Emma estaba en este momento sentada en la lujosa limosina esperando junto a su esposo, tomados de la mano. Un año había pasado desde el día de su boda, la cual fue una ceremonia pequeña con sus amigos más cercanos, para ese momento Emma tenía solo tres meses de embarazo y apenas se notaba. Ella hubiese preferido casarse con un poco más de tiempo, pero casarse con una notoria panza era un definitivo No para ella, y esperar a que el bebé naciera era un No para Killian, así que eso apresuró un poco el evento. Ambos estaban muy seguros de lo que estaban haciendo y de lo que querían, así que no fue realmente un gran problema fijar una fecha.

El pequeño Liam había nacido 6 meses atrás, y esta era la primera vez que Emma y Killian lo dejaban en casa, lo que los tenía especialmente ansiosos, la única forma en la que ambos aceptaron dejarlo esta noche fue porque Mary Margaret, David y Henry habían hecho equipo para cuidar al bebé y a Roland. Emma y Killian se turnaron para decirse el uno al otro que estaba bien dejar al bebé por unas horas, tendría el mejor equipo de niñeros, ambos hubiesen preferido a Regina como niñera, porque la mujer estaba enamorada del bebé, era genial con él, y además era la única de sus amigos que había cuidado a un bebé alguna vez en su vida, la prueba era Henry, quien aún estaba con vida once años después. Pero Regina esta noche estaba asistiendo al mismo evento que ellos, del brazo de su prometido Robin Locksley.

Killian hubiese preferido que esta noche fuera sobre ellos, celebrar su primer aniversario de bodas de alguna forma privada y romántica con su esposa, pero esta era la fastuosa noche de una reconocida ceremonia de premiación al séptimo arte, y Killian estaba nominado como mejor actor por aquella película que había filmado en New York, la cual había sido estrenada en las salas de cine de todo el mundo unos meses atrás. Robin también estaba nominado como mejor director, además unas cinco nominaciones más que tenía la película. Emma había insistido que no se lo podían perder, sin importar quien llevaba el premio, para ella ya él había ganado.

Ver esa película para Emma fue muy emotivo, el personaje de Killian había sufrido la pérdida del amor de su vida en la película y la forma en la que él lo había interpretado te ponía la piel de gallina, cuando él supo sobre esta nominación confesó a Emma que quizás había algo bueno más que sacar del traspié que tuvo su relación en New York, porque no fue muy difícil para él conectarse con el sentimiento, ya que sentía en ese momento que la había perdido. Ahora estaban esperando que la limosina de adelante dejara sus pasajeros en la alfombra roja para entonces ellos tener su turno para comenzara la caminata hasta el teatro donde se llevaría a cabo la ceremonia.

Estaban en silencio en el vehículo, y cuando comenzó a avanzar ambos al mismo tiempo apretaron la mano que sostenían. Y se miraron a los ojos, por primera vez Killian lucía nervioso "No podría hacer esto si no estuvieras aquí conmigo" le dijo casi en un susurro. En ese momento alguien abrió desde afuera la puerta para que ellos pudiesen salir. Emma acercó su rostro al de él y le dio un pequeño beso en la boca.

"Te amo" le dijo mirándolo a los ojos y él le regalo una hermosa sonrisa.

"Yo también te amo Sra. Jones" Emma le devolvió la sonrisa. Aún no se acostumbraba a su nuevo título, pero le gustaba mucho oírlo, especialmente en la hermosa y sedosa voz acentuada de su esposo.

Salieron de la limosina, el lugar era caótico, ruido, gritos de fanáticos, personas dando diferentes y confusas instrucciones, demasiada gente alrededor y muchas caras famosas. Ambos se aliviaron cuando frente a ellos apareció Belle que los había estado esperando en el lugar, empezaron a seguirla y a seguir cada una de sus instrucciones. Hicieron varias entrevistas, donde nunca faltó la pregunta sobre su recién encontrada paternidad, y la ocasional pregunta sobre la vida de casados. Nunca faltaba la periodista coqueta que preguntaba a Emma la fórmula para amarrar a un hombre como Killian, a lo que Emma siempre respondía con "Aún no sé como lo hice" dando una sonrisa tímida, mientras Killian sonreía con satisfacción.

