Hola queridísimo publico he aquí mi primer fanfic de... FROZEN! Este fanfic será narrado en segunda persona, por lo tanto eso significa que tú eres la protagonista. Donde veas la línea _ ahí va tu nombre… Disfruten!

Capitulo 1: Identidad.

"En la memoria reside la identidad humana y desde ella se desarrolla y administran los recursos intelectuales. ¿Qué sería del ego, la sabiduría y los sentimientos sin un colosal depósito donde guardarlos y un eficiente método para gestionarlos?"- José Luis Rodríguez Jiménez.

Los pacíficos latidos del corazón de tu madre te tranquilizaban al tiempo de sentir como tus ojos estaban por cerrarse a causa del sueño. La mujer que te dio la vida te mantenía apegada a su pecho y gracias a ello lograbas escuchar cada uno de sus latidos. Ella cantaba y seguía meciéndote pero tú te negaste a conciliar el sueño.

Contemplaste detenidamente a tu madre; una mujer de blanca tez con un rostro lleno de diminutas y poco visibles pecas, tenia largos cabellos cobrizos que caían cual cascada sobre sus hombros, los ojos con los que te miraba eran un par de grandes zafiros, y los labios que esbozaban una dulce sonrisa era cubiertos por una delicada capa de brillo labial color coral.

Soltaste una pequeña y audible risa a lo que tu madre sonrió.

-Es muy hermosa- pronuncio la cobriza sonriente

-¿Cómo la llamaremos?- menciono una voz varonil a su lado.

El lucia una corta melena rubia, esos ojos color marrón claro, la blanca y tímida sonrisa… y esa enorme nariz que llamo por completo tu atención. Reíste sin apartar la mirada de tan "extraño objeto".

-_- pronuncio tu madre y tú la miraste atenta- Se llamara _.

-_- repitió tu padre- Es un hermoso nombre.

-Serán unos estupendos padres- intervino tu tía.

La mujer parada a un lado de la puerta era tez blanca y tenía una larga cabellera rubia platino, esos ojos del color de los zafiros como los de tu madre y esos labios sonrientes pintados de un rojo brillante como el color de una manzana madura.

Tú nuevamente sonreíste, para luego soltar un pequeño estornudo. Ese estornudo fue completamente ordinario para ti, pero fue todo lo contrario para tu familia. Tus ojos se toparon con un diminuto copo de nieve que pronto floto hacia tu nariz, cosa que te hizo reír.

No entendías el porqué esos rostros sorprendidos. Los miraste confundida esperando a que tus dudad fueran resueltas en un chistar.

-Elsa… es como tú.

"No es ser humilde, es saber tener identidad. Tener identidad es tener conciencia. Tener conciencia es creer en uno mismo. Creer es la capacidad de crear y realizar sueños e ideas. Crear es crecer. Crecer es vivir!"- José Luis Rodríguez Jiménez.

Bueno espero que les haya gustado y con esto me despido!