Disclaimer: La historia es mía pero los personajes pertenecen a Los dueños de Once


El gran día

El gran día se acercaba, me encontraba camino a la ciudad capital a comprar el vestido con mi amiga Emm, Think y mi pequeña Alayna, a pesar de que creí que sería mejor que robín y yo escogiéramos el vestido, no me lo permitieron. Sería un día bastante complicado puesto que yo era de las personas que odian ir de compras y terminan comprando lo primero que les quede.

Habíamos pasado por tres tiendas sin éxito alguno, cada vestido que me probaba era reprochado por alguna de nosotras, comencé a pensar que jamás tendría mi vestido de novia. Al entrar a la sexta tienda, después de haber caminado por horas, muriendo de hambre, y con algo de desilusión, lo encontramos era el vestido perfecto. El corte era simple, pero el encaje blanco que lo cubría le daba ese toque de elegancia y sencillez que estaba buscando. Estaba feliz pues sabía que a Rob le encantaría tanto como a mí.

-Por fin mujer, me queda claro que nada te gusta- Decía think

-Mami, podemos comprar algo de comer por favor-

-Claro, mi vida. ¿Qué opinan de la cafetería que pasamos en la segunda tienda?- Dije con seriedad.

-Es una broma verdad Regina- Decía Emma algo enfadada por mi comentario.

-Claro que si- Comencé a reír- Vi un restaurant aquí en la esquina vamos

-Nunca cambias, mujer loca.

Entramos al restaurant y tuvimos una profunda charla sobre como cambiaría mi vida ahora, sin embargo yo sentí que nada iba cambiar demasiado, sentí como si llevara 2 años y seis meses casada y con familia. Regresamos a casa con el tiempo justo para iniciar un nuevo viaje pues la boda sería en mi pueblo natal, Storybrooke.

Esa mañana me desperté a las 11:00 am, Emm entro a la habitación que perteneció a mi madre en casa de mis abuelos maternos. A pesar de que no tenía el encanto de la casa de mi abue Eva, tenía el encanto de que sabía que mi madre había crecido ahí. Estaba esperándome con una bandeja llena de desayuno y me reprochaba lo tarde que era y lo dormilona que siempre había sido.

-Regina, no puedo creer que puedas dormir así. ¿Planeas llegar tarde a tu boda?

-Relájate Emms- Contesté tomando mi taza de café- En primer lugar la boda es hasta las 7:15 pm, y en segundo lugar las reinas nunca llegamos tarde, los demás llegan desconsideradamente temprano- Dije mientras me reía a carcajadas- ¿Dónde están Robin y Alayna?-

-Alayna está con tu padre comprando zapatos, a alguna mami despistada se le olvidó traerlos. Y a Robin lo verás hasta las 7:15, es de mala suerte ver a la novia antes de la boda.- Contestó

-¡Rayos! Tenía la sensación de que algo se me olvidaba- Dije apenada- Emms, podrías revisar mi maleta para ver si no olvide nada por favor-

-Está bien, pero apúrate a desayunar-

El día paso demasiado lento, literalmente no podía hacer nada, Think no me dejo salir para nada por temor a que me encontrara con Rob, Alayna estuvo jugando conmigo un rato pero a las 5:00 Henry vino por ella para llevarla a peinar y luego Think la llevaría a cambiarse y ponerse linda para ser la niña de las flores.

Eran 5:30 cuando Emma llamó para decirme que me ordenaba bañarme, así que decidí entrar a la ducha y bañarme de manera rápida, salí y lave mis dientes y revise por última vez que la maleta del viaje de bodas estuviera completa. A las 6:00 Emm llego acompañada del maquillista, la mujer que haría mi manicura y la mujer que me peinaría. Y mi habitación se convirtió en un campo de batalla.

-Regina, hoy es el gran día. No estés nerviosa porque veras que todo será perfecto- Decía una y otra vez

-Emma, no te ofendas pero creo que tu estas más nerviosa que yo.- Respondí

Cuando todo mundo terminó solo faltaba ponerme el vestido, think llego para ayudar a Emma y yo estaba realmente feliz de que mis mejores amigas fueran las que se encargaran de ayudarme con esta importante tarea. Cuando terminamos, ambas estaban maravilladas y a pesar de que pase todo el día de convenciéndome de que a pesar de que siempre soñé con el día de mi boda, este solo sería un festejo más de la familia que había formado. Al verme parada frente al espejo me sentí diferente pese en que si era como lo había soñado.

