N/A: No dejaré nada inconcluso.

Espero que el OTP Stevidot aun sea de su agrado. Impopular, popular u otro Shipping nada canon. Lo continuare.

Y tengan presente la continuidad de mi saga hasta ahora pero no es necesaria…

igual, Gracias por seguir Steven Universe y seguir leyendo con su apoyo las obras de fans para fans.

Sigan escribiendo y leyendo!

/Cover art by Enzo_R3write_Tumbler /

"Nuestra curiosidad es la fuente de toda emoción. Compartir y enseñar a otros, hace que las experiencias únicas, sean para todos. Al compartir, Confiar y aprender a escuchar. Es lo que abre las puertas de una amistad."


Capitulo: 3

. . .

Ciudad Playa – Casa Playa

Pasaba el tiempo y regresamos a otro bello día en la tierra. Todo es normal y corriente en la pequeña Ciudad Playa. Solo otro día en la rutina de siempre pensaba la entusiasta gema blanca Perla… Que tan equivocada estaba.

La puerta del templo con la insignia grabada de una estrella se abrió iluminando la entrada a la tranquila casa playa dando paso a que apareciera la figura alta y delgada de una gema contenta y servicial.

Perla apareció tras dar un salto fuera de su resplandeciente cuarto y tocar el suelo de madera de la tranquila casa playa. Con su gracia acostumbrada camina al centro de la casa buscando a su pequeño en este día tan acalorado. Al no verlo decide llamar al cuarzo humano.

"Steeeveeen" Dijo Perla en su tono materno de costumbre.

. . .

Ni pistas, ni risas, ninguna señal del chico que siempre llevaba una sonrisa.

No hubo ninguna respuesta concreta. Normalmente Steven siempre miraba caricaturas al mediodía y comía al mismo tiempo, recordaba Perla.

"Steven? Estas en casa o juegas de nuevo a las escondidas?" Pregunto graciosa nuevamente buscando indicios de su pequeño pero ni rastros que no fuera su cama desarreglada.

"Mmm ¿Dónde estará ese niño?" Perla se preguntó procurando revisar todos los espacios de la casa que Steven usaba. "Mmm no está aquí, Pero si dejo su cama hecha un desastre"

No podía culparlo por esa pequeñez. Anoche Steven estaba paranoico por lo que creyó ver atreves del portal cuando jugaba en él. Consumiendo su sueño y mucho de su tiempo en averiguar si lo que vio fue real. Eso preocupo al equipo, tanto que fueron obligándolas a mostrarle (No todos) los portales que existían en la tierra para Steven y superara de una vez que no existía nada maligno ni extraño por las interfaces de los portales. Exclusivamente solo gemas podían transportarse y Steven al final lo entendió.

Asumiendo que el pequeño humano cuarzo salió a dar un paseo a ciudad playa. Perla se dio la tarea de ayudar a Steven en lo que fuera cuando volviera y mientras tanto ordenar un poco su habitación. "Supongo que aprovechare en limpiar su cuarto y lavar ese montón de ropa"

Una simple tarea, se propuso la gema.

Y entre esa pila bajo sabanas Robert el Robonoide que cumplía el papel de mascota para Steven, escondiéndose en la cama procurando máxima cautela de ser descubierto.

Robert con cuidado se asomó cubierto por una camisa roja estrellada para confirmar si hay hostiles en la zona. Los ruidos de unos pasos ligeros se escuchan cada vez más cerca amenazando al Robot. Definitivamente podría tener problemas.

Los sonidos se intensificaban.

Perla tarareaba una melodía alegre al recoger las sabanas. "Bueno estoy segura que Steven se está divirtiendo a su manera…" Agrego así misma contenta a su idea.

Sin imaginar la posibilidad de que hoy Steven acompañaría a una gema extraña sin idea del destino al que iba, descubriría muchas respuestas que él quería pero quizás no soportaría…


"¡YAA HOOO! Esta es la mejor parte de viajar" Exclamó en un grito de alegría y adrenalina el joven cuarzo, con destreza sus piruetas sin preocupaciones porque en principio esto lo metió en esta historia.

A Steven le encantaban los viajes en portales por no escribir que muy pocas veces podía sacarles el máximo provecho. Le gustaba la sensación de flotar en el aire, volar mientras la luz lo llevaba junto con él. Claro, normalmente siempre acompañado de su familia las gemas de cristal en todas las misiones en las que se le permitiera ir. Pero ahora, ahora es una gema verde de nombre y gema Peridot del espacio que acompaña. Y Steven con esto en mente recordó cuando se prometió hace mucho, que sería amigo de cualquier gema de las estrellas.

