Nathaniel, chico formal, educado, tranquilo, con un comportamiento impecable. Cree que su vida es perfecta, a excepción de que todavía no tiene una relación con la chica que le gusta, Melody. No importa, Nath está seguro de que sus sentimientos serán correspondidos, sólo hay que ser pacientes y esperar a que el día señalado para una confesión perfecta llegué, ¿quién diría que "no" el Día de San Valentín y en medio de una cena romántica en el mejor restaurante francés de la ciudad?

Scarlet, chica informal, asertiva en extremo, alocada cuando quiere, con un comportamiento atroz para muchos (ojo, no para todos). Cree que su vida es perfecta, a excepción de que todavía no tiene una relación con el chico que le gusta, Castiel. No importa, Scarlet está segura de que sus sentimientos serán correspondidos, sólo hay que ser pacientes y esperar a que el día señalado para una confesión perfecta llegué, ¿quién diría que "no" en un concierto de Incubus?

Lo que ninguno de los dos imaginaba era que sus respectivos candidatos a novia y novio, se encontrarían en una semana de convivencia de los alumnos del Instituto Sweet Amoris y que llegarían a clase… ¡tomados de la mano y como la nueva pareja sensación del año!

Ahora la vida de Nath ya no es perfecta y se arrepiente de no haber ido a la estúpida convivencia porque quería aprovechar los días libres para estudiar.

Ahora la vida de Scarlet ya no es perfecta y se arrepiente de no haber ido a la estúpida convivencia porque se quedó dormida luego de desvelarse en un club nocturno con algunos amigos.

Bueno, no es para tanto, todo tiene solución. Ambos están convencidos de que recuperarán a su pareja soñada antes de la fecha que han elegido para confesarse. Lo único que tienen que hacer Nath y Scarlet es unirse para sabotear la relación de Castiel y Melody, pero está el pequeñísimo detalle de que… ¡no se soportan!

Todo lo que tienen Nath y Scarlet son treinta días. Treinta días para tolerarse el uno al otro, treinta días para conocerse, treinta días para reflexionar sobre su pasado, treinta días para mirar hacia adelante, treinta días para entender que su vida no era tan perfecta como creían, treinta días para recuperar a quienes consideran el amor de sus vidas… o para volverse a enamorar.

En estas condiciones tan adversas, ¿Nathaniel y Scarlet lograran su objetivo o se matarán el uno al otro en el intento? ¿Pueden el agua y el aceite mezclarse sin terminar en un gran desastre como resultado?