N/A: Es bueno que muestre señales de estar vivo. Mis disculpas, es toda mi culpa al estar distraído con la vida con la que todos lidiamos. "Mejor tarde que nunca"

Una nota personal: Si seguiré con estas historias es mi deber entregar una buena cohesión textual de una calidad aceptable, por ende mis tres fics se encuentran en redacción general. Necesito ordenar mis ideas y plasmarlas con cuidado ya que podre ser novato, pero no debo actuar como tal.

Espero su comprensión.

Para demostrar mi gratitud a ustedes lectores casuales que mejor forma de redimirme que contestar revisiones anónimas.

-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.

-Maestro Dimensional: Se aprecia tus palabras y aquí tienes el capítulo servido.

-Un fan del Stevendot: Servido y sobre "cerrar el circulo" es un paradigma referente que con tres fics son suficientes por el momento.

-Carlos zapien: Este emparejamiento tiene potencial aunque desearía que le tomaran atención a otro (SxL) y claro no lo dejaré a medias, yo no abandonare.

-Thehighguiso: No di todo el potencial... Pero ya lo verán.

-Kawai: Gracias por las palabras de aliento y créeme el siguiente capítulo de "Siempre habrá un hogar" será brutal.

Bueno no fueron muchas, pero jamás tengo altas expectativas. Espero sus siguientes y muy importantes revisiones anónimas hasta entonces. Créanme leerlos aunque sea poco, de un novato su voz me motiva.

-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.

Sin más preámbulos disfruten "Muy interesante en ti"

"Cuando crees tener todas las respuestas, llega el universo y te cambia todas las preguntas."

-Albert Espinosa-


Capítulo 2

El inmenso universo siempre ha sido tema de controversias ante preguntas sin respuestas. Su maravillosa naturaleza es infinita hasta el punto de ser inimaginables a nuestras diminutas mentes a comparación; Por cada vistazo al cielo nocturno, alguna vez nos preguntamos ¿Estamos de verdad solos o hay más en la vida para nosotros? La respuesta a eso no se encuentra allá arriba, sino dentro de todos nosotros, y te puede agradar el resultado al descubrirlo.

Sería muy complicado especificar el confín en que nos localizamos, pero no es difícil localizar a una gema en particular de tan agria actitud como el limón que es su sabor y su simbólico color. La gema tecnica Peridot 17/21 Desde su retorno a su confortable espacio de trabajo, se debatía cierto encuentro reciente con un enigmático espécimen terrano cuyo planeta fue usado hace no mucho tiempo como colonia en potencia, pero la intervención rebelde dejo poco que desear. Hasta la actualidad solo es otro planeta monumental al fracaso y con el tiempo ignorado hasta catalogarlo como olvidado, como un planeta nada especial. O eso fue lo que Peridot creyó hasta que le asignaron una misión gracias a sus dotes en el campo de la investigación.

Dándonos breve vistazo al espacioso cuarto para familiarizarnos, estructurado completamente por paredes y suelo de un verde metálico nada llamativo a excepción del portal en el centro de la no mágica habitación, con varias pantallas y ordenadores futurísticos eran el escenario de trabajo que se había ganado Peridot por su incansable labor prácticamente eterna como gema técnica en el arduo mundo que exigía la perfección absoluta. Una carrera de sobrevivir y destacar era lo único que asegurase su existencia.

Mientras la gema verde se preparaba para volver a partir, esta revisaba su escáner holográfico minuciosamente en su brazo derecho para su incursión asignada. Peridot invadida de unos pensamientos incesantes sobre ese Steven de la tierra y su característica idolatra. Peridot no sabía cuál fue la causa de su misericordia con ese ser inferior que mostraba bondad incondicional a todo lo que se moviera, inclusive a ella misma, que a pesar de su ego por ser una gema conquistadora de planetas se comporto pasiva. Peridot se contuvo a mostrar su típico carácter agresivo y se volvió tolerante ante los halagos del tierno ser...