La ceremonia de premios fue larga pero no aburrida, mientras más tiempo pasaba Emma se sentía más ansiosa, porque aunque no estaba segura de cómo había sido el trabajo de los otros actores nominados junto a Killian, seguramente cualquiera de ellos era merecedor del premio, ella estaba segura que Killian iba a ganar, porque para ella no había alguien mejor en el mundo. Este último año de feliz matrimonio la había cambiado, y para bien. Ahora sabía lo que era sentirse segura de sí misma, fuerte, feliz. Y todo eso se lo había enseñado Killian, todo eso se lo había enseñado el amor. Estaba distraída en sus pensamientos cuando sintió que su esposo había apretado con fuerza la mano que sostenía, y se dio cuenta que estaban por a anunciar los nominados a la categoría de Mejor Actor. Ella acarició con su dedo pulgar la mano de Killian en un gesto alentador. Después de anunciar a cada actor, una escena de 10 segundos era reproducida, y Emma encontró nuevamente su piel de gallina cuando la escena de Killian estaba en pantalla gigante.

Toda la noche había pasado con demasiada lentitud, pero luego de ver esa escena de Killian y de los otros actores, todo comenzó a andar con demasiada rapidez, la mujer que anunciaba los nominados abrió el sobre y el nombre de Killian salió por su boca, Emma y Killian se miraron a los ojos y se sonrieron al mismo tiempo, él se acercó los pocos centímetros que los separaban y dio un beso a su boca antes de ponerse de pie y caminar al escenario.

"Woaw…" fue lo primero que Killian dijo al micrófono luego de que pusieran la estatuilla en sus manos "No sé por dónde empezar, supongo que gracias a todas las personas que decidieron que yo merecía este honor. Gracias a Robin Locksley por darme este papel tan emocionalmente demandante y a todos los que colaboraron y trabajaron duro para hacer una película increíble. Gracias a mi agente Regina Mills, por siempre conseguir paciencia en ti donde no la tienes ya para mí, y a Belle French cuyo constante apoyo, en especial durante la filmación de esta película, si no hubieses estado ahí, probablemente yo no estuviera aquí" dijo Killian mirando en la dirección donde sabía que Belle estaba sentada. Un nudo se posó en la garganta de Emma, porque ella sabía muy bien que Belle fue quien incentivó y cuidó a Killian durante ese fatídico mes que estuvieron separados "Tengo la fortuna de tener unos amigos increíbles que siempre están para mí y también les agradezco su constante apoyo. Y en especial tengo que agradecer a mi amada esposa, a quién arrastré aquí el día de nuestro aniversario de bodas…Amor mío valió la pena, nos llevamos esto a casa" dijo mirándola y enseñándole la estatuilla, consiguiendo que todo el mundo soltara una risa por el gesto adorable. Las miradas de Killian y Emma se engancharon, y de pronto fue como si nadie más estuviese ahí cuando él comenzó a hablar de nuevo "Cambiaste mi vida, si el amor verdadero existe, yo estoy seguro que tú eres mi amor verdadero. Me has dado el mejor regalo que se le puede dar a una persona, y eso es una familia. Los amo a ti, a Liam y a Henry. Son todo lo que necesito" De pronto la música que apresuraba a los ganadores a terminar su discurso comenzó a sonar y la conexión que había entre ellos se rompió, él miró al frente nuevamente "Gracias" dijo finalmente antes de dar un paso atrás y caminar detrás del escenario.

