Capitulo 9: Alteración

Fate/Stay Night no me pertenece:

o. o. o.

En un castillo remoto:

Un hombre miraba silenciosamente por la ventana hacia la masiva expansión de lo que el había reclamado como su territorio. Campo tras campo limitado rodeaban e impregnaban su propiedad en una intrincada celosía de defensas que eran testamento de sus habilidades como mago… pero aunque todo eso estaba mas allá de virtualmente cada humano con capacidad mágica de estos tiempos modernos, las defensas de su fortaleza aun se veían carentes cuando se comparaban con las aquellos de su estirpe…

El sacudió su cabeza. Francamente… el realmente era un individuo capaz entre los de su clase… pero aun así faltaban siglos para que el lograra alcanzar el nivel de poder que necesitaría para ser realmente digno del rango que se le asigno entre los 27…

Pero hasta entonces, tendrá que depender de su colección para permanecer con vida y ganar tiempo…

"Padre…" Sonó una voz femenina bastante baja para el oído humano estándar, aparentemente saliendo de entre las sombras detrás del dueño de estas tierras.

Aunque para el hombre, el oyó la dulce voz de su hija conteniendo algún grado de emoción, ni por asomo al grado que ella mostró cuando el había sido promovido a uno de los rangos nobles, pero aun así significativamente ansiosa. "Si, hija? Que nuevas me traes?" Pregunto el con curiosidad, acariciando su barba como hacia el cuando estaba pensando o apunto de hacerlo. "Acaso encontraste el artefacto?"

"No, Padre. Mi hermano aun lo busca… aunque me he enterado que al hombre con el que siempre estuvo ansioso de… hablar a estado activo últimamente…" La joven sonrío confiadamente. "El esta lejos de la ciudad en este momento…"

Los ojos del coleccionista se ampliaron momentáneamente antes de portar una pequeña pero satisfecha sonrisa. "Ah… es eso cierto, hija? Buen trabajo. Estaba decepcionado cuando averigüe originalmente como es que gastaba todo su tiempo en esta maldita área… aunque ahora por fin puedo hablar con el y darle mi solicitud sin interrupciones…" El camino tranquilamente hacia un gabinete cercano en el cual almacenaba algo de alcohol bastante fino y se sirvió una pequeña copa del liquido de una botella de apariencia bastante valiosa. "Si puedes querida hija, por favor ve a visitar a nuestro querido amigo tan pronto como sea posible y dale mi solicitud e invítalo aquí. Se convincente si necesitas serlo, aunque no te sobrepases, después de todo el es un preciado huésped… pero si ese fuese el caso, sera mejor que lleves a tu hermano para estar seguros…"

La joven miro extrañada a su padre. Por si mismos ellos eran combatientes bastante capaces, pero juntos… "Llevar a mi hermano? Estas seguro de que eso sera necesario, padre?"

El hombre aparentemente humano rió ligeramente antes de agitar el alcohol de su copa. "El es una persona bastante capaz, hija. Después de todo, tiene que serlo para haber logrado ganar mi atención…"

o. o. o.

Inglaterra:

"Y que z'he z'hiente 'her un Lord, muchacho?" Sirius sonrío con gracia mientras estaba recargado en un árbol y bebía algo de cerveza.

Thock.

Waver, quien fumaba un cigarro, se encogió en hombros. "Es un gran honor… pero francamente me estoy hartando de las miradas maliciosas. Los Archibalds básicamente me dieron el titulo para esclavizarme a su familia…"

Thock.

"… Los magos de 4 generaciones o menos de historia están condenadamente celosos de mi por haber conseguido de algún modo el titulo…" Continuo el, ignorando el extraño sonido que venia de algunos metros lejos de el.

Thock. Thock.

"… Y a aquellos de familias con grandes trasfondos se sienten insultados de que un plebeyo sin una habilidad mágica destacada obtuviera tal titulo, y honestamente si no fuera porque me alegra que reconozcan mi trabajo, estaría de acuerdo con todos ellos." Continuo el. "Para ser franco, las únicas cualidades redentoras que creo tener es que soy un ratón de biblioteca, soy bastante rápido para aprender la mayoría de las formas de magia alternativas, y que no me restrinjo a mi mismo con orgullo como la mayoría de los lords."

Thock.

"Ah ya te aco'htumbrara'h." Gruño Sirius mientras miraba hacia las obliteradas latas de soda que yacían en el suelo. "E'hpera un momento. El muchacho nechita mas objetivo'h otra ve'z…" Comento el antes de sacar un cuchillo de uno de sus bolsillos, cortar levemente su dedo indice y murmurar un conjuro rápido. El momento en el que la gota de sangre callo al suelo, Las latas no solo parecían restauradas, si no también se colocaron de vuelta por s solas en la misma saliente de piedra en la que habían estado minutos antes.

Por su parte Waver miro en dirección en la que estaba el mutilador de latas. "Olvídate de mi. Shirou a logrado un progreso impresionante en estos cuantos años pasados. Que tan lejos dirías que se encuentra justo ahora?"

Sirius miro en la dirección del mas joven y canalizo algo de prana en sus ojos. "Eh… a uno'h 1200 metro'h ma'h o meno'h…" El observo mientras tres espadas en espiral en forma de flechas atravesaban el aire y se clavaban cada una en el centro de una de las latas restauradas en rápida sucesión.

Thock. Thock. Thock

Waver silbo, claramente impresionado. "Debo decir… no es a menudo que oigas de un mago de esa edad que pueda hacer actividades de un rango tan largo como ese…" El hizo una mueca. "Especialmente tan pronto después de su pequeño percance con ese experimento suyo…"

Sirius se rasco la nuca avergonzado. "S'i… fue algo bueno que e'htuviera'h ahi, muchacho. Yo no 'hoy tan bueno con e'he tipo de herida'h… Aunque tengo que admitir… no e'hperaba que pa'hara algo asi cuando el intento ese conjuro…"

"Yo tampoco me lo hubiera esperado." Waver se encogió en hombros. "La idea y concepto tras ello es genio puro, y el es ciertamente la única persona que creo que puede lograrlo… aunque la ejecución aun necesita mucho trabajo si quiere usarlo para su propósito planeado…" El rió ligeramente. "Es gracioso… Shirou entrena tanto con armas… y aun así es el primer conjuro defensivo que intenta hacer el que le a hecho el mayor daño hasta ahora…

"Alguna idea de como arregla'lo?" Pregunto Sirius.

El lord volteo a ver al anciano antes de soltar por la boca una larga corriente de humo. "Un par de ellas, pero ambas involucran una gran cantidad de investigación y esfuerzo. Un camino involucra hacer que el conjuro se manifieste como una porción de la existencia de Gaia mientras aun mantiene sus propiedades, efectivamente duplicando o triplicando el costo de prana, y el otro involucra mucho estudio de como se mueve el planeta con respecto al universo… y déjame decirte que ninguno son cosas sencillas de lograr…"

Thock. Thock.

"Entonce'h…" Sirius suspiro mientras miraba la puesta de sol. "Tenemo'h 2 año'h ma'h…"

Waver asintió "Si… el tiempo realmente vuela cuando tu vida tiene temporizador…"

El anciano miro al hombre de 24 años. "Como va el progre'ho en los otro'h campo'h, muchacho?"

Waver se pauso, inhalando profundamente antes de exhalar de nuevo. "Promedio." Afirmo el calmadamente. "Ademas de sus zonas de especialidad y campos limitados… el es completamente promedio y nada extraordinario en términos de taumaturgia. Sus circuitos son excepcionalmente buenos, en numero y calidad… pero el es simplemente promedio. El esta mejor adecuado para ser un agente por la forma en que se aproxima a las cosas… pero Bazett pudo haberte dicho eso…"

"Seh, si me lo dijo." El pelirrojo asintió. "El muchacho pare'he estar'he volviendo ba'htante bueno para pelear con 2 espadas… aunque ella aun pue'e patearle el culo de arriba a abajo por e'ha'h colina'h si lo qui'hiera…"

"Mientras por lo menos ella no le haya mostrado Fragarach." Waver sonrío.

"La'h arma'h secreta'h son secreta'h por una razon, muchacho." Sirius sacudio su cabeza. "E'htaria sorprendi'o si la muchacha se lo hubiera mo'htra'o."

"Eso dices tu, pero esa chica ocasionalmente se porta mal." El joven mago le dirigió una mirada fulminante al anciano. "Por si no lo haz notado, ella tiene la tendencia de huir cuando es momento de hacer que labores domesticas en la cabaña o cuando se le asigna una misión de los superiores…"

"Ah tu solo e'hta'h celoz'o porque queria'h pasar ma'h tiempo con mi muchacha…" El viejo rió entre dientes de manera siniestra.