Una conmoción golpeo a la joya verde por la idea que se formaba. Pensativa en su reflexión despertó a su competitiva realidad. Acto seguido se enfocó a su registro activo en su potenciador listo para grabar su bitácora espacial:

"Ejem, Registro 322 Acorde a la misión de extracción del Cluster y pruebas de inmersiones de las divergentes fusiones en el planeta localmente llamado tierra-" 'Vaya originalidad para una mugre, patético' Pensó jactándose de la superioridad gema. "-la fase uno ha sido completada; conexión exitosa entre el lazo de portales, eficacia de las unidades desplegadas perfecta. A la excepción de una unidad defectuosa..." Recordando la perdida sin importancia del defectuoso Robert, siguió manipulando el holograma. "Fase dos en procedimiento, planeado acorde al tiempo establecido..." Analizando los recuerdos de la gema verde de hace no unas tantas horas. Iniciando con su primer contacto con Steven y su charla tan ´enriquecedora´ Peridot no le importaba en lo más mínimo la tierra todo lo contrario, para ella era otro pedazo de polvo.

Estancada en ese menosprecio sobre la sucia roca, estaba ese ser Steven quien se alojaba en el planeta y eso la ceso de criticar.

"Sobre mi experiencia en la tierra yo-" La memoria privilegiada de Peridot saco a luz el acuerdo mutuo del joven para reunirse. El pensar que se reunirían una vez más le provoco una involuntaria sonrisa ante la emoción contenida de ser apreciada de diversas formas ridículas 'Sin duda hay algo muy interesante en el...' Pensó deductiva. La idea fantasiosa de ser venerada nuevamente con las suaves palabras por Steven provocaba que estremeciera su cuerpo de una extraña sensación de confort. Un ligero rubor se pintó en las mejías por unos instantes por acordarse del acto de ser abrazada como muestra de gran confianza. '¡Ahhhh! ¡Basta! ¡Basta! Por qué deseo otro de sus tontos y pequeños afectos- aggghh ... ¡fuera de mi cabeza!'

Otra cargada sacudida a su cuerpo la trajo a la realidad, consigo su acostumbrado carácter fanfarrón y la necesidad de desahogarse por lo que sentía. "La verdad es que un `terrano` cuyo apodo es Steven a fraternizado conmigo de una manera bastante interesante, mediante el uso de halagos emmm..." Peridot da un vistazo rápido a su alrededor asegurando que nadie husmeara a la siguiente confesión: "-Que encuentro ridículas, pero gentiles ejem ejem... Por ende a base de la parcial información e solicitado a mis superiores una camara simuladora y contenedora para traerlo como espécimen de estudio ejem-ejem" Entre tosidos por Euforia, sus intenciones eran claras.

Valía la pena intentar probar; aunque existía posibilidad de fracaso, Peridot no aceptaría el destino cruel del interesante Steven. Intentaría, no, debía salvarlo. Ambos salían beneficiados a su parecer. Ella obtendría extrañas frases de ánimo que tanto degustaba y el continuaría con su minúscula existencia, pero vivo.

¡Piiip!

De repente sin avisó, un estruendoso grito de autoridad sacudió los pensamientos de la gema verde quien tenía algo de babita.

"¡PERIDTO 17/21!" De un comunicar sono una voz mucho más amargada y enojada esparciendose en todo la sala con gran autoridad. Con fin de ejercer presión y miedo sin duda.

Al oír su demandado llamado, Peridot atendió firme y temerosa. "Uhhhhgg, Si mi señora" Contesto con miedo a su comunicador.

La voz a través de un comunicador a pesar que únicamente daba presencia en audio podría doblegar a cualquiera. "Peridot 17/21 A-2F5L, C-5XG ¡¿Tu solicitaste esta petición de extracción XJ-9/19?! de un organico!?" Pregunto imponente la voz mandona.

Con una gota dibujada en la frente de la gema verde. Peridot suplicaba en silencio que las probabilidades favorecieran de su parte. "Ehhh, Afirmativo mi señora. P-porque es de vital importancia obtener información de un habitante de la tierra, así llevare acabo mi asignación con mayor índice de éxito." Peridot corroboro atragantada a su excusa. Si le creyera o no, estaría dispuesta a secuestrar/ayudar al humano/Steven/Tonto adorable.

La gema amarilla del otro lado hizo una pausa dramática causando pánico a la gema verde. "Mmm... todo luce correcto…" Murmuro oraciones sin sentido dando a entender que leía textos. "Peticion corrovorada. Muy bien. Aguarde mi aprobación."

¡Piiip!

Ese sonido marco la conclusión de la conversación.

Peridot jadeo aliviada. "Ufff aún existen posibilidades jeje" Camino ya desenvuelta de preocupaciones a su centro de mando a ver un esquema de la tierra y su rotación en vivo pendiente al que `Ya fuera mañana' se presentase y para su satisfacción ya era momento de su tan ansiosa reunión para completar su mision.

