juguete! – La loca logró recuperar el control de su arma, al restablecerla a su tamaño original para que escapase de la mano del robot. Acto seguido hizo un swing con el que parecía cortar el mismo aire.

– Nunca pensé que me alegraría de volver a ver este mecha – Haku se secó el sudor de la frente que se había producido por los nervios de ir contra el tiempo, sin duda, lo había conseguido en el último minuto.

– Nunca pensé que tendría que enfrentarme a mi futura hija en ley – Sophie habló con un tono que mezclaba la locura y la "inocencia". Sin embargo, algo estaba mal.

– ¡Cuidado! – Kushina gritó a tiempo para que Haku hiciera un movimiento rápido gracias a sus espejos y gracias a ello pudo esquivar un ataque generado a velocidades que un humano no sería capaz de alcanzar.

– Aunque... si te mato a ti y luego al chico... podré tener unos niños totalmente míos con mi preciado plati-kun – Sophie declaró con un tono sádico, su cabeza tenía la idea de que terminaría estando con Alastor... sin duda está peor que Naruko cuando tenía el complejo de hermana menor.


.

{Batalla contra Malhadus}

En el intercambio de golpes, Alastor retrocedió al sentir un escalofrío bastante fuerte mientras que, por "algún motivo" Alexa estaba generando un potente instinto asesino que daba bastante miedo. Menos mal que era un "espíritu" que no puede hacer daño... a no ser que tuviera la armadura rosada para acabar con cierta lunática con hacha.

– (Ya he reunido la suficiente energía, pero no sé si voy a apoyar a tou-san para salvar el mundo o huir de Alexa) – Naruto, aunque la chica fuera un espíritu, este era capaz de detectar su aura asesina y daba más miedo que el mismo Malhadus.

– Desaparece – En un movimiento bastante rápido, Malhadus se había posicionado a una distancia de quema ropa con una potente onda de energía con la que podría destrozar a cualquiera, por muy fuerte que uno sea, le afectaría bastante. Alastor maldijo interiormente al no haber sido más precavido.

– ¡No tan deprisa! – En un destello amarillo causado por la velocidad pura, el Uzumaki dio un salto con una patada para interceptar el ataque y golpear el brazo de Malhadus para que este se moviera hacia arriba. Gracias a esto, la técnica disparó hacia el cielo.

– Uff, estuvo cerca. Gracias – Alastor suspiró en alivio antes de dar una potente patada giratoria en toda la cara de Malhadus, lo que hizo que este se estrellase contra la pared.

– ¡ Esa es mi cara! – Alexa se quejó ante el ataque que habían echo, causando una gran gota de sudor e interiormente, el rey demonio sabía que Alexa tomaría represalias.

Para aquellos que piensen que nadie salió herido por el ataque que Naruto había "re dirigido", piénsenlo otra vez o pregunten a Kang o Kodos.

Sorprendentemente para los tres, un aura oscura empezó a emanar con más fuerza, como no, la fuente era Malhadus.

– Esto es malo, cada vez se acostumbra más... tenemos que acabar rápido – Naruto sugirió con determinación, la pelea era contrareloj y no podían permitirse gastar más tiempo.

– Es cierto, además... no quiero que estropeen demasiado mi cuerpo– Alexa declaró molesta y ansiosa por recuperar su forma verdadera, Naruto y Alastor se miraron entre si, como si estuvieran pensando en un plan sin necesidad de decir una palabra.

Ambos asintieron con la cabeza y miraron al frente, Alexa miró sorprendida como ambos guerreros fueron a toda velocidad contra el enemigo. Pensó que fue increíble el echo de que parecía que tenían un plan decente en cuestión de segundos.

Cuándo en realidad en la cabeza de ambos no había ningún plan y lo que ambos pensaban era "No tengo ni idea, vamos a lo bruto y veamos que pasa"

Malhadus con el cuerpo de Alexa, se estaba haciendo más y más fuerte, podían sentirlo, el problema era el propio enemigo.

Era mejor acabar rápido con el antes de que este cambie la estrategia de batalla pues si se lo propusiera, podría intentar ganar el mayor tiempo posible para logran mayor control y poder.

Por suerte, los villanos piensan normalmente que una vez han logrado su objetivo, ya son imparables.

Malhadus fue directamente contra Alastor el cual venía hacia el como si de un cohete se tratase, no hacía falta decir que el señor del mal ya tenía un golpe preparado para tratar a su enemigo como una pelota de tenis y que este chocase directamente contra el Uzumaki.

Para sorpresa del enemigo, Alastor generó un campo negro justo delante de si mismo por el cual desapareció cerrando consigo esa brecha en el mismo momento en el que estaba a punto de darle la patada, dejando a Malhadus en una posición bastante mala ya que al lanzar una patada con fuerza y golpear a la nada, hacía que su punto de gravedad, así como su postura de defensa quedasen comprometidas.

– ¡Toma está !– Naruto exclamó mientras se lanzaba contra su enemigo con un poderoso uppercout del cual no se pudo librar, al hacer este movimiento, Malhadus fue disparado hacia arriba como un cohete mientras Naruto lo seguía a gran velocidad al mismo tiempo que usaba su sello característico.

– ¡Taju Kage bunshin! – Naruto, gracias a su modo sabio generó una gran cantidad de clones, tanto que uno se quedaría más dormido intentando contarlos que contar ovejas.

Esto era básicamente, una versión a lo bestia de "los mil golpes de Naruto Uzumaki". Eso si, todos los ataques era realizados por los clones, durante la tanda de estos, el Original junto con Alastor que había re aparecido, comenzaron a preparar una técnica conjunta (ignorando las quejas de Alexa ante tantos puñetazos)

– ¡Chibaku tensei! – El Uzumaki gritó su técnica y la lanzó aprovechando que el enemigo seguía siendo golpeado.

La base enemiga comenzó a desmoronarse pues el centro de gravedad generado estaba arrastrando todo el material para crear una prisión bastante fuerte... casi como cuando el jubi fue encerrado en lo que hoy se conoce como "la luna".

– ¡Ejecución de la aurora! – Alastor lanzó un potente rayo de hielo el cual congeló al cero absoluto la prisión creada por el chibaku tensei. Haciendo de esta una prisión de hielo, la cual en un principio sería imposible de huir.

–¡Loco, así no podré recuperar mi cuerpo! – Alexa gritó al par de luchadores los cuales no parecían haber bajado la guardia en ningún momento, Alexa tenía parte de razón pues, si encerraban el cuerpo en un lugar así, no solo sería imposible de escapar, también se quedaría tanto tiempo que el cuerpo sería amoldado a su nuevo espíritu.

– Naruto, prepárate – Alastor indicó al kage y este asintió con la cabeza mientras sacaba el arco y la flecha de luz.

En un grácil movimiento, el Uzumaki tensó el arco mientras tensaba el arco con determinación, Alastor estaba a su lado con el byakugan activo, como si estuvieran esperando algo.