-Mamí, te ves como una princesa- Oí una voz a mis espaldas, había estado tan maravillada que no vi cuando mi hija entró

-Una princesa eres tú, yo soy la reina- Dije agachándome a la altura de mi hija.

-Tienes razón mami, pero ya debemos irnos. El abuelo está abajo esperándonos

Subí al auto de papá y comenzó a manejar hacía la iglesia, vi las calles y cuanto habían cambiado desde que era una niña. Sentía como si realmente estuviera a punto de comenzar una nueva vida, el trayecto me parecía eterno a pesar de que solo serian 5 minutos. Me hubiera encantado caminar, pero de nuevo me dijeron que no, al llegar el estomago empezó a darme vueltas y sentía que no podía respirar. Antes de bajar del auto tuve que esperar a que todos tomaran su lugar.

Baje del auto y me coloqué detrás de Ruby (Quien no sabía que estaría presente, y fue una total sorpresa para mí) y Gold, primero entro Alayna con una canasta de pétalos, los cuales iba tirando por el pasillo. Después, los papás de Robin y detrás de ellos Emma y Killian, Think y John, Marian y August, Ruby y Gold, y finalmente la marcha nupcial anunció que era el momento de que tomara el brazo de mi padre y comenzara a avanzar. Al ver a Robin sonriendo y llorando supe que se había maravillado y conmovido al verme, en ese momento los nervios se fueron y ni siquiera sentí el trayecto, sentía como si flotara por el pasillo.

Al llegar, Rob tomo mi mano y la ceremonia comenzó, no sabía por qué pero no podía dejar de sonreír. Me sentía realmente feliz, mire a Robin casi todo el tiempo y veía la felicidad en su rostro

-Ahora Robin de Locksley, repite conmigo:- oí la voz del padre.

-Padre no queremos repetir esos votos tan impersonales, podríamos decir nuestros votos.- Decía apenado

-Adelante hijos-

-Yo Robin de Locksley, no creo en el amor a primera vista, sin embargo desde que te vi en aquella clase supe que algo había en ti, que te hacía diferente de cualquier mujer que conocí. Encontré en ti una mujer, inteligente, divertida y que a pesar de que se la pasa gastando bromas…- Aquí todos en la iglesia rieron- … Sabes distinguir las cosas que son verdaderas, tienes un optimismo inigualable. Eres inigualable como compañera de vida y como madre, Siempre nos cuidas y nos apoyas y esas cosas y muchas más, son las que hicieron y hacen que me enamore de ti cada día…- Empezábamos a llorar de emoción- … Por eso te tomo a ti Regina Mills como mi esposa, para amarte cada día hasta el fin de los tiempos y te entrego este anillo para que simbolice esta unión que tenemos y que hoy se hace más fuerte, recuerda siempre que TE AMO.

-Yo Regina Mills, te tomo a ti Robin de Locksley como mi esposo. Porque desde el momento en que te vi, supe que eras el hombre con la sonrisa más perfecta del mundo, después cuando comenzamos a tratarnos, supe que siempre seriamos el dúo dinámico y aunque nuestra historia no fue fácil. Lograste ser el ladrón de mi corazón…-Hubo risas por parte de nuestros amigos-…Y todo lo que hemos pasado y lo que nos espera hace que yo quiera pasar cada día del resto de mi vida contigo, por eso yo te entrego este anillo, como símbolo de la unión que fortalecemos hoy y como promesa del amor y el cuidado que siempre te tendré a ti y a nuestra familia. TE AMO.

-Robin de Locksley y Regina Mills yo los declaro Marido y Mujer, Puedes besar a la novia.

Robin se acerco a besarme y de nuevo sentí como aquel primer beso, este iba cargado de emociones, pero era como si nadie más existiera, sentía que el mundo podía acabarse o comenzar en ese instante. Después de un rato nos separamos y volteamos a ver a los invitados que aplaudían y caminamos por el pasillo tomados de la mano ahora como marido y mujer hasta el auto que nos esperaba para ir a la recepción, así que subimos con nuestra pequeña.