"Qüe?" Escupió el Lord mientras tosía en su cigarro. "Que diablos te dio esa idea?"

"Oh yo veo cosa'h…" Se rió Sirius antes de que un montón de flechas golpearan en rápida sucesión las latas restantes. "Nada mal…" Murmuro el. "Y tu cre'h que el pue'a hacer un ritual para la guerra con su'h habilidade'h actuales?"

Waver asintió. "No sera tan profesional como la mayoría, pero en definitivo el es suficientemente capaz de hacerlo justo ahora si quisiera. El probablemente también sera capaz de darle mas prana a su servant con sus habilidades actuales que el mago promedio. Claro que eso es el ahora. Aun tenemos mas tiempo para trabajar en sus fallos…"

Sirius suspiro y cerro sus ojos pensando profundamente. "… E'ho e'h lo que pen'he…" Murmuro el y cruzo los brazo. "… Solo e'hpero que el no no'h odie de'hpue'h de que abra la caja…"

Waver frunció el ceño. "Aunque eso no ser hasta otro año mas, cuando finalmente comencemos a entrenarlo para la guerra misma… Mierda! Esquiva!" El lord huyo de las latas de soda y se tiro pecho a tierra, apenas seguido por Sirius antes de que varias docenas de espadas en espiral atravesaran el aire a velocidades deslumbrantes y destruyeran absolutamente el área general donde estaban los objetivos, alzando varias nubes de humo en el proceso así como también obliterando completamente cualquier lata que quedaba en la saliente de piedra… y la saliente de piedra en general. "Maldita sea!" Tosió Waver. "Le dije que no practicara ninguna variante del gradiente paralelo cuando estuviéramos en medio!"

Gradiente paralelo, alias, "Copia completa" o en resumen el conjuro de copia. Una variación de proyección en la cual el conjurador no usa una imagen de su mente como base para que su prana tome su forma, si no en vez de eso un objeto mismo. Era una forma ligeramente mas aplicable de proyección a los ojos de los magos estándar en el mundo siendo que muchos encontraban mas fácil replicar lo que estaba justo frente a sus ojos en vez de algo que intentaban esquematizar en sus mentes. Aunque al igual que con el conjuro original, se erosionaban con el tiempo por el hecho de que Gaia las reconocía como irregularidades y las borrara para restaurar el orden natural. La distancia entre la original y las copias que puede ser ajustada así como también el numero que pueden ser manifestadas dependen de la habilidad del conjurador de trenzar grandes cantidades de prana confiada y establemente entre los varios clones. A causa de la falta de aplicaciones experimentales significativas para las que este conjuro puede ser usado, adicionalmente de la gran cantidad de esfuerzo que toma el lograr aprenderlo, no muchos magos se toman la molestia de aprender este conjuro…

Desde luego que Shirou era un practicante de la taumaturgia que se enfocaba mas en la ''practica'' que en la ''teoría''… y su practica encontró este conjuro en particular bastante útil… especialmente cuando se aplicaba a sus flechas proyectadas y se le designaba a activarse después de cierto lapso de tiempo.

"Por lo meno'h el muchacho e'hta mejorando." Rió animado Sirius mientras se sacudía el polvo a si mismo después de que logro recuperar su audición. "Sabe'h… se me había olvida'o completamente que e'ha ''copia completa'' era una variante de proyeccion ha'hta que inve'htige un poco en ello… es gracio'ho lo que no'h saltamo'h de la clase'h…"

"Algo gracioso no nos deja perforados llenos hoyos hechos por espadas, Sirius." Waver tosió y se incorporo. "Aun tan impresionante como fue, estoy dispuesto a ignorar esta vez completamente la sensación de estar impresionado a favor de estar molesto de que casi fui fileteado por espadas voladoras…"

"Agua fie'hta'h…" Gruño Sirius mientras miraba su reloj. "Ah… tienen que ir'he pronto. El vuelo del muchacho z'hera pronto…"

"No sera mi culpa si llegamos tarde." Waver sacudió su cabeza. "Tu y Shirou fuero los que querían hacer algo de entrenamiento en tiro de larga distancia de ultimo momento siendo que el no podrá hacerlo en Fuyuki. Ademas de que no puedo dejar que tu lleves a Shirou al aeropuerto…" Se estremeció. "Eres por mucho el peor conductor que he visto… y eso es cuando NO estas ebrio…"

"El z'hegundo de acuerdo con Kiri." Se rió Sirius. "El afirmaba que su e'spo'ha mantenia el prime'r lugar en esa contienda…"

"Oigan!" Grito una tercera voz alarmada en ingles desde la dirección en que venían los proyectiles. "Lo siento mucho! Pensé que esta vez ya lo tenia!" Waver y Sirius voltearon a ver a un Shirou Emiya de 16 años corriendo hacia ellos muy rápidamente, sin duda gracias a su refuerzo avanzado que le permitía correr a casi 50 kilómetros por hora, algo que haría que la mayoría de los magos enfocados en su físico babearan de envidia. El chico era alto y delgado, pero en una forma extremadamente buena. El usaba una camiseta azul con blanco, unos pantalones de carpintero marrones y tenis simples, aunque el rasgo mas notable de el era el hecho de que su piel estaba ligeramente bronceada y algunos de sus cabellos se estaban volviendo prematuramente grises. Sirius y Waver habían determinado que eso se debía al uso frecuente de proyección del chico en los pasados años, pero al ritmo actual en que los cambios estaban sucediendole al chico el probablemente no le quedaría completamente gris el cabello si no hasta el final de sus años de universidad.

"Si que lo tiene'h, muchacho!" Le grito Sirius al chico que se aproximaba rápidamente. "Lo tiene'h aqui todo rega'o!"

"Que gracioso." Waver rodó los ojos mientras usaba algo de prana para limpiarse a si mismo. "Vamos, Shirou. Tienes un vuelo que tomar y yo tengo trabajo que hacer en la torre."

"Que hay de Bazett-nee?" Pregunto curioso Shirou, aun usando el honorifico a pesar de estar usando el idioma de la región. "Pensé que ella también vendría a despedirme."

"La muchacha vendra mañana a vi'hitarme y darme un aventon de vuelta a Londre'h. Ella no pu'o venir hoy porque su mi'hion tomo demasiado tiempo." Sirius hizo un ademan casual con su mano. "E'hta noche voy a ir a emborracha'me con uno'h viejo'h camaradas de un pueblo cercano."

"Dale a Bazett mis condolencias." Waver sacudió su cabeza. "Ella la va a pasar mal arrastrando tu masivo cadáver de vuelta a la tienda."

El mayor se vio ofendido. "Dehde luego que lo hara! Mirame! Soy jodi'amente grande, muchacho!"

El lord ignoro al menos maduro del grupo y dirigió su atención a Shirou. "Vámonos. Tengo tu equipaje en la cajuela y traigo las llaves…" El se pauso y vio que el chico miraba preocupadamente a Sirius. "Todas las llaves del auto…" Añadió el hombre de 24 años, sabiendo que el chico estaba extremadamente escarmentado del viejo borracho tras el volante. "Traes tu celular?"

"Si mamá…" El falsificador rodó los ojos mientras sacaba de su bolsillo el dispositivo portátil de comunicación. Normalmente los magos no tendían a usar tecnología moderna, considerándola inútil e ineficiente comparada con los dispositivos mágicos. Pero debido a las especialidades de Sirius y Shirou, y la disposición de Waver de alejarse de la norma ocasionalmente, los tres fueron capaces de ver la utilidad de comunicarse e intercambiar información a través de largas distancias en publico sin usar prana y verse sospechosos. En adición a eso, Shirou y Sirius también eran bastante adeptos en otros campos de tecnología e ingeniería. Tanto que el viejo, si lo que aclama es verdad, logro hacer y encantar desde cero varias computadoras que pueden hackear lo que fuera y que justo ahora estaba sentado en lo que el aclamaba era 'el mayor banco de datos secretos no relacionados a la magia' del mundo…

El aun se estaba preguntando que hacer con todo eso ademas de abusar de ello para pagar las cuentas.

Waver le dio una palmada en la espalda al chico y comenzó a caminar en dirección al taller. "Bien. Vamos pues. Ya que estas tan ansioso de experimentar con tu prana hace unos momentos, te alegrara saber que subas al avión deberás analizar estructuralmente 500 objetos complicados totalmente… incluyendo el avión."

Shirou se congelo y palideció. "500? Hablas en serio?"

El Lord sonrió burlonamente. "Desde luego. Como mejoraras tu entendimiento de ti mismo, tus armas y el mundo que te rodea si te contienes en tu entrenamiento?"

