El profesor explicaba afanadamente una fórmula de física a sus alumnos, todos prestaban especial atención ya que dentro de pronto entrarían en período de exámenes, todos, a excepción de dos. Cerca de una de las ventanas del aula se encontraba un chico pelinegro con una tez algo pálida y de un perfil afilado, a su par, otro chico de piel morena y cabellos castaños. El motivo de no prestar atención eran las incesantes notitas que se pasaban a escondidas del profesor.

-¿Qué harás mañana?

-Se supone que estudiar, tu deberías hacer lo mismo Tooth 7_7

-Pero es que me resulta muy aburrido T^T además, eso ya lo sé e_e

-Sabes, a veces es difícil entender como un tipo tan distraído como tú puede salir bien en clases sin necesidad de estudiar… y yo me tengo que quemar los sesos para entender una simple formula o_ó!

-jajaja no te enojes xD se te arruga el entrecejo, y ahí si te ves bien feo o3o

-QUÉ?! - el grito había llamado la atención de todos sus compañeros y la de su profesor-

-¿Tiene alguna pregunta señor Haddok? –el profesor afilaba su mirada cada vez más, al punto de dejar sin palabras al pobre castaño, a su lado Toothlees hacia todo lo posible por no reírse – N..no profesor, es solo que… la formula no me dio igual, eso es todo ñ-ñ

-¿en serio? Entonces podría mostrarnos sus resultados tal vez me haya equivocado, sea tan amable de iluminarnos – la irritabilidad del profesor era palpable, y Hiccup se sentía desfallecer, por estar hablando con Toothlees no había escrito nada sumándole a eso que no entendía nada de física, esa no era su clase por más que lo intentara siempre se veía reflejado en sus notas.

-y bien, ¿Qué espera?

-S..si, ya voy – al levantarse y tomar su cuaderno, se fijó que no era exactamente el suyo. Mientras intercambiaba miradas con el profesor el morocho le paso su cuaderno sigilosamente, en él se encontraba ya resuelto el ejercicio y realmente el profesor estaba equivocado. Miro de reojo a Tooth quien garabateaba dibujitos en una hoja despreocupadamente. Se acercó al pizarra y escribió el ejercicio, el profesor que miraba todo con ojo de águila reafirmo los cálculos y se dio cuenta de que si tenía un error su ejercicio.

-Parece que después de todo, si está preparado para el examen señor Haddok, puede sentarse – todos en el salón se asombraron de ver como un estudiante corregía a su profesor, era como ver florecer margaritas en invierno. Ya sabían quién sería su profesor durante los siguientes tres días...

Minutos después el timbre anunciando el final de clases sonó haciendo como siempre que los alumnos salieran corriendo como almas que se las llevaba el diablo.

Toothlees caminaba tranquilamente a la par de cierto castaño que no salía de su aturdimiento.

-realmente eres un genio – dijo casi en un susurro

-¿Qué? ¿No me digas que todavía sigues enojado por lo del ejercicio?

-Claro que sí! Yo no sé nada de física, y lo sabes bien, pero ahora tengo a toda una sección queriendo ir a mi casa a estudiar por culpa tuya –grito casi exasperado

-no le veo nada de malo, solo diles que no

-no es tan sencillo

-¿tú crees? Pruébame –Hiccup lo quedo viendo con el semblante serio

-Tooth, ¿me ayudarías a estudiar física?

-No…

- ….

- ….

- ….

-muy bien, no quiero que te acerques a mi casa en un mes

-QUÉ? No Hicc, no puedes hacerme esto, ¿qué hare en las tardes sin poder ir a tu casa y comerme toda tu alacena? Dijo con ojitos llorosos, además de que no solo se vería corto de comida gratis, sino que estaría en abstinencia de sexo, cuando Hiccup se enojaba, iba con todas las de la ley – En serio Hiccup, no puedes hacerme esto Q_Q

-¿tú crees? Pruébame – Tooth se quedó estático al escuchar aquellas palabras, cuando le dijo que intentara decir que "no", no quería decir que le dijera no específicamente a él

-Hiccup…

-Nos vemos, tengo que estudiar para física – dijo dando media vuelta para irse, no sin antes mandarle una mirada que lo dejo helado por segundos, tal vez minutos.