Anything

Aclaración: todos los personajes pertenecen a JK Rowling y la trama a iheartwriting quien me dio la autorización de traducir su historia al español.

Nota de traductora: Hola a todos. Esta es una traducción de la historia "Anything". Su autora, iheartwriting, me ha dado la autorización de subir el fic en español por lo que le estoy muy agradecida. ¡Espero que disfruten de esta bella parejita!


"Hermione", dijo Harry, mientras buscaba el cierre de la maleta para abrirla y sacar de ella los libros que estaban muy bien organizados en una fila ordenada, para luego colocarlos en una pequeña mesa junto a la ventana. "¿Segura que quieres hacer esto?"

"¿Hmm?" Yo murmure. Estaba tan concentrada en organizar los libros por orden alfabético, que solamente le había oído la mitad de la pregunta.

"Yo dije, ¿Realmente quieres…tú…hacer…esto?" repitió nuevamente, sólo que esta vez su pregunta tenía pausas incómodas y su última palabra subió de tono al final, como un extranjero que estaba aprendiendo el idioma Inglés y aún no había dominado la entonación.

Me volví hacia él, con una ceja levantada para cuestionarlo, sólo para encontrarme que él estaba sosteniendo un par de mis bragas, enganchándolas con un dedo. Él estaba mirando la prenda con una expresión de perplejidad, como si nunca hubiera visto ropa interior de niñas tan de cerca.

"Harry", dije, cogiendo la prenda y lanzándola lejos, para luego golpearle suavemente el brazo para sacarlo de su extraño aturdimiento.

"Lo siento," dijo, ahora mirándome ligeramente avergonzado. "Sólo trataba de ayudarte a desempacar"

"Lo sé." Le di una sonrisa, tratando de no reírme. "Gracias. Y sí," continué, ahora metiendo la prenda que había causado el sonrojo de Harry en el primer cajón de la cómoda de mi nueva habitación, "estoy segura."

Mi pequeña habitación 113 se encontraba por encima de Él Caldero Chorreante. No podía ser llamada "un hogar" pero tendría que serlo por un tiempo.

"Tú podrías quedarte conmigo en Grimmauld Place, ya sabes. No me importaría la compañía", dijo, añadiendo a continuación una leve mueca, "todavía no estoy muy acostumbrado a ese espeluznante lugar y teniendo solamente a Kreacher de compañía".

"Gracias, Harry. Sabes que me encantaría quedarme contigo. Pero," hice una pausa para darle una pequeña sonrisa, "¿Cómo se siente Ginny al respecto?"

Harry extendió su mano para frotar la parte posterior de su cuello. "Realmente no había pensado en eso", dijo. "Pero ella sabe que sólo somos amigos. Ella entendería que solo te quedas conmigo por un tiempo hasta que encuentres otro lugar."

"Sé que lo haría. Y realmente aprecio la oferta." Y, honestamente, era más que un poco tentadora -la idea de irme a vivir con mi mejor amigo en vez de estar sola en una habitación alquilada por encima de lo que a veces puede ser un pub más bien ruidoso. Negué con la cabeza, tanto para retirar mis pensamientos como para rechazar la propuesta de Harry. "Realmente me siento como que tengo que hacer esto por mi cuenta. ¿Eso tiene sentido?"

Harry asistió. "Sí, por supuesto." Hubo una breve pausa antes de que añadiera, "Dime por qué otra vez"

Suspiré. Estaba cansada de explicármelo a mí misma y, más que eso, yo estaba cansada de todo lo que pasaba por mí en ese momento. Me quedé en mis pensamientos, meditando, contemplando y tratando de resolverlo todo. Y por primera vez en mi vida, todo lo que pensaba no me había llegado a ninguna parte.

"Simplemente no se siente bien estar en la madriguera por más tiempo", le dije al fin.

"Debido a Ron," dijo Harry, sólo para aclarar. Él sabía que Ron y yo nos sentíamos incómodos cuando nos encontrábamos juntos.

Gemí y comencé a caminar. "Yo no sé qué pensar sobre él."

Después de todos estos años, Ron estaba completamente desorientado sobre hecho de que yo estaba enamorada de él… aunque él me había besado en realidad. En medio de la batalla, él me había besado. Y yo tenía la esperanza de que finalmente había tenido su gran momento en que se dio cuenta de que me había amado todo el tiempo... pero entonces la batalla había terminado, la guerra fue ganada, y Ron y yo habíamos vuelto a donde empezamos, atrapado en ese lugar donde yo lo amaba y donde él no tenía idea de cómo actuar a mi alrededor. Era exasperante. Ron era exasperante.