– ¡Ahora!– El rey demonio exclamó a todo volumen, haciendo que el arquero disparase la flecha, para sorpresa de Alexa, la cúpula donde estaba encerrado su cuerpo empezó a vibrar antes de ser volada en pedazos a causa de su interior, revelando a un enfadado Malhadus.

Lo que no esperaba el enemigo era ver como nada más escapar de esta prisión, ser golpeado por lo único que debía temer.

Naruto y Alastor, sabía que era un prisión imposible de escapar... al menos para cualquier rival normal o incluso alguien tan fuerte como Kaguya pero era obvio que un ser maligno con un gran poder habitando el cuerpo de Alexa podría escapar y este esfuerzo de escape fue la ocasión perfecta para obtener un tiro limpio para sacar a Malhadus del cuerpo de la Valentai.

A pesar de toda la conmoción, la hija de Hylia sabía que había sido una gran combinación y trabajo en equipo, pero lo más importante era que no debía desaprovechar esta ocasión.

Nada mas ver como la flecha estaba a punto de impactar en su objetivo, ella comenzó a ir lo más rápido posible en esa misma dirección.

En el instante en el que estaba a punto de golpear a Malhadus, la flecha en lugar de quedarse clavada en el cuerpo, como lo haría cualquier otra flecha, esta atravesó el cuerpo sin causar daños, en su lugar, al atravesar el cuerpo, se podía ver como arrastraba una masa oscura llena de maldad.

Este era el momento de Alexa para recuperar su cuerpo.

– ¡NO! – Malhadus gritó desde su forma etérea, liberándose con un gran esfuerzo para intentar volver a su nuevo cuerpo antes de que el dueño original entrase. Pero por algún motivo, no podía moverse.

– Esta vez... haré... lo correcto – Diego, aun moribundo, estaba usando sus últimas fuerzas para retener al maligno y así no pudiera volver a entrar...

Al ya no estar en la prisión de hielo y sin alma, el cuerpo vacío de la semi diosa comenzó a caer al vacío ya que nada estaba man teniéndola en el aire y... teniendo esto en cuenta, el peliplata decidió ir lo más rápido posible para evitar que fuera demasiado tarde.

Alexa como si de un cohete a reacción , fue directa a por su cuerpo y al chocar con este, causó un gran destello de luz el cual atravesó las ventanas y juntas de la zona, logrando que gran parte de la zona de batalla que se estaba librando fuera, se enterase de que algo grande había sucedido.

No tardó mucho en abrir los ojos, aunque con dificultad pues su propio cuerpo le costaba empezar a responder adecuadamente por lo que pudo ver como caía contra el suelo sin nada que la parase y no se sentía capaz de aterrizar correctamente.

– ¡Te tengo! – Alastor captó a Alexa y sostuvo en brazos como si de una princesa se tratase (aunque en realidad es una princesa... bueno, ya entienden). Esto solo hizo que Alexa se sonrojase y al ver esta reacción provocó que el también estuviera sonrojado. Sin embargo, ambos tenían en sus caras... una sonrisa.


.

{Campo de batalla}

– ¿Que ha sucedido? – Kushina preguntó sorprendida ante el gran destello de luz que había surgido desde el castillo, muchos habían parado momentáneamente la lucha pues estaban confundidos aunque al estar en plena batalla, no tardaron mucho en retomarla.

– ¿No es obvio? Naruto-kun y los demás lo han conseguido.– Haku declaró con alegría pues la parte más difícil ya había sido completada.

– Perfecto, entonces solo hace falta encargarse de... ella – Kushina estaba hablando con un tono alegre hasta que vio como Sophie estaba reaccionando ante la nueva pieza de información.

– Así que esa desgraciada ha recuperado su cuerpo – La mirada de esta se ensombreció mientras su aura asesina parecía aumentar sin parar como si no conociera de límites, incluso Zabuza el cual estaba bastante lejos, comenzaba a sentir temor.

– Os mataré... ¡Os mataré a todos y luego me encargaré de esa maldita! – Sophie exclamó con furia,había dejado su hacha en su mano derecha la cual aumentó ligeramente de tamaño pero su forma parecía mucho más corrompida y.. al mismo tiempo, otra hacha se estaba formando en la mano izquierda.

No hacía falta decir que se habían asustado bastante los aliados de la justicia.

– ¡Hya! – La hija del kami corrupto gritó con fuerza mientras se lanzaba a otra ronda de batalla, sin duda parecía estar en frenesí y solo había una forma de pararla.

El Chappy megazord fue a defender al grupo con su gran poder, pero para sorpresa y temor, Sophie esquivó el golpe y con un swing doble , cortó al gran mecha en varios trozos, haciendo que este comenzase a sacar chispas para a continuación, explotar en pedazos.

Para el alivio de Haku y el resto, los pilotos había logrado volver a su reino de convocatoria a tiempo.

Sin perder ni un momento, la destructora del chappy megazord se lanzó contra ellos y no hacía falta decir que chocar armas contra esta era una locura. Solo había un método para intentar ganarla.

Lo malo era que al moverse tan rápido, era difícil acertar las técnicas para inmovilizarla.

– ¡Es nuestro momento! – Una flecha salió de la nada, atravesando el nervio del pie derecho de la loca de las hachas, causando en esta un grito de rabia y dolor.

Todos miraron el origen de la "caballería" casi todos no sabían quienes eran estas personas y solo una conocía a una de las nuevas.

– Gracias Tetra – Haku agradeció a la persona que había lanzado la flecha, a pesar del paso de los años, podía reconocer a la chica que conocieron en sus aventuras en el mar.

– No hay de que Haku, aunque podría haber llegado antes si Cleas fuese un poco más rápida.– Tetra bromeó señalando a la persona que estaba a su lada la cual tenía una marca de indignación en el rostro.

– Bueno, si no te hubieras pasado con la comida... – Cleas respondió a Tetra mientras apagaba sus alas de luz. Si, Tetra había disparado mientras que estaba siendo suspendida en el aire gracias a Cleas la cual volaba gracias a unas alas de luz que tenía a su espalda.

– ¿Me estas llamando..? – Tetra estaba por terminar su pregunta que todos imaginamos como acabaría cuando escucharon a Sophie dar un grito de batalla.

– ¿Mas insectos? – Cleas se sorprendió al ver a la persona que habían disparado con una flecha especial levantarse como si no hubiera sufrido ningún daño, es más, ahora estaba viendo la zona donde Tetra había disparado que, por el tipo de flecha y la zona impactada, alguien normal tardaría meses en poder caminar de nuevo... sin embargo, no solo había retirado la flecha, la herida parecía estar curada.

– ¿A que narices os estáis enfrentando? – Cleas preguntó al grupo el cual estaba un poco nervioso, Tetra sentía que sería algo difícil pero al menos tenía algo de satisfacción al saber que en estos momentos Alexa acababa de recuperar su cuerpo, por lo que no tendría que dar una paliza a cierto peli plata.

– Eso es lo de menos, tenemos que intentar volver a inmovilizarla como ahora, aunque solo sea un momento y... poner en marcha el plan.– Natsu ordenó al grupo, Tetra y Cleas no tenían ni idea del plan pero dado que solo tenían que repetir el disparo, no sería difícil.

