Este Fic participa en el mini-reto "Cartas de Hogwarts" del foro "Las cuatro casas"

Disclaimer: Los personajes ni historia de Harry Potter me pertenecen son propiedad de J.K Rowling y Warner Bros. Lo único que me pertenece es este one-shot el cual solo tiene como fin el entretenimiento hecho por fans y para fans, sin ningún tipo de ánimo de lucro por ello.


Cartas


Era extraño y hasta cierto punto fascinante, despues de todo… ¿Cuántos niños en su orfanato podían decir que una lechuza de imponente mirada y hermosas plumas plateadas les había traído una carta? Seguramente ninguno… Y probablemente él tampoco lo dijera.

Aun podía recordar la extraña conversación que tuvo con aquel raro hombre barbudo el cual le dijo que era un mago, que no estaba solo en el mundo y no era un fenómeno, aun podía acordarse de cómo ese señor quemaba su armario y este luego quedaba como si nada alegando que el aprendería eso y mucho más cuando Fuera a Hogwarts. Muchas veces se pregunto si el algún día podría hacer cosas como esa, tal vez así asustar lo suficiente a los demás niños "muggle" (palabra que uso aquel sujeto para, según él, referirse a aquellos que no poseían magia) y que lo dejaran en paz.

Con una pequeña chispa de ilusión en sus ojos tomo delicadamente el sobre del pico de aquel magnífico animal y acaricio suavemente la cabeza del mismo mientras leía la contraparte de la carta.

Mr. T. Riddle

Cama 308, Habitación 77, Orfanato Wool, Queens Ave, Distrito principal de Londres.

No pudo evitar impresionarse ligeramente por la exactitud de los datos, aunque rápidamente le resto importancia, giro la carta nuevamente para abrirla mientras una pequeña sonrisa se dibujaba en sus labios.

-¿Qué estás haciendo fenómeno?- dijo uno niño de aproximadamente 14 años que había irrumpido en la habitación -¡Dame eso!- arrebatándole la carta y alzándola fuera del alcance del pequeño

-Devuélvemela ¡Es mía!- exigió Tom quien intento alcanzar la carta a brincos -¡Dame mi carta!-

El niño sonrió con malicia y bajo lentamente la carta colocándola frete a la cara de Tom -¿Quieres esto? Muy bien…- sin demorar ni un segundo el mayor rasgo la carta una y otra vez hasta hacerla añicos – Allí tienes fenómeno- y con una última risa el mayor salió de la habitación dejando a Tom quien observaba fijamente los restos de la carta esparcidos en el suelo que podría haber cambiado su vida.

Un largo suspiro salió de su garganta para luego mirar pesadamente hacia la ventana donde aun se encontraba aquella bella lechuza y junto a esta apareció una nueva lechuza color marón con otra carta exactamente igual a la que había sido destruida, una sonrisa se asomo de nuevo en sus labios, tal vez… Aun pudiera cambiar su destino.


N/A: ¡Espero que les haya gustado! No olviden dejar su review ¡Su opinión importa! :D