¡HOLA! Este es el 3er. Capítulo de Un Amor Imposible, DISFRUTEN LA LECTURA ;)

PERLA -dijo corriendo hacia ella e hincándose para acercarse más a ella- ¿Qué te ocurre?

EL IMBÉCIL DE BRUCK SE ESTABA BESANDO CON OTRA -Lloró la chica para luego abalanzarse sobre el joven de su misma edad y llorar en su hombro-.

Tranquila -le dijo sonrojado- todo va a estar bien -dijo levantando la cara de Perla-.

Hubo un punto en el que no quería, pero al final se animó y le robó un beso, no iba a dejar que se le rompiera el corazón a ella gracias a ese imbécil. Al separarse ella estaba completamente sorprendida, Steven entendió mal, creía que ella estaba enojada con él por haberla besado, pero no fue así, ella correspondió el beso.

Duraron así solo 10 segundos, ya que se les estaba acabando el aire. Al separarse, Steven se armó de valor y le confesó todo a Perla.

Perla*Suspiro* m-me gustas, siempre me has gustado, no puedo estar a solo un metro de ti sin sentirme extraño -Steven se sorprendió por lo que dijo Perla -.

Yo también, Steven… siempre me has gustado-dijo acercándose a él para luego ambos terminar en un beso muy romántico y tierno-.

El beso fue interrumpido por Bruck, quien pateó a Steven y lo dejó en el suelo.

¿QUÉ TE OCURRE? -Le reclamó Perla llena de coraje-.

TU ERES MI NOVIA, NO DEVERÍAS DE BESARTE CON OTRO -dijo ahorcándola con fuerza-.

Perla se quedaba sin aire, hasta que alguien le pegó a Bruck, era Steven, el cual se levantó y le dio un puñetazo en el estómago, lo que hizo que soltara a Perla, y el la atrapara.

¿Estás bien? -le preguntó viéndola a los ojos-.

S-sí, lo estoy -dijo con pequeñas estrellas en sus ojos-.

Vuelvo enseguida -Dijo Steven dejando delicadamente a Perla en el suelo y correr para seguir golpeando a Bruck-.

¿TÚ EN QUÉ TE METES, UNIVERSE? -Dijo lanzándole un puñetazo a Steven, pero este lo atrapó rápidamente- ¿Ah?

Tú ESTÁS LASTIMANDO A LA PERSONA QUE AMO -Dijo aventando el brazo de Bruck hacia atrás y golpeándolo en el estómago con la otra mano-.

Bruck cayó al suelo, sujetándose el estómago. Steven se acercó a él, intimidante. Perla no podía creer lo que veía, el dulce chico de quien nadie sospecharía de alguna fechoría, era una bestia encerrada que exigía libertad.

STEVEN, NO LO LASTIMES -Gritó desesperada- NO TE METAS EN PROBLEMAS.

No te preocupes, ya no sentirá nada -Dijo alzando el puño-.

NO, STEVEN -Dijo abrazándolo-.

SUELTAME, PERLA -Decía moviéndose de un lado a otro-.

Por favor, Steven… no lo hagas, te tratarán como a un monstruo -Dijo viéndolo a los ojos-.

Steven parpadeo 2 veces y miró a Bruck, quien estaba muy asustado, igual que Perla.

Y-yo lo siento, Perla -Dijo abrazándola y viendo que Bruck se levantaba- ¿A DÓNDE VAS? ESTÁS ADVERTIDO A LA PRÓXIMA -Se acerca a él y lo encara- *Susurrando* No te quiero ver cerca de ella.

Claro, viejo, n-no te preocupes por mí -Dijo para luego salir huyendo- TERMINAMOS, PERLA.

¿Y entonces? -Dijo Perla abrazando a Steven por detrás- ¿Somos novios?

Ah… CLARO QUE SI -Dijo Steven volteándose y abrazándola-.

AHHHHH -Gritó Perla de felicidad-.

YYYY, ¿ACTUALICÉ? EL FIN DEL MUNDO, JAJAJAJAJAJAJAJA. Nah, enserio, gracias por seguirme desde mi entrada a Fanfiction, son mi segunda familia, LOS QUIERO.

UnaMásEnElMundo Fuera ;)