CAPITULO 1 Arendelle

Hay dos maneras seguras de llegar al desastre: una, pedir lo imposible; otra retrasar lo inevitable.

.

.

.

-Todo va a salir bien- Elsa tomo la mano de Jack que descansaba en la borda, él contemplaba Arendelle, el barco había arribado y los sirvientes estaban desembarcando.

-No sé si pueda hacer esto, Elsa- Jack sostuvo con fuerza el cayado

-Lo harás bien- Ella sonrió

-Su majestad… la escalera está preparada para usted, la esperan abajo-

-En seguida iremos, gracias- Elsa miro a Jack haciéndole una seña y ella comenzó a descender por la escalera mientras los sirvientes la cuidaban de que no fuera a caer

-Su majestad…- Kai y los demás consejeros hicieron una reverencia ante ella –Es bueno tenerla de vuelta ahora que ha concluido con sus estudios básicos en el extranjero, esperamos que haya sido una experiencia grata-

-Lo fue, gracias-

-El caballo- Ordeno Kai

-Uh, tendremos que conseguir otro para…- Elsa miro hacia atrás para darse cuenta de que Jack no estaba –Un segundo- Ella tuvo que volver a subir en busca del chico, no estaba en cubierta, no estaba con el capitán, ni en la proa; ella tuvo que bajar hacia los camarotes, ahí estaba Jack en el pasillo.

-¿Jack?-

-Lo siento pero de verdad no puedo hacer esto…-

-¿Por qué?-

-Toda tu vida has sido una princesa, estas acostumbrada a los buenos tratos, a la amabilidad, la buena vida pero yo, yo no-

Elsa pensó y supo que Jack tenía razón, a veces era difícil estar bajo las miradas de todos esperando a que te juzguen.

-Lo entiendo… tengo una idea- Elsa tomo las manos de él –Yo subiere y los distraeré, ve al pueblo y pasea un rato, después puedes ir al palacio; me asegurare de que los guardias te dejen entrar-

-¿En serio?-

-Sí, ve diviértete un poco- Elsa sabía que esta era una oportunidad perfecta, así Jack podría conocer a sus posibles futuros súbditos sin tener la presión de ser otra persona y de paso las personas podrían conocerlo, estaba seguro de que Jack se ganaría el corazón de ellos siendo el mismo.

.

.

.

Jack caminaba por el mercado cerca del muelle, las personas vendían cientos de cosas, desde artesanías hasta comida.

Se detuvo en un puesto de manzanas, le había llamado la atención el intenso color rojo de aquella fruta y además su estómago ya le gruñía desde hace rato.

-¿Quieres una?- Dijo una amable mujer.

-Uh, no tengo dinero para pagar-

-No te preocupes, ten- Ella le extendió una manzana –Te ves cansado, esto te dará más energía que una taza de café-

-Gracias- Jack de inmediato se percató que la gente de aquí parecía ser muy amable

-No eres de por aquí, ¿verdad?- La mujer se había dado cuenta de esto por la camiseta azul con rayas negras y los jeans que Jack trataba de esconder debajo de aquella capa.

-No-

-Bueno, espero que disfrutes tu estancia aquí, ten un buen día-

Jack camino un rato por el pueblo escuchando la música y viendo a la gente mientras mordía la manzana de un rojo brillante.

La gente no paraba de mirarlo, unos lo miraban a causa de la extraña ropa, otros por el color del cabello y las chicas lo miraban por lo cautivador que era.

Una vez que termino su manzana se sentó en una banca viendo a los niños jugar en una plaza.

Elsa en secreto se había escabullido del castillo, usaba una capa para que nadie pudiera reconocerla, no iba a perderse por nada del mundo ver como Jack interactuaba con las personas y hasta ahora todo iba bien, aunque le preocupo un poco cuando las personas (en especial las chicas bonitas) lo miraban.

-¡Ni siquiera puedes defenderte!- él chico de ojos azules vio al niño que estaban molestando a una niña pequeña, le había quitado algo.

Por un segundo pensó en ignorar la situación pero no podía… -Sea como sea los protegemos- Dijo recordando su juramento y poniéndose de pie.

-Hey, veo que te gusta molestar niñitas- Jack movió su cayado

-¿Te importa?- Dijo un niño enojado

-Claro que me importa, ¿sabes? Deberías de ir con tu madre y decirle lo que has hecho-

-Qué cosas más raras dices-

-Deberías de hacerme caso- Jack golpeo al niño con el extremo de su cayado lo suficientemente fuerte para provocarlo

-¡Oye!, ¿Por qué haces eso?- Jack volvió a hacerlo

-Porque puedo y porque quiero- Siguió haciéndolo –Soy más grande que tu… no puedes hacer nada-

-¡Basta!- el niño arrojo el objeto que le había arrebatado a la niña y lo piso con furia

-¡Oye!- Jack molesto pero no pudo hacer mucho, el niño ya se había echado a correr.