Nuevamente, se convirtió en un juego de esquivar los hachazos aunque realmente era difícil, por lo menos al estar llena de furia, Sophie solo parecía estar usando esta táctica en lugar de utilizar otro tipo de habilidades por lo que al menos no es tan difícil como en debería ser en realidad.

En el momento exacto, volvieron a disparar aun sabiendo que se recuperaría rápido.

Sin embargo, este instante por muy pequeño que fuese, era la oportunidad de crear la estrategia con la que podrían ganar.

Antes de que se recuperase de la herida, Kushina y Naruko la cual había llegado hace poco, lanzaron sus cadenas especiales para amarrar lo máximo posible a Sophie para que Haku usara hyoton para dejarla totalmente congelada, a excepción de la cabeza.

– Aunque siempre nos engañaste y fuiste una agente doble... nunca olvidaré aquellos momentos. Sin embargo, aquí llega tu final – Natsu declaró mientras su mano generaba un aura de calor que parecía no parar de aumentar la temperatura, en la mente de Sophie ahora solo había pensamientos de destrucción.

Su propia locura y obsesión, habían sido extremadas con la influencia de Malhadus y su espíritu ya no era igual de antes... su posible redención terminó en el momento en el que se alió con Malhadus, ni si quiera se daba cuenta de que este era su final.

Su mente ni siquiera se percataba que ahora su cabeza estaba en el suelo, separada de su cabeza... sus pensamientos corrompidos seguían en marcha en el momento en el que su final había llegado, Natsu sintió lastima y esperaba que en la otra vida, ella encontraría la paz.


.

.

{Mas tarde}

La batalla seguía en marcha, aun no estaba confirmada la derrota de Malhadus y aún quedaban varias fuerzas enemigas creadas por este.. extraño pues este tipo de enemigos deberían haber desaparecido.

Por otro lado, el grupo había ido a luchar contra los últimos "líderes" que restaban en el bando de los malos: Obito y Sasuke.

– (Maldita sea, debería retirarme. Esta batalla está perdida ) – Obito a diferencia del otro Uchiha, ya se había percatado de que esto se había convertido en una pelea en la que la victoria no estaba con ellos. Por otro lado en la mente del usuario de Sharingan más joven estaba la idiotez de que el se encargaría de aniquilar a todos sus enemigos y tomar el trono supremo, su cabeza estaba muy mal.

– No tienes a donde ir Teme– Naruko declaró en voz alta, amenazando al Uchiha el cual estaba riendo tras la declaración de la Uzumaki.

– Oh, me temo que te equivocas, tengo TODO lo necesario para acabar contigo– Sasuke lanzó un kunai a Naruko, la cual lo esquivó sin problemas.

– Deberías afinar tu puntería – Naruko burló la falta de puntería pero su mirada se ensanchó al ver como Sasuke no estaba en su lugar.

–¡Cuidado! – Haku exclamó al ver como Sasuke había aparecido detrás de Naruko con una espada lista para cortarla por la mitad. De no ser por el hyoton de la pareja de Naruto, la hermana de este ya no estaría entre los vivos. Para cuando Natsu o Kushina quisieron contra atacar, Sakue desapareció en un destello negro.

No era difícil saber lo que había pasado.

– ¿Hiraishin? – Kushina preguntó sorprendida ante la técnica que estaba usando Sasuke, su temor fue confirmado al ver como el kunai lanzado tenía un marcador personalizado.

Muchas preguntas rondaba por la cabeza pero fue fácil encontrar una respuesta.

– Namikaze...– Naruko gruñó al recordar a su padre, aunque también podría haber sido su hermano menor, pero si resultaba extraño que enseñasen una técnica exclusiva de estos.

– Esta técnica debía ser propiedad de los Uchiha desde un principio, por no hablar de su otra carta estrella – Sasuke sonrió con arrogancia, dejando caer su conocimiento sobre más técnicas del antiguo Kage.

– Bueno, bueno... parece que el emo-chan aumentó su repertorio de trucos. Me pregunto si su humillación será mayor.– Una voz conocida por todos resonó por el lugar.

– ¡Sensei! – Haku exclamó mientras veía a su "profesor y futuro padre en ley" parecía estar un poco desgastado por lo que seguramente había sido un gran combate, pero una nueva pregunta surgió en la chica.

– ¿Naruto y Alexa? – Naruko se adelantó a la pregunta y la formuló primero, no era de extrañar puesto que la batalla principal era para recuperar el cuerpo de la Valentai.

– Todo está bien, Alexa se está recuperando y ha tenido unas palabras con el idiota de Diego antes de que este diera su último aliento por las heridas que Malhadus le propinó– Alastor explicó totalmente tranquilo,esto solo causaba que Sasuke se enfadase más y más.

– ¿Me están ignorando? ¿A mi? – Sasuke empezó a murmurar mientras sus ojos empezaban a sacar sangre debido a la activación del Mangekyo.

Para desconocimiento de todos, esto estaba por complicarse bastante.

– ¿Decías algo? – La pregunta de Alastor provocó en la lejanía que Kakashi llorase de alegría al saber que su frase típica era usada en los mejores momentos, sin embargo, esto solo aumentaba la rabia del Uchiha a niveles superiores.

Esta rabia generaba oscuridad y como no, hacía de si mismo, un foco de maldad.

Un foco que no sería ignorado, en absoluto.

De pronto, una masa negra se apoderó del cuerpo de Sasuke antes de empezar a entrar en este de forma súbita.

No era difícil de decir que es lo que estaba pasando.

– Malhadus... – Alastor murmuró en preocupación, al parecer solo había sido expulsado del cuerpo de Alexa y había tomado el tiempo necesario para buscar una alternativa más fácil de dominar y el cuerpo de Sasuke era perfecto para la ocasión pues a pesar de que ya no era reconocido como una de las encarnaciones del sabio de los seis caminos, tenía la genética necesaria por no hablar de que el muy idiota se había sometido a los experimentos para aumentar el poder, un poder que se originaba de la esencia de Malhadus lo que hacía de este un cuerpo más fácil de adaptar, no llega ni de cerca a lo que hubiera logrado si hubiese asimilado el poder de la Valentai pero este vaso le era lo suficientemente fuerte como para destruir el mundo.

Los gritos de Sasuke se fueron reduciendo al mismo tiempo que la masa parecía haberse integrado completamente en el cuerpo de Sasuke, haciendo que la forma de este se volviera mucho más corrupta y retorcida que nunca, por no hablar de una serie de marcas características de el cuerpo original de Malhadus, lo que significaba que ahora eran un solo ser en cuerpo y alma... inseparables.

– Al fin... el poder, el poder de dominar todo está ahora en mis manos – La voz corrompida de Sasuke empezó a retumbar con una sonrisa bastante macabra, Naruko por su parte aunque odiara admitirlo, , le estaba costando mantenerse de pie, la energía que estaba emitiendo Sasuke en estos momentos era algo que superaba cualquier límite humano, esto se había convertido en un serio problema.