Sirius rió entre dientes mientras miraba a los dos jóvenes alejarse. Ah~ el ser joven otra vez y preocuparse de cosas simples como demasiado entrenamiento… claro que Shirou probablemente tendrá un dolor de cabeza masivo del tamaño de su suegra al final de esos 500 escaneos, pero todavía era técnicamente mas seguro que algunas otras cosas que el practicaba. Sonriendo ligeramente para si mismo, el hombre se dirigió a la dirección opuesta con la intención de emborracharse completamente por una cantidad extensa de tiempo.

o. o. o.

Fuyuki:

"Estoy bastante impresionado…" Comento Kirei mientras Rin estaba de frente a el desafiante con los brazos cruzados pero aun manteniendo una sonrisa confiada. "No espere que completaras totalmente el entrenamiento que te tenia reservado dos años antes…"

"Cuidado falso sacerdote." La Tohsaka suspiro secamente. "Casi suenas feliz de que te libraras de mi."

"Al contrario." Corrigió a la chica el mensajero de dios. "Estoy feliz de que quien esta bajo mi cargo haya progresado tanto en tan poco tiempo. Eso habla maravillas de tus talentos y los míos."

Rin rodó sus ojos. "A quien crees que engañas? Tu meramente me guiaste en las direcciones en las que tenia que ir. Quien hizo todo el trabajo y esfuerzo fui yo."

El sacerdote rió y se volteo hacia una puerta cercana. "Pero que no es esa la manera en que deben de ser las cosas entre un verdadero maestro y estudiante con fuertes vínculos? Que el maestro señale la dirección en la que el estudiante debe de ir y confiar en las habilidades de su estudiante, y que el estudiante confíe en las enseñanzas y consejos de su maestro? El vinculo entre ambos debe de ser tan absoluto que no se cuestionaran las habilidades del otro durante el proceso. Es un concepto fascinante, no te parece?"

Rin vacilo siendo que su argumento fue usado en su contra tan sutilmente. "Pe… tch." Ella volteo su cabeza de lado y alejo la mirada altaneramente. "No te sobrestimes, Kotomine. Sabes tan bien como yo que apenas me enseñaste algo ademas de tácticas de combate y consejos, y eso se deriva mayoritariamente de tu entrenamiento en la iglesia."

El hombre asintió. "Así es… también se te dieron muy bien esas enseñanzas… aunque a veces te metías demasiado en ellas. Si se puede saber, en quien pensabas durante esas practicas de combate?" El pretendió no notar el tic en la mano de la chica.

"S… simplemente te veía a ti, impostor." Contesto ella. "El simplemente verte me molesta enormemente! A veces simplemente quiero golpearte la cara!"

Kirei suspiro. "Me temo que tu no serias la primera. Después de todo mi personalidad es una que no le agrada a muchos en la sociedad de hoy."

"Y que lo digas." Murmuro la chica, removiendo su cabello. "Bien, acabemos con esto de una vez. Entre mas pronto termine contigo, mas pronto podre hacer mis propios experimentos y tener una vida otra vez. Tal vez comience a cazar magos que estén en la ciudad, si hubiera alguno…"

La cara del sacerdote se torno seria. "Yo no te recomendaría eso, Rin. Eres muy talentosa en muchos campos y tienes acceso a prana y magia, pero seria mejor si esperaras a ganar mas experiencia conmigo en cuanto a combate antes de que vayas a pelear tu sola. Hay algunos magos ahí fuera que son antinaturalmente astutos a pesar de tener trasfondos comunes y un rango limitado de conjuros. Yo, por ejemplo, si trataras de matarme en este momento tendría pocos problemas en matarte a pesar de mi experiencia limitada en realizar magia y mis circuitos poco desarrollados."

Rin bufo. "Claro, pero tu eres un ejecutor. Nombra un mago que tenga esos requisitos que pueda vencerme tan absolutamente como dices."

Kirei pudo haber nombrado inmediatamente a una multitud de individuos que cumplieran esa cuota, incluyendo pero no limitados a su padre y varios agentes con los que se había topado durante sus misiones… pero un nombre pareció imponerse sobre los demás. "Kiritsugu Emiya." Contesto tranquilamente el hombre.

Rin se congelo. "Kiritsugu… Emiya?" Repitió ella con una mirada afilada. "Quien es el?"

Kirei observo a la chica cuidadosamente. El nombre parecía serle familiar por alguna razón, pero no parecía que ella conociera al hombre. El decidió darle gusto un poco y prosiguió, aun si solo fuera para obtener mas pistas. "El era un agente independiente de un talento y habilidades extremadamente altas… tanto que se le conocía como el Asesino de Magos en la asociación y la iglesia, ambos considerándolo un individuo al cual mantener vigilado." El miro hacia arriba mientras recordaba al hombre que le causo tantos problemas en la 4ta guerra a pesar de solo haberlo conocido una vez. "En términos de mago, el era bastante promedio, aunque por el modo en el que peleaba y el modo en el que se comportaba se podía notar que el no se comportaba para nada como un mago. Venenos, bombas, armas de fuego, chantaje, espectadores, el usaba todo y a todos a su disposición para alcanzar la mayor eficiencia para acabar con su objetivo, fuera mago o no... y te puedo asegurar que el logro matar a todos y cada uno de los magos que le fueron asignados antes de que el muriera. El no estaba restringido por el código moral del mundo mágico ni el del mundano. Mientras que dije que como mago el era bastante promedio, como especialista el estaba por encima de virtualmente todos los demás en la asociación, agentes incluidos. Tu no tendrías ninguna oportunidad en combate contra ese hombre, eso esta por demás seguro." El sacerdote volteo a ver a la chica con ojos tranquilos. "El fue el master de Saber en la guerra pasada, y el responsable de la catástrofe que paso justo al final de esta."

Rin se mantuvo callada mientras miraba a su tutor con una mirada analítica. "… Fue el quien mato a mi padre?" Pregunto calmada.

Kirei cerro los ojos y se volteo. "No esta claro." Respondió el. "Por lo que se me dijo, el fue de hecho el responsable de vencer a la mayoría de los participantes, matando Lancer, Beserker, y Caster, así como la mayoría de sus masters… pero la identidad de quien derroto a Tokiomi esta envuelto en la obscuridad…" En serio debería volverse poeta. Ser capaz de hablar de si mismo tan calmadamente y tan ambiguamente de manera tan súbita debe ser algún tipo de talento. "Lo que si se es que al final de la guerra, su servant y el de Emiya fueron los últimos de los 7… antes de que el hombre por alguna extraña razón forzara a Saber a destruir el grial…"

El cuarto en el que se encontraban los 2 se mantuvo en silencio por varios segundos antes de que Rin hablara. "… Tendré eso en mente la siguiente vez que intente pelear con alguien…"

"Por favor no hagas de eso un habito." Comento el hombre. "Sobrestimar a un oponente es tan malo como subestimarlo y eso puede llevar a que te excedas y desperdicies energía."

"Gracias por decirme algo que ya sabia, sacerdote." Gruño Rin, claramente de un humor mas turbio ahora. "Solo termina con el ritual ya para que pueda seguir con mi vida."

Kirei asintió con su cara en calma y carente de emociones. Por otro lado, en sus adentros el estaba complacido de ver que sus palabras lograron engendrar algún tipo de conflicto dentro de su estudiante. El no sabia exactamente que eventos acababa de poner en marcha, pero el estaba seguro de que por lo menos serian muy interesantes.

o. o. o.

El estaba soñando con espadas otra vez.

Desde que Shirou supo de su origen y elemento… de que era realmente en lo mas profundo de sus ser, el frecuentemente soñaba con espadas de cualquier y todos los tipos. Largas, cortas, rectas, curvadas, orientales, occidentales, bastardas, flambergas, sagradas, demoníacas, encantadas, bendecidas, malditas, elementales… la lista era interminable. Solo las armas que el ya había visto en vida real aparecían claramente mientras soñaba y las demás estaban borrosas hasta el punto en que incluso si enfocara su prana en ese estado aturdido solo seria capaz de captar los mas vagos propósitos de las armas frente a el…

Aunque recientemente, espadas no eran las únicas cosas que veía cuando soñaba.

Una vez mas se encontró a si mismo en una localidad no identificable, sentando solo en esa brumosa colina sobre un vasto campo que se fundía con el extraño cielo incoloro de la distancia. Por lo que podía notar, no había nada definiendo el área a su alrededor ademas de la colina misma y las espadas que estaban encajadas en la tierra y que se extendían hasta donde alcanzaba a mirar. Sin importar que tanto lo intentara no lograba obtener detalles sobre la tierra o el cielo a su alrededor. Incluso los colores lo eludían a pesar del hecho de que podía ver claramente donde terminaba el suelo y donde comenzaba el aire que respiraba. Era como si la tierra aun estuviera decidiendo de que materiales debería estar hecha y el cielo decidiendo de que color debería de ser…

Y el soñador mismo estaba a gusto con eso mientras miraba a su alrededor, esperando pacíficamente en la única colina de allí…

Esperando?