Los viajes entre portal a portal son mágicos. Lo son para Steven. Para Peridot… No.

"Te gustan flotar en los viajes de portales Peridot?"

Irónicamente Steven pregunto inocente porque flotar fue lo que comenzó toda esta aventura.

"De hecho pocas veces lo he experimentado" Contesto la gema verde un poco indiferente. La transición duraba más de lo que estimaba. Peridot pensó firme al dejarse llevar por la corriente de luz.

"Mmm No hay Portales así en el Planta Madre?" Pregunto el muchacho adoptando la posición del pensador.

Peridot observaba al pequeño Steven realizar piruetas involuntarias en su mismo eje mientras devolvió la mirada curiosa. El pequeño humano le compartido información suya, inútil en algunos aspectos pero contaba. Como antes se dijo a sí misma, no existía un motivo que negara su curiosidad de las supremas gemas.

Con un gesto caprichosa, Peridot responde: "Las gemas casi nunca experimentamos la falta de gravedad por nuestra adaptabilidad" Explico la razón. Al notar el hecho de que Steven flotaba se percató de un detalle. "Lo que me hace dar cuenta que este Portal arcaico se tarda… Agggh ¡Esta inútil cosa no puede ir más rápido! Me enoja lo anticuado de este portal. Los portales del planeta madre son mucho más actualizados y tarda 19.4 nanosegundos en llegar a su destinó" Agrego enfada a su explicación.

"Oh sí que son rápidos. Las gemas en verdad son tan inteligentes, deben ser muy avanzadas no?" Steven alentó a que continuara. Las palabras tan avanzadas no funcionaban mucho para Steven, pero entendía lo suficiente para hablarle al nivel del léxico igual a Peridot.

Haciendo un lado su rabia. Peridot asiente complacida. "En efecto Steven. Somos piedras perfectas y avanzadas desde que emergemos de una Guardería. Solo orientadas para nuestra vocación estamos siempre listas para cumplir nuestro propósito. Allí es donde precisamente vamos: el lugar donde toda gema nace La Guardería." Recordó su tarea al humano.

´¿Las gemas nacen ya como con su forma? Entonces… Garnet, Perla y Amatista nacieron ya adultas. ¡Increíble!` Steven imaginaba con destellos en sus ojos.

"Wow eso es muy interesante en ti Peridot. Sabes tanto. No tengo mucho conocimiento sobre gemas pero a tu lado sabré hoy mucho más de lo que sabía esta mañana" Steven hace unos giros en gravedad cero satisfecho por la respuesta.

La gema Verde se ruboriza por unos segundos desviando su cara a otra parte, lo que fuera para detener esas manifestaciones que le causaba Steven. Enseñarle y compartible conocimiento del tema sobre gemas también le sentaba bien a Peridot. Un sentimiento semejante a un profesor orgulloso de un estudiante.

Tanto como ella experimentaba un desahogo de compartir su conocimiento. En Steven también despertó la curiosidad por las gemas ¿Qué son?, ¿De dónde vienen?, ¿Qué es el planeta hogar?, ¿Por qué la mantequilla de maní sabe tan delicioso con el chocolate? Esa clase de preguntas siempre permanecieron guardadas para él. Sus compañeras de vida no compartían esa clase de información todo el tiempo o tan a menudo por sus propias razones. Y desde el verano pasado, específicamente su encuentro con una gema azul. Han surgido desde entonces con más insistencia esas preguntas con respuestas a medias, otras sin ninguna respuesta.

Ya ni importaba. Ahora tiene la suerte de haber conoció a Peridot y no podría ser más agradecido de otra oportunidad de construir una nueva amistad con una gema de las estrellas.

Steven se rio solo y siguió jugando al astronauta. "Y no te diviertes en tu planeta Peri?"

La gema verde continuaba viendo indiferente al humano. "Mi concepto de la diversión no es girar sin rumbo alguno en un espacio al que no tengo control. Prefiero mi dirección unidimensional actual Gracias" Peridot refunfuño manteniéndose solida a la invitación de lo que le parecía algo tan absurdo. Aunque no descarta el hecho de intentarlo…

"Está bien. Tú te lo pierdes" Steve fingiendo como si nadara en una piscina presumiendo ante Peridot lo relajante que se veía con la intención de que se uniera.

"Emm no creo que es una buena idea que lleguemos aparezcamos de cabeza al otro lado."

"Oh tranquila nada malo-"

Muy tarde.


En algún lugar.

