Me tarde bastante. Espero les guste.

-Ana Park-


Cuando sus ojos whisky se toparon con los rojos del alfa, no negó que el escalofrío que sintió en la espina dorsal fue épica y de miedo en su estado más puro.

Stiles soltó un gemido temeroso de la fuerza que ejercía el hombre lobo en su cintura.

-Hola, Derek.-Dijo de manera poco natural.-¿Dormiste bien?.-Pregunto haciéndose el inocente, ¿Acaso creía que el hombre lobo no había visto nada de lo que había hecho?.-¿Qué hay?.-Lol, eso sería lo que pensaría el adolescente si la situación hubiese sido una conversación de whatsapp.

El Alpha le miro, con el ceño fruncido y con la verga aun despierta, Stiles no se quería arriesgarse a nada, ¿Pero acaso Derek Buenorro Hale estaba sonrojado?. Quizás era un sonrojo de enojo, sí, tal vez. El castaño no miro el apetitosos cuerpo de su compañero, es más, había comenzado a forcejear y a rogar por su vida, podía sentir el regaño que tendría de parte de aquel hombre sobrenatural semi desnudo. Aunque, oye, un castigo de ese hombre podría ser sexy. No Stiles, no pienses en eso.

-Oye Derek, no fue mi intención hacer esto o lo otro. Fue frustración sexual, quería hacerlo rudo contigo...-Dijo de manera rápida intentando que las manos ajenas se alejaran de su cintura adolorida, pero no escucho regaño alguno, ni mucho menos cualquier otra forma de comunicación entendible de Derek Hale. Stiles se miro enigmático por los ojos del Alpha.

Y lo que sucedió después ni él mismo se lo esperaba.

El Alpha hizo un movimiento brusco que dejo a Stiles debajo suyo y no como estaban antes, e impidiendo que el castaño recriminara algo, Derek le mordió aquel espacio entre su cuello y su clavícula. Stiles lanzó un gemido al aire y sintió el cuerpo de el moreno ponerse tenso. Soltó su cuello y le miro aun con los ojos rojos de Alpha y sonrió de una manera que no resultaba sarcástica ni burlona, sino sexy.

-Si lo vamos hacer, lo haremos a mi manera Stiles.

Y eso, eso puso excitado a Stiles.

Derek tomo las piernas del adolescente de manera brusca buscando con ello acomodarse mejor entre aquel espacio, apretó los muslos de tal manera que Stiles pudo admirar el color rojizo que comenzaba a adquirir, Derek hizo con un movimiento sutil el mandato para que el castaño rodeara su espalda con sus piernas y así lo hizo, pero el acto lo miro un poco estúpido de su parte. ¿La vergüenza comenzaba a reinar su ser?. Tal vez.

El moreno devoro su boca con pasión y en el acto, inicio un vaivén donde Stiles podía sentir la energética polla de Derek rozarse contra su entrada húmeda ante el anterior encuentro. El adolescente necesitaba sentir con urgencia aquel admirable pene dentro suyo, lo quería sentir con la misma furia que Derek le devoraba los labios.

Tal vez en minutos anteriores, él mismo se hubiese empalado contra el órgano sexual del hombre lobo, pero ahora simplemente la vergüenza, la pena y todo lo demás se junto y lo golpeo regresando a la realidad, era quizás por eso que no pudo iniciar algún movimiento atrevido para su propia dicha, es por eso que ahora mismo es como un conejo siendo cazado por un lobo, desprotegido, frágil y sin posibilidades de salir huyendo. Acorralado.

Trato de seguir el ritmo que le imponía el ser sobrenatural, y trato de mantener a raya todo aquel temblor que su cuerpo comenzaba a sentir. Sentía las manos ásperas de Derek en todo el cuerpo y cada parte de piel que llegaba a rozar, ardía de una manera meramente impropia de un ser natural. No era broma, estaba sintiendo la muerte palparle el alma.

Se sentía tan raro cuando no sentía la piel ajena, y podía sentir la necesidad comenzar a aumentar sin su permiso. Estaba enloqueciendo, y no podía ver final, por lo menos no ahí, no en ese momento, por que eso, eso era el acto más cercano que jamás tuvo con el sexo.

-Derek.-Susurro con aquel tono de voz que utilizaba cuando el aire se veía acabado. Derek no contesto, siguió un recorrido con sus labios que había creado desde minutos atrás, apresando una tetilla de Stiles, manejando su piel con total libertad, con toda la libertad que el joven le permitía.

Sádico. Despiadado. Cruel.

Justo como el sexo debería de ser...ajeno al amor, solo al placer.

Y el placer no es precisamente amor.

Sintió como Derek posicionaba su polla en la entrada, y de una sola estocada, con ferocidad y destreza, el miembro invadió su cuerpo con urgencia. Stiles se permitió echar la cabeza hacía atrás, lanzando un poderoso gemido. ¿Qué importaba si los bebes lobos los escuchaban?, ¿Qué importaba si Scottie olía todo lo que sentía?, ¿Qué importaba, si podía tenerlo todo en ese instante?.

Respiro de manera irregular, cansado, con el cuerpo perlado en sudor, hirviendo en su propio calor. En ese punto magnifico, Stiles pudo sentir como la piel no era más que una capa de ropa que le impedía estar mucho más cerca del ser.

El vaivén se intensifico en algún momento, pero no se dio cuenta hasta que comenzó a doler en verdad, sus gemidos comenzaron a ser inteligibles, fuertes y llenos de dolor y placer. Las lágrimas le escocían los ojos, y no podía detener aquella acción, Derek murmuraba algunas cosas mientras se permitía el gozar de la piel de Stiles con sus labios.

En serio estaban a punto de llegar a uno de los orgasmos más épicos del mundo, o por lo menos eso pensaba Stiles.

-Scott está corriendo por el bosque ahora mismo.-Menciono Derek en solo una bocanada de aire, sin detener el movimiento brusco que había iniciado desde ya hacía mucho.-Creo que escucho muy bien el grito que diste.

Stiles sintió el corazón bombearle de una forma dolorosa, sonrió pícaro mientras el glande de Derek rozaba exquisitamente su próstata.

-Ah!.-Gimió.-Qué venga.

Lo dijo mirando al lobo directamente a los ojos, mordiéndose los labios mientras él mismo movía sus caderas para que el miembro de su amante siguiera con el movimiento. Pudo admirar como los ojos del Alpha se ponían rojos. Y eso lo excito de sobre manera.

Siguieron con el acto sexual mientras de vez en vez Derek le mencionaba la posición de Scott.

Acabaron el un orgasmo poderoso que hizo sentir a Stiles perder un poco de vida en ello, se mantuvieron recostados, ya sabiendo que el beta no tardaría más que un par de minutos.

Derek y él, se bañaron un poco, y al poco tiempo, ya con la ropa puesta y sentados en el sillón de manera casual, la puerta de la mansión se abrió.

-Hola, Scottie.-Dijo Stiles con el aire aún haciéndole falta.

-Escuche un grito...-Menciono el moreno viendo cada rincón de la casa.

-No ha pasado nada Scottie.

Solo, travesuras. Y con ese pensamiento, Stiles le mintió a su mejor amigo.

FIN