Capitulo 1: El engaño y los lazos rotos

(Shirou pov)

Las sombras se arremolinaban alrededor mío, no sé cuánto tiempo paso desde que Zelrecth llevo a cabo el ritual de transferencia del alma junto a la Segunda maga, su legado, una parte de sí mismo, pero nada de eso importaba ya, no tenía nada, lo perdí todo por mi ingenuidad, al fin y al cabo Emiya tenía razón..

No soy un héroe, no soy nada más que una cascara que está rota y desolada, después de todo lo que paso en esas noches donde se llevo a cabo lo que me mostraría mi alma, mi realidad mármol despertó, no…miento, siempre estuvo ahí, es que solo no pude verlo pero eso ya no importa nada, después de ser traicionado por la gente por la cual di todo, mi cuerpo, mi alma, mi ser, morí varias veces y volví a levantarme de nuevo para empuñar las hojas contra el destino, pensé que podríamos tener lo que nos merecíamos por derecho pero ahora desearía volver a cuando fui tragado por el barro de Angra Mainyu, eso rea menos doloroso que esto…

Saber, su aspecto majestuoso e indomable, pero era como dice el dicho, lo que es fuerte es solo para ocultar un interior frágil, y así es, esa mujer, que dejo de lado todo lo que la definía como ser humano solo por un noble objetivo, objetivo que llevaba en sus manos desde que tomo a su compañera en la piedra, su utopía, su Avalon, el rey no sabe de emociones porque el rey no es humano…esa es una mentira, yo, un mago de tercera, un don nadie que apenas podría hacer la magia más básica y aun con errores, logre forzar su coraza, me hablo de sus ideales, me confesó sus temores, incluso después de morir su ideal nunca la dejo, solo quería lo mejor para su pueblo y por esa razón se mancho con la sangre de los suyos, una vez fieles a ella, se volvieron los siguientes cadáveres en esa maldita colina, ese lugar donde encontró su muerte a manos de su propia carne y sangre..¿Por qué?¿Por qué después de sacrificar tanto aun sigue?

Rin, la mejor maga de esta generación, o al menos según mi criterio, recuerdo con avidez el sarcasmo y enojo en cada palabra desde que nos encontramos esa primera noche, su sorpresa y rabia porque le "robe" su servant, no se detuvo ante nada solo por el conocimiento, batallo contra un servant, y el peor, el de la locura misma a manos desnudas solo con su ingenio y astucia, ningún magus haría eso, cuantas veces me enseñaba despacio los conceptos de la magia y sus diversas aplicaciones en todos los aspectos a estudiar y destacar…

Sakura, la bella flor que estaba a punto de ser marchita, como su cara sonriente era una máscara de su dolor, sus martirios que no eran suyos, pecados que nunca fueron suyos, cada día en ese infierno para después salir y seguir siendo hostigada por el bastardo de su llamado hermano muerto, como solo deseaba escapar, sentir la calidez de la cual fue privada desde tan temprano, como el mundo fue injusto con ella, su único deseo ser salvada…

Ilya, la muñeca que tiene más emociones que cualquier humano que conozco, incluyéndome claro está, engañada y nacida solo por propósitos egoístas de su familia, quitada de lo que debería ser suyo desde el principio, la verdad con respecto a sus padres, llevada por las palabras falsas de su abuelo, consumida por la venganza marcho por mi vida, luego me ayudo en más de una ocasión con mis estudios, pero siempre llevaba esa sonrisa llena de gozo por la vida, sonrisa que todo niño debería tener…

Luvia, la heredera de su familia, una poderosa maga y la enemiga de Rin, más elegante que cualquiera, solo se pone a la par de Rin, llena de estratagemas y planes, siempre a un paso por delante de su adversario, con una sonrisa de la cual provine su infame nombre de familia, la hiena sonriente, motivada por el deseo de la sabiduría, no se rinde, cualquier batalla ella está preparada, siempre con una sonrisa ansiosa esperando…