"¡Ja! segunda fase iniciada" El portal se encendió llevándose consigo a la gema malévola.


Tierra

Un extraordinario brillo corto en dos el cielo azul desde la reluciente plataforma reconstruida trayendo una escalofriante silueta.

Después de desvanecer la incandescente luz dejando consigo unas chispas en el aire y a la gema conquistadora Peridot. Por su susto de anoche estuvo alerta por la seguridad del perímetro, rondando sus ojos a todas direcciones en busca del escurridizo ser Steven.

Desconfiada de como sonara de ridícula, llamo al pequeño ser. "Steveeeeen..." Su tono no escondía el regocijo, al contrario, se exteriorizaba más y más únicamente al joven humano. Deseaba su encuentro con el Steven, pero no había señales de su presencia. Probó una vez más en su agonía. "¿S-Steven?" Solo el armonizo viento que movia las olas atendió el llamado junto al panorama azul del cielo y del gran océano.

Peridot se sintió frustrada al instante. No era una gema que tuviera la virtud de la paciencia en ella puesto que; ni el relajante panorama, ni una pizca le importaba. La gema detestaba el incumplimiento de su acuerdo y el castigo por tomarse a la ligera una orden en su hogar era la pena máxima.

'¿Por qué no a venido? Es que no está comprometido a nuestro acuerdo, ¡¿Es que acaso yo no le importo?!' Pensaba en posibilidades. `Quizas... Quizas algo malo le paso, ¡quizas fue destruido y ya no existe!`

Peridot respiraba echando todo el aire con ferocidad chirriando sus dientes "¡Espera!" Se detuvo para exhalar el oxígeno innecesario y calmar sus nervios. "¿P-porque me estoy preocupando por su seguridad? No-no es como si él es importante..." La gema verde ajena seguía sin ideas de sus repentinas estimulaciones, solo pudo aguardar entre quejidos a la llegada del terrano.


Y mientras tanto...

Ciudad playa - Casa Playa.

El desayuno y almuerzo fueron lo de siempre para el joven Steven, quien seguía tan felizmente pensante en toda su experiencia de anoche. Por supuesto sin la compañía de sus figuras maternas. No es que se quejara de su soledad debes en cuando, pasaban sus momentos, ya que vivía con ellas y las veía todo el tiempo, pero era más conveniente su aislamiento porque gracias a este; no debía explicar ciertos sucesos de anoche como su robonoide mascota y su intensión de forjar amistad con la gema del espacio. Muchas lagunas sin que llenar con respuestas.

Ya situándonos con el joven heredero cuarzo, muy contento al disfrutar la compañía de su mascota espacial. Steven disfrutaba relajado la TV. Cada quien puede adivinar que miraba en su apaciguo cuarto. Acostado sobre la cama junto al peculiar orbe color verde menta que escuchaba a su nuevo amo.

"Bien Robert, Mmm haz un truco" El orbe continuaba inerte sin gracia "Okeeeey... algo más sencillo. Hmm Gira." Robert obedeció con una rotación de sí mismo. Esa sencilla acción conmovió con estrellas en Steven. Era su robot y lo alucinante era que de verdad lo obedecía de casi todo. Steven acaricio con suavidad lo que se sentía como un plástico frio que conformaba Robert, pero desconocía que estaba hecho su pequeño amigo ya que era muy ligero, pero a la vez demostró gran fuerza al golpearlo no hace muchas horas atrás. Sin importarle que fuese un Robot que podría sentir o no el tacto de sus manos, lo trataría con su debido cariño y cuidado como buen dueño.

Un leve rugido más como un maullido provino abajo en la sala. Robert salto encima de su protector a la cabeza del muchacho por el estremecimiento pasivo de la bestia rosada de enorme tamaño. Steven soltó unas risas por la inocencia del robonoide que seguía aferrado a él.

Volviendo el robot, Steven lo tranquilizo con la suavidad de su gentil tono. "Jajajaja, vamos Robert. No temas." Steven bajo las escaleras con Robert aun sobre su cabeza de su amo. Ahora con su idea de relacionar a León junto a Robert formando un dúo espacio-mágico: Podria juntarse y ser amigos mascotas.