Si. El estaba esperando. La sensación que el estaba experimentando no podía ser definida como otra cosa. Su cuerpo sabia que su lugar era ahí en la cima de esa colina hasta… hasta… que algo pasara. Que… su mente no comprendía, pero todo lo demás en su ser parecía saberlo sin duda alguna... y el de algún modo sabia que llegaría mientras el se mantuviera donde estaba justo ahora en el punto mas alto de ese misterioso campo…

Así que el esperaba y observaba por el momento en que la cosa por la que el esperaba llegara y el seria movido de la colina de espadas…

Y esperaba… y esperaba… y volaba…

… Y volaba?

Wham!

"Estamos en caaaaasaaaaaa!" Taiga Fujimura grito alegremente mientras bajaba por la puerta del auto del cual acababa literalmente de sacar de una patada a Shirou. "No se siente bien estar de vuelta?!"

Shirou… meramente se sentía bien de que tubo apenas tiempo para lograr reforzar su cuerpo lo suficiente por puro reflejo como para no romperse nada en cuanto callo de cara en el pavimento. "Mas o menos, Fuji-nee…" Gruño el mientras se incorporaba. "A hubiera sido mejor si no me hubieras casi matado apenas llegar…" El se estremeció en cuanto su cabeza empezó a doler…

Tal y como dijo Waver, Shirou había realizado análisis estructural en 500 objetos de varios tamaños, complejidades y edades en su camino al avión. Autos, camiones, edificios, teléfonos, ropa, comida, cajas registradoras, equipo de seguridad, uniformes de personal de seguridad, tela, relojes, aviones de múltiples tipos y tamaños, una terminal entera del Aeropuerto Heathrow de Londres, la lista seguía por un largo tiempo. Tanto que para el momento en que Shirou entro al avión, Waver tuvo que hipnotizar a varias azafatas para poder meterlo a causa de que el chico a penas parecía lucido y responsivo. En el momento en que lo dejaron en su asiento, el chico cayo dormido tan profundamente que apenas pudieron despertarlo cuando el avión aterrizo en Japón. Desde ahí el chico logro lidiar con el dolor de cabeza que parecía que le partía el cráneo, tomar su equipaje, ir al baño, encontrar a Taiga y el auto Yakuza que trajo con ella, e hipnotizarlos para que lo dejaran dormir durante las 4 horas que duraba el viaje de vuelta a casa…

Obviamente se le olvido dejar instrucciones de como despertarlo una vez que llegaran. Aun así, su dolor de cabeza estaba en un nivel ligeramente doloroso ahora. Podía lidiar con el ahora.

Desde luego a Taiga no le importaba nada de eso. Shirou estaba en casa, vivo, no estaba tullido, y por lo tanto físicamente capaz de cocinar para ella. Que el estuviera adolorido realmente no le importaba en su estado lleno de felicidad, así que lo palmeo pesadamente en la espalda. "Aw no seas aguafiestas! Todos sabemos que eres mas resistente que eso, Shirou-kun!"

"Por alguna razón no me alegra oír eso." Murmuro el chico mientras volteaba a ver a los 2 Yakuza que los escoltaron desde el aeropuerto sacar su equipaje de la cajuela. El que estaba sacando las cosas era bastante grande y bronceado mientras que el otro casualmente parado junto a el era mas bajo y delgado…

Chack. Chack.

La mente del Emiya instintivamente comenzó a realizar un análisis estructural en los 2 hombres en el momento en que los vio, analizando sus ropas, complexión corporal, y cualquier cosa que estuvieran cargando consigo. El que tenia su equipaje tenia un chaleco de kevlar de bajo de su traje y de algún modo tenia un arma enfundada en un lado… aunque no podía saber que modelo era. Las ropas del mas bajo también estaban hechas para soportar el combate, pero los refuerzos eran mas para objetos contundentes y cuchillos que para balas. El traía 3 cadenas de metales valiosos de bajo de su camisa y tenia un gran cuchillo de algún tipo en el bolsillo de sus pantalones, uno que podía notar tenia una historia bastante larga con su dueño pero nada mas que eso siendo que el solo estaba mirando su estado general a través de la ropa del sujeto… ambos hombres estaban bien acostumbrados al combate básico y escaramuzas, cosas en las que la mayoría de los Yakuzas participaban de vez en cuando, pero nada en el nivel de competencia para la que el había estado entrenando…

"Algo capto tu atención, Emiya?" Pregunto con curiosidad el mas bajo, sacando a Shirou de su análisis. Mientras que el chico prefería estar en el lado opuesto de la ley a esos hombres, el admitiría que estaba en términos bastante buenos con mas que unos pocos de los miembros de las "familias" locales… en su mayoría porque el realizaba reparaciones en un buen numero de sus motocicletas por un precio muy razonable y que el no era entrometido.

"Ah…" El chico rió y se rasco la nuca avergonzadamente. "Si, lo siento. No es nada… solo pensaba sobre unas cosas."

El hombre asintió. "No pasa nada. Aunque ten cuidado de ver así a la gente. Si no te conociera tanto como lo hago, te golpearía antes de preguntarte cual es tu problema por mirarme así…"

Shirou hizo una mueca. Sirius le había impuesto a Shirou el habito de hacer análisis estructural a cualquiera que se viera sospechoso hace casi un año y el chico aun tenia problemas para controlarse de vez en cuando, especialmente cuando estaba cansado. Técnicamente el habito era una absoluta ventaja para cualquiera que estuviera peleando contra alguien por primera vez si su habilidad era lo suficientemente alta. Armadura, armas, incluso estilos de pelea podían ser completamente divulgados antes de que la pelea siquiera comenzara. Sirius afirmaba que el incluso podía determinar sin provocación cual era el elemento de una persona mientras fuera uno de los 5 básicos, aunque eso puede implemente ser por su estatus de Promedio. Por otro lado, Shirou era capaz de diseccionar la ropa y armadura de las personas sorprendentemente rápido así como sus armas y que es lo que portaba la persona. Desafortunadamente, mientras estuvieran ocultos, los objetos que escaneaba estaban enormemente reducidos en términos de detalle. Por ejemplo, el cuchillo que el Yakuza traía podía ser de una multitud de modelos, todos los cuales el chico podía reproducir y proyectar si los viera directamente, pero ya que estaba en los pantalones del sujeto el solo sabia que un cuchillo no potenciado de cierta longitud estaba en el bolsillo izquierdo de los pantalones del sujeto y que parecía saber como usarlo. En cuanto a los individuos escaneados, Shirou a lo mucho podía determinar: si la persona estaba herida o enferma, si estaba canalizando prana o estaba encantada/maldita de algún modo, si tenían alguna historia con las herramientas que portaban en ellos, que tan experimentados en combate eran, y para que estaba 'construido' su cuerpo. Era un rango limitado de información, pero era indudablemente útil.

"Perdón." Hizo una mueca de dolor. "Acabo de tener un terrible dolor de cabeza que me duro mucho tiempo y bueno… Fuji-nee me acaba de patear fuera del auto…"

El Yakuza alto rió. "Heh. No te preocupes chico. A Yoshi simplemente le gusta amedrentar gente de vez en cuando." El camino al lado del conductor del auto. "Oh, cierto. Casi lo olvido. El jefe quería pedirte ayuda para que arreglaras su motocicleta otra vez este fin de semana. Se excedió otra vez conduciendo en las montañas hace unas semanas y casi le dio un ataque cuando Taiga le dijo que estabas de viaje." Rió entre dientes. "El jefe casi estuvo a punto de golpear a unos tipos para quitarles sus motocicletas hace unos días…"

Shirou Rió. "Si, seguro. Dile que lo haré tan pronto como pueda."

"Oi!" Grito Taiga mientras tomaba al chico de la oreja y comenzaba a jalarlo hacia la entrada de su casa cuando el auto comenzó a alejarse. "Deja de hablar de cosas aburridas! He estado aguantando todo el día para que cocines y ahora que estas aquí ya puedo hacer algo para que suceda mas rápido!"

"Owowowowow!" Repitió Shirou en respuesta a que casi le arrancaran la oreja. "Cuidado! Necesito eso para oír!"

"En serio…" La universitaria suspiro. "Cada vez que vuelves de Inglaterra es como si te volvieras una persona diferente! Mas de tu cabello se esta volviendo gris y tu piel esta aun mas obscura! La gente no se broncea en Inglaterra durante las vacaciones de invierno!" Ella comenzó a llorar viendo hacia el cielo. "Kiritsugu-san! Que debo hacer? Tu hijo esta haciendo cosas sospechosas en el otro lado del mundo con tus familiares! Shirou dice que no es nada importante, pero aun así! Creo que el ya no me quiere mas! Waaaaa!"