Inmerso en la niebla existía una oscura locación. Olvidado y agrietado por su pasado. Un vasto cañón explotado de sus recursos rodeado por paredes interminables de agujeros sea convertido en nuestro escenario. Grandes y numerosas maquinas que funcionaron hace mucho yacían apagadas o destruidas acompañando en el fondo. En constante silencio, nadie ha puesto un pie aquí hace mucho tiempo…. Hasta hoy.

Un haz de luz aparece y desaparece tras luego dejar las dos figuras en su destino. Con unos quejidos de parte del niño, Steven se levanta recordando no más piruetas peligrosas en el portal. Su mente quedo en Shock al ver el panorama.

"Auh…" Gimió por el dolor tanto visual como físico. Lo que sea que tuviera en mente sobre lo que creyó ser una guardería no se comparaba al espeluznante escenario que chocaba a sus ojos. Steven abandono su sonrisa y una expresión preocupada ocupo su lugar.

La dispersa niebla entrañaba más la visión que tenía el joven cuarzo. Se preguntaba ¿Qué es este lugar? ¿Y Porque Garnet, Perla ni Amatista se lo habían enseñado anoche? Se supone que revisaron todas las locaciones que tenían portales como dijo Perla anoche. Obviamente le mentirón ocultándole este umbrío lugar. Solo una cosa venía a la mente del joven desconfiado: ¿Qué más le ocultaban?

Sin decir nada. Peridot bajo de la plataforma de cristal y empezó a caminar sin levantar su mirada de su pantalla holográfica siguiendo una señal que la conduciría a su objetivo.

Steven no se quedó atrás y la siguió sin dejar mirar extrañado todos los agujeros excavados dándole una sensación incomoda. La cual se agravo al notar muchas grandes maquinas con forma extraña que se esparcían a todos los lados que veía aumentaban su temor.

"Ummm Peridot…"

"¿Si Steven?" Atiende la gema verde sin dejar de ver su pantalla con sus datos en constante flujo.

"Um ¿Que son esas cosas?" Señalo a las mencionadas maquinas.

La gema técnica revisaba su escáner en busca de la dirección correcta y responde enfocándose a su alrededor. "Como te mencione previamente esta es la Guardería del área B7R o Guardería Alpha, o también denominada Prima. La cuestión es que es una guardería." Peridot explicaba con cierto nivel de emoción. "Aquí es donde estas grandes maquinas llamadas inyectores cumplen su propósito de excavar, medir e introducir las gemas nacientes al suelo para que gesten apropiadamente. Aunque estos modelos son obsoletos antes de la pre-rebelión tenían la capacidad de cortar las nacientes si estas eran defectuosas y eso a nivel personal era un buen agregado Hahahaha" Carcajeó del último detalle.

Steven estaba escuchando una gran revelación. Por ser mitad humano no sabía mucho de su otra mitad gema, Orígenes o nacimientos. Significaba que todos los hoyos eran marcas de gemas bebes?

"Entonces, todos estos agujeros en las paredes… fueron gemas saliendo de la tierra?"

"Efectivamente. Toda esta guardería fue creada para suministrar cuarzos y sus derivados en enorme abundancia para su respectiva líder. Esta era una guardería prospera y no fue aprovechada con todo su potencial en su momento."

Steven se rascaba la nuca. Este lugar desolado es donde vinieron gemas a hacer más gemas. Sonaba raro pero ¿Porque se detuvieron? El Pregunta: "Quieres decir que pudieron hacer muchas mas gemas ¿Qué fue lo que paso? Excavaron mal o que sucedió?"

Peridot se detuvo. Observo los desfiladeros que son los bordes de los acantilados arriba suyo. Recordaba los informes ofíciales que leyó pero no conocía todos los detalles de esa época. La gema de igual forma respondió: "Luego quisieron probar en experimentar un poco…" La gema verde restaura sus dígitos a los cilindros que le servían como manos. "Las cosas no salieron bien, no conozco los detalles pero se que una gema del consejo de lideres se revelo y el resto es la historia de la rebelión." Reanudo su paso pensativo en lo que sabía. "Ñah no lo entenderías. Es cosa exclusiva de gemas." Peridot agrego como si no importara.

La rebelión. Una guerra que ocurrió hace mucho para Steven y tampoco para Peridot. Un conflicto que los dos solo escucharon y jamás presenciaron. Una época de división y ruptura. Nada más que otra historia para dormir a Steven. No le gustaba que trataran el tema tan delicado con él. Lo que sabía era tan poco como nosotros. Especulaciones e historias con dibujos.

`Aggghhh Amarilla ¿Por qué tuviste esa idea? Ahora tengo que venir a este sucio planeta a revisar tus experimentos…` Se quejaba Peridot en su cabeza. Cuestionado los actos de su líder por primera vez pero los suprimió de inmediato. No tenía tiempo para insolencias contra su diamante. Amarilla hizo lo que tuvo que hacer para seguir avanzando y eso lo respetaba.