El felino rosado reposaba en su esquina habitual del hogar, hasta notar como la presencia especial de su amo se acercaba. "Hey León! Quiero presentarte a Robert tu nuevo compañero y amigo-" Pausa dramática para enseñarle al Robot. "-¡Robert! del espacio exterioooor…" Alzo la esfera verde al felino rosado . El manso animal levanto su mirada sin darle mucha importancia y olfateo al orbe que reacciono muy asustado escapando de las manos de Steven trepando por las paredes llegando al techo desesperado por huir lo más que se pudiese de la bestia. León por su parte se volvió a su séptima siesta del día.

"Wooouuuw…" Si no estuviese tan sorprendido por descubrir que su robo-amigo es mitad araña ya estaría alterado el joven por la seguridad. "¡Oye Robert! Descuida, le agradaste mejor de lo que pensé" Alzando sus manos. "Vamos Robert, no tengas miedo." Robert bajo del techo soltandose a para ser atrapado por Steven.

"Shhhh, tranquilo." Unas palmaditas de confort. "León no te hará nada. Nadie te dañara." Solo existía un pequeño detalle. Las gemas de cristal desconocian su existencia. "No es que si las chicas te encontraran y te destruyeran…" Se le escapaba al joven con quienes vivía.

"¡Hey! Steven"

Hablando de gemas.

Amatista entro en escena saliendo de su desordenada habitación, en busca de algo/cosa que comer. La gema con la relajación que siempre la acompañaba. Se acercó tomando de sorpresa al muchacho quien estaba pálido.

"¡¿A-Amatista?!" Steven se petrificó. Si las gemas se enteraran todo podria descontrolarse.

"Ese es mi nombre, no lo gastes" La gema morada se aferró por el hombro de su hermano para variar. "¿Qué haces pequeñín? Te oí gritar algo; no sé, quizás es todo el polvo de mi oído." Se limpió su oreja como si nada y miro la gracia del comportamiento de su hermano.

A Steven se le heló su corazón. Reaccionando con ocultar a su esférico robo-amigo. Controlo sus nervios y siguió al corriente con la plática de su hermana buena onda. "Bueno yo-" Titubeo "-Yo estaba jugando con ehhh ¡esta pelota!" Forzó un sonrisa.

La gema de cabello salvaje lo ve de reojo y ve a sus brazos que mantenían acurrucando a una pelota.

"¿Jugabas con esta cosa?" Arrebatándole de las manos de su hermano, la gema ve sin gracia la esfera. "¿Quieres un partido de 3 a 2?" Con un sencillo movimiento uso inconsciente a Robert como pelota de básquet rotándolo con un dedo.

Los ojos de pánico del joven atemorizado se abrieron como platos fijos en su amigo que de seguro sufría de mareos. "Lo-lo siento Amatista, debo hacer otras cosas así que puedes de volverme a Rober- digo mi balón"

"Hmmm-ña que aburrido eres." Amatista se gira ya dispuesta a irse en busca de chatarra realizando un lanzamiento ciego a su espalda creyendo que rebotaría como un balón ordinario. Para su suerte, Steven logra atrapar a su frágil robot y lo abraza. "Nos vemos más tarde Steven." Se despido la gema cerrando la puerta de la entrada.

"Jejeje claro, cuídate..." Espero unos segundos para asegurarse de que Amatista se fuera del pórtico antes de entrar en melancolía. "¡Robert! ¿Estás bien?" El balón bajo al firme piso de madera extendiéndose con normalidad. Lo peor ha pasado. Una mirada al reloj para ver la hora.

Una rápida palmada a su frente por su ingenuidad. "Oh cierto, Peridot" el joven ve alerta la entrada de piedra del templo y se posiciona listo para partir, pero alguien no se sentía seguro en reunirse con su anterior dueña. "¿Robert? Ooooh… ya entiendo" Steven le da una palmadita de despedida. "Está Bien quédate, pero mantente escondido en mi cuarto de Garnet y Perla. Ellas pueden… tu sabes"

Otro momento absorbido por el silencio y Steven no le quedo que mas de pisotear el portal y partir.


De regresó con Perdiot

El bello panorama oceánico combinado con el armonioso choque de las olas seria agradable de contemplar si no fuera por los quejidos de cierta gema limón.

Peridot se encontraba no tan bien que digamos. Bajo la influencia de la desesperación, continuaba quejándose de rodillas mordiéndose los cilindros que funcionaban como dedos. "Agggggh... ¡una completa falta de respetó! Pienso que debo dejarlo a su eminente destrucción" Se levantó decidida a irse por otro portal a su destino murmurando resentida. "Toda esta espera por ese-"

Interrumpiéndola. A un extremo de otro portal se enciende una luz que despega al cielo.