La gente comenzó a ponerse de pie y a caminar de un lado a otro buscando conversar con personas sentadas en otra parte del teatro, La ceremonia estaba en comerciales. De pronto Emma sintió una mano posarse sobre su hombro, se volteó y se encontró con la sonrisa dulce de Belle "Ven, vamos a buscar a Killian. Lo deben tener ocupado por allá atrás" dijo mirando en la dirección por la que él había desaparecido. Emma se puso de pie y comenzó a seguir a la chica, rodearon el escenario y se encontraron con un acceso lateral al backstage. Belle enseñó una credencial a la persona custodiando la puerta y las dejaron pasar. El backstage era de alguna forma caótico, había reporteros, cámaras, las estrellas de cine que recientemente habían pasado por el escenario se encontraban conversando unos con otros, tomándose fotos, riendo. Al fondo Emma reconoció sin mucho esfuerzo la espalda de su esposo, Belle también lo había notado y comenzaron a caminar en esa dirección. Un hombre lo estaba entrevistando, Killian no las había visto porque estaba de espaldas, pero el entrevistador reconoció a Emma y la miró con admiración mientras se acercaba, Killian volteó para seguir la mirada del hombre y una gran sonrisa se posó en su rostro cuando miró a su esposa a poca distancia, estiró su brazo hacia ella y Emma tomó su mano. Killian con gentileza la haló hacia él y la rodeó con su brazo por la cintura soltando su mano. Notó nuevamente como el entrevistador no le quitaba la mirada a Emma.

"Tu esposa es realmente hermosa" dijo el hombre y estiró su mano para presentarse, Emma se sintió incómoda por la forma en la que este hombre la miraba y con timidez apretó la mano del hombre "Mucho gusto Emma, mi nombre es Walsh" Emma miró a Killian, su esposo levantó una ceja.

"Si la sigues mirando así voy a tener que pararla detrás de mi" bromeó Killian, de ninguna forma se sentía amenazado por este hombre, pero eso no significa que disfrute que miren a su esposa de esa manera frente a él. Walsh lo miró con una disculpa en la mirada.

"Lo siento, no todos los días uno conoce una mujer tan hermosa" respondió el hombre.

"Entiendo el sentimiento, lo tuve el día que la conocí, por eso me aseguré de que se casara conmigo" bromeó Killian nuevamente, pero esta vez la apretó con un poco más de firmeza contra su cuerpo.

"Gracias" fue lo único que dijo Emma. Aunque la voz de Killian sonaba alegre y casual, Emma conocía muy bien a su esposo, y su lenguaje corporal era de todo menos alegre y casual.

"No es difícil entender como la Srta Swan se robó al soltero más codiciado de la industria del cine y la televisión" dijo el hombre y Killian frunció el ceño.

"La Sra. Jones" le corrigió Killian poniéndose serio, el entrevistador notó el cambio en el tono de voz y dejo de mirar a Emma. Belle quién había estado observando toda la interacción con interés, notó que ya era momento de intervenir.

"Sr. Oz, espero ya tenga todo lo que necesita. Killian y Emma deben volver al teatro" interrumpió Belle.

"Si claro" respondió el hombre "Gracias por tu tiempo Killian, un placer conocerla Sra. Jones" dijo el hombre mirando nuevamente a Emma. Killian arrastró a su esposa lejos del hombre sin darle tiempo a responder

"Que imbécil" se quejó Killian en voz baja, Emma lo escuchó y soltó una carcajada. Killian se detuvo y la miró con una ceja levantada.

"¿Estas celoso Sr. Jones?"

"¿De ese imbécil? Jamás" Bufó Killian dándole una sonrisa a Emma. Ella acarició el rostro de su esposo "Ganamos" le dijo él dando un pequeño beso a la nariz de Emma.

"Ganamos" repitió Emma mirándolo a los ojos, ella aún no entendía como podía sentir que se enamoraba todos los días de su esposo, con cada pequeño gesto, cada sonrisa que le daba. Le hubiese gustado realmente responderle 'tú ganaste', pero tenía un año casada con él escuchando casi a diario 'todas mis cosas son tus cosas' y era más fácil seguirle la corriente y no discutir.

