Hola amigos/as de Fanfiction, si señor soy yo otra vez he vuelto de nuevo.

Y esta vez con otro fics. Esta vez centrado en el universo de Harry Potter.

Y SI LO CONFIESO SOY UN FANATICO, LEÍ LOS LIBROS Y ME LOS REELERÍA. XD

Pero confesad vosotros también si estáis aquí leyendo esto. Bueno a lo que voy la idea viene de varios fics con la misma mecánica, pero hay un ligero problema, todos están en inglés y ya es hora de que aparezca una en español.

La historia comienza situándose antes de los sucesos entre el final del 4to libro (El Cáliz de Fuego) y el comienzo 5to libro (La Orden del Fenix).

Bien como siempre, Harry Potter no me pertenece, sino de la escritora J.K. Rowling, la cual le damos gracias por habernos dado un mundo maravilloso.


Capítulo 1: La Prueba de Herencia


Una vez más, por cuarto año consecutivo, Harry Potter era dejado en verano con sus 'queridos y adorados' tíos los Dursley, después de haber sufrido un cuarto curso de locura en el Colegio Hogwarts de Magia y Hechicería.


En verdad desde que Harry se enteró de que era un mago su vida ha sido una montaña rusa en el antiguo castillo Escoces.

En su primer año tuvo que evitar un robo de un antiguo objeto de las manos de su auto-nombrado némesis Lord Voldemort (aún se pregunta cómo es que el mago más tenebroso del siglo le tome importancia a él, un joven de 14 años), para terminar con unas pruebas que hasta unos simples críos de 11 años pudieron sortearlas.

En su segundo año descubrió una antigua cámara de uno de los cuatro fundadores, mato al Basilisco y destruyo el diario de Tom Riddle (Verdadero nombre de Voldemort) y con ello el espíritu ligado al diario había muerto.

En su tercer año un hombre que creía que había sido el traidor de sus padres y padrino Sirius Black escapa de la prisión de Azkaban, una prisión con 0% de fugas al tener de guardias a los Dementores, seres horripilantes que afectaban a Harry de una manera casi horripilante. Para luego descubrir que su padrino era inocente y que el verdadero traidor Peter Pettigrew alias Colagusano era quien había sido el culpable de que Harry creciera sin padres y de que un loco lo persiguiera.

Y para terminar en su último (cuarto) curso, se celebró el famoso Torneo de los Tres Magos, el cual era una competición entre colegios mágicos entre Hogwarts, la Academia Beauxbatons de Francia y el Instituto Durmstrang de Bulgaria. Tal parecía que este año sería normal o lo hubiese sido, sino fuera porque su nombre salió del Cáliz de Fuego como el Cuarto Campeón, y con ello tuvo que enfrentarse este año a un Colacuerno Húngaro, Grindylow, Sirenas, una Esfinge, una Acromántula y para terminar a un rencarnado Lord Voldemort y para completar Harry había 'ayudado' en su retorno al haberle robado su sangre (gracias a Colagusano).

Si la vida de Harry era 'muy complicada'.


Ya habían pasado casi 2 semanas desde que Harry volvió al número 4 de Privet Drive y no había recibido noticias de sus amigos (Ron Weasley y Hermione Granger), había mandado a Hedwig, para saber cómo estaban y si había ocurrido algo con respecto a Voldemort y sus Mortífagos, pero cada vez que su lechuza nevada regresaba volvía sin ninguna contesta, salvo por una pequeña nota de su primera amiga.


Lo siento Harry,

Pero no puedo hablar ahora, ten un buen verano.

Hermione.

P.S.: Ten paciencia con tus tíos, has los deberes y no te metas en problemas.


Con la esperar, empezaba a impacientarse. Había empezando una rutina de casi desaparecer de la casa de sus tíos (algo que para ellos les vendría de perlas, al no mostrarse en las reuniones de negocios del tío Vernon o las de Dudley y sus amigos 'o matones'). Todas las tardes se recostaba entre los matorrales del viejo parque infantil del barrio siempre con su varita por si algún Mortífago aparecía o el mismo Voldemort, pero como siempre nada, hasta hoy.

