Hola de nuevo a tod s:

La siguiente es una historia original de Sternenkind1750 (incluyendo las notas) y sus personajes son 100% propiedad de Naoko Takeuchi... yo únicamente me ví en la urgensiosa necesidad de pedir su autorización para traducir. Nada es mío.

Nos vemos al final.

~o~o~

N / A: Puesto que me gustaba Sailor Moon en gran medida cuando era niña, la vi de nuevo recientemente, volví a leer el manga y me sentí atraída hacia la historia de nuevo. Y volviendo a verla, esta pequeña idea me vino a la mente. Espero mucho que nadie se ofenda o moleste, ya que implica la muerte de un personaje. Está bastante centrada en Michiru, no durará mucho tiempo supongo, tal vez dos capítulos más. Además, yo no soy una hablante nativa del Inglés, así que es probable que haya un par de errores.

Me haría muy feliz tener alguna retroalimentación, en particular la crítica constructiva es muy bienvenida :)

Aviso legal: Obviamente, Sailor Moon pertenece a Naoko Takeuchi, etc.

~o~o~

-¡Una estrella fugaz!

-¿Qué pediste?

- Eso es un secreto. Y tú, Setsuna?

- Es un secreto.

-¡Eso no es justo!

(...)

- Y ustedes, ¿qué pidieron?

- No hay nada que pedir, este es nuestro momento más feliz, ¿no es así, Haruka?"

- Así es.

~o~o~

Tal vez debería haber deseado que todo siguiera como estaba, pensó Michiru tres meses más tarde, al mirar hacia abajo sobre la cama de hospital en la cual Hotaru descansaba.

La cara de la chica estaba pálida y ojerosa, los labios agrietados y resquebrajados. Parecía como si hubiera estado enfermo durante meses, a pesar de que sólo había sido un poco más de una semana desde que la niña había sido enviada a casa desde la escuela con una fiebre ligera. Fue entonces cuando había comenzado. Al principio se había pensado que era un mero resfriado y había puesto Hotaru en la cama, pero había empeorado día a día. Y ahora ...

Se obligó a apartar la vista de las muchas agujas y tubos pegados al frágil cuerpo de Hotaru y sintió que su estómago se apretaba dolorosamente.

Nadie sabía lo que aquejaba a la chica. Los médicos no se encuentra nada grave. E incluso Ami y Mamoru que había terminado sus estudios de medicina por ahora no habian podido encontrar ninguna causa de la enfermedad, a pesar de que pasaron cada minuto investigando y dificilmente consiguieron dormir.

Fueron afortunadas de haber sido admitidas en la habitación del hospital, Setsuna, Haruka y ella, ya que no habia parientes. Con el fin de permitirles quedarse, habían tenido que recurrir a la madre de Ami en busca de ayuda..

A pocos pasos de distancia Setsuna y Haruka estaban discutiendo en silencio si deberían traer al padre de Hotaru para que pudiera ver a su hija por lo que podría ser la última vez. Pero, ¿cómo se supone que deberian explicar al hombre que la niña fatalmente enferma de doce años de edad era la misma niña, que era su hija de un año de edad que Setsuna había traído el año pasado? El había perdido todos sus recuerdos después de todo ...

Un pequeño golpe la hizo mirar hacia arriba. En la ventana que conecta la sala de hospital con el pasillo, Usagi, Mamoru, Ami, Rei, Minako y Makoto estaban de pie.

Los ojos de usagi estaban llenos de lágrimas mientras miraba a Hotaru, lágrimas que Michiru no se había permitido llorar, sin embargo, a pesar de que la compostura no estaba lejos de derrumbarse. Usagi había recurrido varias veces a su Senshi para que le permita curar a Hotaru con el Cristal de Plata, pero ellos no podían permitir que su princesa arriesgara su vida por mucho que desearan que Hotaru estuviera bien de nuevo.

Michiru dio una mirada rápida sobre Ami y Mamoru, pero ambos negaron con la cabeza con desaliento. No habia noticias. No fue que lo que había esperado. Su espejo no mostró más que muerte y el rostro derrotado de Rei la traiciono ya que vio lo mismo en el fuego.

Pronto un médico apareció y habló con el grupo, sacudiendo la cabeza varias veces. Probablemente ella les dijo que no podían entrar en la habitación como tantas veces antes. Los médicos no quieren correr ningún riesgo. A pesar de que no había indicios de que la enfermedad fuera contagiosa, no admitieron ningún visitante además de los tres guardianes de la chica que se negaron de todas formas a salir de la habitación.

Por fin las niñas y Mamoru se fueron abatidos. Ami sostuvo su pequeña computadora hasta cuando captó los ojos de Michiru y trató de sonreír alentadora, fallando miserablemente.

~o~o~

Cayó la noche y la calma del crepúsculo cubrió la habitación. Michiru encendió una lámpara fluorescente que parpadeó repentinamente y un médico entró en la habitación. Ella se estremeció y se cruzó de brazos para calentarse un poco.

Haruka, que había estado apoyada contra la pared, se enderezó y se acercó a la cama, donde tomó su lugar detrás de la silla en que estaba sentada Michiru. Se inclinó un poco hacia atrás cuando sintió la mano de Haruka en el hombro, buscando comodidad en el tacto.