Los deseos internos en la gema verde se hicieron realidad. "Steven..." Se susurró, olvidándose de su incoherente enojo.

Efectivamente. Steven apareció en escena tan pronto se dispersara el haz de luz del portal, el niño bajo de la plataforma y saludo contento como de costumbre. La gema verde dejo caer sus hombros al sentirse en serenidad y confianza solo únicamente obtenía del estar cerca de él.

Los ojos de estrellas adornaban la cara del joven que fue a recibir a su nueva amiga. "¡Peri!" Grito saludando para luego correr a recibir muy entusiasmado a la gema del espacio que no parecía tan feliz como esperaba. "Uh Peridot?" El niño elevo su mirada a la acusadora postura de la gema verde que lo cubria con su sombra. Peridot en cambio le respondia con una mirada acusante.

"Con que al fin te presentas ¡¿Eh?!" Giro su cabeza a vista al océano ocultando su vergonzosa expresión. Un cosquilleo de pequeña felicidad se ocultaba tras su rigidez.

"¿Eh?" Steven inconsciente respondió.

Sin previo aviso alguno, Peridot destrozando el silencio tomando a Steven por sorpresa levantándolo a su nivel de estatura. "¡¿COMO TE ATREVES A PRESENTARTE TARDE ANTE MI?!" Agito al muchacho. Demando muy enojada sujetando por el cuello de la camisa. "No comprendes que es una falta de respeto. Me dejaste esperarte aquí ¡sin hacer nada productivo! ¡NADA PRODUCTIVO!" Peridot continuaba agitando a Steven quien tenía espirales en vez de ojos y no respondía.

"Wow wow…" Steven tambaleaba su cabeza en círculos desorientado.

"¡¿S-Steven?!" Como se le pudo pasar por alto, los humanos son tan débiles y patéticos, pero no justificaba tratarlo con tal desprecio. Preocupada si descompuso al ser, bajo con cuidado sentando al joven al reluciente suelo y se aparto arrepentida de su abuso.

"C-cálmate Peridot" Se recuperó de la jaqueca y se levantó a calmar la notable preocupación de su amiga. "lo siento por tardar tanto, T-Tienes razón, fui un tonto..." Steven acepto su culpa inclinando la cabeza reverenciando a la gema.

La gema se quedó muda. '¿¡De verdad acepta ser un tonto?!' Se sorprendió ante esa disculpa. Peridot en sus íntimas fantasías adoraba lucirse fuerte y dominante aparentando imponer un severo castigo tal como un diamante, y esta era su oportunidad soñada. "¡Calmarme! No pienso aguantar tu desobediencia Steven. ¡Un acuerdo es mucho para mí y se debe respetar!" Se cruzó de brazos.

Steven levanta la mirada y retrocede. "R-Relájate Peri, no es una cita o algo así" Ups Terrible error por la conmoción del momento.

La gema se detuvo en su extrañada. "¿Cita? ¿Qué es un cita?" A que se debía la relación de ambas palabras ´Acuerdo/Cita´ Son un punto de reunión, pero la ´cita´ sonaba más relevante para el humano y sus costumbres.

En Steven surgieron muchos pensamientos de arrepentimientos sobre todo porque llamo la atención de la maléfica gema y lo menos que deseaba era un malentendido. "Es… gracioso, nada importante." Trago saliva.

A Peridot no le hizo gracia. Solo aumento su nivel amenazador exponiendo su larga hilera de dientes afilados y la mirada asesina que ayudó en mucho en intimidar al joven.

"¡E-Esta bien, te lo diré'" El joven no supo si el calor o él era la causa de su sudoración repentina. "Veras… Una cita es cuando dos personas se reúnen en algún sitio especial para platicar y conocerse y divertirse…" Steven se detiene al ver voltea a Peridot revisando su potenciador. "Peri?"

La gema de espaldas activaba su bitácora para un breve y grabado: "Recordatorio… Tener una Cita con Steven." Se giró de nuevo desapareciendo un tono rojo en sus mejías.

Steven se rasco su cabeza y retomo su disculpa. "Entonces, me perdonas Peri." Se disculpó con sinceridad dando una pequeña patadita.