"No nos hemos besado otra vez," dije, mientras seguía caminando. "No hemos hablado de nuestros sentimientos o dónde estamos en nuestra relación, si se puede llamar así. Cada vez que trato de sacar el tema, sólo se enoja conmigo." Me senté en la silla junto a la mesa, drenada por el agotamiento mental que estaba sintiendo. "Y no puedo presionarlo exactamente sobre el tema en este momento, ¿Cómo podría?" mi voz sonó mas suave cuando agregue, "Con toda la familia de luto por Fred y todo lo demás…"

La mirada de Harry estaba clavada en el suelo y yo sabía que estaba pensando en Fred… y en Remus y Tonks… y todos los que perdimos esa noche. Sabía que él se estaba culpando a sí mismo por todo.

"No puedo volver a la casa de mis padres", añadí rápidamente con la esperanza de distraer a Harry de su culpabilidad. "Bueno, supongo que podría. Pero me duele mucho estar allí sin ellos".

"Hermione", dijo Harry, haciendo unos pasos hacia mí y luchando, como yo, por contener las lágrimas. Centró la mirada en un parche deshilachado de la alfombra delante de la chimenea. "El entrenamiento de Auror comienza la próxima semana", continuó. "Vamos a mejorar la seguridad, y cuando esto suceda, iremos en búsqueda de tus padres y los llevaremos a casa".

Parpadeé varias veces para no soltar ninguna lagrima y asistí, sin confiar en que pudiese hablar. Sabía que él tenía razón en querer esperar, al no querer precipitarse al traer a mis padres de vuelta tan rápido. Sólo habían pasado un par de meses desde la batalla final y varios de los más grandes partidarios de Voldemort estaban todavía en libertad. Claro, lo más seguro es que estaban escondidos, aterrorizados al saber que su poderoso Señor Oscuro había sido derrotado de una vez por todas… pero ellos seguían allí. Permanecían ocultos, curando sus heridas, pero sólo bastaba un tiempo para que su ira los llevara a reagruparse y buscar venganza por todo lo que se imaginaban que habían perdido con la muerte de Voldemort. Y Harry Potter y los que amaba sería indudablemente su prioridad en su lista para matar. Eso me hacía a mi-y por extensión, a mis padres, un objetivo.

Todavía tenía mis momentos en el que tenia la tentación de ir a buscarlos por mi cuenta, por supuesto, desesperada por la comodidad que solo el abrazo de un padre podría proporcionar, pero, como le dije a Harry, a pesar de todas esas veces en las que quería jugar al héroe e ir por mí misma, sabía que no podía hacerlo sola. No; sabía que era más sabio esperar, así que eso es lo que yo haría. Y luego, tan pronto como fuese posible, iría a buscar a mis padres.

Me levanté de la silla y di un paso para cerrar la brecha que nos distanciaba a mi amigo y a mí, envolviendo mis brazos alrededor del cuello de Harry. Instintivamente, me rodeó con sus propios brazos, tirando hacia él. Podría no haber sido el abrazo maternal o paternal que actualmente anhelaba, pero fue maravilloso a su manera y en el momento en que Harry finalmente se había alejado, pude sentir que me encontraba mucho mejor de lo que había estado tan sólo hace unos momentos.

"Si necesitas algo sabes dónde encontrarme," Harry me dijo en un tono serio.

Le di una sonrisa, acariciando su mejilla con mi mano. Él me devolvió la sonrisa.

"Gracias, Harry," respondí.

Él me dio un pequeño guiño que acompaño a su sonrisa mientras comenzaba a retirarse de la habitación. "'Buenas noches", dijo, justo antes de salir al pasillo, cerrando la puerta detrás de él.

Dejé escapar un profundo suspiro.

