Este fic participa en el Reto Drabble "Nueva vida en Storybrooke" del foro Once Upon a Time.

Disclaimer: La historia y los personajes son propiedad de los dueños de la serie OUAT, la historia es de mi autoría.


UNA VIDA VACÍA

Desperté y por mi ventana vi lo mejor que pude haber visto, En esta ciudad las cosas se harían a mi antojo y nadie lo recordaría, por fin yo había ganado. Después de toparme en la mañana con Snow y ver como se disculpaba supe que todo había salido perfecto, qué más podía pedir. Al siguiente día me levante y vi al sheriff a mi lado, quizá no era mi amor verdadero pero no iba a negar que ese hombre me fascinaba, podría acostumbrarme fácilmente a tenerlo una eternidad a mi servicio.

El tercer día lleve a Snow a ver a Charming al hospital, y nada me hizo más feliz que ver que parecía no conocerlo. Después fui a la tienda de empeño ahí estaba ese diablillo infeliz.

-Buenos días señora alcaldesa, ¿Puedo ayudarle en algo? – Dijo mientras limpiaba un viejo reloj.

-Mr. Gold solo quería preguntar ¿Recuerda como nos conocimos y hace cuánto paso?- Pregunté

-Ahora que lo pienso creo que no, supongo que desde hace un tiempo ¿Porqué?- Contestó curioso

-¡Oh! No es nada, es que ha pasado tiempo y creo que tampoco lo recuerdo- Respondí y salí de la tienda.

Mentí, claro que podía recordarlo pero era la única que podría hacerlo, todo era perfecto hasta que los meses comenzaron a pasar. Cada día me sentía más vacía, mi vida era más interesante cuando perseguía a Snow por todo el bosque, cuando rumple me molestaba para hacer un trato, cuando podía aterrorizar aldeas completas. Aquí mi vida perfecta, con mi perfecta maldición, se había convertido en papeleo, impuestos y lo más interesante eran los encuentros nocturnos con Graham pero hasta eso era parte de la aburrida rutina.

Un día llego un niño y su padre, estuvieron pocos días pero el tiempo que compartí con ese pequeño cambio por completo mi mundo. Por un instante no me sentí vacía, me sentí llena de vida, como si algo dentro de mi volviera a hacer click. Pero como siempre lo arruine el pequeño Owen salió huyendo de mí, mi corazón se volvió frio de nuevo, volví a sentirme sola y fue entonces que recordé lo que Rumple me había dicho. Entonces una pregunta me lleno de terror y comenzó a apoderarse de mi mente ¿Qué fue de esa pequeña que viajo en a través del árbol? Tendría que averiguarlo.


Este drabble de 350 palabras narra parte de la vida de Regina Mills antes de la llegada de Emma

Espero que les guste