Este fic participa en Castigo con Umbridge del foro "El Mapa del Mortífago".


Dramione de película.


Como era costumbre entre ellos desde su quinto año, Draco y Hermione se reunieron como todos los viernes después de la cena en la sala de menesteres. Hermione siempre hablaba sobre la antigua magia que debía reinar en aquella sala para poder conocer las necesidades de cada persona que entraba, aun mas, como en el caso de ellos el salón lograba adaptarse perfectamente para su pequeño club privado de películas muggle. Draco ya conociendo el discurso de memoria simplemente fingió escuchar las palabras de su novia, lo último que necesitaba ese día era una leona enojada.

Ambos entraron a la semi oscura sala, dentro alojaba un único sofá de cuatro plazas de terciopelo color marfil ubicado frente a una enorme pantalla plana colgada mágicamente en la pared y entre ambos una pequeña mesa donde se encontraban distintos dulces, bocadillos y bebidas. Todo para una perfecta noche de películas.

Hermione se acerco hasta el DVD colocado por debajo del televisor, saco un pequeño disco de su bolso y lo inserto dentro del aparato dándole Play en el control remoto.

-Esta película te encantara, Harry la vio con una chica de su vecindario y dijo que la disfrutaríamos mucho.- Dijo la muchacha con una sonrisa. Se sentó y acomodo en el sofá junto al rubio, que tenia rato allí esperando el comienzo del film.

La película comenzó, la primera escena fue un hermoso paisaje con extrañas criaturas de supuesta procedencia mágica. Draco siendo Draco no pudo evitar reírse de las mismas. Seguidamente aparece una niña con alas que según la trama de la película afirma ser un hada.

-¡No se parece en nada a un hada; además es demasiado grande!- replico él Malfoy.

-Draco, es una película hecha por muggles, no esperes que todo sea exacto…

Con el ceño fruncido, el rubio guardo silencio durante los siguientes veinte minutos, hasta que con ojos sorprendidos sacudió ligeramente el hombro de Hermione.

-Oye, ¿Esa "hada" gorda vestida de rosa no te resulta extrañamente… Familiar?

Picada por la curiosidad, observo con mayor interés al hada indicada por su novio. Instantes después, la sorpresa estaba teñida por todo su rostro –Es imposible… Se parece a Umbridge, pero es simplemente imposible ella está en Azkaban…

-Lo mismo pensé yo…

-¿No creerás tu que…?

-No, seguramente es una coincidencia – exclamaron ambos olvidando el asunto.

.

.

.

Mientras tanto, en una tierra muy lejana. Una regordeta "hada" finalizaba otra agotadora repetición de esa estúpida película en la que se le condeno a permanecer toda su vida a cambio de no ir a Azkaban.

La pobre Umbridge no deja de arrepentirse por esa decisión. Azkaban ahora le parece un muy indo lugar.


Fin


¿Te gusto? Deja un tu sexy review :D