Peridot se sintió benevolente y ya satisfecha al ser dominante. "Así está mejor" Ahora le quedaba otra duda. "Tú me llamaste Peri" Arqueo una ceja algo seria. "¿Por qué disminuir mi nombre y omitir mis dígitos?" Se sintió ofendida.

"Ups..." Soltó su sonrisa y la oculto con su mano en la boca. "Creó que te encontré el mejor apodo del universo Jejeje" Dijo con un tono juguetón.

¿Cómo debía reaccionar? Muy negativa era su respuesta natural pese a que ha sido a si toda su vida, Pero la curiosidad la llamaba. "P-Porque?"

Steven medito tarareando con sus pensamientos y le contesto complaciente: "Es que me encariñe de ti y te escuché mencionar otras Peridots" El joven entrelazados sus dedos apenado. "Así que, se me ocurrió la idea de llamarte Peri ¡para acerté más especial!" Extendió sus brazos de alegría. Inmediatamente se retractó al no provocarle incomodidades a la gema verde. "S-Si tú quieres que te llamé así, entiendes para ser más única y diferente… Solo si quieres…" Termino sobándose su nuca.

No llevaban ni 5 minutos conversando y en Peridot surgía esa oleada de adictivas sensaciones. La gema entendió que el terrano le ofrecía un apodo resultado de su confianza. "N-no seas ridículo, llámame Peridot y punto" Se mantuvo rígida cuestionándose lo ridículo que la llamarán. "Pero" Imitando la acción de entrelazar sus dedos cilíndricos apenada por no encontrar el valor de exteriorizarse.

"Ajaaaa?" Steven se acercó con su mano puesta en su oreja.

"S-sólo tú tienes mi permiso de llamarme así..." Susurrando avergonzada.

Con un pulgar en alto. "Mmm, Okey si tú lo deseas Peri" Guiño un ojo.

Peridot se encontraba nuevamente fascinada por las complejas señales corporales del pequeño Steven. Ridículas, pero interesantes de imitar y entender. Admitía que le gustaban muchas de estas ya que sonaban tan cooool.

"Y vas a hacer algo hoy Peri?" Pregunto Steven.

"Ejem ejem" Tosió la gema verde y reabrió su escáner retomando la fase de su misión. "Okey Steven. Mi deber asignado es ir a una verificación." La gema manipulo su pantalla verde.

El niño exhaló un "Wow" de intriga. Las ansias de aventura recorrían su cuerpo. Su imaginación le daba una respuesta de cómo sería el fantasioso lugar en donde iba su amiga. No aguantaba más, la aventura lo llamaba. "Ohhh… ¡¿puedo ir?! ¡Porfavooooor!" Se arrodilló con grandes ojos de cachorro.

Peridot no supo que responder a la rendición del joven. ¿No existía ningún inconveniente en que la acompañará? No lo había y la gema verde si deseaba ser acompañada a pesar de su historial laboral en solitario.

Peridot sonríe. "B-bien, pero no me estorbes o te destruiré... ¡Me escuchaste!" Fue una orden amenazante muy verdadera.

Steven lo tomo como un juego nada más. "¡Si mí señora!" Responde con un saludo de soldado.

La gema verde instantáneamente se ruboriza. '¡ME LLAMO MI SEÑORA!' Peridot exploto en su interior. Ser llamada como si fuera una autoridad mayor recalcando era su fantasia. Lo adoraban y su labio titubeante fue lo único que lo expresaba sin control.

"Te encuentras bien Peri?" Steven se acercó curioso a la gema nerviosa.

Peridot perdía el control y todo por el pequeño. "YO-yo estoy de maravilla… Vamos" Con eso dicho, la gema se calmo y el dúo camino a un portal en buen estado.

"¿A dónde vamos Peri?" Miro arriba suyo.

"Lugar terrestre B-R-7" Peridot apaga su escáner y ve abajo suyo al muchacho. "La guardería." Termino con una sonrisa malévola.

El portal se encendió con destino próximo a un lugar incierto y umbrío que oculta muchos secretos.


N/A: Muy Tarde ¿Valió la pena? Compárteme tu opinión.

Este capítulo va dedicado a la autora RuzuChan y su respectivo fic "Si nos fusionamos" que ha concluido para desgracia de muchos. Espero ver más de sus trabajos en S.U de su noble parte y gracias por darnos una gran historia con que pasar el rato.

Recuerden lectores tanto anónimos y autores: Aspiren a algo mejor.

Próxima actualización: Mi dulce prisionero.

Cristofer out