"¿Llamamos a Mary Margaret?" preguntó Killian luego de dar un corto beso en la boca a su esposa. Emma asintió con una sonrisa. Killian se volteó hacia Belle que se había alejado unos pasos para darles espacio "Belle ¿tenemos tiempo de llamar para saber de Liam?"

"Si claro, solo quería alejarlos de ese baboso" respondió la chica. Killian se volteó hacia su esposa, quién ya había sacado su teléfono y estaba marcando "Felicitaciones" agregó la chica con una gran sonrisa y abrazó a Killian.

"Gracias Lady Belle" respondió Killian devolviendo el abrazo. Emma los miraba con una sonrisa mientras esperaba que Mary Margaret atendiera la llamada.

"Hola" Emma escuchó la voz melodiosa de su amiga del otro lado de la línea "David, es Emma" la escuchó gritar "Te voy a poner en altavoz"

"Emma ¿está Killian contigo?" preguntó David.

"Si, ya te lo paso" Emma dio el teléfono a Killian, lamentaba no poder colocarlo ella en altavoz, pero el lugar en el que estaban era un poco ruidoso, muchas personas hablando al mismo tiempo. Sin embargo Emma pegó su cara de la de Killian para tratar escuchar.

"¿Cómo están los niñeros del año?" preguntó Killian tan pronto sostuvo el teléfono.

"Agotados, ese niño es definitivamente hijo tuyo" respondió David entre risas.

"¿Cómo una personita de seis meses de vida puede tener tanta energía?" preguntó Mary Margaret uniéndose a su esposo.

"Oh, pues lamentablemente nosotros no confiamos en más nadie y tendrán este trabajo de niñeros por un largo tiempo" se burló Killian.

"No hay problema por eso…Aunque tengo que agregar que estoy realmente decepcionado que después de toda nuestra larga amistad hayas sido incapaz de nombrarme en tu discurso" dijo David de pronto y Killian soltó una carcajada, Emma se sonrió ampliamente agradecida de poder escuchar esta conversación así fuera precariamente.

"Muy cierto Jones, estamos cuidando a tú hijo por el amor de dios" dijo Mary Margaret.

"Amor lo siento, pero esto es entre Killian y yo" dijo David de pronto ganándose un 'Hey' de parte de Mary Margaret y seguramente alguna clase de golpe porque solo se escuchó la queja de David. Killian y Emma reían divertidos, amaban tanto a sus amigos.

"Deja de quejarte Nolan, estoy seguro que cuando te toque a ti estar aquí la última persona que pasara por tu cabeza en ese momento seré yo"

"Eso es muy cierto, pero ahora hablando en serio Felicitaciones" respondió David.

"Te lo mereces Killian, estamos muy orgullosos de ti" agregó Mary Margaret. Killian sintió un agradable calor en su pecho, estas personas son su familia, y tenía la mejor familia del mundo.

"¿Alguien puede decirme cómo están mis hijos?" preguntó Emma de pronto. Todos se rieron dándose cuenta de cómo habían olvidado a los niños en toda la conversación.

"Henry acaba de ir a dormir, se estaba durmiendo en el sofá, pero me hizo prometerle que lo despertara cuando anunciaran la categoría de Killian. Logró verlo ganar y dar el discurso. Inmediatamente después se fue a dormir" respondió David.

"Me costó mucho trabajo dormir a Liam, ese niño no para de reír y jugar. Afortunadamente tenía la asistencia de Henry, le contó una historia y logramos dormirlo" agregó Mary Margaret.

"No sé que tiene las voces de Henry y Killian, pero cuando no puedo dormirlo siempre recurro a ellos" confesó Emma.