Negó con un quejido y volvió a pensar a la facción que pertenecía.

`Creo que Peridot ya tuvo suficiente con mis preguntas por ahora. No quiero que se vuelva a enojar… más de lo acostumbrado…` Considerando la profundidad del tema y el hecho que Peridot es una gema del planeta hogar. El tema era delicado para ella por ser su historia también. Las cosas las haría más calmada desde ahora.

La Peridot envuelta en duda siente un pequeño tirón en su extremidad izquierdo (Brazo) y se detiene de pensar a observar abajo suyo reaccionando sonrojada al ver que Steven la miraba invitándola a que continuara.

"Hey Peri. Recuerda que aun tienes una misión que cumplir. No te sientas mal" Dijo el chico con un guiño asegurando confianza.

Agarrando sus dígitos flotantes se ajustaban a la altura del humano sin encorvar a la gema verde más alta. Como si se tratara de un apretón de manos.

Peridot lo quedo viendo confundida un instante. El humano jalaba uno de sus potenciadores ofreciéndole su soporte a un nivel verbal. Era tan extraño… Palabras de aliento y confort invitándola a continuar. ¿Eran todos los humanos así? ¿Tontos y amables? O solo Steven.

Controlándose a sí misma, asiente al niño. "Emm Correcto. Hay que acabar con estas trivialidades y proceder con mi misión. C-claro con tu ayuda si es necesaria… lo cual dudo pero es agradecible ejem ejem"

Esa es la Peri que Steven conocía.

Paso unos incomodos segundos para Peridot aguardando que Steven la soltara ya que él esperaba llevarse de las manos (Cilindros)

"Emm Steven"

"Sip Peri"

"Emm soltarías mis dígitos? Son vitales para formar mi escáner y…"

"Oh…" Notando que incomodaba a su amiga hizo caso y se desprendió inmediato. "Jejeje Costumbre mía"

Peridot forma de nuevo su escáner con sus dígitos ya desocupados y traza la ruta a su destino. "Ejem muy bien. Ya deberíamos estar cerca de la cámara de control"

Ambas gemas coincidieron caminando en silencio.

"¿Alguna otra pregunta?" De sorpresa Peridot invito al humano a continuar el tema.

Steven desconociendo el límite, iría lento. Preguntas sencillas. "Mmm sí, ¿Recuerdas al robonoide que me regalaste anoche? al que llame Robert ¿Por qué es actúa tan asustadizo con todo?" Por qué así se comportaba con él en la mañana. Se asustaba cuando lo trajo a casa, se asustaba con la TV y cada canal, incluso se asunto con León. ¿Quién se asustaría con un enorme león rosa?

Peridot arque una ceja. "Te refieres al Robonoide tipo Flask defectuoso?" No esperaba esa clase de pregunta pero Peridot bien recuerda los detalles de anoche. "Mmm Es una unidad fracturada la cual no se apagó así que estará en modo de supervivencia aun y al no llevar ningún sistema de defensa agregando el detalle que ya cumplió su misión en reparar el portal. Diría que se quedó sin propósito y su única alternativa es la auto preservación."

"Ouh…" No es complicado para Steven entenderlo. "Entonces significa que está conmigo porque soy su mejor ´Opción `en sobrevivir?" Le lastimaba un poco la verdad. Robert se juntó con él tan cariñosamente porque Steven lo protegió. Eso dolía.

"En una corta respuesta. Si, lo que has dicho"

"Ouh…"

Steven inclina la cabeza un poco decepcionado. Decía adiós a la Robo-Amistad tan mágica que planeo tener con Robert en la noche. Aún que viéndolo en retrospectiva y comparándolo también los gatos se comportan así.

Unos minutos de silencio mutuo entre los dos y el ruido del pisoteo de la grava se extendía a lo largo del cañón. El eco rebotaba de pared a pared quedando atrapado en los cientos de agujeros.

Peridot no pasaba desapercibida el estado de su acompañante. Parece que destrozo sus ilusiones con la unidad defectuosa. En otras circunstancias Peridot se habría burlado de eso, pero sus emociones normales chocaban con nuevas: `Una unidad autónoma desarrollar emociones que tonto… Pero Steven esta triste… ¿Por qué me siento mal por el?' La gema tenía dificultad en entender lo que acababa de experimentar. Se repetía esas sensaciones extrañas si miraba al pequeño. T

No hallaba otra alternativa. Peridot no le quedo de otra que preguntar por el bienestar del terrano. "Así que… Tu visor de profundidades y dimensiones derecho está en buen estado?" Dijo para disimular.