Harry se percata de que un viejo hombre lo miraba, la verdad llevaba ya varios días vigilándolo, hasta que al final el viejo decidió a hablar con el adolescente. Harry se levanta de golpe para encarar al hombre.


El viejo llevaba una apariencia que casi le recordaba al viejo director de Hogwarts, Albus Dumbledore, salvo que no llevaba lentes y su nariz estaba en perfecto estado y su barba era más corta y llevaba una túnica gris y un bastón le ayudaba al caminar, lo más incómodo eran sus ojos verdes esmeraldas, muy parecidos a los de él.

"Buenas tardes" – dijo el anciano al acercarse a Harry, esperando a que le contestara

"Bue-buenas tardes" – contesto viendo al viejo de forma extrañada – "Puedo ayudarle en algo, señor"

"La verdad, espero que sí muchacho, espero" – contesta el viejo de forma cansada – "Pero donde están mis modales" – el hombre le hace una pequeña reverencia – "Soy Lord Reginald Amadeus Monahan, de la Noble y Ancestral Casa de los Monahan"

Harry se había quedado de piedra, nunca antes alguien le había mostrado tal protocolo de presentación, ni siquiera Lucius Malfoy cuando se le había presentado hace 2 años.

"E-es un honor Lod Reginald" – Harry hace también una reverencia por respecto – "soy…"

"Sí sé muy bien quien sois" – le interrumpe – "al fin y al cavo dudo que te guste llevar esa cicatriz en la frente, Harry Potter"

Al oírlo Harry se tensa, acaso era otro fanático que venía a verlo o trabajaba para Voldemord, aunque dudaba que usase ancianos para hacer su trabajo sucio.

"Puedes estar tranquilo joven" – el viejo Lord le tranquiliza – "No deseo ni su fama ni su vida señor Potter, solo unas cuantas horas de su tiempo, si no es ninguna molestia"

"En lo absoluto señor" – habla Harry al ver que el señor deseaba solo hablar – "Si desea podemos sentarnos en los bancos"

"Oh te lo agradezco muchacho" – Harry guía a Lord Monahan al banco más próximo – "Esta pierna" – señala su izquierda – "acabara por matarme uno de estos días" – una vez sentados el viejo suelta un suspiro de alivio – "El veneno de Mantícora mata los nervios y luego chupa la carne" – Harry hace una mueca de asco – "pero no es de mi pierna de lo que quiero hablaros o no"

"Entonces de que desea hablar Lord Reginald"

"Puedes llamarme solo Reginald, señor Potter. Solo uso mi título de Lord cuando es estrictamente necesario"

"Entonces puede llamarme solo Harry, señor Reginald"

El viejo sonríe con fascinación

"En verdad sois un mago interesante Harry" – el viejo le dedica una sonrisa – "Bueno veras lo que quiero hablaros es algo que tal vez os concierne a vos" – Harry le escucha con mucho interés – "bueno lo diré sin rodeos, Harry creo que vos sois mi heredero"

"Pero…"

"Déjame terminar, por favor" – Reginald le pide paciencia al chico – "La verdad Harry, es que no estoy al 100% seguro, pero creo que es posible, veras toda mi familia a muerto"

"Lo siento" – dijo Harry para consolar al hombre mayor

"Gracias hijo, pero no todo está perdido. Tuvieron una buena vida, mi hijo mayor Edwin se casó con una mujer muy hermosa, pero lamentablemente cayeron enfermos de Viruela de Dragón"

"Lamento oírlo señor, y siento su perdida"

"Gracias de nuevo, chico. Pero mi hijo menor Duncan fue digamos la oveja negra. Nunca hacía caso, siempre maldiciendo por aquí y por allá y termine por casi expulsarlo de la familia, más mi querida esposa Leslie me lo impidió."

"¿Y qué hizo señor?"

