Disclaimer: Nada mío, ya sabéis.

Este fic participa en el minireto de septiembre para "La Copa de las Casas 2015-16" del foro La Noble y Ancestral Casa de los Black


Obstinación

«Amigos son aquellos extraños seres que nos preguntan cómo estamos y se esperan a oír la contestación.»

—Ed Cunningham.


Es un vestido rosa pálido, tanto que está segura de que en la distancia se confundirá con su piel. Tiene volantes en las mangas, también cerca de la cintura y en la parte de la falda.

—Es precioso, ¿verdad? —Gira sobre sí misma, observando atentamente cómo la tela imita sus movimientos.

Le hace los hombros aún más estrechos, también la cintura más fina. Además, le queda algo grande del pecho.

En definitiva, es el vestido más feo que Tracey ha visto en toda su vida.

—Claro —murmura, indiferente, tumbada sobre la cama—. Muy bonito.

Pansy sonríe complacida y pasa frenéticamente los dedos por la tela.

—Va a ser una noche perfecta —dice con esa voz aguda que a Tracey parece perforarle los tímpanos—. Draco y yo iremos conjuntados, ¿sabes?

Tracey, aún con el pijama puesto, alza las cejas y las comisuras de los labios.

—¿Malfoy se pondrá una túnica de seda rosa?

Pansy abre mucho sus ojos redondos. Después se cruza de brazos y frunce tanto el ceño que sus cejas parecen tocarse.

—¡¿Eres estúpida?! ¡Por supuesto que no! Irá de negro —gruñe indignada, igual que si Tracey hubiera asegurado que haría mejor pareja con Longbottom—. ¿Y qué te pasa? Estás toda la tarde con cara de amargada. No es porque Montague no te ha pedido que seas su pareja, ¿verdad? Porque estaba claro que iría con esa chica de Beauxbatons. Es mucho más guapa.

Tracey no responde. La mira con los ojos entrecerrados y las mandíbulas apretadas; observa su pelo recogido, sus labios pintados y el collar que adorna su cuello. Lleva un vestido horrible y el peinado hace que destaque más su nariz excesivamente achatada. Y es extraño; es raro porque nunca lo ha sido, pero, de alguna forma, está guapa.

Tal vez, se dice mientras oculta la cabeza bajo las sábanas, es aquel brillo en su mirada.

—Lárgate, Pansy. Malfoy debe estar esperándote desde hace rato.

Silencio. Pesado, angustioso, opresivo. Sólo el asfixiante silencio.

«Se ha marchado».

Permanece quieta, totalmente inmóvil. Decepcionada, frustrada, desilusionada. Los ojos todavía le escuecen, los puños aún están apretados. Irritada, ofendida, completamente enfadada.

Por eso el corazón se detiene unos segundos para después comenzar a latir muy rápido, totalmente desbocado, cuando se deshace de la sábana y la encuentra allí, con sus ojos oscuros y redondos escudriñándola.

Y esperando. Pansy todavía está esperando su respuesta.