Holaaa! Les traego esta pequeña historia. La escribí hace muchos años antes de que saradita chan llegara. Espero que les guste, sé que escribo pésimo pero esto salió de mi pequeña imaginación.

Si lleva faltas de ortografía, perdonénme


- Salada - murmuró, al oírle Sakura movió la cabeza en dirección hacia él.

- ¿Qué esta salado? - preguntó ella, él meneó la cabeza negativamente, ella lo observó - Nada. Olvida lo que escuchaste - respondió Sasuke volviendo a sumergir la cuchara al plato de sopa. Sakura mordió su labio inferior con nerviosismo.

- Sé... Sé que no soy buena cocinando, pero me esforcé en esta comida. De verdad, si no quieres comer esto podemos ir a comprar comida - le dijo con voz casi rota. Se había esmerado en esa comida, y ella sabía del sabor de la sopa. Solo quería poder hacerle una comida a Sasuke. Pero no le funcionó. No fue lo que ella esperaba.

El silencio se hizo entre ellos. Con los ojos abiertos como platos observó como él se llevo el plato a la boca, así como Naruto lo hacia cuanto tenía demasiada hambre y se atragantaba con el ramen.

- Pero ¡¿Qué haces?!, deja eso te hará daño - trato de quitarle el plato pero él se volteo, haciendo imposible que Sakura le quitará el plato antes de que se terminara la sopa totalmente.

- Sasuke, te dolerá el estómago - lo regañó cuando hubo terminado la sopa y él dejo el plato vacío sobre la mesa.

- Eso no me importa - habló Sasuke mirándola con sus ojos negros. Al instante ella se ruborizó y agacho la cabeza.

- No tenias que hacerlo Sasuke, de verdad te enfermaras - levantó la cabeza para mirar su cara.

- Si eso pasa tú me curarás. Ahora vayamos a dar un vuelta por Konoha - le sonrió y extendió su mano hacia Sakura para que la cogiera. Ella se sintió muy contenta de tenerlo como su novio. Y ahora más que nada lo amaba más.

- Oh claro que sí, vamos - tomó la mano de él y se levantaron de la mesa.

El estómago le comenzó a doler justo cuando se estaba quedando dormido.

- Maldición - Murmuró, esa sopa le comenzó a hacer efecto. Se levantó para ir al baño con las manos en el estómago. Aunque el dolor era muy fastidioso, valía la pena ese dolor, sabía que Sakura se había esforzado en esa sopa, y también sabía que la había hecho con mucho cariño para él. Así que ese dolor de estómago formaría parte del inmenso amor que le tendría a Sakura, por que no le despreciaría ningún alimento que ella le preparara. Y con mucho pesar le dijo a su estómago.

- Lo siento amigo. Tendrás que recibir todo lo que prepare Sakura -

Volvió a tocar su estómago, pues al parecer esa sería una larga noche para él.


Ojalá y haya sido de su agrado y si les gusto dejenme un review x3