"Lo eche de casa" – confiesa el hombre – "algo que lamento muchísimo. Veras una de las cualidades de Duncan era ser mujeriego, no le importaba acostarse con cualquier mujer hermosa, ya estuviera soltera, casada, viuda o divorciada, ya fuese bruja o muggle. Y debido a esa actitud se acostó con la bruja equivocada, y su marido termino por matarlo"

"No entiendo que tiene que ver con que soy vuestro heredero, señor Reginald" – aunque Harry lamentaba la triste historia de la desaparición de la familia del hombre, algo no terminaba de encajar

"Bueno, corrió un rumor de que Duncan había dejado embarazada a una de las jóvenes con quien se acostó"

"Me está queriendo decir que su hijo se acostó con mi madre" – Harry se molesta por el simple pensamiento, como era posible que su madre Lily Potter pudiese haberse acostado con un hombre como el que le acababan de describir si amaba a su padre con locura

"Por las barbas de Merlín, por supuesto que no" – el hombre también le desagradaba la idea – "incluso el incesto se considera delito y tabú en nuestro mundo muchacho"

"¿QUÉ? ¡INCESTO!"

Por suerte el parque estaba vació para que nadie oyera el grito que Harry había pegado. Lord Reginald suspiro y pidió que se calmara.

"Dime muchacho, como es físicamente tu tía"

"Disculpe"

"Podrías describírmela, sé que es la hermana de tu madre y que vives con ella y su marido e hijo. Pero te gustaría describírmela"

Harry pensó por un momento y le contesto

"Pues es una señora muy alta, delgada de cuello largo, su pelo es negro y de ojos marrones"

"Sé que nunca conocisteis a vuestros padres, pero al menos te habrán descrito o habrás visto una imagen de tu madre, no" – el viejo lo mira interesado

"Ella" – a Harry se le hace un nudo en su garganta al pensar en ella.

"Era pelirroja" – el viejo habla y Harry solo puede asentir – "Y tenía unos hermosos ojos verdes esmeralda, verdad. Algo que compartes con ella y conmigo, no."

"¿Cómo lo supo y que quiso decir con eso?"

"Todos los miembros de la familia Monahan han nacido con los ojos verdes desde el siglo pasado, muchacho"

Harry estaba sin habla. Era verdad que su madre y su tía Petunia nunca tuvieron mucho parecido (por no hablar por su carácter y estilo de vida) y era algo que no lo podía corroborar porque nunca conoció a sus abuelos maternos los Evans.

"Un momento" – Harry detiene su tren de pensamientos – "Usted dijo que no estaba casi seguro, entonces puede que no sea su heredero o en este caso…"

"…mi bisnieto" – el hombre le quita la palabra de la boca – "Bueno para ello Harry, he me aquí. Dime estarías dispuesto a hacerte una prueba de herencia"

"Por supuesto señor, como se hace" – Harry muestra interés al querer saber si era cierto – "pero que pasa si no soy vuestro heredero"

"Bueno si no lo fueses solo habré malgastado mi tiempo en encontrar un rumor que nunca hicistio, y aceptar la realidad, de que mi linaje se extinguirá con mi muerte" – el hombre se muestra triste ante ese pensamiento – "pero al menos, habré tenido una charla agradable al haber hablado contigo Harry" – el viejo le sonríe y le indica a Harry que le ayude a pararse – "Bueno, no te importara acompañarme a Gringotts, es ahí donde se hacen las pruebas de herencia" – el viejo le tiende el brazo – "Agárrate fuerte Harry, el viaje será movido te lo aseguro"


Harry le hace caso y al tocar el brazo de Reginald siente un gran mareo y luego unas ganas de vomitar el pobre desayuno que había digerido.

"¿Qué-é ha si-do eso?" – Harry se toca las rodillas indicando su pérdida de equilibrio

"Ha solo nos hemos aparecido" – en cambio el Lord no muestra los mismo síntomas que el chico – "Es un método para desplazarnos de una parte a otra más rápido y he de darte me enhorabuena, la mayoría de las personas que se aparecen por primera vez vomitan"

"Pues no me extraña señor Reginald"

Ya algo recuperado, Harry mira que ya no se encontraba en Little Whinging, sino en el Callejón Diagon, para ser preciso enfrente del edificio blanco inmaculado, conocido como Gringotts el Banco de los Magos.