– Tenemos que hacer algo – Cleas y Tetra se pusieron en guardia, listas para la confrontación con el Uchiha, no podían permitir que Malhadus pasase de este día, por desgracia, ya no era Sasuke a lo que se enfrentaban.

– Gusanos – El ser corrupto, en un arranque de velocidad, mandó bastante lejos a las dos combatientes, haciendo que Natsu jadease ante este nivel de batalla, a penas había logrado ver a este moverse y mucho menos golpear a estas dos.

Incluso el propio Malhadus se detuvo para contemplar sus propias manos, antes de empezar a reír más fuerte.

– Este poder... ¡ES MARAVILLOSO! – Su risa malévola dejó clara una cosa, Sasuke no había sido poseído, absorbido era la palabra clave y la mente de Malhadus se había vuelto una sola con la de Sasuke.

– (Genial, ahora tenemos a un enemigo con un poder temible que además tiene la actitud del Uchiha) – Kushina pensó con preocupación, al menos se alegraba de que Naruto estuviera lejos pues este enemigo era un peligro real... en realidad todos los enemigos eran un peligro real, pero ninguna había podido resultar un verdadero desafío contra Naruto... Naruto no debía estar aquí.

– ¡Llegué! – De la nada, un Naruto que cargaba una Alexa a su espalda apareció en medio de la batalla, haciendo que Alastor se enojase y preocupación por parte de Kushina.

– Idiota, ¿Qué te dije de quedarte en el castillo? – Alastor reprendió a Naruto, puede que fuera el líder de una poderosa aldea pero eso no significaba desobedecer una orden de aquel que era su padre adoptivo, por no hablar de que debía de cuidar de Alexa, no traerla al campo de batalla.

– Lo siento, tou-san... pero Alexa sabe convencer a la gente – Naruto intentó disculparse sin bajar la guardia pues sabía que estaban en una zona de peligro, sin embargo Alexa, aun estando algo débil todavía, miró desafiante a Alastor mientras mostraba un objeto metálico que hizo que el demonio solo palideciera por el temor: Una cuchara.

– Este no es momento de discusiones Alastor, tenemos que centrarnos en ese loco – Natsu recalcó ante la situación que estaban , no podían perder un momento en peleas de enamorados, realmente era lo que iba a decir pero conociendo a estos dos, era mejor no decirlo por su propia salud.

– Alexa aun parece debilitada, ¿Por que? – Alastor preguntó preocupado pues en su mente estaba la posibilidad de que su estado actual fuera por el combate anterior y que los golpes efectuados cuando estaba siendo poseída por Malhadus ahora estaban pasando factura.

–Diego, antes de morir explicó que Alexa necesita de la bendición de una trifuerza completa para recuperar todas sus facultades... de lo contrario tardaría un par de años en estabilizarse.– Naruto explicó en un tono nervioso, después de todo, estaban en medio de un combate del cual el tiempo era un recurso valioso, por no decir que en cualquier momento, el ser monstruoso estaría por atacar en cualquier momento.

– Muy bien, ¿Que hay que hacer? – Haku preguntó con determinación, había que recuperar a Alexa lo antes posible para poder nivelar la batalla.

– Hay que hacer una mini ceremonia para poder pasar la esencia de los fragmentos de trifuerza que Tou-san y yo tenemos, es gracias a el fragmento de Alexa que ahora puede mantenerse consciente, de lo contrario estaría en coma.– Naruto explicó, en resumen, solo había que hacer unos "cánticos" y la Alexa destructora de siempre volvería a la acción.

– Pero para eso, tendríamos que estar pendientes del ritual, por lo que me estás diciendo, incluso dejar un kage bunshin resulta inviable pues puede alterar el ritual, ¿Cierto?– Alastor preguntó con un tono bastante serio, no le gustaba lo que estaba deduciendo.

– Es cierto, del mismo modo que con un Kage bunshin, dividimos una pequeña porción de chakra, una pequeña parte de trifuerza va con ellos, por lo que necesitamos toda la trifuerza... es decir, nada de Kage bunshin. – Naruto respondió con la mirada agachada, básicamente eran los más fuertes del grupo y no podían hacer nada mientras estubieran ayudando a la hija de Hylia.

– Encargaros de que esté tan activa como siempre, nosotros nos encargamos onii-chan – Naruko miró con determinación al enemigo, lo había decidido. Lucharía lo mejor posible para ganar el tiempo necesario y así se completara el ritual para que Alexa esté lista para la batalla.

– Gracias, Naruko-nee – Naruto respondió con una amable sonrisa, haciendo que Naruko tuviera una mayor determinación (e internamente gritaba con una fangirl). No solo ella, todos parecían listo para lo que parecía una batalla de la cual sabía que seguramente podrían perder la vida con el único propósito de ganar tiempo.

– Nosotros también lucharemos – Sheik apareció de la nada y de pronto el hada Ciela adquirió una mayor luminosidad hasta adoptar el cuerpo de una adolescente y a pesar de la edad, Alastor no tuvo problemas para darse cuenta de un detalle. – ¡Tu eras la niña que estaba ayudando al sandaime! – Alastor gritó a Ciela la cual había sido identificada bajo su forma humana la cual se hacía llamar Melody.

– Mejor callado Canoso, céntrate en ayudar a Alexa o esta batalla será un paraíso en comparación a lo que tengo planeado para ti. – Ciela, en su forma de Melody amenazó a Alastor y eso sumado a la amenaza de Alexa solo quedaba una solución: portarse bien.

– Cuento con ustedes – Fue lo único que Alastor supo decir, todos miraron con una sonrisa antes de prepararse para la batalla.

Naruto miró seriamente a su padre adoptivo antes de sacar unos papeles que había anotado a todo correr, por suerte la letra era legible... ¿El contenido?

Eran los pasos necesarios para poder lograr el ritual.

– De acuerdo, el cubito de hielo necesita tiempo para ayudar a su novia. Es momento de relucir – Natsu golpeó los nudillos con una sonrisa desafiante pues a pesar de ser una situación complicada, esto le recordaba a los viejos tiempos... tiempos en los que no había cambio de pañales de por medio.

– ¿Dónde están los demás? – Haku preguntó a Kushina la cual había cerrado momentáneamente los ojos, signo de que estaba intentando usar sus capacidades como sensor.

– El ejército de Malhadus no se ha detenido, los demás se están encargando de detener el avance... la posesión de Sasuke parece haber influido en las fuerzas enemigas... ahora parecen más fuertes.– Kushina detalló lo que había sentido, si bien esta batalla era decisiva... Zabuza y el resto también estaban librando una casi igual de importante, al intentar impedir que las fuerzas de Malhadus sigan con el avance.

– ¿A caso creéis que podéis contra mi? – La forma corrupta de Sasuke preguntó con una voz más arrogante de lo habitual, sin duda su ego combinado con el de señor del mal habían echo maravillas en su actitud, si muchos pensaban que la idiotez de Sasuke no podía aumentar... lo siento, pero estaban equivocados.