"Ya entendí! Ya entendí!" Dijo el chico tratando de hacerla callar mientras miraba al rededor nerviosamente y esperando que no hubiera transeúntes que pudieran tener una impresión equivocada de el. "Comenzare a cocinar la cena ahora! Solo deja de llorar!"

"Yay!" Festejo Taiga, ya superada su infantil depresión mientras tomaba las bolsas y se apresuraba a entrar a la casa, antes e voltear a ver al chico con picardía. "Oh, por cierto! Invite a Sakura! Ya sabes que siempre esta ansiosa de verte cuando vuelves de tus viajes."

Shirou parpadeo antes de ignorar la manera sospechosa en que Taiga lo estaba viendo. "Sakura va a venir? Muy bien, cocinare para ella también, pero primero tengo que asegurarme de que hay suficientes cosas en la cocina. Acabo de volver, así que primero tengo que revisar que es lo que tengo que pueda usar…"

Fujimura se pauso antes de voltear a ver al chico con una expresión de decepción y luego desaprecio dentro de la casa con su equipaje. "Ah… no soy yo quien tiene que decírselo…" Murmuro ruidosamente ella mientras seguía avanzando hacia su cuarto.

El falsificador miro escéptico a su tutora antes e sacudir su cabeza y tachar lo que la mujer dijo como otro de sus desvaríos. Mientras caminaba por la entrada, el se pauso momentáneamente para rascar su brazo izquierdo cerca del hombro, levantando un poco la manga en el proceso y momentáneamente descubriendo una delgada y casi imperceptible cicatriz que le rodeaba el brazo completo…

o. o. o.

En un lugar no revelado:

El enorme viejo dio un quejido de dolor e irritación al recobrar lentamente la conciencia. Al principio asumió que debió de haberse puesto MAS borracho de lo que había anticipado originalmente e hizo algo increíblemente estúpido antes de caer dormido, hasta que registro el hecho de que las heridas en su cuerpo no eran los normales que se asociaban con el de una pelea de borrachos en algún bar de Inglaterra del norte… estos eran las heridas y dolor después de una batalla… y después de haber sido golpeado en la nuca de modo que quedara inconsciente…

… Técnicamente no había muchas diferencias entre las dos pero Sirius había estado suficientes en ambas como para poder diferenciarlas.

Poniéndose de pie lentamente y tomando nota lo mas posible de sus alrededores, el hombre comenzó a evaluar su situación. Paredes… gruesa'h y recih'tentes a la magia y sin ventila'hion en el techo ni drena'he en el suelo, entrada'h… una, e'htado actual del cuerpo… herida'h minima'h y un acceso limita'o a los cicuito'h… tambien hay un bra'halete encanta'o en mi bra'ho i'hquierdo que pare'he diseña'o hace algo ba'htante horrible, pero las e'hpecificasione'h son de'hconocida'h sin un analisi'h mas profundo. Por suerte el ba'htardo no le metio mano a las runas en mi cue'po. La habita'hion… una cama, 2 silla'h, una me'za… toda'h de alta calidad… El hombre dio otro quejido mientras se incorporaba, su cabeza punzando por la resaca. Po'r mi dolor de cabe'ha, supongo que no ha pasa'o mucho de'hde que me trajeron aqui… pero 'zigo vivo y en una pie'sa… asi que quien sea que me tra'ho aqui nhecita algo de mi o me nece'hita vivo y en perfectas condicions'h para obtene'lo…

"Ya eh'toy de'hpie'to." Hablo Sirius bastante fuerte y algo irritado. "Puede'h mo'htra'te ahora! De preferenh'ia si tiene'h algo que pue'a comer! Z'olo pa' que te lo sepa'h! Z'oy mas fa'hil de habla' cuando no tengo hambre!"

Insorpresivamente, una animada risa adulta se hizo saber desde el otro lado de la puerta. "Veo que los rumores sobre tu falta de tacto eran bastante acertados…" Cavilo el dueño de la voz mientras entraba en su linea de visión. El parecía ser un hombre de mediana edad con cabello negro obscuro peinado hacia atrás, barba completa, una elocuente capa sobre sus ligeramente antiguas pero aun extremadamente formales ropas, y unos ojos confiados. Su comportamiento era calmado y confiado mientras meneaba lentamente una copa de vino en su mano. "Aun así, es un honor el finalmente conocerte en persona Sirius McGinty. Me siento verdaderamente honrado."

Sirius por su parte se tenso en el momento en que poso sus ojos sobre el hombre. Vampiro… Maldijo mentalmente cuando su analizis estructural del individuo le revelo el funcionamiento interno de su cuerpo y este gritaba sobre un no-muerto poderoso. Pero Sirius no era nuevo a las circunstancias sorpresivas y casi instantaneamente recupero su postura. "Eh." Se encojio en hombros de manera irritada. "Tiene'h un fan, tiene'h cien. Aunque no pue'o decir que apruebo tu ho'hpitalida'… un lugar tan bueno y z'in comida? Que tan z'eguido hace'h de anfitrion?"

El hombre rió. Apenas despertaba y el humano ya estaba preparado para un juego de verborea con el… era verdaderamente impresionante. "No lo suficiente, me temo." Suspiro el. "Veras, soy algo recluso, claro que aun tengo un contacto frecuente con el mundo exterior pero raramente soy yo quien se toma la molestia de invitar a otros para meramente… socializar."

"Z'upongo que no e'htoy aqui z'implemente pa'a hace'te comañia." Afirmo lo obvio Sirius. "Tu quiere'h que te haga algun arma."

El hombre asintió. "Yo lo hubiera puesto de una manera menos burda, pero si, supongo que esa es la razón por a que te traje aquí. Pero no te aprensiones, yo realmente soy fanático de tu trabajo. De hecho a través de los años he logrado… adquirir algunas de tus obras para mi colección y debo decir que todas las tengo en muy alta estima…"

Los ojos del herrero se afilaron, logrando identificar a su captor por la descripción de sus hobbies. "Tu ere'h Louvre."

Louvre, un vampiro, o en términos mas técnicos: apóstol muerto, quien a vivido en algún lugar de Noruega durante 500 años, quien personalmente tomo la sangre de 5000 personas e infecto a muchas mas, si es que se creyera en los rumores. Su rasgo mas notable era el hecho de que el era un coleccionista de códigos místicos y armas conceptuales, haciendo en cierto modo que el fuera mas peligroso que la gran mayoría de los demás apóstoles muertos en el mundo. Si lo que los Agentes decían era cierto, el hombre también tenia un par de sucesores, su hijo e hija, quienes portan su nombre y en suma lo vuelve aun mas peligroso. Esto dado al hecho que se dice que los poderes de un vampiro aumentan exponencialmente cuando están cerca de su familia sanginea…

Sirius tenia un problema con este vampiro en particular, ya que desde hace un tiempo el chupa sangre tiene el habito de tomarse las molestias de cazar sus clientes y robarse sus obras, tanto que llego el punto que hace unas décadas y durante mucho tiempo en que la asociación le había restringido el fabricar códigos para cualquiera que no fuera un noble o un agente de alto nivel, para prevenir que el vampiro fuera tras algún otro objetivo de alto perfil.

Aunque el vampiro no parecía importarle lo que el mas grande de los dos pensaba de el e hizo una reverencia, alagado. "… Estoy honrado de que sepas de mi."

"Algo difi'hil el no cno'her del vampiro que a hecho un habito de matar a mi'h cliente'h." Gruño Sirius. "Mi hi'histe cae'r una pila de mie'da politica ba'htante fea hace uno'h años a cauh'a de tu'h caz'erias."

Louvre suspiro áridamente. "Tal vez fui un poco apasionado en cuanto se refería a incrementar mi colección, pero no toda la culpa recae en mi Sirius. Si sus previos dueños simplemente me hubieran permitido tener los códigos , y la actual asociación no se hubiera cegado a si misma con su excesivamente idealista y pomposo modo de pensar, las cosas hubieran sido mucho mas conveniente para ti…" El froto su barba pensativo. "Hablando de la asociacionismo… como se encuentra Kaleidoscopio?"

Kischur Zelretch Schweinorg. También conocido como El Mago Mariscal, Kaleidoscopio, y el viejo de las joyas. Uno de los cinco maestros de magia autentica del mundo actual… y el numero 4 de los 27 Ancestros apóstoles muertos. A pesar de haber sido transformado en vampiro hace mas que muchos años, el inmensamente poderoso hombre vive su extremadamente larga vida como un humano y en un alto puesto en la asociación de magos, usando su magia para viajar entre dimensiones y participar en varias actividades y proyectos.

