Reencuentro

Parentesis

Seth

Iba de camino a ver a Brenda a la tienda, y llame a Lucas para irnos.

-¡Lucas! Ya vamos levantate debemos ir con tu madre.-Toque la puerta de su habitacion. Habia veces que mi hijo dormia demasiado y no era exactamente por haber patruyado hasta tarde si no mas bien por puro capricho.-Vamos Lucas ya hay que irnos.-

-Ya estoy aquí tranquilo-Lo escuche decir bajando las escaleras.

Subimos a mi bochito de color marron. Al irnos alejando de casa y adentrarnos a la carretera de Forks escuche decir algo a Lucas.

-Papá ¿Sabes algo de la chica que hace unos dias vimos en la tienda de mamá?-

-¿Por qué me preguntas eso?-Le pregunte sin apartar la vista del frente.

-Lo digo por que ¿No te parece la misma chica que salvamos aquel dia en el bosque?-Esta vez me miro intrigante.

-No lo se…

-Talvez Jacob debe saber que la encontramos…-Al escucharlo decir eso supe que no deberiamos hacerlo. Por una parte no estaba mal asi sabriamos por que ella estaba aquí, pero por otro lugar ella estaba asustada, ya que al mostrarme sus pensamientos me di cuenta que ella no queria que la expusieramos.

-No. No haremos eso. Primero debo averiarlo yo y depues podremos decirselo a Jake.-Lucas me miro con cara de pocos amigos.

-Yo creo que facilmente se dara cuenta. El vera nuestros pensamientos al convertirnos y no sabremos ocultarlo por mas tiempo.-Se giro ignorandome.

Recogimos a Brenda, y la dejamos en Port Angeles yaque compraria algunas cosas para la casa y Lucas se quedo con ella, yo por mi arte decidi ir en busqueda de respuestas sobre Kathe.

Primero fui con mi madre Sue a contarle todo lo sucedido. Escucho cada cosa que le decia…

-Y ahora mamá quiero encontrar a esa chica antes de que surjan mal entendidos.-Tome sus manos y la mire alos ojos.-

-Talvez Lucas tenga razon y primero debas consultarlo con Jacob, el es el Alfa…-

-No mamá primero averiguare por mi cuenta y necesito tu ayuda-Ella parecia confusa pero al final hablo.

-Esta bien o hare por que espero y esto este bien.-

Pasaron dos semanas, que para mi fueron las mas largas. Cuando me toco patruyar sabia que debia mantener todo oculto y no exponerlo, pesaba en diferentes cosas como en el taller mecanico de Jacob, que debia de llevar, que autos reparar, incluso llegue a pensar en las primeras cosas que aprendi en la escuela de la reserva, o en llegar a casa estar con Brenda….eso incomodaba a los chicos. Hasta que mi madre me trajo noticias.

Dijo que escucho decir a personas en Forks que en el hospital habia llegado una joven mujer de extrema belleza, con ojos color miel y cabello rojo con una piel blanca y lechosa, que traia consigo una chica de unos quince años. Mi madre le pregunto a la mujer que como decribian a la chica si la habian visto, y dijeron que solo la habian visto una sola vez, la describieron como un bello angel con cabello negro como la noche, piel blanca y rosadas mejillas con los ojos mas hermosos que habian visto antes, y llegaron a decir incluso que un pequeño niño que habia estado en un accidente y lo llevaron a el hospital y al tratar de reanimarlo al despertar vio a la chica y dijo que si habia muerto, y los doctores le preguntaron por que ya que estaba bien y estaba vivo y dijo que penso haber muerto ya que habia visto a un angel, refiriendose a la chica.

-¿Y sabes donde viven?-Le pregunte

-Si. Viven en una cabaña dentro del bosque, casi en los limites de los Cullen y la Push.-

-Esta bien. Gracias mamá.-La abrace fuertemente.

-De nada.-

Decidi salir ya que Brenda estaba con Nessie charlando sobre cosas de mujeres.

Me adentre en el bosque cuando de repente escuche a alguien siguiendome, pero no fue sorpresa darme cuanta de que se trataba de Lucas.

-¿Qué haces aquí, no deberias patruyar?-Le pregunte con sarcasmo.

-¿Y tu no dederias estar en casa con mamá?-Me miro sonriente.

-Ella esta charlando con Nessie, y quise darles espacio.-

-Ah pues yo vi que algo te traes, algo raro.-

-Y se donde vive Kathe.-Le dije.

-Hasta sabes como se llama, vaya.-Dijo alzando las manos no muy a gusto.-Sabes que si mamá se entera te mata.