Esta vez ni se habían molestado en responder, en un rápido movimiento, Sheik lanzó bombas de humo para crear una cortina que dificultase la visión de Sasuke, después de todo, Malhadus tenía en su disposición el Sharingan y no era recomendable que dispusiera de una buena visión.

– Infelices – Sasuke se burló del inútil esfuerzo para intentar dificultar su campo de visión, pues con un simple movimiento de brazo, podía generar la suficiente fuerza para dispersar el humo. Su sorpresa fue al ver como nada más retirar el humo, un par de cadenas estaban en frente de sus narices.

Por desgracia, ya se había habituado ligeramente al sharingan gracias a su experiencia en el cuerpo de Alexa y en el último momento, arqueó su espalda para evitar las cadenas que estaban por atraparle.

Lo que no esperaba era que esas cadenas eran únicamente de Kushina.

Nada más arquear la espalda, un nuevo par de cadenas surgieron en la dirección contraria, por lo que teniendo en cuenta la posición actual, le era prácticamente imposible de esquivar.

– ¡Te tengo! – Narko exclamó con un tono victorioso, sabía que ni de broma no podrían vencerle, por lo que en su lugar, intentarían hacer que la batalla durase lo máximo posible para que el ritual se llevase a cabo.

Lo malo era que se olvidaban de que ya no tenían a un enemigo "común", Sasuke sonrió con malicia al ser retenido con las cadenas.

– Ilusa, estas cadenas no son nada para mi.– El Uchiha que se había combinado con Malhadus respondió con un tono de gran superioridad, ni siquiera parecía esforzarse en exceso. Pues si bien era cierto que el poder de Sasuke anteriormente se basaba únicamente en chakra, ahora ya no era así y las cadenas ya no tenían el mismo efecto contra el.

En un simple movimiento, Sasuke recuperó su postura mientras realizaba un tirón con los brazos retenidos, haciendo que Naruko, la cual era la que mantenía esas cadenas, fuera lanzada por los aires.

– Muere– Sasuke creó un Chidori el cual se extendió como una lanza para atravesar el cuerpo de la Uzumaki, haciendo que esta abandonase el mundo de los vivos.

Por suerte, una especie de bala de cañon golpeó a esta, causando la bastante daño, aunque al mismo tiempo, desvió lo suficiente como para que la empujase de la trayectoria y el proyectil tomase el golpe en su lugar.

El "malo de esta historia" miró indignado el origen del ataque, solo para encontrarse a Haku. La cual había convocado un cañón de hielo con el cual había logrado salvar a Naruko, pero la había dejado KO... al menos seguía viva.

– Gracias por salvar a mi hija, pero... ¿Podrías tener más cuidado la próxima vez? – Kushina respondió con un tono amable pero al mismo tiempo amenazante, después de todo, una bola de hielo hace bastante daño, por no hablar que fue lanzada a modo de bala de cañón.

– Era eso o ser un pincho moruno – Haku respondió con una gota de sudor sabiendo que después de la pelea, la cosa se complicaría.

Sin perder más tiempo, Natsu se adelantó con sus puños envueltos en llamas. Al parecer el grupo no entendía el concepto de "ganar tiempo"

Si bien había que extender lo máximo posible la duración del combate, no podían dejar que Sasuke pudiera tener la oportunidad de detener el ritual... por lo tanto, no podían parar de combatir.

– Tus ataques son fáciles de predecir, ni siquiera esto es un reto para mi – Sasuke habló con un tono de superioridad mientras esquivaba todos los golpes de el usuario de llamas.

Sin embargo, algo extraño sucedía, notaba como su cuerpo le costaba obedecer bien.

–¿Sorprendido? – Natsu preguntó con una sonrisa salvaje sin dejar de asestar sus golpes, esto hacia que Uchiha se enfadase y tendría ganas de pasar a el ataque para humillar al usuario de fuego.

– Puede que estés esquivando mis puños, pero el fuego tiene una naturaleza curiosa. Estas son mis llamas más potentes y solo por la fricción y distancia a la que se ejecutan mis golpes, tu cuerpo debería estar frito... como si tuvieras un buen golpe de calor en pleno verano y sin agua para beber – De no ser por la regeneración que ahora poseía el cuerpo del Uchiha, Sasuke en estos momentos estaría tirado en el suelo agonizando con lo que podría ser una temperatura corporal de 100 grados como mínimo, pero debido a su nueva condición, esto no le sucedía.

– ¿Así que quieres jugar con fuego? Tengo algo para ti. –Sasuke, por medio de su Sharingan hizo una finta que acto seguido conectó con una patada, logrando que Natsu se alejara lo justo para realizar un jutsu tras realizar los sellos de manos.

– Katon: Goukakyuu no jutsu– Todos esperaban una simple bola de fuego, en su lugar, una bola tan grande como la técnica firma de Madara, incluso mayor surgió de la boca de este. Natsu se asustó pues a pesar de su capacidad de asimilar fuego enemigo, había notado que la llama estaba llena de energía corrupta y tomar ese fuego sería como comer algo contaminado lo cual sería peor.

– Hyoton: Kōri no banrinochōjō – Una voz múltiple exclamó nada más ver la masiva bola de fuego, ante la sorpresa, Haku había realizado el Kage bunshin para formar dos clones y de esta forma, creó tres muros de hielo de gran tamaño.

No había duda de que la bola de fuego podría con un muro de hielo, pero al colocar 3 de forma estratégica, si bien es cierto que la bola de fuego no se detuvo, la capacidad destructiva paso a ser un 20% de la original.

– No está nada mal, gracias. – Natsu agradeció a Haku, esta se giró al escuchar un cumplido por parte de Naruto a pesar de que este y su padre adoptivo debían centrarse en el ritual, esto la hizo sonrojarse y no solo eso, Alastor también puso una sonrisa ya que estaba orgulloso del nivel que había logrado su alumna.

– Ya queda poco – Naruto informó a el rey demonio con nerviosismo, era cuestión de tiempo que los aliados no pudieran contener más tiempo a la amenaza y a cada minuto ponían sus vidas en riesgo, cuánto antes terminara el ritual, mejor.

Por desgracia, Malhadus que habitaba en el cuerpo de Sasuke sentía como la presencia de Alexa se estaba estabilizando y eso era algo que no podía permitir.

Este activó el mangekyo para formar el susanoo con el cual mandaría una flecha de maldad que acabaría con la vida de las tres molestias que habían impedido obtener un envase perfecto.

Con un simple movimiento, la figura masiva de susanoo se creó de la nada con lo que parecían dos flechas de amaterasu con un filo bastante preocupante pues al ser más afilado, aunque Haku usara sus hielos, estos serían atravesados sin perder demasiada fuerza.

Tanto Alastor como Naruto maldijeron internamente pues no podían moverse a causa del ritual y esto seguiría así hasta que no se completase.

Ambos cerraron los ojos por un instante sabiendo que de esta no iban a salir bien parados, en el preciso momento en el que escucharon el impacto, la duda en estos aumentó pues no habían sentido ningún dolor, raro pues no pensaban que podrían morir sin haber sentido el ataque aunque fuera un poco.