"Vamos Harry, mi gestor de cuentas ya debe de estar esperándonos" – así ambos magos se adentran en el edificio


Adentro estaban los Duendes trabajando como de costumbre con una mirada de fastidio, creía que tendrían que hacer cola cuando Reginald lo conduce a una de las recamaras donde los esperaba un Duende con lentes como platos y un pergamino enrollado en sus manos.

"Ya era hora Lord Monahan" – habla el Duende sin descaro ante el hombre – "unos minutos más y la cámara sería tomada por la siguiente persona en la cola"

"Lamento el retraso Gobhux, pero tuve que dar algunas explicaciones primero" – Reginald habla de forma cortes al ser diminuto y hace las presentaciones – "Harry este es Gobhux el Gerente de Cuentas de la Casa Monahan" – Harry hace una inclinación ante el ser – "Gobhux, bueno ya sabéis quién es Harry"

"O si Harry Potter" – el Duende ríe mostrando los dientes – "el último mago que trago para hacer la prueba de herencia creía fielmente que era su heredero. Cree que hacer la prueba por decimoséptima vez habrá alguna diferencia"

"¿Decimoséptima?" – Harry miraba al viejo hombre

"Bueno, estuve buscando por muchos años y han sido tropiezos hasta entonces" – se aclara el hombre la garganta – "Si se refiere al oro, le recuerdo Gobhux que ya la he pagado por adelantado, ahora hagamos la prueba."

"Por supuesto" – el Duende abre la puerta – "adelante caballeros"


Adentro de la sala era ovalada con varios asientos, en el centro había una mesilla y encima de ella un cuchillo pequeño, Harry pudo ver que estaba afilado.

"Dígame señor Potter ha hecho antes esta prueba" – Gobhux le indica que se pusieran en el centro, mientras Reginald se sentaba en la silla más próxima

"He no, la verdad no sé qué tengo que hacer"

"Ha es muy simple" – el duende se sube a un taburete para quedar a la misma altura de Harry y extiende el pergamino en la mesa, Harry veía que estaba en blanco – "Solo tiene que cortarse con el cuchillo y extender unas 3 gotas de su sangre en el pergamino. Este pergamino es mágico, el cual mostrara su árbol genealógico mágico (los parientes muggles nunca se mostraran) y nos mostrara su identidad y a que casa heredera provienen u es heredero"

"Si tan solo son 3 gotas, ¿por qué un cuchillo y no un alfiler?"

El duende le muestra una sonrisa sínica al joven.

"Han habido magos que afirmaban ser herederos o ser lo que no son y han sido degollados en esta misma sala por ladrones. Además si no sois Harry Potter, dudo que salgáis de esta sala con vida"

"En eso puedo estar tranquilo, porque se quién soy" – Harry le da una mirada desafiante al ser y este la acepta con gracia

Harry toma el cuchillo y con la punta se pincha el dedo índice. Una, dos y tres gotas de su sangre caen al pergamino. Para luego las gotas extenderse por todo el pergamino, Harry veía como su árbol genealógico mágico, donde veía a sus padres.


James Potter hijo de Charles Potter y Dorea Potter de soltera Black, pero lo que le asombro fue el de su madre, Lily Potter de soltera Evans hija de Duncan Monahan, nieta de Reginald Monahan y Leslie Monahan de soltera Van Der Woodsen.

