Disclaimer: How to train your dragon no me pertenece, salió de la mente brillante de Cowell y fue animada por el Estudio DreamWorks, que hace gays a todos los personajes (¡Gracias, DW, por eso!).

Advertencias: Ligero OoC. Muerte. Violencia.

Parejas: Furious/Ruffnut. Menciones. Toothless/Hiccup. Furious/Hiccup II.

Aclaración: Estos drabbles responden al Reto #5 de Caldo de Toothcup para el Alma "¡Al Diablo la escuela!".

Palabras: 500, ¿de nuevo? Wow, soy muy exacta xD.

Bien, amo el crack pairing, y ya tengo obsesión con ésta en particular. Este drabble nació de mis constantes discusiones con dos de mis amigos sobre las MUCHAS oportunidades que ofrece HTTYD para explotarse (y como algunos fanfictioner como yo, explotan a veces hasta lo absurdo). Como sea, esto nació del punto, ¿qué pasaría si Dagur y Furious se unieran? Cosa que nunca pasaría en el canon normal porque Furious lo incineraría nada más verlo XD.


-oooo-

Capítulo Dos

Sin alma

-oooo-


Ruffnut no supo qué pasó.

Fue tan rápido, tan inesperado, que de un momento a otro pasó de trenzar su cabello a blandir su lanza, para defender Berk.

Berk, que ahora un sitio de cenizas y sangre, gritos desgarradores, lamentos interminables y respiros finales.

Dagur había sabido llevar bien su estrategia, demostró con cruel brutalidad y maquiavélica exactitud, que no importaba que feroces dragones los protegieran.

Primero, mató a los principales. Después, eliminó los pequeños retazos de esperanza, y después arrancó la cabeza de los líderes.

Letal y efectivo.

—¡Demonios! —Ruffnut atraviesa el pecho de uno.

Quedan más de mil.

Y ella es la única que sigue de pie, peleando.

—¡Barf, Belch! —gime cuando el Zippleback sucumbe ante las cientos de flechas usadas para rematar, cubriéndola con su enorme cuerpo.

Perdió a Tuffnut, ahora a su dragón.

Grita desgarrando su garganta. No llora, pero su alma se desgarra.

Le duele cada salpicón de sangre que vio cuando sus amigos cayeron uno a uno. Duele recordar que Hiccup no vendrá, ni que Toothless estará ahí para poner interesante la lucha.

Todos cayeron.

Ruffnut se pregunta por qué ella no corrió con la misma suerte.

—Miren a quien tenemos aquí —Dagur sisea con deleite, su hacha rozando su yugular.

Lo mira retadora, no mostrara miedo nunca.

—Lo que tengas que hacer, hazlo ya, Dagur. Me están esperando.

Dagur sonríe torcidamente, y el brillo de perversa diversión brilla en sus pupilas.

—De hecho, no te mataré. Hice un trato. Mi victoria a cambio de Hiccup y el Night Fury. No fue fácil ceder, quería sus cabezas como trofeo…

—Ya las tienes —gruñe mortificada.

—… pero eso no es todo —sigue ignorando la interrupción—, él quería algo más. No comprendí a qué se refería, sólo dijo que había encontrado una parte de su alma —alza los hombres, resta importancia—. Ni idea de que signifique, pero tiene que ver contigo.

Dagur se retira sin decir más.

En su lugar, la cubre la oscuridad.

La inmensa sombra de un dragón.

Uno que mató a Toothless.

Ruffnut tiembla, teme y se encoje, presa de dos enormes orbes dorados enfocados en su pequeño cuerpo…

—¿Por qué yo? —susurra apenas, tratando de mantener el coraje. No perderá su dignidad.

—Porque tu alma fue combinada con la de él.

La simple respuesta la aturde más, no la comprende. ¿Quién es él?

Eso no importa.

Es tomada sin su permiso, llevada por la oscuridad.

Lo último que ve Ruffnut son las ruinas de su pueblo, cadáveres y tristeza.

Se permite, autocompadeciéndose, derramar tres lágrimas. Una por Berk. Una por los dragones muertos. Otra por sus amigos caídos.

Luego, sus ojos se secan.

Su mirada se endurece.

Su corazón se vuelve piedra.

Mira hacia el lado, identificando escamas negras, lo único que ve del enorme cuerpo.

No lo conoce, nunca antes lo había visto, no sabe ni qué especie es, pero por alguna razón, su boca pronuncia su nombre.

—Furious…

Y él responde, con un gruñido que se oyó victorioso.


Okay *se esconde detrás de su Skrill* Acepto de todo tipo de comentarios, buenos, malos... excepto los que escriben "conti, conti"... Okay, no, esos sí me molestan ¬¬

Como sea, espero que les haya gustado.