Debe ser notado que uno de sus proyectos previos hace varios cientos de años fue ayudar a los Einzbern, Makiri, y Tohsaka a establecer el ritual del Santo Grial…

Sirius frunció el ceño. "Ni idea. Zel c'e fue a hace' sus cosas ha'ze un par de decada'h y no eh e'hcucha'o de el de'hde entonce'h. Porque quiere'h sabe'? La mayoria de tu e'hpecie no se mue'htra muy intere'hada en siquiera hablar de el"

Louvre sonrió. "Pues es simple. Simplemente quería saber el estado actual de uno de mis compañeros ancestros siendo que recientemente yo eh sido honrado con el numero 10."

Los ojos Sirius se abrieron ampliamente de la impresión. Los 27 Ancestros apóstoles muertos son la élite aristocrática de los vampiros. A lo largo de los años,algunos han sido sellados por la Iglesia o han sido aniquilados. El liderazgo de algunas de las diferentes facciones ha cambiado constantemente mientras eran remplazados, mientras que otros aun rige como Ancestros en la era actual. De hecho la lista de especies de esta lista se ah expandido también para incluir, pero no limitar, a un alíen de Mercurio, un fantasma, un BOSQUE entero, y un perro nacido de Gaia con el único propósito de matar humanos y que es tan poderoso que actualmente mantiene la actual posición numero 1.

Hay algunos números perdidos que aun no son remplazados, ya que han sido ejecutados o sellados por la Iglesia, pero la mayoría de ellos aun andan por el mundo sin mucho que se meta en su camino mas que otros Ancestros. La mayoría de los Ancestros son seres muy poderosos, y muchos tienen la habilidad de utilizar Esferas de Realidad ya que al no ser ya humanos y tener una visión del mundo a su alrededor de una manera que no se alinea ni con Alaya ,ni con Gaia, el espíritu de la tierra.

Sus rangos generales no están determinados exclusivamente por cuan poderoso el o ella es individualmente, si no mas bien por el potencial de peligro que representan para la humanidad. Zelretch por ejemplo, posea la posición del numero 4 aunque es amistoso con los humanos, dado al hecho de que el una vez el forzo literalmente a la luna, la cual caía hacia la tierra, a volver a su órbita… el solo.

No es una sorpresa que nadie de la asociación de magos haya intentado el ponerle una designación de sellado al hombre.

Aun así, el numero 10…

"E'he era el luga' de Tierra del Genesi'h." Gruño Sirius, atrapado entre alivio, curiosidad, preocupación, y aprensión. "Z'he 'hupone que el era difil de mata'r inclu'ho para los e'htandare'h de tu e'hpecie. Quien lo mato?" 'Difícil de matar' era una subestimacion. Con un cuerpo que consistía en 666 monstruos y bestias e todos los tipos cuyas esencias regresarían a el si as mataban, el hombre básicamente fue categorizado como imparable a menos que todas las bestias fueran matadas a la vez antes de que sus esencias volvieran a su fuente de origen.

Louvre asintió, su sonrisa decayendo un poco. "En efecto el era un individuo formidable… si le podemos decir de esa forma debido a su escasa cordura y habilidades. Aun así el no se comparaba a la princesa blanca cuando se encomendó a acabarla, y también oí que la Serpiente de Akasha encontró su final poco después… y tras todo eso, heme aquí. Con una noble posición que es tan elevada… que me encuentro incapaz de hacerle honor a su nombre así tal y como me ecuentro…"

El mas corpulento fruncio el ceño. "A'hi que quiere'h que te fabrique algo que te ayu'e ha'hta que sea'h los sufi'hientemente fue'te para tene' e'he numero."

"En efecto." Asintió el vampiro. "Según mi estimación, necesitare otros 200 años antes de que logre adquirir el poder suficiente para ganarme el numero 10. Mientras que tengo confianza que mi colección me puede ayudar a derrotar a la mayoría de la escoria que intentara acabarme, hay ciertos individuos que obviamente me causan cierta preocupación, uno de los cuales es es esa desagradable "Reina" de la asociación."

Sirius no pudo evitar reír. Lorelei Barthomeloi era considerada una de las mas poderosas magas de la asociación y punto. Mientras que su familia, (la cual por lo general era remarcada como tan "noble" que la mayoría de las respetables familias mágicas del mundo podrían ser consideras una total mierda en comparación), tenia la tendencia de odiar y cazar a los vampiros como deporte y pasatiempo, Lorelei lo llevaba un paso mas allá y los cazaba con una pasion religiosa, y también era condenadamente buena en ello. Se decía que ella era tan fuerte como para compararla con los mas fuertes de los Ancestros apóstoles muertos, ya teniendo 2 muertos a su nombre.

El ocasionalmente se preguntaba si ella estaría en su nivel allá cuando el estaba en su apogeo… pero el nunca lo menciono viendo que el prefería el no irritar mujeres nobles si podía evitarlo. Las mujeres normales ya eran de por si difíciles de entender y hacer entender razones sin que algo te arranque un pedazo del culo.

"Auwch." El pelirrojo rió. "No e'h so'pre'ha que me bu'cara'h tan de'he'peradamente. Casi y no podria culpa'te por secue'htra'me. E'ha muchaca haria hui' hacia la'h colina'h a cualquiera."

"Ciertamente." Dijo tersamente el vampiro. Claramente el no compartía el punto de vista tranquilo de Sirius sobre el tema. "Y siendo ese el caso, podrás ver claramente que es lo que busco." El miro al hombre a los ojos. "Quiero que me fabriques un arma anti-magos. Una que pueda poseer una amenaza letal a cualquier ser capaz de usar magia sin importar que tan fuertes sean sus defensas y que funcione sin fallar. Si lograras crear tal herramienta para mi, te recompensaría enormemente y te dejaría en paz en tu trabajo, y dejaría de cazar a tus clientes. Niégate…" El miro con frialdad al hombre. "Y te torturare y abusare de tu alma hasta que no seas mas que una cascara sin voluntad que fabrique herramientas para mi por la eternidad…"

La habitación quedo en silencio por un momento hasta que Sirius puso una sonrisa sombría. "Va'h a tene' hace' algo mejo' que e'ho Louvre. Soy viejo. Ni po' az'omo tan viejo como tu… pero aun a'hi ba'htante viejo. Pa' se'te hone'hto, yo podria hace'me morir en cualquie' momento que quiera ma'h rapido de lo que tu cue'po mue'to puede chupa'me la sangre. Tu sabe'h y yo lo se. Mole'htame dema'h y z'implemente caere mue'to en medio de tu z'ala de e'htar y me cagare todo z'obre to sofa y alfombra'hh como un viejo perro familiar. Tu tambien sabe'h que mi familia, o z'iempre e'hta en Londre'h bajo la prote'hion de la Az'hocia'hion… o ello'h e'htan en Irlanda cn el re'hto de lo'h Fraga. Tu ere'h egoista, pero no z'uficientemente e'htupido como para ir por cualquiera de e'has opcione'h. A'hi que intenta conven'herme de que trabaje para ti… o z'i no, va'h a tener un jodidamente grande cuerpo tira'o aqui muy pronto y tu tendra'h que pregunta'te si deberia'h ir a bu'hcar a Alcatraz en e'he laberinto en el que el se encerro accidentalmente. Inclu'ho Lorelei no te per'heguiria ahi."

Sirius se refería la 27mo ancestro, Caubac Alcatraz, también conocido como el Cerrojo Milenario. El fue un buen amigo de Zelretch así como también un mago de casi el mismo nivel, pero hace aproximadamente un siglo el idiota accidentalmente se perdió en un laberinto que el construyo en un cofre de tesoro también de su creación y nadie ha escuchado de el desde entonces. Técnicamente nadie sabe si el sigue vivo para este punto. Es por esta razón que la mayoría de los demás ancestros no les gusta hablar sobre el en conversaciones ya que les avergüenza que uno de los suyos haya hecho algo tan estúpido.

Louvre observo a Sirius con una expresión insondable antes de que suspirara y bebiera un sorbo de su vino. "Tu realmente eres tan burdo como cuentan. No es sorpresa que te lleves tan bien con Kaleidoscopio, pues muy bien." El tomo una pequeña hoja de papel de entre sus ropas y comenzó a leerla. "Tu haz estado bastante activo estos años recientes… viajando, de todos los lugares posibles, a Japón y pasando el tiempo con algún chico y el recién promovido Lord El-Melloi II…" El volteo con pereza a mirar al Irlandés inmóvil. "Realmente no se que tenga este chico que te interese tanto, pero seria una lastima si se encontrara entre las bajas dentro de esa ciudad…"

"… Esta'h jugando un peligro'ho juego, vampiro…" Gruño el hombre mientras su mente trabajaba frenéticamente. Shirou era bueno, no había duda de eso… pero el no tenia experiencia real en combate ademas de sus entrenamientos con Bazett. Lanzarlo de cabeza en un incidente vampirico mayor seria básicamente suicidio… incluso si tuviera poderosas habilidades, las posibilidades de que CUALQUIERA sin experiencia sobreviviera tal situación eran tan bajas que no era nada divertido.

o. o. o.

