Disclaimer: InuYasha y sus personajes no me pertenecen, sino a Rumiko-Sensei la reina del manga.

Advertencias: UA

¡Volví débiles mórtales! ¿Me extrañaron? ¿No? Am... Bueno...*Incómoda*

Sín más les dejo leer...

Capítulo.-4

Tamborilea sus dedos en la mesa de la cafetería, aburrida y de alguna manera incómoda. Y al parecer era la única que encontraba la situación estúpida e inecesaria; ya que su acompañante sólo se limita a sonreir radiante, escaneándola.

Da un sorbo a la pajilla de su té helado, provocando un sonidito.

Aunque está sonriente, su mirada la escruta por completo. Hasta el más mínimo detalle. Cosa que irrita a Kagome y a su vez la pone nerviosa. En excesivo.

Maldita sea la hora, cuando le dijo que sí a InuYasha.

"Kagome..."

"¡Kagome, nada!" Cortó la mencionada ceñuda. "Que tu te quieras casar con ella, no significa que tiene que agradarme" Refunfuño cruzándose de brazos.

InuYasha suspiró, sabía que le costaría conveserla. Aún más si hablamos de alguién tan terca como Kagome.

"Ella ha cambiado..."

"¡Esa niña me hacía la vida imposible! ¡tú fuiste testigo!" Repuso molesta.

De acuerdo haberse enterado que InuYasha; su mejor amigo, se casaría no fue una noticia fácil de digerir y no sólo por la gran sorpresa sino también porque le dolía (En especial en su pecho y estómago) pero cuando fue conciente de que la persona con la que se casaba era ni nada menos que Kikyou.

La única Kikyou que Kagome conocía. La Kikyou que le hacía su primaria casi insoportable (casi porque siempre estuvo Inuyasha, apoyándola). La Kikyou que le decía comentarios hirientes cada que podía; fue un golpe bajo (demasiado).

Y más cuando InuYasha le pidió que intente llevarse bien con ella, que le de una oportunidad.

InuYasha rueda los ojos, restándole importancia. A un tema que para Kagome era significativo, y ese gesto le duele.

Porque Kagome en sí ya era del tipo de niña en extremo sensible y un poco insegura, para que venga otra insultándola con comentarios como "fea" "Eres horrible" ó "Pareces bruja" no sólo le dolía, sino también se los creía, haciéndo que su autoestima baje de a poco.

"Nunca la encontraré digna, pero quizá no me haga daño intentar conocerla..."

-Kagome-chan

"Kagom-chan" A la misma le hacía gracia, la confianza que Kikyou se auto atribuyo, y Kagome sólo consigue hacer una mueca. Porque ella nunca fue de las personas que fingían o hipócritas, y no le apetecía comenzar a hacerlo ahora.

-InuYasha me dijo que estás relacionada en el mundo de la moda.

-Asistente de una diseñadora-. Corrige abrupta, Kikyou hace un gesto asombrado con su boca. Y Kagome siente como si su pecho se inflase de orgullo.

-¿En serio? Que casualidad, yo soy modelo.

Ahora Kagome es la que abre la boca formando una pequeña "o", aunque no tiene porque sorprenderse. Kikyou irradiaba ese aire de elegancia y porte. Algo que según la misma, Kagome carecía.

-Guau-. Apenas pronuncia, y Kikyou hace un ademán con la mano; restándole importancia.

-No es la gran cosa-. Coloca sus codos en la mesa, entrelaza sus manos y apoya la barbilla en ellos.- ¿Y? ¿Con quién trabajas?

-Yasashi Kagura

Kikyou abre los ojos con sorpresa.- ¡Eso si que es una coindencia! Yo fui elegida, para desfilar su nueva linea ¿No es el destino?-. Exclama Kikyou feliz.

Kagome se quiere golpear. Mucho. Hasta perder el conocimiento. Siendo sincera en ningun momento fue fanatica de las muestras de amor, de sus amigos. En realidad las odiaba, siempre se sentía fuera de lugar, el mal tercio, de esas parejas tan acarameladas y un poco (demasiado) desmostrativas (Un buen ejemplo era Sango y Miroku). Pese a que le era incómoda la situación, no le dolía, ni le desgarraba el interior lento... Disfrutando de a poco, como su estómago, corazón y garganta se deshacían. Como ahora.

Pero el ser superior que yacía arriba, parecía que no la quería. Ni un poquito.

Después de haber tenido el "agradable" momento con Kikyou (Lo cual además de inecesario, fue estúpido), su mejor amigo y por muy degracia de Kagome; novio de Kikyou, fue a recoger a la antes mencionada para ir al cine . Kagome en ese momento solo quería que se marcharán de una vez, y que no la obliguen más tiempo, ser testigo del amor de la pareja. Y como tan inoportuna nos salió la chica, había propuesto sonriéndo:

"¿Por qué no nos acompañas, Kagome-chan?"

Acepto, ignorante de lo que significaba en verdad el cine para la pareja, y no necesariamente iban por la película. Kagome escuchaba los repulsivos sonidos, que salían de los labios de esos, algo de lo cual nunca había querido precensiar.

Por el simple hecho de que era doloroso, no sabe realmente el porqué. Pero lo era.

No le gustaba llorar, haciéndo claro algunas excepciones; el regreso de InuYasha por ejemplo. Le era estúpido, llorar sin saber el porqué. Solo por aquel motivo es que no derramaba lágrima alguna, suspira e intenta concentrarse en la película. Que no le era ni una pizca inetresante.

Su célular vibra, y ella lo chequea, verificando que era un WhatsApp de Koga. Sonrié por el contenido. Y los mensajes no paraban, Kagome se rió bajito. Llamando la antención de la pareja que estaba tan concentrada en la película (Nótese el sárcasmo).