-¿Por qué piensas que lo hara?-

-Todos hemos notado que te alejas cada dia de ella, como si no te importara…-Al decir eso bajo la cabeza.

-Alto. ¿Todos piensan que estoy traicionando a Brenda.? ¿Qué salgo con alguien mas?-Dije realmente enojado y confundido.

-Si….-Dijo al final mi hijo. ¿Pero como podian pensar eso? Yo amo a Brenda, ella es mi imprimacion, ¿Cómo piensan esas cosas?, realmente estaban mal al pensar eso.

-Escucha Lucas, no cambiaria a tu madre por nadie, solo que lo que paso el dia que salvamos a Kathe ella hizo algo, que dejame decirte fue extraño.

-¿Y que hizo?-

-No lo se del todo, solo que su mano too mi mejilla y comence a ver cosas, vi mi vida pasara frente a mi, como si viera television, y cuando ella termino de repasar mi vida, pude sentir pequeñas cadenas aferrarme a ella…-

-Como la imprimacion….-Susurro.

-Algo asi solo que no me enamoro de ella, me vinculo de otra forma, me hizo verla como te veo a ti, como un hijo, ya que al parecer el enamoramiento no le salio bien, era como si encontrara un barrera, una pared que no la dejo avanzar…-Lo mire esperando su respuesta.

-Entonces te hizo verla como una hija…-No se si eso fue pregunta o afirmacion.

-Si.-

-¿Y por que la buscamos, por que quieres protegerla?-Rio un poco.

-Ja ja que gracioso, claro, y por otra parte para saber que hacian esos vampiros aquí. Ya que al parecer la conocen.-

Caminamos no fue mucho y encontramos la casa, ya que alrededor se podia oler ese edor a vampiro. Por dentro de la casa escuhamos el sonido de un piano, una bella melodia salia de alli.

-¿Y ahora que? ¿Vamos hasta alli y tocamos la puerta y decimos Hola Kathe somos Seth y Lucas venimos a visitarte?-Dijo mi vastago con cierto sarcasmo.

-Claro que no, debemos ser sutiles.-

-¿Y como según tu?-

-Mira.-Le hice una señal y pudimos ver que Kathe dejaba de tocar el piano y salia de la casa. No era tarde, aun habia sol.

Camino hasta un pequeño rio y se sento en un tronco llevaba un pequeño bolso y de el saco un libro mucho mas grande que sus manos y de ahí comenzo a hojearlo hasta que que se giro al escuhar un sonido que al igual a nosotros nos sobresalto. Rapidamente metio el libro en su mochila y se oculto en un arbol. No tardo mucho que Lucas y yo pudimos ver que un hombre de cabellos rubios salio en direccion a Kathe.

-Vaya vaya. ¿Acaso el bosque te gusta tanto?-Se burlaba de Kathe.

-¿Qué haces aquí?-Ella estaba realmente asustada, sus ojos color azul verdosos estaban muy abiertos.-¿Vienes por mi?-Fue lo que pregunto de nueo.

-No. Aun no es el momento. Vine a decirte algo.-Se fue acercando a Kathe cada vez mas, a tal modo de quedar a unos dos metros de ella.-Justo en la noche de luna llena pasaran cosas. Ya sabes las supersticiones de siempre. Pero estas son reales, algo te pasara, bueno dos cosas tanto buenas como malas. La luna talvez no se ponga de tu lado hoy Kathe.-Le dijo y salio disparado hacia el bosque.

Lucas y yo no lo seguimos, como el decia, talvez aun no era el momento hasta saber que hacia aquí, pero ahora mi prioridad era Kathe. Yo fui el primero en acercarme y hablarle, trate de no asustarla, pero talvez no funciono.

-Hola.-Ella se sobresalto.

-¿Seth?-Me pregunto.

-Si. Sabes deberias mantener tu distancia en los bosques, puedes encontrarte algo que no te guste.-Le dije medio en broma.

-Lo viste…-Suspiro.-Quiero decirte que yo soy la mas sorprendida en saber que hace el aquí, yo nunca lo habia visto.-Iba caminando y volteo hacia mi por un momento y luego regreso la vista hacia el frente, cuando choco con Lucas.-Oh lo siento.-

-No te preocupes.-Mi hijo le dedico una sonrisa-Ah por cierto soy Lucas, el hijo de Seth.-Dijo el dandole la mano.

-¿Su hijo?-Fruncio el ceño confundida.-Pero si parecen hermanos.-Al final sonrio.

-Si su hijo. Se que te sorprende eso, pero….a mi me sorprende mas aun el color de tus ojos, no habia visto a nadie igual.-Lucas no dejaba de mirarlay me sorprendia que no alejara la vista de ella yella de el.

