¡HOLA! EL 5to. CAPÍTULO DE UNO SE ENAMORA Y YA, NO HAY NADA QUE EXPLICAR.

NOS LEEMOS ABAJO :D

En el capítulo anterior:

¿Steven? -le preguntó una chica con una voz la cual era inconfundible-.

¿Connie? -dijo Steven incómodo-.

STEVEN -dijo Connie corriendo a él, pero él la esquivó-.

Creí que te habías ido -le dijo Steven volviendo con Catherine-.

Regresé -dijo acercándose a Steven-.

A-aléjate de mí -dijo Steven volviéndola a esquivar- tú me heriste, no quiero que vuelva a pasar.

DEJANOS EN PAZ -dijo Catherine con los ojos blancos y un aura plateada rodeándola, haciendo que Connie se elevara y cayera al suelo-.

¿Catherine? -dijo Steven con miedo-.

Catherine respiró hondo y sus ojos se volvieron normales y el aura desapareció.

Mande -dijo Catherine-.

Nada -dijo Steven-.

ABRE LA MALDITA BURBUJA -dijo Connie pegándole a la burbuja-.

Steven abrió la burbuja.

No creas que me has ganado -dijo amenazando a Catherine- atacaré cuando menos lo esperas -empezó a susurrar- y te quitaré a Steven -Connie salió corriendo-.

Ahora:

¿Qué te dijo? -preguntó Steven curioso y preocupado-.

N-no, nada importante -dijo con la mirada caída-.

Está bien, mejor… ¿Vamos a la playa? -preguntó Steven un poco sonrojado-.

Claro -dijo Catherine subiendo la mirada, un poco feliz-.

Ambos caminaron hasta la playa, era de noche, así que la playa estaba muy tranquila, más de lo normal.

Es muy relajante -dijo Catherine sentada junto a Steven-.

Y un poco romántico -susurró Steven, pero Catherine lo escuchó-.

¿Qué dijiste? -preguntó Catherine confundida-.

NADA -dijo sonrojado-.

Está bien -dijo Catherine viendo el mar-.

Así estuvieron hasta la noche, eran las 9:40 PM. Catherine se estaba quedando dormida.

Entonces la chica se recostó en Steven, haciendo que este se sonrojara.

¿Catherine? -preguntó Steven sonrojado-.

Mande -preguntó adormilada-.

¿Vamos a la casa? -preguntó levantándola-.

Si -dijo Catherine levantándose sola-.

Bueno -Steven se levantó, pero algo lo sorprendió, fueron los labios de Catherine sobre los suyos-.

Así estuvieron, hasta que ALGUIEN llamado oxígeno intervino, ambos cayeron a la arena, respirando agitadamente, Catherine se recargó en el pecho de Steven, y ambos se durmieron.

Al día siguiente:

Steven y Catherine despertaron, un poco confundidos, luego muy apenados al ver como estaban.

L-lo siento -dijo Catherine sonrojada-.

N-no, no pasa nada -dijo Steven sonrojado- mejor vamos a casa.

-Claro.

Catherine y Steven caminaron hasta la casa, hasta que llegaron, ahí estaba Perla con una cara de pocos amigos.

¿Por qué llegaron tan tarde? -preguntó Perla enojada-.

Es que… ESTABAMOS DETENIENDO A UN MONSTRUO -Gritó Steven-.

Está bien -dijo Perla sospechando- iré a ver las gemas -dijo entrando a su habitación-.

Enviaré esta gema falsa que encontré en el muelle -Steven encapsuló la gema falsa y la envió al cuarto de Garnet- listo.

Está bien, iré al baño a lavarme la cara -dijo Catherine tocando la puerta- Peridot, soy yo, Catherine -dijo y la puerta se abrió y ella entró-.

¿Qué pasó anoche? -se preguntó Steven, luego recordó el beso- nos besamos -susurró apenado-.

ESTE FUE EL 5to. CAPÍTULO, VA MUY LEJOS.

Gracias por seguirme, NOS LEEMOS LUEGO

By: UnaMásEnElMundo