"Umm?" Steven levanto una ceja. "Te refieres a mi ojo" Giño. "Esto?"

"S-si… me explicaste que los humanos tienen varias necesidades…. Sino las atienden pueden llegar a una fase terminal y" Tragar saliva "Pueden morir…" Los ojos de Peridot se empequeñecieron. No le gustaba la idea de perder a su pequeño adulador.

"Estoy bien. Déjame explicarte: Es solo una señal que hacemos los humanos a otros. Cerramos un parpado y transmitimos confianza mientras hablamos"

Peridot cuestiono. Sonaba incrédula por tal diminuta acción con tanto significado. "Se transmiten toda la confianza entre ustedes solo con un acción tan pequeña?"

Steven lo piensa un poco. "Mmm… Solo funciona con alguien que conoces. Con un amigo, alguien con quien tienes una relación cercana. Se le llama amistad" hizo énfasis con un arcoíris imaginario.

Peridot repitió confundida. "Amistad? Amigo?" Presentia que se acercaba otra enriquecedora experiencia. Eso la ponia nerviosa.

Steven hace un pequeño salto a unas rocas y camina en equilibrio sobre estas. "Yep. Eso es lo que somos Peri. Amigos, porque confió en ti. Y eso son los amigos. Dos o más personas o gemas que confían mutuamente sin importar que" Sigue un camino de rocas elevadas a la misma altura de la gema verde.

Peridot quedo anonadada. Más Palabras con significados profundos encontraba en la tierra con Steven. El la aceptaba a ella por quien era. Nada de informes ni permisos como requisitos para que la llegara a aceptar una amistad. La imagen de una Peridot era importante, destacar entre las demás siempre para no ser desechada es primordial desde que emergen. Al menos para el resto de gemas con alto rango que la veían. Su estatus y su escala lo son todo en el planeta hogar. Pero con el humano en esta sucia y condenada tierra no, No.

Peridot se detiene enfrente del humano estando casi a la misma altura. Se llena de valor y determinación por el conflicto en mente.

Apenada de lo que pensara Steven, se atreve a preguntar si valía la pena esta amistad. "¿Tu, me aceptas? Aun sabiendo que somos tan diferentes, tu ¿Confías en mí? Incluso sin saber mis intenciones por completo. Seguirías confiando en mí, incluso si no fuera una gema perfecta?" El rubor se encendía en ella. Muy sonrojada prendió algo similar a un palpitar de corazón.

Steven supo que ella se dirigía a él en serio. Peridot es una gema tan vulnerable como todos. Tiene sentimientos y desperfectos, dentro y fuera. Eso siempre lo aceptaba, y jamás tiraría una invitación a formar una amistad. El parado delante sin ninguna duda hace un salto de fe (Figurativamente hablando) y le contesta con cariño.

"¡Por supuesto que sí! Soy un humano y también tengo muchas imperfecciones. Eso me hace único y no hay nada que avergonzarse. Me hace quien soy y estoy feliz con eso. Yo ya soy feliz con conocerte Peridot y me basta con eso. Y tú? También tienes imperfecciones?"

Peridot fue tomada de sorpresa. Revoloteo sus dedos queriendo aligerarse de su tensión. "B-bueno… yo-yo también he fallado en minúsculas discrepancias pero nada que merezca un castigo..." Peridot se toma del potenciador queriendo abrazarse a sí misma. "Yo-yo también soy un poco imperfecta…"

. . .

"Fallar te hace mejor"

"No importan los defectos que alguien tenga. Jamás destruiría una amistad si esta es verdadera." Le contesta Steven.

Peridot no esperaba una respuesta inmediata, pero Steven le respondió con absoluta sinceridad. Tampoco negaría que sentías cosas que no aceptaba. Ni dos Rotaciones terrestres han pasado desde que lo conoció, y ahora. Aquí estaba. Asegurándole lo especial que es. No por un apodó o alguna marca de nacimiento. Ella se dejaba vencer por la vergüenza presionándola a cerrar sus ojos y mantener la cabeza baja por escapar de la mirada del humano.

Steven continúo. "Fallas, pierdes, aprendes y lo intentas de nuevo. Es lo que te define. Sinceramente no sé cómo funcionan las cosas en el Planeta Madre, pero debes siempre recordar: Tú eres especial y única a tu manera. No dejes que te hagan pensar lo contrario. No permitas que un diamante decida por ti. Por eso, por quien eres, con tus defectos o sin ellos. Me gustas Peridot" Exclamo con una grata sonrisa.