Rider, la mujer cual destino fue usado como una especie de juguete por los llamados dioses, como la convirtieron en algo que en ese entonces era aberrante y lleno de malicia, los hados en su contra, despreciada por los hombres, su corazón se lleno de oscuridad, carente de la confianza luego de que sus hermanas les fueron arrebatadas solo por el miedo que sentía de las tres por su don, solo por eso, esa fue razón suficiente para causarle martirio tras martirio, usando su rabia y sed de venganza como excusa para motivar a un hombre a ir por su cabeza y portarla más tarde cual vulgar trofeo…

Caren, la hija de mi peor enemigo, llena de trucos para conseguir lo que quiere, nunca le di rencor solo por ser la hija de Kirei, en vez de eso a pesar de causarme problemas con su servant de vez en cuando, era más como unos juegos de un niño pequeño, su rostro casi siempre carente de emociones, a excepción de su risa y malicia, una tenas guerrera de la Iglesia, pero solo por sus propias razones, nunca se dejo dominar, es ella quien domina..

Después de cada sacrificio que hice, cada herida que recibí, cada vez que sentía que mi cuerpo quemaba y se rompería al siguiente movimiento me ponía de nuevo en pie solo por ellas y nadie más dejando de lado mi propio ideal, ese credo, esa necesidad de ser un héroe para cada persona, solo ellas lograron quitarme de ese sueño, luego de que estuviéramos juntos, todos diferentes y cada uno con sus especialidades, virtudes y defectos como compañeros de armas, amigos, amantes, luego de sumergirme en el barro negro para salvarlas de un destino que no les pertenecía, di cada parte de mi, sangre, me desmaye, rompí cada hueso, nervio y musculo de mí por ellas, siempre estuve ahí, escuchando, sosteniéndolas cuando estaba n en momento de necesidad, cuando bajaban la cabeza dispuesta a rendirse carente de ese brillo que las caracteriza de sobremanera.

Fui yo quien saco su potencial, quien nunca vio a su persona sobre sus deseos y emociones, siempre atento a dar una sincera opinión sobre la situación en cuestión, fui yo quien peleo a su lado y las salvo de si mismas, cuando yo pelee toda mi vida solo, cargue con cada pecado de la humanidad durante agobiantes minutos o horas, pase por esos pecados que no eran míos y que nunca cometí…

¿Para qué?

¿Por qué me traicionaron?¿tanto me odiaban para hacer esto a mis espaladas? En las noches que compartimos nuestro lecho añorando el calor del otro, ninguna palabra era necesaria, solo la luna y sus hijas eran testigos de la pasión de los amantes bajo las sabanas, solo el toque sincero de nuestras almas para sentirnos correspondidos, protegidos, amados….

Toda una farsa y una cadena de mentiras, como día a día se alejaban de mi con excusas de que estaban llevando a cabo otras tareas, ahora puedo escucharlas reírse de mí mientras ese bastardo las tiene alrededor de su dedo meñique, solo unos pocos se quedaron a mi lado pero ahora…

Miro alrededor, un cráter de varios pies de profundidad donde estoy sumergido y tumbado mirando hacia el cielo, puedo ver los copos de nieve caer lentamente cual danza, es increíble como algo tan pequeño, tan frágil, pueda ser tan letal, es igual a mí en cierto sentido, me enfrente a enemigos y seres que otros solo pueden aspirar siquiera a soñar, donde su poder era miles de veces superior al mío, nunca vacile, nunca me rendí, mi único objetivo, el protegerlas sin pedir nada a cambio.