Al llegar a la pequeña finca que se había adaptado para la boda tuvimos que separarnos un poco pues las felicitaciones empezaron a llegar, August fue el primero en acercarse a mí.

-Felicidades mejor amiga- Dijo abrazandome

-Gracias mejor amigo.

-Sé que cuando todo empezó me opuse un poco, pero ahora veo que esta familia realmente te hace feliz, y eso es todo lo que importa y espero que así sea siempre- Dijo y se alejo

Después de August llegaron el resto de mis amigos, pero en realidad yo esperaba ansiosa por Ru, tanto que cuando por fin nos vimos literalmente gritamos y corrimos a abrazarnos.

-Dios, ¿Qué haces aquí, pensé que estabas en Brasil?

-Crees que me perdería la boda de mi casi hermana, solo que Robin y yo queríamos que fuera una sorpresa

-Así, que él lo sabía, me las pagará- Dije de manera amenazante- Te extrañe tanto- Dijo mientras la abrazaba nuevamente.

-Y yo a ti, pero ahora ve con tu marido y yo iré a conocer a mi sobrina.- Dijo

Robin, Alayna y yo nos sentamos en una mesa aparte. Disfrutamos de la cena y del pastel de bodas, estábamos conversando con nuestra pequeña cuando oímos que era hora del vals, el cual sería sorpresa pues Robin lo había escogido para mí. Nos levantamos y caminamos al centro de la pista de baile que se había montado y la música comenzó a sonar y nosotros a movernos por la pista.

Youre in my arms, and all the world is calm
The music playing on for only two
So close together and when I'm with you
So close to feeling alive

A life goes by, romantic dreams will stop
So I bid mine goodbye and never knew
So close was waiting, waiting here with you
And now forever I know, all that I wanted to hold you so close

So close to reaching that famous happy end
Almost believing this was not pretend
Now youre beside me, and look how far weve come
So far we are so close

Oh, how could I face the faceless days
If I should lose you now?

-¿Escogiste esa canción para mí?- Dije cuando terminamos de bailar

-Sí, aunque nunca me dijiste que era de tus favoritas yo lo sabía por cómo te emocionabas al escucharla

-TE AMO

-Y Yo a Ti.

La fiesta duró un par de horas más, bailamos sin parar y estuvimos muy felices, y de ahí iríamos a la casa de mis abuelos para descansar un poco, pues al otro día saldríamos de viaje. Al despertar al medio día bajamos a desayunar y nos despedimos de todos, Alayna se quedaría con Ruby y nosotros iríamos a Inglaterra el lugar donde había nacido Robin.

Al llegar al aeropuerto me informo que nuestras maletas serían enviadas al hotel y al preguntarle el porqué, me percaté que una Harley Softayl Deluxe nos esperaba con un gran moño.

-Este, es tu regalo de bodas – Dijo mientras me besaba la mejilla

Subí y el subió de tras de mí por primera vez, y fuimos al hotel.

-Ahora sí, creo que usted me debe una noche de bodas.- Dije mordiéndome el labio.

-Lo que su majestad ordene- Dijo Robin mientras me acercaba a el tomando mi cadera y empezando a besarme el cuello.

La noche estuvo llena de amor y pasión, pues a pesar de nuestros dos años juntos fue muy especial. Al otro día desayunamos y salimos a recorrer la ciudad en mi nueva motocicleta, durante la tarde la conduje hasta la playa y nos sentamos a ver el atardecer.

-Te Amo Regina, no lo olvides nunca.-

- Te Amo ladrón, siempre supe que algún día seriamos el ladrón y yo- Dije acercándome para darle un gran beso.

-FIN-


Espero que les haya gustado esta historia, pues a mi me gustó escribirla y agradezco a quienes la siguieron y me dejaron sus reviews para seguir adelante.

Por cierto la canción del vals es So close de Encantada

Y bueno ahora tengo en mente un Evil charming o un fic basado en alice y Cyrus de Wonderland si alguno les agrada dejenlo en review porfis

Los quiere Aresoutlaw