Una parte de mí estaba agradecida de ser dejada con mis propios pensamientos, agradecida por la privacidad que tenia para ordenar mis pertenencias sin que Harry Potter tropezara con mis innombrables… pero otra parte de mi no quería estar sola. Después de haber vivido todos los días de mi vida con mis padres, o en un dormitorio de Gryffindor lleno de niñas riendo, o rodeado de los Weasley en la madriguera durante las vacaciones, o incluso aquellos meses en la carpa con Harry, esta fue la primera vez que yo realmente estaba por mi cuenta. Y en este momento, no me siento muy feliz de estar sentada sola en el silencio y sin nadie más. Así que en vez de eso, sujete mi bolso y me dirigí fuera de la habitación, bajando las escaleras hasta el bar para ver que podía cenar.

Para mi gran alivio, me encontré con que el ruido de la multitud era suficiente para ahogar todos los pensamientos de Ron y mis padres y mi futuro y mi carrera y todo lo demás que recientemente consumía mi cerebro y amenazaba con volverme loca.

Encontré una pequeña mesa en medio de la multitud y me senté allí, esperando pacientemente al viejo Tom para hacer mi pedido. Mientras esperaba, me tomé el tiempo para echar un vistazo por la habitación, dando un guiño amable o sonriendo a cualquiera que me devolvía la mirada.

Fue entonces que me di cuenta del muchacho que estaba en la esquina. El grupo de brujas que ahora se acercaba a la barra debían de haber estado entre ambas mesas bloqueando mi vista, porque no había manera de que no hubiera visto ese pelo rojo tan brillante.

Sentado solo en la esquina y con una expresión sombría mientras sostenía un vaso pequeño, de lo que parecía whisky de fuego, estaba George Weasley.

Me mordí el labio mientras lo miraba, pero me quedé donde estaba, mirándolo, insegura de si debía o no ir a él.

George había cambiado desde la noche de la batalla final. Yo no estaba segura de si conocía a alguien que había sido tan gravemente afectado por la guerra como George lo había sido. Había perdido a su gemelo esa noche, y yo estaba segura de que nunca había visto a nadie tan afligido como lo estaba George por el duelo de Fred.

Por supuesto, yo había visto George sólo dos veces desde aquella noche, pero debido a que mis recuerdos de él todavía estaban bañados de los recuerdos de su "yo anterior", que podía notar una diferencia muy drástica entre ambos momentos.

Después de que bebió hasta la última gota del whisky de fuego de su vaso, George levantó la vista y miró a su alrededor, probablemente con la esperanza de una recarga, cuando su cabeza se volvió hacia mí y sus ojos se encontraron con los míos a través del cuarto. Por tan sólo una fracción de segundo, una mirada de sorpresa cruzó su rostro, sus cejas se levantaron muy ligeramente mientras su vista se fijaba en mí. Pero entonces, el momento pasó y la emoción se había ido, volviendo a tener su boca recta y a sus ojos azules se le volvió la mirada sombría… una vez más, su rostro estaba ilegible. Por último dejo que su mirada nuevamente se centrara en su vaso.

Dudé por un momento mientras me levantaba lentamente de mi asiento, pero mi miedo de no saber lo que hay que decir fue superado por el dolor que sentí al ver a un amigo con tanto dolor, por lo que mi resolución se fortaleció mientras cruzaba la habitación . Me detuve justo en frente de su mesa, mis manos jugueteando delante de mí mientras yo miraba en silencio al muchacho que ahora parecía dispuesto mirar hacia arriba y encontrarse con mi mirada.

Como me temía, no tenía palabras sabias o reconfortantes para decirle. Nada de lo que yo hiciera o dijera podría ayudarlo a calmar un poco su dolor. Pero, sabiendo que tenía que empezar por alguna parte, en silencio aclaré la garganta y abrí la boca para hablar.

"Hola, George."


Nota de traductora: ¡Buenas tardes a todos! Espero que disfrutaran del primer capítulo de esta maravillosa historia tanto como yo disfrute al traducirlo. Me siento muy feliz que iheartwriting me diera la autorización para hacerlo. Espero no defraudar a nadie con esto. El título del fanfic es Anything que significa "cualquier cosa". Debido a que en español no suena muy bien decidí mantenerlo en inglés. Más adelante entenderán porque se llama de esta manera . Amo mucho esta pareja y lamentablemente en nuestro idioma no hay tantas historias por lo que decidí hacer esto de la traducción. Soy nueva en esta área y cualquier sugerencia, mientras sea hecha de forma amable, será muy bien recibida. Gracias por leer y realmente apreciaría mucho sus comentarios. ¡La actualización será la próxima semana! Espero que todos estén muy bien. Saludos y hasta el próximo capítulo.