-Y a mi me gusta tu pelo, es rizado y castaño ,muy bonito.-Su voz sono como a la de una niña de cinco años, sus manos repasaron los leves rizos del cabello de Lucas. Por un momento pense que Lucas no dejaba de mirala por que talvez se habia imprimado de ella, y por un lado algo en mi se sentia incomodo y no queria que nada ni nadie tocara o pensara en Kathe de esa forma, era un forma sobreprotectora la que crecia dentro de mi, pero no era asi sus ojos se veian igual, y solo miraba a Kathe intrigante, no como veia a Nessie o Sara, sino como un niño descubriendo algo nuevo. ¿Pero como era posible que pensara en eso? La acababa de conocer, auque parecia como si la conociera desde que era un bebe.

-Bien ya se conocen, aunque en unas circunstancias no muy buenas.-Dije para separarlos un poco.

-Eso no importa por lo menos conosco a alguien mas de tu familia….aunque por cierto…¿Qué hacian aquí?¿Estaban siguiendome?-Pregunto hacia los dos.

-No…-Vacile y ella me miro como diciendo A mi no me engañes.-Esta bien si te seguimos hasta aquí, y mira que fue bueno, ya que creo que el vampiro se fue por oler a dos lobos eh-

-En eso talvez tienes razon. ¿Y para que me buscabas?-Pregunto, yo no queria decirle que para averiguar de ella, pero era para salir de dudas.

-Kathe busco respuestas…-Simplemente dije.

-¿Respuestas para que?-Estaba aun mas confundida.

-¿De por que hace casi cuatro o cinco meses llegaste a Forks?¿Por que traes a una vampira contigo?¿Y que buscas aquí?¿De que huyes?-

-Seth, no puedo decirte nada, no todavia.-Se mordio el labio.

-Por favor, si no me lo dices a mi levantaras sospechas de otros y sera algo peor.-Practicamente me encontraba suplicandole a una desconocida.

-¿Si hago lo que pides me ayudaras a mantenerme a salvo?-Pregunto tremendamente preocupada.

-Claro. Yo no te haria daño…-Le dije y ella volteo hacia Lucas preocupada.

-¿Y tu?-

-Eres amiga de mi padre claro que te ayudare.-Le dijo Lucas dedicandole una sonrisa.

-Bien….-Y comenzo a contar lo que para nosotros fue una sorpresa enorme, un gran descubrimiento…..

Kathe.

Hoy era Lunes, el tan esperado dia en que iria a una escuela, relativamente normal. Conoceria a chicos y chicas humanos, aunque habia algo que me preocupaba y era el control de mi sed. Ya habia tomado mis precauciones y habia bebido lo sufiente para no tener problemas, aun asi no dejaba de sentirme nerviosa.

Ibamos en el Jetta negro de Anny haci el Instituto de Forks y ya casi llegabamos y mis nervios iban en aumento.

-Estaras bien, haz hecho cosas mayores que esto.-Escuche decir a Anny.

-Si. Si te refieres a condenar a vampiros en la corte de los Vulturis.-Dije sarcasticamente sin mirarla.

-Si talvez eso.-Ella rio.

-Aun asi temo por ellos mas que por mi.-Le dije refiriendome a los humanos.

-Aro siempre a dicho que eres alguien fuerte y mas le vale tener razon, por que ahora necesito que tu lo creas.-me abrazo y me dedico una de esas sonrisas suyas de Todo estara bien.

-Bien, a trabajar.-Sali del auto en direccion a la puerta del Instituto.

Camine por todos los pasillos del Instituto en direccion a la oficina de el Director y poder tener mi horario de clases, ya que Anny me dijo que pidiera eso al llegar. Encontre la oficina y le pedi a la secretaria mi horario. Solo me pidio mi nombre y listo me entrego un pequeño papel que contenia mis materias de clases. Sali hacia mi primera clase que era matematicas.

No tarde en llegar, pero antes de todo, me pude dar cuenta que los estudiantes me miraban, algunos,sobre todo chicas, me miraban de forma indiferente y con recelo, mientras que los chicos practicamente me coqueteaban.

Al encontrar mi salon, entre y tome un lugar al final de la fila. De mi mochila saque un cuaderno y una pluma. Faltaban casi 5 minutos para comenzar la clase, pero era mejor estar preparada.

Me sorprendi al ver entrando a una chica. No media mas que talvez 1.60, o apenas, ya que era muy pequeña; tenia cabello hasta la espalda, color castaño y unos bonitos ojos grises con pestañas largas y rizadas. Era sin duda muy bonita y dulce, aunque sus ojos llevaban unos anteojos y estaba atareada con muchas cosas, como libros, cuadrenos y un vaso de café. Antes de sentarse a mi lado su café estaba a punto de caer junto con sus libros y yo con mis reflejos logre alcanzarlos antes de que cayeran.