La temperatura aumento en Peridot.

Ella no sabía nada, no sabía por primera vez en mucho tiempo que decir. Percibía tranquilidad más que nunca en su vida. Ni una Nave de Batalla interdimensional en las que había estado la protegía como la sensación que le transmitía las palabras de aprecio

Una autentica sonrisa se formó en Peridot. Sus ojos iluminados con estrellas reflejaban lo que sentía.

Era estos momentos con el humano que justificaba que todo valiera la pena. Ella no lo aguantaba más. Sus emociones respondieron primero y se lanzó de brazos abiertos y estrujo a Steven con fuerza (Procurando delicadeza claro) en un abrazo que destruyó todo su miedo, toda su duda, reemplazándolo con… Felicidad. Steven es su felicidad. Significaba que se a convertido en parte de su vida.

Definitivamente se llevarían al humano de este condenado planeta…

"Whoa Peri- Con cuidado" Steven no vio esto venir. No forcejeo al repentino abrazo. En cambio acepto con gusto el tierno momento. Hubo una ligera coloración de rojo en ellos al estar mejía, mejía. El cómodo abrazo pareció durar lo suficiente para sanar viejas penas.

Peridot nunca antes se sintió tan débil e insegura. Se replanteaba muchos aspectos de su vida que la llevaron a este punto. Rebobinando una y otra vez las dulces palabras de Steven conteniéndose de una histeria por estrujarlo más.

`Tú eres especial y única a tu manera – ¡Soy especial!` Comento agradecida.

`No dejes que te hagan pensar lo contrario – ¡Tiene razón! Soy más productiva que una Ágata o una Prehnina`

`No permitas que un diamante decida por ti – Por supuesto… ¡¿QUE?!`

Pero el dulce y tierno momento se esfumo cuando Peridot se percató de un detalle.

Sus ojos se abrieron de impacto. Despegándose del conmovedor abrazo. Peridot tenía una pequeña duda. "Emm Espera… Yo te mencione lo que son los Diamantes?" Lo sujeto en el aire con un ceño levantado.

Steven por error se dejó llevar por el momento. No le quedo remedio que usar lo que siempre lo salvaba de justificar cosas a los mayores. Fingir demencia. "Uh-eh- tú, tú me lo dijiste. Recuerdas? Ejem Diamantes: Autoridades supremas del planeta madre. jejejeje" Se rasco la nuca preocupado de que lo descubriera.

Peridot no recordaba claro. Estuvo tan complacida por el discurso motivacional y alentador que olvidaba con creces lo anterior. `Cuestionar un diamante. Si claro… nunca` Sin rebuscar el tema ella cedió.

Puso de regreso a Steven encima de la roca donde lo arrebato por sorpresa.

"Entiendo." Peridot acepto No discutiría con el niño. "No importa. Solo quiero decirte: G-gracias. Por las enriquecedoras palabras de todas formas. Cof, Cof muy sabias de tu parte Steven." Tosió disimuladamente escondiendo el rubor.

Steven asiente. `Uff casi me descubre` Fuerza un sonrisa torcida alejando de su mente sus intenciones en principio. Intentando sonar lo mas calmado le promete a la gema verde. "Siempre puedes confiar en mi Peridot"

La gema verde ligeramente sonríe. "Y yo aprecio eso Steven. Tú también tienes puesta mi confianza absoluta en ti…. No abuses tampoco" Dijo agregando una amenaza.

Las dos gemas a pesar de demostrar confianza con palabras. Aun les faltaba demostrar sus verdaderas intenciones. Peridot ocultando su plan y el terrible destino de la tierra con el Cluster. Y Steven, quien quería saber algo mas. Algo Prohibido.

Apartando sus planes de momento. Ambos retoman sus estados y posturas más concentrados con la confianza ganada del uno al otro.

"Jeje claro." Responde cariñosamente Steven. Cambiando de tema, El humano se preguntó que lo llevo en primer lugar a este lugar. "Y ya que somos amigos. Me diras cuanto nos falta para llegar a tu `objetivo`"

"De hecho. Ya estamos aqui."

Peridot cerró su escáner. La fase 5 del plan pronto iniciaria. Igual tenia que revelarle a Steven su proposito en la tierra tarde o temprano si queria que le ayudara a cooperar. Ahora era cuando. "Steven. Con nuestro acuerdo más formal de amistad. Puedo compartirte lo que me trae a la tierra-´Omitiendo algunos detalles por supuesto` Pero no debes divulgarlo con ningún otro humano. Es de suma importancia un acuerdo de confidencialidad Entiendes?"

