Hola hola hola! Mis queridos Helsa lovers!

Aqui su lindo pedido de la recopilación-continuación de "Reflejo" (Si no lo has leído, te recomiendo que lo leas antes de seguir con esto ;D)

Disclaimer: Frozen no me pertenece, ni sus personajes, nada de ellos. Solo me divierto creando locas historias xD

Espero que les guste!


Vigía

El enorme par de alas negras se extendieron y se cubrieron de la nieve fantasmal a su alrededor. El joven sirviente apoyó su mentón contra sus manos en una posición aburrida y triste. Los cantos de las aves de hielo a su alrededor le causaban ya dolor de cabeza mientras observaba el paraje desolado y hostil en lo que se había transformado su mundo ante su soledad.

Se levantó de la roca en donde estaba sentado y caminó por la pila de nieve y escarcha creándose a su alrededor. Los arboles susurraban a sus alrededores como si le imploraran que devuelva la vida plena y feliz de aquel mundo. Las aves sollozaban en cantos lúgubres al cuervo negro para que devolviera la alegría y la primavera. Esto irritó al joven pelirrojo, quien con un movimiento de su mano, desintegró a las molestas aves transformándolas en polvo.

Caminó con las manos metidas en su larga túnica gris hacia la enorme cuerva de cristales resplandecientes donde observaba el mundo alterno en busca de la persona ideal para hacerle compañía. Más de doscientos años en la absoluta soledad y sin nadie que compartir aquel hermoso mundo el cual él creó con sus propias manos.

Suspiró molesto al volver a observar todos los espejos del mundo real a través de los cristales. Nadie era digno de apreciar su poder o su mundo. No había encontrado a la persona indicada para compartir sus hazañas y su historia. La persona que lo acompañaría y a quien serviría por el resto de su vida. Esperaba a su amo…

Cansado y abrumado, caminó y observó meticulosamente cada cristal sin darse por vencido hasta que observó uno en particular que le fascinaba. Era el espejo de la futura gobernante de Arendelle, una pequeña niña rubia de unos diez años quien permanecía encerrada por casi todo el día. Sentía mucha curiosidad por la pequeña y era de todos sus cristales, el que más le interesaba. Sin embargo, a pesar de que le agradaba, ella no era digna para presenciar un poder de tal magnitud como el suyo.

Agitó sus alas y se sentó al lado del cristal del espejo de la reina mientras metía su cabeza entre sus rodillas. Las lágrimas comenzaron a descender por sus mejillas rojizas y un viento susurrante comenzó a ulular contra la superficie hueca de algunos cristales destruidos, los cuales eran descartados por el cuervo al ver que eran innecesarios y luego reemplazados por otros.

El pelirrojo se limpió las lágrimas con el dorso de su mano y volvió a mirar el cristal a su lado. Se sorprendió al ver la silueta de la pequeña al otro lado de este sollozando.

En el mundo real, la pequeña princesa Elsa se miraba al espejo mientras lloraba desconsoladamente. –Monstruo, eres un monstruo –se repetía una y otra vez mientras miraba sus manos, cubiertas con unos pequeños guantes blancos, con desdén.

El cuervo no pudo evitar sentir la infinita tristeza de la niña y se sintió identificado con ella. Como un ser incomprendido que fue rechazado por todos y condenado a vivir en la soledad.

Tocó tres veces el vidrio tratando de llamar la atención de la pequeña. Aunque supiera que no lo pudiese ver, estaba seguro que ella podía sentir su presencia a través del cristal que los separaba.

Y así fue. La pequeña Elsa miró con sus ojos hinchados el espejo y colocó su manita contra este. Hans le correspondió y juntó la suya, sintiendo un leve frío en el cristal. Y entonces la escarcha recubría su reflejo parcialmente…

La pequeña Elsa cayó de espaldas, sorprendida y asustada por el desenfreno de sus poderes y corrió hacia la parte más oscura y desolada de su habitación para romper a llorar, maldiciendo su vida y su don.

Hans se sorprendió ante lo sucedido y con su magia, disipó la escarcha del espejo para permitirle ver mejor a la pobre niña, que controlaba un poder de pureza absoluta como es el control sobre el frío. Entonces lo supo, sabía que ella era la elegida, la persona igual a él. Quien es maravilloso y a la vez incomprendido.

Sabía que ella era la única que podría conducirlo a la felicidad y principalmente a su venganza...


Se que no es muy largo pero es lo poco que se me ocurre para esto jejee es como un mini prólogo de Reflejo

¡¿Les intriga el pasado de Hans?! Suena muy curioso ¿no? jejeje lo veremos en el próximo cap (Bueno creo que maximo tendrá unos cuatro o cinco caps, un poco más extendidos y contando la historia que no pude contar en Reflejo ya que el reto no me lo permitía u.u) Igualmente espero que les guste este pequeño fic y espero que no se acumule con el resto que tengo pendientes xD

Recuerden que un review me animaría mucho a continuar con alegría y felicidad. Felicitaciones, pañuelos, toomatazos o lo que sea siempre son bienvenidos. Son libres de expresión!

Y esto es todo amigos! Espero que esta continuación sea bien recibida como lo fue Reflejo :D

¡No se olviden de verse al espejo! ¡Puede aparecer el sexy cuervo con su ama para mostrarles las maravillas de su mundo! xD *corre hacia el espejo* ¡Rayos! LOL

Chaito mis lobitos!