Levante la mano y uno de los copos cae en mi palma, lo veo detenidamente, es hermoso pero un poco de fuerza basta para romperlo, una vez más como esa noche donde el fuego me rodeaba y me encontraba solo, ahora vuelve a repetirse pero esta vez en vez de los gritos es el sepulcral silencio, nada más, nada menos, cerré los ojos, dejando las ultimas lagrimas caer, en ese momento fue la primera vez que rece a algo, pidiendo auxilio, suplicando que mi corazón se detenga de una vez para evitar sentir más pesar y dolor agobiante que quema cada parte de mí, puedo sentir como mis circuitos, una manifestación de mi alma se van apagando de a uno, la muerte está cerca…

Tal vez….tal vez me llego la hora de cerrar mis ojos y dormir plácidamente después de una vida de sacrificios, una sonrisa falsa se aparece en mi cara…

Jejejeje falso, eso es…todo mi ser es una falsedad, uso armas que no son mías, sigo ideales y sueños que nunca fueron míos, todo lo conocido como Shirou Emiya no es nada más que una farsa, una mentira, ni siquiera es mi nombre real, no recuerdo nada ni me intereso recordar, ahora me siento como si fuera otro, no soy Shirou Emiya ni tampoco la persona anterior a él, no sé quine soy…

Zelrecth hizo un buen trabajo al traerme aquí, de verdad la soledad me curara, no puedo evitar reír con sequedad, no sé como todavía no trace una de las armas y me apuñale poniéndole fin a todo esto, no sé cuánto tiempo estuve dentro de este cráter, no sé donde estoy, pero recuerdo todo, como Shiki y su familia me acogió después de esa fatídica revelación, como el trato de darme apoyo, lo siento amigo no pude despedirme de ti ni de Arcuied, Ciel, las demás, diablos, las únicas personas que se interesaron por mí no las volveré a ver, ahora mi brazo está cubriendo mi cara, las lagrimas fluyen por mis mejillas, los dientes apretados, en vez de sollozo se escuchan gruñidos salir de mi garganta, el dolor regresa, el tan conocido cuchillo la rojo vivo incrustarse en mi columna, los circuitos rugen de poder y vida, algo está aquí, dentro de mí, quiere salir..

Cada emoción reprimida….

Dolor, remordimiento, sorpresa, ansiedad, miedo, agonía, pesar, terror, valor, templanza, cariño, respeto, amor, odio…

La sensación de ardor es tal que veo como mi poder se manifestó sobre mí, un velo de un tono dorado tan majestuoso que ni siquiera Saber podría eclipsar siquiera, las partículas de oro bailan sobre mí, me rodean y parecen reaccionar ante mis emociones, ante mi alma, el dolor se va mitigando hasta desparecer, pero el poder queda ahí, cerré los ojos y sentí, como una par de brazos parecían rodearme por el cuello trayéndome en un abrazo casi maternal, podía la necesidad de preocupación y anhelo, como el miedo por mi dolor, el cariño y el amor…

Una melodía suave inunda el aire obligando al silencio a desparecer, esta carga de prana con buenas intenciones, una voz melodiosa que no es de este mundo tomo presencia esa noche, no supe hasta años después que en ese momento todo, todo el dolor y el enojo acumulado desparecieron, dejándome solo el cariño y el respeto por quien estaba delante de mí.

-Shirou..-

Escuche antes de sentir los parpados caer, mi cabeza siendo acunada suavemente en un regazo y un par de manos acariciándome, la sonrisa en mi cara era genuina.

-Mi amado Shirou-la voz estaba cargada de amor, puro y sin mancha alguna, no lujuria ni perversión solo amor, el sueño me reclamo pero esos brazos nunca me soltaron ni siquiera en mi abismo, antes de

Caer completamente pude ver un atisbo de ella, majestuoso, divino pelo de oro y platino reluciente junto con sus ojos, gemas brillantes, pero su sonrisa era lo más hermoso que vi…

N:a

Hola aquí specter, les saludo con esta nueva historia que tuve desde hace rato con mi compañero Element-Overlod con sus ideas y aportes, el 50% le corresponde, gracias amigo.

En primer lugar como vieron Shirou es traicionado, si bien este prologo es algo raro, es la base para todo, solo tengan paciencia y sus dudas serán respondidas, me despido y espero que les haya gustado, buenas noches.