Buena a todos, hoy les traigo el primer capitulo de este fics, que es un universo alterno de KHR, espero que les guste :D

Les recuerdo que KHR no es de mi propiedad, le pertenece a su mangaka, El OC's si me pertenece n.n

Déjame defenderte

Capitulo 1

Era un nuevo día para hikari, pudo escuchar perfectamente el sonido de su despertador dando gracias que ella tenía su pequeño cuarto en el sótano de la casa lo cual facilitaba mucho las cosas ya que así su madre no despertaría temprano y claramente no la castigaría.

Será mejor que me levante rápido aunque me duela horrores el cuerpo – susurra mientras que con dificultad se para aguantando el dolor de su espalda, piernas y brazos, para así ir a su baño y ducharse, una vez que termino se miró al espejo notando todos los moretones en su cuerpo – menos mal del de la casa ha bajado mucho durante la noche – piensa mientras que se comenzaba a poner la pomada y vendarse nuevamente terminando con una parche en la cara, viéndose nuevamente en el espejo pero esta vez con su uniforme- cuando me valla al instituto pensare en una excusa para esto – susurra saliendo y viendo la ahora, lo cual la hizo a apurarse a preparar el desayuno de su madre tal como a ella le gustaba, no sin antes tomar un poco del dinero que tenía guardado y del cual su madre no tenía ninguna idea de su existencia– bien con esto pagare el transporte y mi obento – dice una vez teniendo todo listo para mirar la hora y salir casi corriendo, aunque esto era realmente doloroso más al girar por una de las esquinas que estaban cerca del paradero del bus, choco de súbito con una persona haciéndola caer sentada y dejar escapar un pequeño gemido de dolor-

L...lo siento, no me fije por donde iba, estas bien – le dice la vos de un hombre quien le daba la mano para ayudarla a pararse.

No, fue mi culpa – le susurra hikari mirándolo, más al hacer esto se sonrojo ya que era un joven realmente guapo aunque, salió rápido de sus pensamientos y acepto la ayuda de el – gracias – le dice con una débil sonrisa para después dar una pequeña reverencia y correr hacia el bus el cual estaba llegando al paradero.

Pobrecita que le habrá sucedido – piensa el joven mirándola correr con dificultad y tomar el bus, cosa que le preocupo, ya que se veía muy frágil como si fuese una pieza de cristal.

Hikari suspiro de felicidad al lograr tomar el bus ya que su instituto estaba lejos y no deseaba llegar atrasada así que con cuidado se ganó en una de las esquinas para así no ser golpeada ni molestada por nadie, mas su vista pasaba por las personas que se encontraban allí envidiando a las chicas de su edad que eran "normales" no como ella, ellas podían salir, divertirse no preocuparse de nada no tenían el miedo de llegar a su casa y ser golpeadas una y otra vez, a lo que solo el pensar en ello la deprimió y bajo su rostro dejando así que el tiempo pasara hasta que llegó su hora de bajarse.

Una vez fuera del bus hikari camino a paso lento entrando así a su instituto y después de dejar sus zapatos encaminarse hacia su salón, no de muy buen humor, ya que ese día la primera hora era de una de las materias que más odiaba, y si ella odia la historia pero bueno que más se le podía hacer debía poner atención aunque sea un poquito, aunque su mente se fuera a Saturno muy lejos de la tierra.

El día comenzó a transcurrir rápidamente después de esa horrorosa clase de historia que en verdad la hizo casi llorar y todo porque el maestro quería un ensayo de 20 páginas sobre anda saber que de las guerras mundiales, pero ahora venía lo peor y eso era correr lo más rápido que podía del instituto hacia su escondite donde ella dejaba su ropa de chico, así que ahora se podía ver claramente a una hikari correr con todas sus fuerzas hasta un lugar algo desolado pero oculto.

Bien es hora de cambiarse – se auto dice mientras que comienza a quitarse el uniforme y comenzar a ponerse una playera negra unos jeans algo sueltos un poleron rojo, sus tenis blancos y arreglo su cabello peinándolo de tal forma que lo hacía verse muy atractivo – dios porque no fui hombre – dice mientras que se ve en una ventana de allí y sonríe para después guardar todas sus cosas en un bolso e irse corriendo nuevamente a su primer empleo el cual era una cafetería muy concurrida y en donde el(ella) era un garzón, así que una vez que llego al lugar entro por detrás- buenos tardes Iván – saluda a un chico alto de cabellos rojos y ojos cafés-

Buenos tardes enano, será mejor que te pongas el uniforme ya que están llegando las clientas y preguntan por hikari-kun – esto último lo dice con vos chillona interpretando a una chica.

Hey no soy un enano aun me falta crecer – le dice enojado hikari mientras que se iba a los vestidores a ponerse el uniforme el cual siempre dejaba allí – bien estamos listos – susurra saliendo y poniéndose un delantal negro en la cintura junto con una libreta y un lápiz – que comience el show – piensa acercándose a una de la mesas – buenas tardes damas en que puedo servirles – les dice con vos grave pero eso no evitaba que fuera linda lo cual le saco más de un sonrojo a cada una de las clientas que estaban allí, para después recibir el pedido de ellas con unas sonrisas bobas y suspirando.

Quién lo diría desde que llegaste no haces más que sacar corazones – le dice un hombre mayor quien se encontraba en la barra.

No puedo evitarlo – le dice hikari sonriéndole- y como se encuentra usted Leopoldo-san – le pregunta educado.