"Si necesitan estar más tiempo fuera, alguna fiesta de celebración o algo, aquí tenemos todo bajo control. Pueden tardarse todo lo que quieran" anunció David. Killian y Emma se miraron. Y en la mirada del otro encontraron la respuesta.

"No te preocupes compañero, la única celebración que quiero tener es con mis amigos y mi familia. Es la primera vez que nos separamos de Liam, y no creo que alarguemos esto más de lo necesario" respondió Killian.

"Bien, entonces estarán pronto en casa, los esperaremos despiertos para felicitarlos" dijo Mary Margaret con su voz comprensiva. Killian terminó la llamada y volvieron al teatro para terminar de presenciar la ceremonia, aún estaban en la incógnita por si Robin ganaba el premio como mejor director.

Tan pronto terminó la ceremonia y rechazando varias invitaciones a diferentes fiestas por todo Los Angeles. Emma y Killian subieron al auto que los estaba esperando y dejaron el lugar. Robin ganó el premio como Mejor Director y seguramente el próximo día sería de mucha celebración familiar. Robin y Roland el último año pasaron mucho tiempo en Vancouver, se volvieron parte de la familia. Regina y Robin ahora estaban comprometidos para casarse. Cuando anunciaron las nominaciones Robin los invitó a todos a quedarse en su mansión de Los Angeles, la cual tal cómo él había predicho tenía suficiente espacio para todos. Cuando la fecha se acercaba para la premiación, Emma y Killian insistieron en que Mary Margaret y David viajaran con ellos. No confiarían su hijo a más nadie, y la pareja aceptó de buena gana hacer esta especie de viaje familiar. Eran una familia de actores y directores famosos, sus viajes familiares consistían de ir a una ceremonia de premiación, poco común para muchos, muy normal para ellos.

Al entrar a la casa de Robin, fueron recibidos por abrazos y felicitaciones de parte de Mary Margaret y David. Luego de eso ambos casi corrieron a su habitación, donde Robin había mandado a instalar la vieja cuna de Roland. Mary Margaret y David se despidieron para ir a dormir con una sonrisa en el rostro, pensando que seguramente cuando fuera su turno serían tan apegados a su bebé cómo Emma y Killian.

La pareja entró sigilosa a su habitación, se pararon junto a la cuna y miraron como su pequeño hijo dormía plácidamente con una pequeña sonrisa en el rostro. De verdad era un bebé muy feliz, su única razón para llorar era tener hambre o tener el pañal sucio, el resto del tiempo siempre tenía una sonrisa en el rostro. A Emma le aterraba el hecho de que era la misma sonrisa de su padre, le aterraba porque ya Killian podía conseguir de ella lo que quisiese con una sonrisa, ya se imaginaba siendo constantemente manipulada por la sonrisa de su hijo. La verdad mientras más pasaba el tiempo, Liam lucía más y más parecido a su padre, la misma sonrisa, los mismos ojos, el mismo color de cabello. A veces Emma bromeaba con su esposo, con un puchero quejándose de que Liam no había sacado nada de ella. Y la respuesta de Killian siempre era mirarla de forma seductora, diciéndole que podían intentarlo de nuevo cuando ella quisiese, para ver si el próximo lucía más como ella. Emma le torcía los ojos, y aunque probablemente esa decisión la tomarían en un par de años, justo ahora estaba contenta con su pequeña familia.

Luego de bañarse y remover todo el maquillaje, Emma salió del baño. Liam afortunadamente ya dormía toda la noche, y aún dormía tranquilamente en su cuna. Killian la esperaba recostado en la cama mirando su teléfono, tan pronto Emma entró a la habitación él le dio toda su atención, ella se acercó y estiró su brazo, Killian levantó una ceja y tomó su mano, Emma tomó el monitor del bebé de la mesita de noche y comenzó a arrastrarlo fuera de la habitación.

"¿A dónde vamos Sra. Jones?" Preguntó Killian tan pronto salieron de la habitación.