La niña comenzó a llorar de forma descontrolada –Hey, no llores- Jack se arrodillo para estar a su altura –¿Era una corona?, ¿verdad?- Dijo viendo los fragmentos rotos del juguete en el piso.

-Sí-

-Sabes, no entiendo como una princesa puede permitirle a un plebeyo hacerle eso-

-No soy una princesa, era un juguete- La niña comenzó a llorar más fuerte

-No, no, no, no- Jack movió las manos tratando de calmar a la pequeña –Mira…- Dejo el cayado en el suelo y con sus poderes formo una flor, la niña al ver aquel objeto tan bonito que parecía de cristal dejo de llorar -¿Te gusta?-

La niña se limpió las lágrimas –Es muy bonita…-

-Es tuya-

-Está algo fría- Jack suspiro

-Lo siento, solo puedo hacer cosas frías- el rostro de la niña se ilumino y sonrió

-¿Cómo la reina Elsa?-

-Sí, como la reina Elsa-

-¿La conoces?- Pregunto emocionada

-Claro- Dijo con una pequeña risa

-¿Cómo es ella?-

-Es inteligente, fuerte, tiene unos lindos ojos azules y una encantadora risa, además es la reina… no, la chica más hermosa en todo el planeta-

Elsa sonrió mientras se acercaba por detrás.

La niña sonrió -¿Estás enamorado de ella?-

-¿Por qué lo dices?- Pregunto sorprendido por la inteligencia de aquella niña

-Por la forma en que hablas de ella… te ves muy feliz-

-Si te lo digo, ¿prometes no decirle a nadie?-

-Sí, soy buena guardando secretos- La niña hizo una seña con los dedos para indicar que no le contaría a nadie

-Sí, estoy enamorado de ella-

-¿Y ella lo sabe?-

-Pues…-

-Sí, ella lo sabe- Elsa se inclinó al lado de ellos

-¡Reina Elsa!- Exclamo sorprendida la niña

-Reina Elsa…- Jack la miro impresionado

-¡Oye!, ella sabe que la amas… ¿usted también está enamorada de él?- Dijo la pequeña

-Sí-

-¿Escuchaste?, ¡Deberían de casarse!- La niña tomo las manos de Jack y comenzó a saltar feliz.

-Sí… pero primero debo de pedírselo- Jack se acercó para susúrrale esto último a la niña –Pero por mientras… shhh- Jack hizo una seña para que no dijera nada.

Ella asintió –Gracias por el regalo-

-De nada-

-Debo ir a casa, adiós- La niña hizo una reverencia ante Elsa y se despidió con la mano del chico

-Así que… ¿me esperarías en el palacio?- Dijo Jack con una sonrisa

-Lo siento, es que era tan tentador que no pude evitarlo-

.

.

.

-¡Elsa!, ¡Jack!- Anna salo abrazando a su hermana y a su amigo

-Vaya, cuanta emoción- Dijo Jack al sentir el fuerte abrazo –Pareciera que no nos has visto en años-

-Lo sé, solo ha sido una semana pero que estemos juntos aquí, es muy emocionante- Dijo ella –Jokul…-

-No me digas así- dijo molesto

-En fin, te vas a divertir mucho aquí, habrá bailes, probaras mucho chocolate, te vestiremos muy elegante, conocerás a mucha gente y lo más importante: ¡usaras botas!-

-Emmh, dudo sobre eso último-

-No, si vas a vivir aquí tienes que comportarte como se debe y eso quiere decir que usaras zapatos- Anna lo regaño

-¿Le dices eso a Kristoff?-

-Por supuesto… míralo, ahí viene- Anna señalo a Kristoff quien bajaba las escaleras vestido con ropa limpia y recién bañado

-Tiene razón, de esta no te salvas-Dijo molesto.

-¡Hola!, soy Olaf y me gustan los abrazos- Dijo el muñeco de nieve parlante mientras saltaba por las escalera

Jack grito asustado al verlo -¡Que es esa cosa!-

-Jack, él es Olaf- Dijo Anna señalándolo

-Sí, no soy una cosa, soy Olaf-

-Es una de mis creaciones- Dijo Elsa

-¿Cómo paso?- Jack examino de cerca al curioso sujeto

-Pues… solo paso-

-Hey, una zanahoria- Jack le quito la nariz de zanahoria al muñeco de nieve

-¡No Jack, no!- Olaf le dio una bofetada con el brazo en forma de rama

-Okey…-

Wiiii, estamos aquí nuevamente con esta secuela :DDDD mi primera secuela, así que tal vez no vaya a ser muy interesante, creo que lo interesante comienza en el capítulo 4, lo más probable es que vaya a ser una historia corta DDDDD: así que lo más probable es que no pase de 12 o 14 capítulos y lamento si no son tan largos como los que suelo escribir DXXX

En fin, gracias por seguirme hasta aca en el desenlace de la primera historia.