Para sorpresa y terror de los tres, había un motivo de haberse salvado y el motivo tenía dos nombres:

– Nana/Kushina– Naruto y Alastor dijeron sorprendidos, Alexa no articuló ninguna palabra, sus ojos se habían ensanchado de par en par al ver la escena antes ella.

– ¿Estás bien? – Kushina preguntó a Naruto el cual no podía creer lo que había pasado, Alastor casi se hacía la misma pregunta.

– No puedo permitir que mi querido sochi le pase algo así... todo lo que hice en el pasado, aun no me lo he perdonado – Kushina dijo con una sonrisa débil, aunque las lágrimas se empezaron a formar en sus ojos, el Uzumaki no quería pensar que lo sucedido fuera real.

– ¡No era culpa tuya! Por favor, no hables, tal vez Tsunade... – Naruto exclamó y recurrió a la idea de que la gran habilidad de Tsunade para curar sería suficiente para salvar a Kushina. Sin embargo, no solo estaba aquí, la herida era demasiado grave como para poder salvarla. La Uzumaki solo pudo sonreir ligeramente al ver como Naruto volvía a preocuparse por ella, al menos podía descansar en paz sabiendo que las cosas podían haber seguido bien, aunque le hubiera gustado conocer a sus futuros nietos.

– Debes cuidar a Alexa por mi... Alexa, vive y se feliz. – Nana declaró mientras sus ojos se cerraban al igual que Kushina, habían logrado contener las flechas pero el coste había sido sus vidas.

La tristeza del grupo era inmensa y solo había una cosa que alteraba esta sentimiento, la risa cruel de Malhadus en el cuerpo de Sasuke.

.

.

Tal y como si fuera casualidad, la mirada de Alexa cambió a una de furia ante lo sucedido y al mismo tiempo los fragmentos de la trifuerza del invocador de zorros y el de dragones parecían transferir parte de la esencia a este, haciendo que el símbolo de la trifuerza apareciera con fuerza en la palma de su mano.

El ritual se había completado y Alexa estaba furiosa.

– Esto se ha terminado, Malhadus. – Alexa declaró con un tono lleno de rabia, sin embargo esta rabia no nublaba la mente de la guerrera, no, su mente estaba despejada y lista para la batalla.

– ¿En serio? Creo que tendrán que escoger prioridades – Sasuke expresó con un tono de burla mientras escupió un gran pegote negro en dirección a un campo abierto y para sorpresa del resto, un ejército de criaturas oscuras surgió del pegote... estas criaturas no parecían querer estar en esta batalla, en su lugar empezaron a moverse en dirección a la aldea más cercana.

– Yo me encargo – Naruto expresó con un tono serio, no permitiría que dañaran a más inocentes en esta intensa batalla , tenía ganas de liberar la ira resultante por la muerte de Kushina y por no hablar de que no quería estar con una Alexa cabreada, todos saben lo destructiva que suele ser y no quería imaginarse como lo sería ahora que tiene por así decirlo la trifuerza al completo.

– Ese idiota ha estado demasiado tiempo haciendo de las suyas. – Alexa murmuró con un tono serio mientras se reincorporaba y se colocaba lista para la batalla.

– Me has leído el pensamiento. – Alastor mostró una ligera sonrisa sin perder su seriedad, no sabía exactamente el motivo pero ahora se sentía más fuerte que antes, era el momento de terminar la batalla que tanto tiempo lleva pendiente de resolver.

– ¿Acaso en vuestra cabezas está la idea de vencerme? Es imposible derrotarme. – Al parecer el estar en el cuerpo de el Uchiha, la mente de Malhadus se había alimentado de un ego increíblemente injustificado.

Los tres combatientes desaparecieron en una explosión de sonido, a continuación lo que sucedió fue un gran temblor: Sasuke había lanzado un potente golpe pero tanto Alastor y Alexa se habían movido de tal manera que pudieron evadir el ataque y al mismo tiempo atacaron de forma simétrica con una patada. Como si el malo de la película fuera una pelota de fútbol y nuestros héroes los jugadores de Inazuma Eleven haciendo un mega combo.

Esta potente combinación hizo que Malhadus fuese disparado contra la base enemiga, la cual ya de por sí estaba en mal estado, ahora tenía un agujero más.

Sin embargo, este no era un enemigo normal y nada más haber caido, se reincorporó rápidamente a la batalla con un jutsu katon mejorado que lanzó al cielo.

– Desaparezcan con el rayo – Sasuke movió sus brazos para activar una versión más poderosa del kirin original, varios dragones de rayo negro surgieron del cielo con el propósito de devorar al rey demonio y a la hija de Hylia.

El Uchiha sonrió pensando que había sido extremadamente fácil vencer a estos dos, pues ahora se creía así mismo invencible (consecuencias de la fusión del cuerpo de Sasuke) aunque la sonrisa duró poco pues Alexa había activado el Susanoo el cual habia repelido el ataque... este ya no era además el susanoo de siempre, este parecía mucho más poderoso que el original y una formado era más intimidatorio. Algo similar a un Susanoo de Sasuke infundido con el chakra de todos los bijuu... pero en lugar de la espada, un martillo a lo Shao Khan.

– Déjame a mi – Alexa se precipitó a la batalla, dejando a Alastor con la última palabra en la boca, haciendo que este tuviera una gota de sudor. Ahora la joven había activado su modo "completo", combinando la esencia de Hylia con la fiera deidad y ahora parecía poder usarlo sin ninguna limitación, algo que resultaría aterrador.

En este momento, Malhadus, tras el primer golpe, tuvo que empezar a esquivar todo lo posible pues le estaba resultando imposible hacer un counter... y eso que tenía el Sharingan... el motivo? Era simple, Alexa era más rápida y además, también poseía el doujutsu en cuestión.

El Uzumaki, mientras, se estaba encargando de los enemigos a un nivel similar a Sauron cuando despeja el camino.

Tras un buen rato de intensa batalla, Malhadus no podía permitirse perder más y no quería ser derrotado, sin duda su estupidez no le dejaba darse cuenta de que ya había perdido en realidad.

– No me ganarán... te destruiré...¡HIJA DE HYLIA! – Sasuke gritó mientras su voz parecía ser más y más corrupta, los soldados contra los que luchaba Naruto y los que ya habían sido vencidos por este, tornaron en una masa negra y fueron directamente al origen.

– Esto es malo – Alastor murmuró mientras veía como la forma de su enemigo parecía estar aumentando de tamaño y cambiando a una forma que distaba mucho a la de un humano.

La transformación generó una onda expansiva que obligó a Alexa a retroceder hasta donde estaba Alastor, ambos... al igual que el resto pudieron ver como ahora se enfrentaban a una inmensa criatura que distaba de ser humano y se eleva al cielo.

– Este mundo... si no puede ser mío... ¡No será de nadie! – Su voz dejó de ser reconocible y pasó a ser una voz de monstruo al punto en el que cualquier rastro de humanidad había desaparecido. De su boca, surgió una bola de oscuridad del tamaño de la torre del Hokage y su tamaño había comenzado a aumentar, la técnica estaba siendo de gran alcance debido a que se alimentaba de toda la maldad que habitaba en el mundo.