"Paciencia Sr. Jones" Emma lo arrastró hasta la cocina, le pidió que se sentara en un banco de la isla y ella fue directo a la nevera. Primero sacó una botella de Champagne, las copas ya las había dejado a la vista antes de ir a la ceremonia de premios. Colocó todo frente a Killian, él la miraba en silencio. Emma volvió a la nevera y sacó un pequeño pastel que estaba en un plato, buscó dos pequeñas cucharillas y colocó todo frente a su esposo. Se sentó junto a él "¿Reconoces esto?" preguntó ella, él miraba fijamente el pastel.

"Se parece a nuestro pastel de bodas" respondió dubitativo. Emma sonrió, no esperaba que lo reconociese.

"Nuestro pastel de bodas tenía muchos pisos, esta es la punta, el más pequeño… ¿Sabes que hay una tradición que dice que la pareja debe comer su pastel de bodas en su primer aniversario?"

"¿Y eso es saludable?" preguntó con una sonrisa.

"Lo es, tiene un año congelado. Y logré con la ayuda de Robin y Regina enviarlo aquí, fue costoso y complicado, pero llegó congelado y alguien lo esperó aquí para mantenerlo congelado mientras nosotros llegábamos. Así que está en buen estado" respondió Emma dándole la botella de champagne, el no dudó en destaparla.

"Una champaña costosa" dijo Killian con una sonrisa levantando las cejas. Le costaba mucho que Emma aprovechara su nuevo estatus económico, cuando lo hacía no podía evitar puntualizarlo.

"Me casé con un hombre rico" respondió ella con un gesto coqueto "Tengo que gastar su dinero de alguna forma" Killian se sonrió ampliamente y llenó las copas. Cuando terminó y dejo la botella nuevamente en la mesa, Emma le dio una pequeña cucharilla "Feliz Aniversario"

"Feliz Aniversario amor" dijo chocando su pequeña cucharilla con la que Emma sostenía "¿Tenemos que comerlo todo?"

"Supongo que no, pero es pequeño y tu amaste ese pastel, así que supongo que lo haremos" se burló. Enterraron las cucharillas en el pastel y se miraron con una sonrisa. Killian llevó su cucharilla hasta la boca de Emma y ella no dudó en abrirla para comer e hizo lo mismo con él. Luego de probarla, y aún estaba tan deliciosa como hace un año, tomaron las copas y las chocaron débilmente "Estoy muy orgullosa de ti, lo sabes ¿verdad?" Killian asintió con una sonrisa "Estoy casada con el Mejor Actor de este año" agregó ella coqueteándole.

"Eres una mujer muy afortunada, pero yo estoy seguro que te gano en esa competencia. Porque estoy casado con la mujer más hermosa que haya conocido, quién es la mejor madre del mundo, y la mejor esposa que alguien puede tener" agregó Killian bajándose del banco, dando un paso para pararse entre las piernas de Emma. Colocó su copa en la isla, acunó la cabeza de Emma y la atrajo hasta colisionar su boca con la de ella. Antes de conocerla, él no podía entender cómo alguien podía estar toda la vida con la misma persona sin sentir que se aburría aunque sea un poco de besar la misma mujer cada día. Pero ahora que estaba aquí, había estado besando a esta mujer por casi dos años, y cada vez era tan intensa como la primera vez, su cuerpo reaccionaba de la misma forma, sus deseo por ella solo había aumentado, cada vez que la veía con Liam en brazos lo único que quería era tener cien bebés con esta mujer, esta terca y adorable mujer que finalmente había decidido confiar en él, y ahora sabía que esto sería para siempre.