Steven bajo de las rocas en un salto. "Seguro Peridot" Adopto una postura firme. "Steven sabe guardar secretos" Giño nuevamente.

`¡La señal de confianza! Significa... ¡oh si! confiar en el humano` Peridot capto la indirecta. Sin aviso, se arrodilla a la altura del pequeño humano y cierra mas el espacio entre los dos con el proposito de ser muy intima al respecto de lo que le iba a contar.

Steven se retrae un poco. Mira a los lados buscando algo, lo que sea para mirar que no fuera los ojos de Peridot. Vio una roca; ve otra roca, ve la limpia gema en la frente de Peridot y baja su mirada a los ojos de la gema verde. déjà vu. No de nuevo`

"Umm Peridot, no es necesario acercarte tanto para decir secretos a los demás... sabes? Estamos completamente solos. Nadie nos oye." Tomando en cuenta que estaban los dos solos en una locación desolada, sin rastros de vida, nadie los escucharia.

Peridot ya intuía lo del espacio personal y lo que suponia un problema de incomodidad para su humano. Aun asi, dejo todo rastro de incomodidad y guardaria luego sus fantasias para cuando lo tuviera secuestrado.

"Estoy aqui en la tierra para reportar los avances de las gemas forzadas de la guarderia. Y es mi asignacion corroborar sus avances en todos estos miles de años sin revision a mis superiores-"

Steven estuvo apunto de levantar su mano y preguntar pero Peridot lo irrumpio por lo exitada respecto al tema.

"-Como te lo dije. La guarderia sirvio para procrear gemas, pero tambien según los reportes oficiales los diamantes querian probar un punto y hoy al fin veremos si tenemos resultados." Peridot se levanta con muchos animos dejandose llevar por su curiosidad.

Otra vez Steven sentia la necesidad de preguntar

"-Por eso tengo que desender a la camara de control subterranea para activar y monitoriar mejor las crias" La gema verde da unos cuantos pasos a un area despejada. "Justo aqui!"

No veia nada mas que tierra. "Um ¿Cómo bajaremos?"

Peridot se giro extrañada. "Bajaremos...?" Peridot quizo reirse por la propuesta. Pero Steven no le parecia gracioso. "Escucha Steven desde este punto hasta la face 7 deberas esperarme aqui. "

"¡¿Que?! No puedo acompañarte ¿Porque?"

Peridot no pretendia sonar demandante desde ahora con Steven. Sin embargo no podia descontrolarse cuando trabajara con las delicadas incubadoras de fusiones.

No es que hubiera otra opcion. Steven accedio de igual forma. Tampoco debia ser un estorbo para su amiga cientifica. "Mmm… Esta bien Peridot. Yo te entiendo. Hablo y pregunto demasiado de vez en cuando." El joven se retira de su presencia.

"¡No te vayas!" Grito Peridot en suplica. Steven juro escuhcar un grito de ayuda de Peridot.

"Umm no me iba. Yo me voy a sentar por aqui."

"De acuedor." Que bochornosa se debió escuchar. En estos momentos deseaba contra todo pronóstico que un meteorito o escombros del espacio cayera directo a su ubicación y aprovechar el estruendo para escapar de la mirada del humano. "Yo... Me ire por aqui." Peridot presiona un botón en su potenciador e inmediatamente el suelo en un flash de luz desapareció tan solo una sección suficiente para ser tragada por la tierra.

"Okey... Parece que si quiere que me quedé un rato."

Steven encuentra una roca perfecta que le sirviera de asiento y aprovecha su tiempo para penar.

Buscaba distraerse del silencio. La conversacion que tuvo con Peridot a lo largo del cañón fue muy buena. Steven presentia que atestiguo la verdadera Peridot. Eso hacia que valiera la pena estar junto con ella. Enseñarle que no exista nada que temer ni de ella misma. Que no debía sentirse intimidada en el planeta Madre.

Steven toma una roca puntiaguda y comienza un dibujó que a tenido en su mente todo el día.

Un círculo y líneas a su alrededor: El sol.

Debajo, una línea lateral muy larga: La tierra.

Y en esta tierra dibuja unos pequeños hexágonos, pentágonos y triángulos: Gemas

Agrega a todas estas figuras caritas sonrientes hasta que se da cuenta que faltaba alguien.

La ligera sonrisa se apago.

Dibujo un gran rombo sobre todas estas gemas. Steven frunce el ceño y reemplaza las caras felices a tristes y enojadas ¿Que significaba?

Steven suspiro. Borro su dibujo e intento hacer otro que tuviera significado para el.