Bien hijo, solo que algo cansado, pero bueno como veras así es el trabajo – le dice mientras que ve la orden de cafés del chico comenzando a hacerlos y pidiéndole al cocinero las dos tartas de frezas las cuales estuvieron listan en solo unos minutos, así que cuando ya estuvo todo listo lo puso en una bandeja y se fue en dirección a la mesa en la que las chicas lo esperaban – señoritas aquí está su pedido, si desean algo más por favor me lo hacen saber- le dice sonriéndoles, para después irse a atender otras mesas las cuales también lo esperaban ansiosas, así fue atendiendo a todas y cada una de las jóvenes que llegaban a ese lugar saludándolo y murmurando que él era tan lindo como un príncipe, además de que no faltaban las que le pedían citas o su número de móvil el cual el no daba sencillamente porque no tenía y obviamente las citas también las rechazaba inventando siempre una excusa convincente. Después de estar trabajando su turno hikari miro la hora y vio que eran las 2 por lo que fue rápido a quitarse el uniforme y despedirse de los demás para así correr hacia la florería donde fobia de hacer los ramos que estaban encargados y que irían a buscar ese día.

Lucy-san he llegado – dice hikari agitado mientras que entra a la tienda.

Oh, pero hikari si aún faltan 15 minutos, como siempre llegas temprano niño – le dice una mujer de edad quien le sonríe y acaricia el cabello – pero bueno vamos, deja que tus manos hagan esos hermosos ramos y arreglos que nos han encargado para la boda.

Hai, comenzare de inmediato con los arreglos de los centros de mesa será mejor con lirios blancos y una que otra flor lila ya que así lo encargo la señorita carolina – dice mientras que lee las instrucciones dejadas por la persona quien encargo los arreglos y los ramos.

Las horas fueron pasando y para alegría de él ya tenía todos los centros de mesas listos y ahora solo le tocaba terminar de hacer el ramo de la novia ya que los de las damas de honor ya los tenía hechos.

Bien solo le falta los toques finales y listo – dice mientras que muestra y hermoso ramo de flores con lirios, rosas y varias decoraciones que realmente encantaban a la vista- que le parece Lucy-san.- le pregunta nervioso

Por dios niño esta hermoso, a carolina le encantara, estoy más que segura, además ya dentro de 10 minutos vendrán a buscarlos así que ni no te molesta me ayudarías a entregarlos- le pregunta la dueña

Claro que no tengo problemas lucy-san, no se preocupe yo me encargare de todo- le dice con una sonrisa tranquila, para después de pasados los 1o minutos comenzar a ayudar a subir todos los arreglos al transporte con mucho cuidado para que no se dañaran, y una vez listo esto se despidió de la duela quien muy amable le hizo un emparedado el cual se comió gustoso ya que se moría de hambre y después de despedirse se encamino tranquilo hacia la librería

Que alegría, que hoy no tengo trabajo en la pizzería así puedo estar más tiempo en la librería y hablar con el señor omar quien me debe de pagar mi sueldo hoy, como me lo dijo el día de ayer.

Hikari mientras que se encaminaba hacia la librería que se encontraba en el centro paso a una panadería la cual era muy concurrida ya que los panes y dulces de allí eran esquistos- hola haru como estas – le dice saludando a la chica que estaba atendiendo en la caja

Mira quien vino a la panadería- dice haru mirando al chico- me encuentro bien y por lo que veo nuevamente te anduviste pelando hikari – le mira preocupada

Ejejeje no es nada solo un golpe pero estoy bien, hey me puedes hacer el favor de siempre- le pide por favor juntando sus manos

Claro no hay problema no te preocupes papa te quiere mucho ya que siempre le ayudas así que no tiene problemas en esperarte – le dice haru sonriendo mientras que atendía a una clienta.

Qué bueno es saberlo, bien me debo de ir la librería me espera y tú sabes hay que ordenar libros – le dice mientras que se despide- oh es verdad hoy debía de llegar el manga que te encanta así que te dejare uno guardado – le dice antes de salir de la panadera y retoma su rumbo hacia la librería-

Dios que cansado es ser hombre- dice mientras que se toca el cuello- pero bueno que se le va a hacer después de todo si pedía los trabajos siendo chica dudo mucho que me los hubieran dado – susurra bajo y enojada.

Cuando ya estuvo enfrente de la librería entro sin muchos ánimos para después ir a cambiarse y ponerse el estilo chaqueta o delantal del lugar aunque antes paso a donde su jefe – buenas tardes señor, vine como me dijo ayer sobre mi paga- le dice nervioso.

Oh claro, hikari, aquí esta, perdona las molestias por no pagarte ayer – le dice mientras que le sonríe y bueno aprovechare de darte una noticia que los demás ya han de saber.

Claro señor que sucede- le pregunta hikari nerviosa pensando que la iban a despedir o algo así mientras que apretaba su sueldo levemente.

Yo ya estoy muy viejo para encargarme de la librería por lo que he contratado al que será su nuevo jefe – le dice calmadamente para después escuchar que alguien tocaba la puerta y entraba con cuidado- oh pero si estoy hablando de ti, mira hikari te presento a Dino Cavallone el será tu nuevo jefe a partir de hoy-. Le dice sonriente el señor.

Hikari quien miraba a su ex – jefe se dio la vuelta para mirar y saber quién sería el nuevo jefe de la librería más se quedó de piedra al verlo- oh por dios es el chico con el que choque en la mañana- piensa sorprendida y shoqueada.

Continuara…

"Permitete escapar de esa pesadilla, y planea tu huida"