Al día siguiente, la casa de Robin se convirtió en una gran fiesta familiar. David, Killian y Robin charlaban junto al grill mientras cocinaban al aire libre. Henry y Roland corrían por el patio persiguiendo un balón de fútbol. Mary Margaret y Regina conversaban recostadas en unas sillas extensibles bajo la sombra. Emma salió al patio con Liam en los brazos, y caminó hacia las mujeres, Mary Margaret recogió un poco los pies para que Emma pudiera sentarse en la misma silla que ella. Regina comenzó a hacerle gestos adorables a Liam, y él ya estaba estirando sus brazos para ser sostenido por la mujer, Emma no dudó en dejarlo ir a brazos de Regina. De pronto Robin pasó junto a ellas cargando un gran plato lleno de carne cocida, seguido por David y Killian, quienes se habían detenido junto a ellas para anunciarles que era hora de comer. Killian tomó en brazos a Liam, quién al escucharlo ya estaba pidiendo ser sostenido por él. Cuando Emma se puso de pie rodeó su brazo libre por los hombros de su esposa y comenzaron a caminar en dirección a la casa. Regina llamó a los otros niños para que fueran a lavar sus manos.

Al poco tiempo estaban todos sentados alrededor de la mesa conversando alegremente sirviéndose comida. Emma miró a su alrededor y una sonrisa se posó en su rostro. Todos lucían tan felices, todos estaban tan felices. Emma entendió en ese momento lo mucho que había cambiado su vida, había pasado de ser una mujer amargada y solitaria a tener todo esto, una gran familia, un esposo amoroso, considerado, e increíblemente atractivo, Su hijo perdido de vuelta en su vida, y un pequeño bebé que los traía locos de amor. Todo gracias al amor de su vida, el hermoso hombre que estaba justo ahora sentado junto a ella, haciendo gestos chistosos a la pequeña fotocopia de él que habían creado juntos hace 6meses. Por alguna fortuna de la vida él decidió que ella era la mujer que él quería, fue testarudo y persistente. Era la primera persona en su vida que no la había dejado, ni siquiera cuando ella quiso dejarlo a él, él siempre estuvo para ella, y ahora sabe que siempre lo estará. Este hombre le hizo romper todos sus paradigmas, le pidió una y otra vez con muchos gestos y palabras que confiara en él, y le costó mucho, le costó mucho creer que ella podía ser suficiente para alguien. Y aquí estaba, junto al hombre que ama, sus hijos y sus amigos, segura que no había nadie en el mundo en quién pudiera confiar tanto como en él.

"¿Está todo bien?" preguntó Killian con el ceño fruncido preocupado por lo distraída que lucía Emma perdida en sus pensamientos. Ella lo miró y se sonrió ampliamente, sus ojos estaban brillantes por lágrimas que se acumularon en sus ojos en ese momento.

"Estoy …feliz" dijo mirándolo a los ojos, Killian se sonrió comprendiendo y rodeó uno de sus brazos por los hombros de su esposa atrayéndola hacia su cuerpo, le dio un beso en la frente. Liam que estaba sentado en las piernas de Killian la miró con curiosidad y pasó su pequeña mano por su mejilla. Emma soltó una pequeña risa, porque el gesto en el rostro del bebé era el mismo de Killian. Tomó la mano de su pequeño y la llevó a su boca, la dio un besito, se acercó y besó su frente. Luego subió la mirada para mirar a su esposo "Los amo tanto"

"Lo sabemos, y nosotros a ti. Eres nuestra vida ¿Cierto Liam?" dijo y el niño soltó una risita. Emma se acercó y dio un corto beso en la boca a su esposo. Y luego rodeo sus brazos por sus dos hombres y los abrazó fuerte "Yo también estoy feliz, amor. Todo el tiempo" le susurró Killian en el oído.

Fin.


N/A: Llegamos al final. Amé cada minuto que pasé escribiendo esta historia. Amé cada review que recibí. Y con este capitulo, cuando terminé de escribir tenía un nudo en la garganta, orgullosa de la evolución de estos personajes. Gracias por leer, gracias por hacerme saber su opinión con los reviews, y seguiremos esperando por el 6 de marzo con impaciencia!