Pequeña Linda Niña (Little Pretty Girl)

Lenore se halla delante del cartel, con su gatito Kitty Nº 98 en mano, y con los ojos abiertos de la emoción. Delante de ella hay un cartel que dice en letras prolijas: "100 concurso de Pequeña Linda Niña, haga que su hija se sienta reina por un día. El concurso es apto para niñas de 7 a 11 años" y Lenore sonríe. Ella puede entrar porque tiene 10 años, y le gusta la idea de ganar un premio.
—Genial —exclama con euforia, y arranca el cartel de la pared, con una sonrisa. Sale corriendo hasta su casa, donde Ragamuffin la mira con cara de "¿Estás loca?"
— ¿Estás segura de que quieres participar? —le pregunta desconfiado Ragamuffin a Lenore.
— ¡Sí! Además, puedo ser reina por un día... —le dice Lenore a Ragamuffin. Ella se imagina a una versión de ella, sentada en un bonito trono negro, con una gran corona en la cabeza y todas las otras niñas consiguiéndole las cosas que ella quiere, como una verdadera reina.
— ¿Umm, Lenoooree? —le susurra Ragamuffin, mientras pasa un brazo de felpa por sus ojos, sacando la imagen en la cabeza de la de cabello amarillento.
— ¿Eh? Sí, voy a participar —dice ella con alegría, para luego señalar con un dedo a Ragamuffin—. ¡Y tú me vas a ayudar!
— ¿Yo... qué...?
— ¡Vamos! —Lenore toma a Ragamuffin por el brazo, y lo lleva a rastras hasta su cuarto.

El concurso está lleno, y ella tiene 10 números más antes de poder salir al escenario. Trae puesto un bonito traje de bailarina negro con brillos, una corona, y a su gatito muerto en los brazos, lo apretuja con fuerza para que le dé suerte.
Es su turno.

Ella deja con cuidado al gatito detrás de las cortinas y sale bailando ballet al escenario. Taxidermy, Ragamuffin, Mr. Gosh y el Monstruo de los Muffins están en la primera fila mirándola. Ella les sonríe y vuelve a bailar, mientras eso pasa, se choca contra un poste con luces en la cabeza, que se cae, aplastando a una parte del público. Después, ella saca un cuchillo y los empieza a tirar al público, como si fueran flores. La mayoría están muertos, con cuchillos clavados en diferentes partes del cuerpo, muriéndose desangrados. En eso, haciendo un paso de ballet con el pie, arranca los cables que sostenían una cámara, la cual cae en la cabeza de Mr. Gosh, que estaba ahí de pura casualidad y; cuando la maquinaria le cae en la cabeza, tira al suelo los chocolates y las flores que traía para Lenore, obviamente iba a fallar una vez más.
Cuando termina de bailar, nadie queda vivo en los asientos, salvo por Taxidermy, Ragamuffin y el Monstruo de los Muffins. Sale el director del evento, con un micrófono en mano y dice: —Bueno, parece que anunciaremos a la ganadora...
Saca una hoja con el nombre de la ganadora. Todas las otras niñas que quedan vivas (4 niñas de entre 100, incluyendo a Lenore) están abrazadas entre sí y temblando del miedo.
—Y la ganadora es... ¡Lenore Lynchfast! —Anuncia el sujeto, y Lenore agarra la corona que tanto quiere en sus manos— ¿Quieres decir algo, ternura?
—Sí, muchas gracias a mis amigos Taxidermy, Ragamuffin y el Monstruo de los Muffins por apoyarme... —dice ella, agitando las manos con un cuchillo en la mano izquierda, cortándole el brazo al anunciador, que se desangra hasta la muerte— Ah, y también a mi gatito, que me trajo suerte.
Ella agarra al gatito que estaba escondido, se pone su nueva corona y sale de ahí, sin olvidarse de tirar el cuchillo. Al tirarlo, el cuchillo corta un gran saco de arena, que cae encima de las últimas tres niñas. Lenore baja por las escaleras del escenario feliz, y, con Ragamuffin, Taxidermy y el Monstruo de los Muffins se van a su casa a tomar el té.