- "Me temo que no tengo buenas noticias para ustedes" - dijo el médico y suspiro cuando terminó el examen de su hija adoptiva- "Su condición empeora cada hora. Lo siento mucho, pero no creo que ella va a vivir para ver el mañana."

Los dedos de Haruka se clavaron dolorosamente en su hombro.- "¿No hay nada que pueda hacer?" -preguntó, y Michru podía oír lo mucho que se esforzó por mantener la voz calmada.

Haruka era probablemente el único de ellos que realmente aún creía que Hotaru podía salvarse. Michiru era incapaz de ignorar lo que el mar y su espejo retransmiten a ella y Setsuna no se había mostrado sorprendida por las palabras del médico. Si el viento le dijo a Haruka lo misma, ella ferozmente lo ignoró.

El médico sacudió la cabeza. -"No entiendo lo que está pasando ... nunca he experimentado algo así con un niño. Es como si su cuerpo hubiera dejado de luchar ... como si quisiera dejar este mundo ..."

Sin darse cuenta Michiru se abrazó a sí misma con más fuerza. ¿Quería dejarlas? ¿Por qué debe Hotaru quería alejarse de ellos? ¿Era su culpa?

¿Acaso Hotaru había resentido más de lo que había admitido que Haruka y ella pretendieran volverse contra ellos, contra su propia familia y tomaran sus semillas estelares?

La puerta se cerró cuando el médico salió de la habitación de nuevo. Se dio cuenta de que el calor de la mano de Haruka le faltaba ahora y no necesito levantar la cabeza para saber que Haruka había tomado su posición en la pared nuevamente.

-"Michiru-mamá? Haruka-papá? Setsuna-mamá? - Las tres se pusieron en marcha al oír la pequeña voz.

Hotaru les sonrió debilmente. Las sombras bajo los ojos hundidos fueron aún más pronunciados en sus iris violetas y Michiru se levantó de su silla para tomar más de cerca la pálida mano sobre la de ella. Setsuna se sentó en el borde de la cama y Haruka se acercó a la cama, así, en cuclillas.

-"Hotaru ..." - Michiru no sabía quién de ellas había hablado; quizá fueron las tres.

La chica miró por un momento sus rostros cansados, tristes y volvió a hablar, aunque con notable esfuerzo. - "Por favor ... por favor, no estén tristes, no quería ocasionarles dolor. Todo lo que hice fue desear crecer como una chica normal sólo una vez, junto con Rini ... nunca pensé que ..."

Un ataque de tos sacudió su cuerpo. Ella cerró los ojos por un momento y los abrió de nuevo con dificultad.

-"Lo siento ..."- Y mientras cerraba sus ojos en esta ocasión, no se abrirá de nuevo.

Las máquinas unidas a su pequeño cuerpo se volvieron locos e inmediatamente dos médicos llegaron corriendo a la habitación, probablemente alertados por las máquinas. Pero sólo pudieron confirmar la muerte de la chica.

~o~o~

Michiru no recordaba exactamente lo que sucedió después. Una masa aparentemente interminable de días grises siguió, que paso sola encerrada en la sala de música con su violín o en la orilla del mar.

No hubo un funeral, ya que el cuerpo de Hotaru simplemente se había disuelto - para horror del médico, pero sólo para el leve asombro de las Senshi.

Haruka se vio afectada de manera similar por la pena, a pesar de que no se encerró, sino que condujo su coche, como si su cuerpo también fuera a una velocidad hasta ahora desconocida.

Cuando Michiru resurgió de su propio mundo, sintió que no había estado lejos del luto ni por un segundo, lo que probablemente le afectó aún más.

-Setsuna parecía ser capaz de manejar mejor la pérdida - fugazmente Michiru se preguntó si sabía más sobre la muerte de Hotaru de lo que ella se había permitido revelar o si se había acostumbrado a sí misma en el curso de los milenios con las mareas de nacimiento y muerte que aprisionada a sus compañeros.

Aun así, pasó repentinamente custodiando el portal del tiempo mucho más tiempo de lo necesario - ella parecía apenas ser capaz de soportar estar en casa y cerca de sus compañeras.

Sólo medio año después, cuando había regresado un poco la apariencia de normalidad, ella volvió a casa más a menudo.

~o~o~

Continuará.

~o~o~

Estimados todos y todas!

Sé que los he tenido muy abandonados, el ritmo de vida te cambia cuando eres mamá y papá, y aunque no es pretexto, la historia que recién escríbo con mi hija es dura.

LLegó el momento en que sentí que había perdido la chispa que tuve hace algún tiempo cuando publique las historias que ya conocen. Fue momento difícil y me obligue a enfocarme en lo que de momento merecia prioridad, según yo.

Aún así, las voces seguian hablándome en secreto y aún las tengo muy claras... todas y cada una de ellas ha susurrado en que continua cada historia. Lamentablemente, no me dí el tiempo para escribirlas, aúnque si para leerlos.

Finalmente, cuando navegaba por FF, encontré esta historia, que de alguna manera me toco el corazón y me recordó que cuando tienes una idea, debes compartirla a los demás.

Con eso en mente, me propuse volver a FF y concluir con lo que había iniciado. Poco a poco iré publicando. Las voces y yo estamos felices de volver a estar en circulación.

De momento, tal y como lo prometí a Sternenkind1750 cuando le pedí concederme el permiso para traducirla al español, daré mi mejor esfuerzo en llevarles esta historia.

Un beso afectuoso de su amiga, Samirasama.