- ¿De qué te ríes, Kag?-. Pregunta InuYasha rechazando los labios de Kikyou, que ya estaban dispuestos a atacar a lo de su pareja.

- De Koga-. Reponde Kagome sin alzar la vista, distraída lo suficiente para no darse cuenta quién le pregunta.

- ¿Koga?-. Repite Kikyou ladeando su cabeza, olvidándose que hace un instante su único objetivo era comerse la boca de su novio.-No me dijiste que Kagome-chan tenía novio.-Le murmura a InuYasha, logrando que Kagome no escuchara.

Y ahora InuYasha es el que quiere golpear a alguien, porque solamente tiene ganas. Porque no tiene que ver con la sola idea de que Kagome tenga novio. Ah, no. Claro, que no...

Además, de que, era simplemente imposible que Kagome tenga novio. Cuando regresó de América su madre no dejaba de hablar, sobre todo lo que se perdió en su estadía en el país extránjero. Mencionó que su medio hermano Sesshomaru tenía una novia llamada Rin, (Algo que no podía digerir, todavía), que Miroku y Sango al fin hicieron caso a sus sentimientos, y cosas que InuYasha no puso más atención de lo debido.

Y no mencionó "Novio" y " Kagome" en la misma oración.

Entonces, en la cabeza de InuYasha hizo un "Clic".

Recuerda vagamente una conversación con su madre, de la cual siendo sincero no prestó ni la mínima atención, ya que; en ese momento estaba con Kikyou en una sesión de besos subidos de tono, así que esa llamada de teléfono fue su némesis. Por lo que la conversación de Izayoi había pasado en segundo plano. Pero ahora unas partes de la charla, que antes eran inconexas. Ahora comenzaban a tomar sentido.

"¿Sabías que, Kagome cada vez se pone más hermosa? ¡Hasta tiene un pretendiente! Creo que se llamaba... ¿Koga? ¡Es tan atento y lindo con ella! Yo creo que eso términara en algo más..."

Kagome les sigue a pasos cortos a la pareja de en frente, mirándo las baldosas del centro comercial, ya que la verdad no tenía muchas ganas de ver a esos dos juntos.

Al fin y al cabo, la película fue una total pérdida de tiempo. Ni siquiera supo con exactitud a que venía la película, sólo se acordaba de una chica y un viejo de cuarenta años. Aunque quizá hubiera centrado su atención en la película si tan sólo "algunos" supiera qué "intímidad" significa por lo mismo ¡Intimo!

- Kagome-chan-. La nombrada mira al frente quién la llamó.

- ¿Hm?-. Logra pronunciar.

- No te importaría ir caminando o en taxí por separado ¿Verdad?-. La pregunta suena más a una orden, para el gusto de Kagome. Kagome se muerde la mejilla interna, evitándo salir las palabras "No traje ni un yen en mi bolsillo y mi departamento queda lo suficientemente lejos, cómo para ir caminando"

- Etto... Claro mi adepartamento queda cerca...

- No te peocupes Kikyou, yo la acompañó

El repentino ofrecimiento de InuYasha deja perpleja a ambas, una más que la otra, tal vez.

- P-pero...-. Quizó objetar Kikyou.

- Así es mucho mejor, además tú también tienes que ir a la agencia de modelaje para que te den las siguiente indicaciones. Te pido un taxí y Kagome y yo vamos caminando.

Kikyou solo atina a bajar la cabeza, como un perro cuando acata una orden de su amo.

Y Kagome quería decir "Já, toma esa perra" pero se contiene, en el fondo estaba muy felíz de pasar tiempo de cálidad con InuYasha sin su prometida.

Pero al parecer Kikyou no iba a perder ya que en el momento dónde se despidió la pareja, lo que iba a ser un simple beso en la mejilla, Kikkyou lo convirtió; en un beso fránces a plena luz del día y con Kagome como la espectadora estrella. Y lo peor de todo, es que tuvo la horrible sensación de que Kikyou la veía mientras besaba a InuYasha.

Una vez términada la tremenda función dada, InuYasha le sonríe y Kagome intenta hacerlo, y no puede. Porque InuYasha no olía dulce y varonil como acostumbraba, sino tenía impregnado un perfume de manzanas fémenino. Porque InuYasha tenía una sonrisa boba plantada en su rostro que no era gracias a ella. Porque cuando InuYasha dice "¿Vamos?" Kagome no puede evitar en pensar que InuYasha ya no era suyo, que ya era de otra.

O quizás nunca lo fue.

Y eso era lo que más le dolía a Kagome.

Bueno aqui les dejo un capitulo! Espero que les haya gustado u.u ¿Qué creen que sea Koga para Kagome? ¿Y lo del trabajo de Kikyou qué pasará? ¿Qué ocurrirá en el departamento de Kagome e.e? ¿A quién quieren matar más a mi o a Kikyou? En fin XD!

La verdad es que tengo pensado en hacer un especial n.n en el siguiente episodio por ser el numero cinco XD Si les gusta la idea dejenmelos en los comentarios (Reviews)

Sólo para aclarar: Estoy resubiendo este fic en otra página, adaptándola con otra pareja. Sí quieren saber la estoy adaptándo en un Yaoi (A poco lo vieron venir e.e), con la pareja HunHan (Sehun y LuHan) intengrantes de uno d mis grupos favoritos EXO, sé que no les interesa pero quería saber si había una EXO-L, EXOtic o Kpoper por aquí XD ¿Hay alguna?

Muchísimas gracias por sus bellos reviews que gracias a ellos me inspro a continuar!

Recuerden que si les gusta mi trabajo haganmelo saber no muerdo! u.u

Nos leemos proximamente!