En algún lugar de Japón, cierto joven con anteojos bloqueadores de ojos místicos estornudo.

o. o. o.

La presencia de un apóstol muerto en la ciudad Fuyuki definitivamente tiraría por la borda la mayoría de sus esfuerzos en mantener las habilidades de Shirou en secreto… ero al mismo tiempo… había una posibilidad de deshacerse del sacerdote. Por lo menos podría forzar que Louvre desperdiciara valiosos recursos. Hablando de recursos… "En e'ha ciuda' hay gente ba'htante grande… y un ejecutor ba'htante cabron tambien vive ahi… e'htas seguro de que puede'h maneja'los?"

"Humph." El aristócrata bufo. "Un montón de orientales palurdos y un simple sacerdote? No tengo razón para preocuparme en lo mas mínimo. Ni tampoco las tiene mi hija… y en el caso de que ella se topara con algún tipo de problema, ella tiene algunas piezas de mi colección para contrarrestar cualquier cosa que un plebeyo pudiera usar contra ella…" El comenzó alejarse caminando. "Te daré unos días para reconsiderar tus opciones, Herrero. Hasta entonces, espero que disfrutes de tu estancia aquí…"

El herrero quedo en silencio durante un poco tiempo mientras escuchaba al hombre retirarse… antes de sonreir muy levemente. "Pue'h bien… E'hpero que ella e'hte equipada apropiadamente para e'hte trabajo suyo… porque ha'hta que tu me muestre'h lo contrario, yo z'implemente me quedare en e'hte lugar y mirare el e'hpectaculo de'hde aquia…"

o. o. o.

Escuela preparatoria de Fuyuki:

Shirou estaba calmadamente ergido en la linea del campo de tiro y tenso el arco largo que era de las bodegas de la escuela, la flecha colocada, y la mano pasando su oreja. El objetivo estaba colocado mas lejos de lo que era normal para los estudiantes de preparatoria, pero para el hacia poca diferencia.. La flecha impactara justo arriba del centro del objetivo… Concluyo mentalmente el mientras dejaba quieto su cuerpo y libero la flecha, causando que volara a través del aire y se incrustara en el punto central de la diana, un centímetro arriba del mero centro.

Sus oídos se llenaron del sonido de aplausos mientras volteo para mirar a varios estudiantes de cursos superior y estudiantes de su edad aplaudiéndole.

"Muy bien hecho Emiya." Sonrió ampliamente el actual capitán del equipo de Arqueria, alguien cuyo nombre aun no había memorizado por el momento. "Ocasionalmente te veia practicar cuando estabas en secundaria, pero parece que tu solo sigues mejorando, si es que eso fuera posible. Contigo aquí sera muy fácil que consigamos un rango nacional." El volteo con los otros estudiantes superiores. "Lo oyeron muchachos! Ahora realmente tenemos una oportunidad de ganar!" Una serie de vitoreos fue la respuesta, causando que muchos de los estudiantes de cursos inferiores estuvieran avergonzados en sus lugares.

"Realmente no soy tan impresionante." El chico rió avergonzado mientras se rascaba la nuca.

"Por favor." Bufo Shiji Matou con una sonrisa. Shirou había tenido una amistad decente con el chico desde el año pasado a pesar de que sus personalidades no combinaban para nada. Entre la personalidad egoísta y con exceso de confianza de Shinji y con la obstinada y de bajo perfil de Shirou, mucha gente se preguntaba como es que los dos soportaban el estar cerca del otro. "La única vez que fallas es cuando tu quieres, Emiya. Yo no entiendo porque te menosprecias tanto… tu fácilmente podrías conseguir una beca decente en una buena escuela deportiva si jugaras bien tus cartas." Su sonrisa se amplio. "Bueno, eso si por fin decides que ser un conserje no es la vida que quieres…"

"Eso viniendo del tipo que aun tiene problema para conseguir que la flecha se acerque al centro del objetivo…" Ayako Mitsuzuri, otra recién egresada bufo, consiguiendo que otros se rieran también.

"Hey Emiya, que tanto practicas con el arco en tu tiempo libre?" Pregunto otro estudiante superior. "Tienes algún tipo de equipo especial?"

"Equipo…especial?" El chico repitió nerviosamente, su mente instintivamente presentando el esquema del arco hecho de varios materiales que técnicamente aun no eran liberados para la población mundial. "Er… claro, tengo algunos… pero fuero regalos de un amigo de la familia y el vive en Europa, perdón."

"Un arco Europeo? Debe de ser de muy alta calidad." Asintió otro chico mayor antes de darle unas palmadas en los brazos. "Debe de ser bastante rígido si necesitas estar así de solido para usarlo…"

Shirou movía sus pies de un lado a otro con incomodidad. El estaba algo orgulloso del hecho de tener una condición física extremadamente buena, pero durante su ultimo año en la escuela secundaria el cometió el error de quitarse la camisa para enfriarse durante clase de atletismo, dándole a todos la oportunidad de verlo bien. El no estaba inflado de músculos de ningún modo, pero aparentemente tenia "músculos en todos los lugares correctos" de acuerdo a algunos con los que hablo, lo que fuera que eso significara. Después de eso hubo periodo de tiempo en el que un significativo numero de chicas comenzaron a pasar tiempo con el… y aun mucho mas rápido es que esas chicas se detuvieron…

Extrañamente fue alrededor de ese tiempo que Sakura comenzó a visitar su casa después de la escuela mas frecuentemente…

"Solo me ejercito un poco cada día después de la escuela y mi trabajo temporal es de labores algo pesadas." Intento explicar débilmente el chico. "No es gran cosa."

"Eso no es lo que yo escuche…" Dio unas risitas una compañera detrás de el. El pretendió no haberla escuchado.

"Aun sigues haciendo ese trabajo, Emiya?" Pregunto Shinji incrédulo. "Realmente tienes que priorizar mas tu tiempo. Que es mas importante, una paga mínima o el club?"

"Déjalo en paz, Matou." Suspiro el capitán. "Es decisión de Shirou hacer lo que hace. Nosotros solo podemos respetárselo…" El pauso por un momento antes de tomar a dicho Emiya por los hombres y derramando lagrimas masculinas. "Pero tu no nos abandonaras, cierto? Quiero tener por lo menos un buen año en este club antes de graduarme!"

El chico rió nerviosamente. "Eheheh… c-claro…"

o. o. o.

Varias horas mas tarde:

"Y como estuvo tu primer día en el club de arqueria de preparatoria, Sempai?" Pregunto una curiosa Sakura mientras le ayudaba a preparar la cena. Ella realmente había llegado muy lejos desde que comenzó a aprender a cocinar bajo su tutela, pero aun le faltaba un largo camino por recorrer. A causa de sus viajes, Shirou era competente preparando platillos orientales y occidentales para deleite cualquiera que se diera cuenta de que podía solicitarlo y obtener un resultado satisfactorio sin importar que fuera lo que pidieran. Y Mientras que Sakura no era tan buena como Shirou, ella estaba mejorando bastante rapido y solo seria una cuestión de tiempo para que se volviera tan buena como el en los platillos occidentales…

Pero hasta que ese día llegue, el regia como rey absoluto de la cocina y no había una maldita cosa que alguien pudiera hacer o decir al respecto.

"Como era de esperarse." Shirou se encogio en hombros mientras meneaba el caldo de res. "Estudiantes de cursos superiores querían que les ganara torneos, algunos mas que los otros, otros estaban mas escépticos de mis habilidades, y Shinji menciono el hecho de que sigo trabajando…"

La chica desvió hacia abajo la mirada culpablemente, como si ella misma fuera la quien lo hizo. "… Lamento que nii-san sea tan grosero todo el tiempo. Le he pedido que fuera mas amable, pero…"

El falsificador le dio unas palmadas en la espalda a la chica. "Esta bien. Es solo Shinji siendo Shinji. Estoy acostumbrado a eso." El miro a la chica con preocupación.