Ciudad Playa – Casa Playa

Perla terminaba de acomodar la ropa ya doblada de Steven luego del ciclo de secado. Ahora tocaba limpiar su habitación. Barrer el polvo de las esquinas y debajo de la cama. Sencillo. Buscaría la escoba en el armario. Eso haría hasta que se fijó en la luz que se filtraba del techo.

Los rayos del sol se filtraban por un agujero en el techo. No lo pudo notar hasta que el sol alcanzo su punto maximo en el cielo.

Perla se froto la barbilla deductiva de lo que ocurrió con el tejado. Un agujero apareció pero hasta ahora se daba cuenta.

Ella se quedo viendolo detenidamente. Parecia la marca de un proyectil que cayó desde una altura considerable para atravesar el techo. No quería sacar conclusiones tan descabelladas pero gemas corruptas ya antes atacaron ciudad playa colándose dentro de casa para atacar el templo.

`Steven puede que el-` Perla no quería pensarlo pero existía la posibilidad de que su pequeño cuarzo de rosa fue atacado por una gema corrompida. `No. Garnet nos avisaría y yo me hubiera dado cuenta´

Perla le resto importacia.

Volvió a subir las escaleras al cuarto de Steven ya con la escoba en sus manos, desconcentrada por sus pensamientos en reparar más tarde el hoyo del techo. Estuvo tan pensativa que paso desapercibida al barrer bajo la cama salió rodando una peculiar pelota de color verde menta.

"Uh?" Perla se da cuenta de la esfera y la sostuvo llamándole la atención el color. "Porque este juguete estaba debajo de todo esto?"

El inconfundible sonido de una puerta abriéndose atrás suyo interrumpió de momento a Perla y el objeto en sus manos.

"Hey P" Saludo Amatista entrando con una bolsa de frituras en boca y mano.

Perla se disgustó al verla atragantarse de repulsiva comida. "Oh Hola Amatista. Otra vez andas robándoles a las gaviotas las sobras?" Pregunto sarcástica la gema con mejores modales.

La gema con cabello salvaje se ríe confirmándole a Perla. "Es divertido competir quien se lleva el mejor premio de la basura. Lo llamo el club de la basura... El siguiente torneo es el viernes. Steven y tu deberian venir Hehe" No se detuvo de reír al llevar mas patatas fritas a su boca llena. "Mm Por cierto, qué haces con la pelota de Steven? Quieres jugar o solo limpiabas el lugar?" Notando que tenía una escoba.

Perla asiente y contesta: "Estaba limpiando hasta que encontré esto escondido. Además esta cosa no se siente como un balón. Es demasiado…" Perla estuvo a punto de exprimir con fuerzas a Robert si no este saltara de repente fuera de su alcanze y se transformaba delante de ellas.

Las dos gemas se quedaron viendo en silencio el Robonoide mientras el sonido de los crujidos de papas chocaban entre si.

"¿¡PERO QUE ES ESA COSA!?" Grito Perla asustada saltando hacia atrás para activar su lanza.

"¡Wow Que loco!" Amatista responde observando comiendo las papas a mayor porción.

La extraña cosa corre primero en círculos y se golpea contra un mueble, luego corre directo a la salida de la casa pero es detenido por Amatista quien salto preventiva en un grito heroico. "¡Atras! Tú no te iras. Ya entraste a esta casa ahora serás parte de mi chatarra" Desenfundo su látigo desde su gema en el pecho con una mórbida expresión.

Robert se veía rodeado por dos gemas y su único escape dentro de la morada estaba enfrenté suyo: el portal de las gemas de cristal. Su única salida con el objetivo de perderlas al último lugar registrado su uso.

. . .


N/A: Uff... sigo poniéndome al día. No tuve internet desde mas de 9 meses.

Lo sé, lo sé. Me largue, y sin dar una buena explicación. Bueno, dejando el sentimentalismo aun lado. Yo vivía en Venezuela hace unos meses y recién me instalo en otro país. Ustedes deben conocer respecto al tema. Es complicado pero estoy con vida.

Explicando un poco este capítulo. Les recuerdo que Steven del fic no sabe lo que el Steven oficial conoce. Varios temas como: Garnet es una fusión, manifestar sus poderes e información sobre gemas y eventos pasados, etc. Igual sucede con Peridot, emociones personalidad y habilidades no desarroladas aún. No creó que algunas sean relevantes, por el momento los introduzco al prólogo y luego viene el Stevidot de verdad...

Gracias a todos los que escribieron, en verdad aprecio sus revisiones y comentarios. No olviden comentar mis errores porque mi léxico esta gastado, mi caligrafía sede demasiado y mi redacción no es la más brillante sin Word.

Sin más que agregar...

Soy Cristofer y les mando saludos.