-¡Ay! Gracias.-Dijo ella con una enorme sonrisa.

-De nada. Ten cuidado la proxima vez.-Le conteste.

-Si. Ya se que no debo traer tantas cosas.-Ella sonrio.

-Buenos dias jovenes. Soy la profesora de matematicas, Jenny Blow.-Nos dijo a todos una mujer de unos cuarenta años, con cabello blanco y piel morena.

-Buenos dias.-Dijimos todos.

La clase transcurrio normal incluso la profesora nos dejo ejercicios matematicos para resolverlos en parejas, y ahí es donde supe el nombre de la chica.

-Bueno creo que trabajaremos juntas. Soy Juliet Grayson.-Me dijo su nombre y ofrecio su mano para saludarla.

- Katheryn Carlo. Estreche su mano y salude.

-Mmm, ¿acaso eres italiana?-Pregunto.

-Eh…pues si…-Conteste algo sonrojada. Comenzamos a hacer los ejercicios y terminamos antes que todos.

-¡Wow! Eres un genio con esto. Terminamos antes que todos en cinco minutos.-Ella grito sorprendida y alegre mientras caminabamos por el pasillo del Instituto. Pues habiamos terminado pronto y la profesora nos dejo salir, y Juliet me dijo que practicamente todo nuestro horario tenia las mismas clases, y era bueno el saber que ella estaria conmigo y no me quedaria sola.

-Pues no eran ejercicios muy dificiles.-Le dije.

-Es que nunca habia conocido a alguien asi como tu, ya quisiera ser yo asi.-

-Tranquila siempre alguien es mejor en otras que cosas, pero nunca hay que sentirnos inseguros.-

-Ok ok. Me gusta tu sermon.-Me dijo en tono burlon y nos reimos.-Oye ¿quieres sentarte con nosotras en la hora del almuerzo?-Me pregunto.

-¿Con quienes?-Pregunte confundida por el nosotras.

-Con mis otras amigas.-

-Si si claro.-

-Bien, decidido entonces hoy y todos los dias te sentaras con nosotras.-Me tomo del brazo me sonrio complicemente.

La hora del almuerzo llego y asi fue, como conoci a las amigas de Juliet.

-Mira ella es Nathy Rey-

-Hola.-Me saludo. Ella era una chica un poco mas alta que Juliet. Su piel era color caramelo y su cabello color marron, su rostro cuadrado, con ojos color negros, una chica dulce.

-Ella es Emmy Jacks.-

-Hola.-Ella era mucho mas alta que todas incluso un poco mas que yo. Poseia cabello ondulado color rubio dorado, con su rostro ovalado y ojos azules, su cuerpo tenia unas curvas pronunciadas. Era muy atractiva en el sentido que hasta todo en ella era hostentoso pero sensual. En primer vista creo que no le agrade mucho por la forma tan seca con la que me saludo.

-Y ella es Mary Grayson.-

-Hola, mucho gusto, bueno esta niña ya te dijo mi nombre, pero no te dijo seguro que bueno, soy su prima.-Me sonrio.

-Oye no me digas niña.-Le reclamo Juliet a Mary. Ella era muy parecida a Juliet. Con el mismo color de cabello, pero la silueta de ella a comparacion de la suave y fina silueta de su prima es que Mary era mas curvilinea, no tanto como Emmy, pero se hacia notar y su color de ojos era un poco mas oscuro.

-Un gusto. Yo soy Katheryn Carlo.-Les dije y ellas sonrieron y asintieron.

El transcurso del almuerzo fue normal, ellas charlaban, incluso me preguntaron mi edad y por que me habia mudado a Forks, ya que el apellido delataba mi origen italiano, aun que no era mio, ya que utilizamos el apellido de Erick, yo les respondi qu simplemente mi madr y yo, o mas bien Annabella y yo, habiamos llegado aquí por cuestiones de trabajo y de ahí no dijeron nada mas y siguieron con una charla tipica d chicas que no quise seguir por que no sabia que decir.

Ellas eran buenas chicas, me agradaban mucho, y creo que yo a ellas, por que incluso me preguntaron que si queria ir a la fiesta que le harian a Mary por su cumpleaños numero 18, y yo acepte encantada.

Ahora sentia que encajaba en un lugar, que si podia ser feliz. Aunque au faltaba algo, algo que llegaria pronto, pero a la vez de la nada, y golpearia mi puerta…..