Hacia aproximadamente un año desde que Shirou finalmente se dio cuenta de el hecho de que Sakura era una maga, aunque por la manera en que el prana se manifestaba en su cuerpo indicaba que ella claramente era de un tipo diferente al estándar. El nunca la confronto al respecto, prefiriendo el mantener las cosas del modo en que siempre eran entre ellos, aunque el llego a notar que cada de vez en cuando… algo dentro de la chica actuaba. Normalmente, inmediatamente después de eso ella haría algo torpe como tropezar y darle un cabezazo a la pared, o mirar en alguna dirección aleatoria e ignorar al resto del mundo. El estaría mas preocupado con lo que pasaba si la chica misma hubiera dado mas importancia al asunto, pero después de cada evento ella volvía a la normalidad casi instantáneamente y se comportaba como si nada hubiera pasado, así que el asumió que ella tenia todo bajo control…

Personalmente, el realmente no creía que Sakura no supiera que el era un mago y viceversa. Ella había estado viniendo a su casa desde los últimos años e incluso aunque los campos limitados a su alrededor y su bodega de herramientas eran bastante difíciles de notar, incluso un completo novato seria capaz de haberlos encontrado para este momento. Aun así, el pretendía ignorar la situación actual por el bien de asegurar que la relación pacifica entre los dos durara. Una vez que ambos admitieran al otro que sabían sobre sus estudios de taumaturgia, lo mas probable era que ellos tuvieran que cortar sus lazos en base a que se volverían sospechosos de que el otro intente aprender de sus artes y secretos familiares. De cierto modo, ambos sabían eso y que el otro también lo sabia, así que los dos tenían un acuerdo no hablado de nunca mencionar el tema al otro.

"Ahhhh." Suspiro Shirou mientras estiraba sus brazos por encima de su cabeza. "Realmente se siente bien estar en casa…"

"Es bueno tenerte de vuelta, Sempai." Sakura sonrió gentilmente, mostrando muchas mas emociones que las que hubiera podido hace unos años. Aunque su sonrisa desapareció y fue remplazada por una mirada de impresión al mirar las mangas de su camiseta caer y revelar una cicatriz en su brazo izquierdo. "Que? Sempai, que le paso a tu brazo? No tenias esa marca cuando te fuiste por las vacaciones."

El falsificador hizo una mueca mientras rápidamente bajo sus brazos y acomodo su ropa. "Nada! No es nada de que preocuparse, Sakura!" El agito sus manos frenéticamente. "Solo le estaba ayudando a Sirius-jiji con algo de su equipo y algo de eso se enredo muy apretado en mi brazo! No es nada!"

La chica hizo un puchero molesto antes de ceder y voltearse. "Humph. Eso no esta bien, Sempai. SI vas a ir solo a lastimarte así cuando vas de vacaciones, entonces no deberías ir en primer lugar."

El chico rió. "Esta bien. Fue mi culpa en primer lugar. No tuve cuidado con lo que hacia y me lastime en el proceso. Aprendí mi lección, no te preocupes…"

Oh claro que el aprendió su lección. Si el hubiera estado unos 12 centímetros a la derecha de donde estaba parado ese día hubiera tenido el corazón partido junto con la mayoría de su cuerpo en vez de que se le cortara el brazo... esa fue una de las únicas veces en que deseo que sus habilidades de proyección no fueran tan exactas que producían copias casi perfectas de lo que fabricaba…

Los dos continuaron discutiendo jugetonamente durante un poco mas hasta que se dieron cuenta de que la cena estaba comenzando a sufrir por su abandono e inmediatamente volvieron a trabajar en ello. Mantener secretos el uno del otro pasa a segundo termino cuando se refería a cocinar… especialmente cuando Taiga estaba en la habitación adyacente quejándose de morir de hambre…

o. o. o.

Esa noche:

Shirou suspiro mientras permanecía sentado en su bodega, también conocido como su taller, respirando calmadamente para aliviar su cuerpo. Sakura y Taiga se había marchado hace unas cuantas horas y en ese tiempo logro acabar con su tarea y hacer algo de estudio en temas mágicos variados. El dudaba que necesitara conocer cosas sobre evocación espiritual, aunque era probable que fuera algo que todos deberían de conocer en algún punto para hacer familiares, así que simplemente decidió hacerlo.

Ahora que básicamente había acabado con su porción de investigación en sus estudios y ahora había que volver a la practica… y justo ahora el iba a practicar algo para lo que apenas había tenido privacidad en días recientes…

"Traceon…" Murmuro el chico, hipnotisandose a si mismo, calmadamente visualizo el objeto que estaba trazando en su mente. Era la mas valiosa y atesorada herramienta almacenada en su exepcionalmente pequeña biblioteca de espadas, lanzas, hachas, armaduras y otras herramientas relacionadas similarmente. Sintiendo todos sus 27 circuitos originales calentarse, activados con energía interna, od, y después siguiendo y convirtiendo la energía de su entorno, mana, en prana, Shirou tranquilamente reconstruyo la vaina de Excalibur.

Calido… calido… caliente… mas caliente… su cuerpo estaba quemando ahora y sus circuitos rápidamente producían la energía necesaria para crear el objeto que era un misterio en si mismo… y aun a pesar de la sensación que estaba experimentando, el sabia que esta sensación estaba lejos de sus limites. El había experimentado esta sensación tantas veces que el apenas noto el esfuerzo por el que estaba pasando, o el sudor que empapaba su camisa. De hecho, el sabia que lo que estaba experimentando era significativamente menos de lo que sufrió cuando el originalmente trato de proyectar el artefacto.

Una luz destello frente al chico… y estaba listo.

Todo esto paso en menos de 5 segundos en el mundo real, pero para Shirou se sintió como varios minutos. Sin importar de que sensación era para el chico, el resultado final estaba frente a el. Una replica perfecta dorada de la vaina que residía en su cuerpo yacía en frente del chico. No importaba cuantas veces la viera, el chico no podía evitar quedar impresionado por su bello e inmaculado diseño, e intentar convencerse a si mismo de que la real existía dentro de su cuerpo.

"Si la vaina es así de brillante… Solo me puedo imaginar como seria la espada o su dueño…" He murmuro para si mismo aridamente mientras calmadamente ponia bajo control su cuerpo con ejercicios de respiración…

Eso fue… hasta que el campo limitado rodeando su casa fue activado.

o. o. o.

Nota del autor.

No odian cuando la mitad el capitulo en el cual estaban trabajando simplemente desaparece porque tu computadora estaba siendo una cabrona?

Pues aquí esta el siguiente capitulo. Como pueden ver, eche otro saludable pedazo de trivia del nasuverso ademas de darle a Shirou otro conjuro útil que solo el puede abusar hasta el santo cielo, y di pistas de otro que dará pruebas de ser útil mas tarde. Les daré una pista, hara una mierda contra una Gae Bolg activada, pero detendría los ataques destructivos de Berserker fácilmente.

Así pues, puntos adicionales para cualquiera que pensara que iba a usar a Louvre, quien si no te habías dado cuenta para este punto, es el remplazo de Nero Chaos en los rangos de los ancestros apóstoles muertos después de que este ultimo fuera muerto por Shiki y Arcrueid en TODOS los arcos de Tsukihime. De hecho simplemente estaba aburrido en el type moon wiki después de escribir otro de los capítulos cuando vi su perfil y dije: "Tengo que usarlo de alguna forma." Afortunadamente. Su presencia en cualquier linea argumental del nasuverso es casi nula por el momento, eso y su descripción nunca fue otorgada, así que puedo explotarlo a el y sus hijos sin una conciencia culpable. Hurra por la conveniencia!

En cuanto a las relaciones entre los personajes, intento hacer que las cosas se muevan tanto como es posible, pero viendo que esta historia intenta adherirse a un estilo/tema del nasuverso,tal vez pueda ser mas difícil de lo anticipado, aunque eso también pueda ser porque me deslizo en mi estilo de cubrir como 500,000 perspectivas diferentes en la historia al mismo tiempo. Ugh.

Y en otras noticias, Gabriel Blessing esta vivo realmente! El simplemente fue golpeado de lleno por la monstruo maligna-perra-psicótica-que-usa-moto-sierra llamada Vida y fue secuestrado durante una cantidad considerable de tiempo! Pero ahora esta de vuelta… y haciendo otra historia para volver a las andadas… pero volvió! Si no sabes quien es el… Te compadezco. Después de que superes la vergüenza de que yo sienta lastima por ti, ve a su perfil, lee sus historias: "Hill of Swords" y también "In Flight". Después lamentate el que no las hubieras leído ya.

Asi que eso es todo por ahora. Intentare ser mas rápido con el siguiente capitulo, pero no prometo nada. Tener 2 empleos tiende a devorar mucho de mi tiempo.

Dejen reseñas! Alaben al tronco! Miren Fate Zero! Y vuelvan a dejar reseñas!

Nota del traductor:

No se que decir. Nunca creí que yo tendría que usar esa excusa, pero parece que la realidad se interpuso en mi camino.

Ahí va: "Perdón. No había podido actualizar la historia por que mi computadora esta averiada."

Si, lo se, es horrible.

Como sea tratare de subir mas rápido el siguiente capitulo traducido, aunque como dijo previamente el autor en su nota: no prometo nada.