Tanto Alastor y Alexa se miraron mutuamente antes de asentir, ambos aumentaron su nivel de potencia al máximo posible... la forma final de Alexa combinada con la trifuerza poseía un poder inmensurable y Alastor activó su modo "demonio completo" pero no se había dado cuenta de que la trifuerza también le habia afectado. En lugar de dos alas de hielo negro, ahora era una ala de hielo negro y otra de hielo claro, representando un equilibrio entre la luz y oscuridad.

Ambos comenzaron a preparar una gran concentración de energía en sus manos, sabían que esto sería decisivo para la supervivencia del mundo y debían poder toda su voluntad en esta situación.

– BIG BANG... – Alexa empezó a pronunciar la técnica mientras una esfera dorada de energía comenzó a formarse.

– Más oscuro que el crepúsculo, mas brillante que la luz del mañana... encerrado en las corrientes del tiempo, despierta tu poder. Que las fuerzas que rompen el equilibrio sean destruidos. Con tu poder y el mío... acaba con todos mis enemigos.– Alastor empezó a cantar un hechizo de poder, tenía la intención de usar el mata dragones pero el poder de la trifuerza le hizo pensar en esta técnica.

Todos miraban expectantes la escena ante ellos, esto era por así decirlo, "El choque final"

Con un potente rugido, la criatura lanzó su esfera de pura maldad, todo lo que rozaba su paso, parecía desintegrarse, los picos de las montañas altas eran un ejemplo, si el ataque llegaba al suelo, sería el fin del mundo, por suerte... la defensa estaba lista para contra atacar.

–¡KAMEHAMEHA X 1000 ! / ¡CHAOS DRIVE! – Alexa y Alastor gritaron sus técnicas al mismo tiempo, los dos poderes se combinaron en una única ráfaga que chocó contra la gran esfera de energía negativa, comenzando así el choque de poderes.

Las personas que estaban en el campo de batalla tuvieron que alejarse lo máximo posible pues ese lugar estaba convirtiéndose en nada debido al pulso de fuerzas en colisión.

Tanto Alastor como Alexa no cedían ni un momento, no podían permitir que el mundo ganase y poco a poco iban añadiendo más poder en la técnica.

– Groaah! – Malhadus gritó mientras enviaba ráfagas oscuras a la gran bola de energía negativa, haciendo que esta aumentase de tamaño y por ende, fuera más difícil de contrarestar.

Sin embargo, el poder de nuestros héroes era mayor y no solo eso, todo el mundo estaba enviando sus ánimos y esperanzas para ganar este decisivo combate.

En un último esfuerzo, la energía de estos aumentó, haciendo que la esfera de energía fuera devorada por el ataque de estos y atravesada, haciendo un impacto directo contra Malhadus.

– ¡NO! Soy invencible!... – El cuerpo de Sasuke que estaba combinado con Malhadus comenzó a desintegrarse, haciendo que este se diera cuenta de que había sido vencido.

– ¡Yo os maldigo... tendré mi venganza! – Malhadus exclamó antes de que sus gritos se convirtiesen en un ligero soplido en el viento, la amenaza había sido destruida y el rayo de energía que atravesó el cielo, hizo que un rayo de luz, iluminase el lugar con un bonito arco-iris.

Por fin había terminado la pesadilla.


.

.

{Epílogo}

.

.

– ¡ Nunca me atraparán! – La voz de un niño corriendo resonó por las calles de la villa, muchos de los civiles veían la situación sin poder evitar mostrar una sonrisa.

– ¡Eso habrá que verlo! – Un shinobi exclamó sin dejar de correr, por desgracia, no pudo evitar resbalarse pues el suelo se había convertido en hielo, haciendo que el chico que huía soltase una carcajada. Pero al correr mirando atrás para reirse por la escena, no se dio cuenta de la persona que estaba delante y por tanto el choque era inevitable.

– ¿ Perdiendo las clases? – Una voz femenina con un tono relajado pero con una promesa de muerte alertó al joven muchacho el cual estaba aterrado.

– ¿Okaa-san? No.. no es lo que piensas. – El chico intentó excusarse de forma desesperada ante lo que parecía ser un momento crítico.

– ¿Y que va a ser Soma? ¿Una actividad para evadir shinobi?... Creo que preguntaré a tu sensei – La madre del chico caminó lentamente hacia el profesor mientras llevaba consigo al "chico educado". El shinobi en cuestión se levantó con una ligera molestia en la espalda, nada más ver a la madre del niño, pareció cambiar a una actitud totalmente formal.

– Haku-sama, es un honor. – El shinobi intentó doblar la espalda en forma de saludo, solo para que esta respondiera con un ligero crujido y evitar mostrar el dolor era difícil.

– Joichiro, no es necesario... ¿Que hizo esta vez? – Haku preguntó a el shinobi el cual parecía un poco más calmado, al mismo tiempo Haku, con un signo en la mano, deshizo el hielo formado en el suelo.

– Lo de siempre, se durmió en clases y en lugar de responder... escapó en medio de clase.– Joichiro respondió mientras Soma parecía silbar en otra dirección.

– ¿Clase de historia? – Haku preguntó mientras el asintió y esta miró a su hijo esperando a una explicación. – Las clases son aburridas, son mejor cuando tou-san o tu me contáis vuestras aventuras.– El chico respondió con sinceridad, esto hizo sonreír ligeramente a Haku pero eso no quitó su mal humor.

– Puede que sea así, pero son clases... tal vez haya que hacer una visita a tu padre... eso si... hoy sin ramen. – El chico se quedó pálido al escuchar el castigo, había heredado la obsesión por ese alimento y quedarse sin ramen la noche del ramen era una crueldad... desde su punto de vista.

Los lugareños no podían evitar reírse de la escena, pero no lo hicieron por que tenían miedo de enfadar a Haku, su mal humor era el tercero más peligroso de la villa... solo superado por Ciela y Alexa.

.


Mientras tanto, en el jardín de una bonita casa tradicional, un peliplata se encontraba tomando de forma relajada un te.

Estaba reflexionando los sucesos que habían pasado durante estos 10 años desde la victoria sobre Malhadus, sin embargo, su sonrisa en el rostro era evidente.

– Aún te quedan años para ganarme en sigilo...Alam...– Alastor respondió de forma tranquila con un tono pícaro en su voz, un niño pequeño de 6 años hinchó sus mejillas ante la frustración.

– ¡No es justo! – El chico exclamó mientras se acercaba al peliplata, este niño tenía cabellos dorados con algún mechón platino haciendo una combinación interesante.

– Bueno, eso es por que tu padre es impresionante – Alastor comenzó a reír mientras agitaba el pelo de su hijo el cual ahora tenía una sonrisa.

– Ya verás, pronto te superaré– Alam expresó con determinación al mismo tiempo que recibía una respuesta positiva por parte del rey demonio el cual apoyaba esa idea, sin embargo, quedaría un largo camino para ello.