"Y bien" – Harry se asombra al olvidarse de que su ahora bisabuelo estaba en la sala

"Bueno" – el Duende estaba como loco cuando las líneas finales habían terminado de marcarse – "he de darle la enhorabuena Lord Monahan, ha encontrado a su heredero"

"JA JA JA" – el hombre ríe como un niño en navidad – "lo sabía, por fin"

"Tengo un abuelo" – Harry estaba en shock

"Más bien bisabuelo, señor Potter" – le corrigió Gobhux – "Pero también la enhorabuena a usted señor Potter" – Harry y Reginald miraron al Duende – "Según el árbol genealógico y la prueba terminada, sois heredero de cuatro Nobles y Ancestrales Casas"

"¿Cómo?" – abuelo y nieto hablan al unísono

Reginald se levanta de su asiento y él y Harry miraban la última línea del pergamino. Esta no se mostraba como un árbol sino como si fuese el pie de página de un libro, donde ponía…


Harry James Potter Evans

Heredero de la Noble y Ancestral Casa de los Potter

(Por parte Paterna)

Heredero de la Noble y Ancestral Casa de los Monahan

(Por parte Materna)

Heredero de la Noble y Ancestral Casa de los Black

(Por parte paterna y establecido por el actual Lord Black)

Heredero de la Noble y Ancestral Casa de los Peverell

(Por parte paterna y establecido por Consenso Mágico)


"¿Cómo es posible?" – Reginald estaba asombrado – "Mi bisnieto posee cuatro señoríos"

"Un momento" – Harry pide tiempo – "Sé que soy heredero de los Potter y los Monahan. Aunque no sabía que fuese una Casa Ancestral. Pero porque Black y Peverell"

"Eso puedo decírselo yo señor Potter" – Gobhux llama la atención de los dos magos – "Con respecto al señorío Black, bien se sabe que el actual Lord Black es nada menos que el fugitivo Sirius Black"

"Pero Sirius no es tan viejo" – le detiene Harry – "aún puede tener niños"

"Lamentablemente ya no puede" – Gobhux se ríe para si mismo

"Veras Harry" – su bisabuelo continua – "cuando un mago va hacer enviado a Azkaban le obligan a beber una posición de esterilidad, debido que a veces son colocados los presos en una misma celda y no hay distinción de género."

"Significa que…" – Harry no se lo creía

"Aunque se acostase con cien mujeres ninguna quedaría embarazada de él" – Gobhux termina su idea – "y lo mismo pasaría con las brujas. Aparte que Gringotts se ocupa de las últimas voluntades de los magos y brujas, y en los últimos días se recibió la nueva actualización de la última voluntad del señor Black, creo que el Gestor de Cuentas de la Casa Black, podrá explicarle con detalles, ya que se sabe que los títulos se heredan a la edad de 15 años" – heredaría esas casas a los 15 años, solo faltaban días para su cumpleaños – "y con respecto a la Casa Peverell" – continua con la otra casa – "es heredero porque la familia de su padre desciende de esta"

"Pero eso no explica, porque mi bisnieto es el heredero" – Reginald deseaba saber

"Desde que el último Lord Peverell falleciera hacia 5 siglos, su asiento ha quedado vacío. Por ello el Wizengamot dicto que si alguien con sangre Peverell fuese localizado por una prueba de herencia, heredaría la fortuna Peverell"

Harry estaba sin habla, sabía que tenía suficiente oro para vivir cómodamente hasta que se pudiera mantener el mismo, pero ahora, era más rico que Malfoy.

"Bueno señor Potter, espero que tenga suficiente virilidad" – el duende bromea y Harry pone cara de no entender – "Al ser heredero de una casa ancestral tiene que contraer matrimonio con una bruja y como usted posee cuatro"

Harry no pudo más y se desmayó, tendría que casarse 4 veces y con 4 brujas distintas.


Bueno ya está, espero que haya sido de su satisfacción. Tranquilos continuara los otros fics, tranquilos, mirad que tengo la idea para el siguiente de Fate y los de Pokémon en uno de los universo.

Bueno ya de una les aviso sera una Harry con Hermione, Padman Patil, Daphne Greengrass y Susan Bones. Lo siento fanáticos de Ginny, Cho y Luna

Como siempre este servido pide que dejen sus reviews si les ha gustado la historia, gracias a todos por leer, hasta la próxima.