OMFG, Mi primer Fic! (*_*) Espero que les guste, más notas abajo (≥w≤).

Advertencias: Yaoi (chicoxchico) con tintes de incesto, si no te gusta por favor no insultes. Gracias.

Resumen completo:

Spencer Wright es un adolescente común, que va a la escuela, pasa infinidad de horas en internet, y hace cortos de terror en internet, oh sí, pero su tranquila, cómoda y pacifica vida se ve interrumpida se terminan mudando y ahí convive con su popular primo extremadamente lejano Baruch Cohen, alias, Billy Joe Cobra, este extravagante joven ha llegado para quedarse y poner su vida de cabeza, ¿terminarán odiándose? O… ¿terminarán con otra clase de sentimientos?

Capitulo 1: Funeral.

Spencer estaba como todos los días encerrado en su cuarto, escuchando música y "haciendo la tarea", ya que en realidad estaba editando su más nuevo corto de terror, sobre zombis que habían mutado gracias a una planta nuclear y que ahora eran la peor amenaza de la humanidad, oh sí, eso le encantaba a Spencer, quemarse los ojos en la computadora con el único fin de mejorar sus habilidades como futuro cineasta, mientras que su padre trabajaba y su hermana Jessica estaba en una de sus tantas competencias de karate con su mamá, ah… a veces se sentía solo, pero tenía a sus amigos en internet, ya que en la vida real el numero era un lindo 0, además no podía enojarse con su hermanita por robarle el tiempo de su madre, por eso, mientras que no tomara su cámara sin permiso y borrara archivos no se podría enojar con ella, en fin el seguía editando su corto, cuando oyó que alguien llegaba a la casa y fue a ver, generalmente su mamá llegaba con cosas que había comprado en la tienda así que tenía que ayudarla, pero era algo temprano para que ella llegara, casi no prestó atención a este dato y bajo de una vez por todas.

-Hola mamá ¿Por qué tienes esa cara?- dijo Spencer viendo que ella no traía nada en manos, y que traía una cara algo seria, al mismo tiempo que su hermana iba entrando a la casa- No me digas que Jessica perdió su encuentro de karate- dijo Spencer. La menor se limitó a sacarle la lengua con cara de "eso nunca va a pasar".

-No hijo, lo que pasa es que me habló tu tía Jennifer para darnos noticias sobre la familia- dijo su madre, mientras se sentaba en una de las sillas de la mesa de la cocina, por lo que Spencer y Jessica la imitaron.

-¿Qué pasó? ¿De quien es la boda a la que tenemos que asistir ahora?- preguntó sin mucha expresividad Spencer, ya que no le gustaba ser invitado a fiestas de familiares con los que casi no convivía, ya había pasado en ocasiones pasadas y no quería que eso se repitiera, aunque admitía que ver a algunos de sus tíos bailando cayéndose de borrachos era algo digno de documentar con su inseparable cámara.

-No es eso, desearía que fuera algo así pero es algo más serio- dijo con un semblante algo triste- la tía abuela Carla acaba de fallecer- dijo con un tono de voz triste.

-…- Spencer se limitó a no decir nada, ya que le tenía estima a esa viejecita que tenia la maña de pellizcarle demasiado las mejillas-

- ¿La señora que hacía las galletas ricas?- preguntó casi inocentemente Jessica-

-Si hija, ella, el funeral será el sábado en la mañana, ya le he avisado a su padre, y nos dijeron que dejó un testamento y los quiere a todos presentes, así que tenemos que ir- dijo su madre un poco más tranquila- por ahora vamos a cenar y luego a dormir- dijo Jane con una ligera sonrisa.

Los días transcurrieron con tranquilidad hasta el sábado, el día del dichoso funeral, por lo que todos los de la pequeña familia Wright se levantaron temprano esa mañana y se fueron en carro hasta donde se supone era el funeral.

Cuando llegaron los padres de Spencer les dieron el pésame a los hijos de la fallecida y continuaron hasta donde se realizarían los actos fúnebres. El día transcurrió con normalidad después del funeral y Spencer se reencontró con familiares que no veía desde hace años (o navidades para ser más exactos) e incluso conoció a familiares de los que ni siquiera estaba enterado de su existencia, entre ellos un joven de cabellos y ojos negros como el carbón, su madre los presentó:

-Spencer, el es tu primo Baruch, es un primo lejano, por lo que ya no tiene nuestro apellido, salúdenlo niños - dijo Jane con una linda sonrisa en el rostro.

-Em… Hola, mucho gusto me llamo Spencer- dijo el de pelo castaño algo incomodo.

-Hola me llamo Jessica- Dijo la menor con un tono natural en su voz.

-Si…hola, solo díganme Billy- dijo sin muchos ánimos.

-Engreído- Pensó Spencer al ver cómo reaccionaba ante ellos, con una actitud que decía "no me importas, no me molestes", no era de extrañarse su actitud ya que vestía con ropa cara, y tenía cara de niño consentido, dedujo Spencer.

-de seguro es pobre- se dijo Baruch mentalmente, al ver que Spencer no traía el tipo de ropa que te cuesta un ojo de la cara.

En lo que ambos muchachos se criticaban mentalmente llegó un señor vestido de manera formal y llamó la atención de todos los presentes (aunque en realidad no eran muchos).

-Buen día, mi nombre es Ernesto Ral y soy el notario con el que la señora Carla hizo su testamento, el cual procederé a leer-dijo el hombre mientras todos se acercaban para oír.

-"Yo Carla Wright en pleno uso de mis facultades mentales dejaré mis bienes materiales a los miembros de mi familia, ya que a mis hijos ya los he heredado en vida y también porque compartí muchos buenos momentos con todos los de mi familia. "- se escucho decir al notario, en realidad Spencer no prestaba mucha atención, pero de lo poco que escuchó se pudo dar cuenta que la tía abuela Carla era asquerosamente rica, a los miembros de la familia a los que ya había nombrado les dejo coches, colecciones de objetos históricos, dinero, departamentos e incluso una que otra casa cerca de la playa, cosa que sorprendió a Spencer, que fue sacado de sus pensamientos cuando escuchó el nombre de su madre.

-".. a mi querida Jane Wright, a la que he querido casi como una hija le dejo mi casa en Beverly Heights , como un pequeño gesto de cariño de mi parte, espero sea de tu agrado."

Espera... ¿Qué? ¿Había escuchado bien? ¿Una casa en Beverly Heights? OH POR DIOS.

Jane estaba demasiado sorprendida por la noticia, estaba prácticamente patidifusa, hasta que reaccionó le preguntó a Stela, la madre de Billy:

-¿ahí no es donde viven ustedes?- Dijo en medio de su sorpresa, y recibió un leve asentimiento de parte de Stela Cohen.

-Spencer, Jessica, parece que nos mudaremos- Dijo con una leve sonrisa Jane.

-oh, no, no cerca del niño consentido, DIOS- era el tipo de pensamiento que inundaba la mente de Spencer que por algún motivo ya sentía cierto desagrado por el pelinegro.

Em… pues espero que no les moleste que meta tanto OC pero en la serie casi no mencionan a personas fuera de la familia Wright así que me las tengo que arreglar de algún modo ¿no? :V . Si encuentran algún error háganmelo saber y toda critica constructiva es bien recibida!

Si les gustó y quieren que continúe la historia déjenme un sensual Review , si no lo hacen me rompería el kocoroh :'V

Si continuo probablemente publique un capitulo por semana o algo así…

Bye :D

-Macori Alpha