– ¿Dónde esta tu hermana? – Alastor preguntó mientras Alam simplemente resopló... – Está en el cementerio, junto con okaa-san. – El chico respondió mientras giraba su cabeza en la dirección del lugar en cuestión.

– ¿Que tal si vamos a buscarlas y luego vamos a tomar algo? – El peliplata preguntó mientras el niño parecía animarse, sobre todo por lo de la comida.

Ambos se dirigieron sin demora al lugar en cuestión.

.

.

Alexa y una pequeña de 6 años miraban algunas de las tumbas, durante estos años, habían pasado varias cosas y por el camino, algunos seres queridos habían abandonado el mundo de los vivos.

Al terminar la batalla contra Malhadus, Hylia apareció y gracias a la trifuerza, lograron resucitar a todas las personas que murieron en la batalla y merecían volver a la vida.

Tras eso, la trifuerza fue dispersa por el mundo a la espera de un portador digno y la propia Hylia les explicó que esto había sido una ocasión especial y que no era recomendable devolver a la vida a más personas pues sería alterar el equilibrio del ciclo de la vida,todo esto gracias a la colaboración de la vieja Radiel... no hace falta decir que esta y Alexa comenzaron a discutir nada más verse.

Ahora años más tarde, las cosas parecían ir mejor aunque muchas cosas habían pasado.

Como por ejemplo, la sorpresa de que Madara tuvo una hija con Tsunade... una Uchiha con la fuerza de una Senju, algo a tener en cuenta pues tendría una gran probabilidad de despertar el linaje de Haragomo.

No hacía falta decir que la hermana de Mr. Black hicieron una buena pareja y en poco esperan aumentar la familia, aunque fueron dos las parejas que más sorpresa dieron:

Sheik y Ciela, no hacía falta decir que Alastor rezaba para que no enseñasen a su descendencia el terrible arte del martillo...

Y si, la más sorprendente fue una que nadie, incluso Hylia pudo esperar: Itachi Uchiha con Nana (Impa)... lo más inquietante fue el hijo de estos pues era totalmente contrario a la personalidad de los padre, totalmente activo, alegre y lleno de hiperactividad.

– Okaa-san – La niña llamó a su madre la cual giró la cabeza.

– Dime, Lin..¿Qué sucede? – La madre de la niña respondió con un tono cariñoso, la niña volvió a mirar al suelo, específicamente una tumba.

– ¿Esta persona era importante? – Muchas veces visitaban la tumba, pero nunca habían contado el motivo, por no decir que los apellidos no eran los mismos de la familia.

– Puede que un día te cuente la historia, aún eres pequeña para entenderlo – Alexa respondió con calma mientras movía uno de los cabellos de la pequeña.

Esta situación fue interrumpida por lo que parecía un ruido que poco a poco se hacía más entendible.

– Okaa-san! Nee-chan! – Una voz infantil y alegre resonaba por el campo santo, no tardó en escucharse un ruido seco antes de comenzar lo que parecía el discurso por parte de una segunda voz.

– ¿Que te dije de tener respeto en los cementerios? – Una voz más adulta fue totalmente escuchada por parte de las chicas, lo que causó una pequeña risa en estas.

– ¿Has vuelto a perder? – Lin preguntó a Alam el cual estaba con la expresión típica de "la próxima vez ganaré", no hacía falta esperar la reacción del niño.

– Como si tu pudieras ganarle – El niño respondió mientras movía su pelo hacia atrás, el chico había heredado el pelo de su madre y facciones de su padre mientras que la niña ganó facciones de su madre y el pelo de su padre.

– Tu y yo sabemos que soy más fuerte que tu. – La niña se burló más, haciendo que una vena furiosa en el chico apareciera en la frente. Sin embargo, no permitiría dejar a su hermana tener la última palabra.

– Pero soy mas listo y astuto, dentro de poco tenderé una trampa a tou-san y la victoria será mía. – EL niño rió igual que su padre mientras que la niña tenía ganas de golpearlo, sin embargo Alexa tenía algo que decir.

– Una trampa tiene como base... el elemento sorpresa, ¿No crees que esa parte se pierde al haber escuchado tu plan? – La Valentai preguntó con algo de avidez, sin embargo, no se esperaba que el chico tuviera una respuesta preparada.

– Para nada, el viejo es demasiado astuto y puede usar el byakugan... pero si sabe que puede caer en una de mis trampas, tendrá que estar constantemente alerta y eso lo cansará. Cuándo menos se lo espere, ¡Zas! – Alam respondió con un siniestro del cual Alastor no sabía si sentirse honrado o algo de pánico pues Naruto era un poco bromista pero con las visitas de Ciela, o como Alam prefería llamar: Ciela-sensei... ni quería imaginar lo que tenía preparado.

– ¿Que te dije de llamarme viejo? –Alastor reprendió a Alam, lo que causó más risa en las dos chicas.

– No se rían tanto, puede afectar a mi hermanita – Lin respondió con un tono protector mientras señalaba el estómago de Alexa a lo que Alam hizo una negativa.

– Para nada, ese va a ser mi hermanito.– Alam contestó mientras plantaba cara a su gemela, al mismo tiempo Alastor y Alexa se juntaban para ver como sus hijos parecían discutir por un tema trivial.

– ¿Será niño o niña? – Ambos preguntaron a sus padres, como si estos tuvieran la respuesta, Alexa no pudo ampliar más su sonrisa.

– Eso mis queridos niños... – Alexa se acercó a estos mientras que los pequeños ahora tenían una gran expectación para saber quien tenía razón.

– Es un secreto – Alexa guiñó el ojo causando en sus hijos una gran decepción, seguida de quejas ante la injusticia pues si bien podrían saberlo gracias al Byakugan, Alastor y Alexa decidieron esperar para llevarse una sorpresa.

Una aventura llega a su fin... quien sabe cuando comenzará la siguiente.

.

FIN

.


.

Y ya esta, terminó.

Más o menos, quiero saber vuestra opinión en global de la historia y de este capítulo. Si alguien ha estado leyendo la historia y nunca ha dejado un review, agradecería que dejase un comentario, tenía pensado poner una frase final en la historia un poco más narrativa como hicieron con Naruto pero creo que así tampoco quedaba mal.

Solo quiero dar las gracias a todos aquellos lectores que han gastado su valioso tiempo en leer esta historia, en especial quiero agradecer a las siguientes personas:

.

zafir09,Roy,Kira blake,Thais (Alice), CCSakuraforever, jbadillodavila, Itachi ZX, Daniel... muchas gracias, tenía planeado un discurso largo pero la emoción hizo que se me olvidase.

Quien sabe, puede que vuelva a escribir pronto pero nada está seguro... ¿Quieren alguna OVA en referencia a todo el lapso de tiempo?

Además quiero dar gracias a mi amiga Eli, pues si no, esta historia no se hubiera llegado a crear y fíjense, es la que más palabras contiene en comparación a mis otros fics.

Bueno, nada más que decir.

.

Un saludo a todos y suerte para todos aquellos que comienzan el curso (aquí es en septiembre pero bueno.. ja ja)

NOS VEMOS!