Estimadas y estimados:

La siguiente es una historia original de Sternenkind1750 (incluyendo las notas) y sus personajes son 100% propiedad de Naoko Takeuchi... yo únicamente me ví en la urgensiosa necesidad de pedir su autorización para traducir. Nada es mío.

Nos leemos al final.

~o~ O ~ o ~

N / A: ¡Gracias por sus preciosos comentarios! Estoy feliz de ver que están interesados en esta historia - por desgracia, este ya es el último capítulo, espero que no estén decepcionados. Como siempre, estaré muy feliz por sus aportaciones :)

Aviso legal: Vean al final del capítulo ;)

~o~ O ~ o ~

Rei estaba barriendo el patio del santuario. El verano se acercaba a su fin y los alcornoques comenzaban a ponerse rojos.

Miró hacia las escaleras. Nadie aún.

Michiru había llamado hacía dos horas y preguntó si podría ir a verla con Haruka por la tarde. Ella no había mencionado la causa de la repentina visita... era raro que la pareja llegara sola a la capilla. De vez en cuando se reunía con Michiru con el fin de intercambiar ideas, en caso de que alguna de ellas hubiera tenido una visión o premonición y por supuesto las dos asistían si todo el grupo se reunía en el santuario... ¿pero esto?

Calmada y metodológicamente continuó barriendo, casi perfeccionando la meditación.

Finalmente escucho pasos aproximándose, que la hicieron levantar la vista de su tarea y vio a la pareja ascender por la escalera. Algo estaba fuera de lugar, ella veía y sentía cosas como esas inmediatamente. Una cierta tensión ¿preocupación...? Esperaba que Michiru no hubiera tenido una visión prediciendo el mal. Estaba tan contenta de que por fin la paz reinara durante años y que ninguna de ellas hubiera visto una amenaza seria – que esperaba que se les concediera un poco más de paz.

Ella puso su escoba hacia abajo y les dio la bienvenida. Entraron juntas. Rei les ofreció té y se sentaron frente a una mesa baja, Michiru y Haruka de rodillas con las piernas cruzadas, como de costumbre. Pero a excepción de que nada parecía inusual, meditó y frunció el ceño ante la mirada preocupada que Haruka dirigia hacia su amada a discreción. Michiru estaba pálida y parecía agotada - ¿estaba enferma? Pero no se sentía como si lo estuviera...

-"¿Puedo preguntar qué te las trajo aquí hoy?"- Preguntó finalmente.

-"Yo..." - Michiru tomó una respiración profunda y sus manos se cerraron alrededor de su taza de té como si buscara algo. Miró a Rei. - "Ayer me enteré de que estoy embarazada".

Rei no pudo reprimir un sorprendido "Oh..." Así que era eso. Pero cómo…

Su asombro debió mostró en su cara, porque Michiru sonrió por un momento y continuó:

-"Sí, me sorprendió también, como probablemente puedes imaginar. Por casualidad me encontré con Ami y ella me ayudó a obtener una visión poco más clara del asunto. La criatura debe ser de origen sobrenatural... y esperamos que no sea malo. No siento nada amenazante y el equipo de Ami no descubrió nada anormal. "- Se detuvo un momento.

Haruka se acercó para brindarle tranquilidad colocando su mano en la parte baja de su espalda y su cara se relajó un poco.

-"Nosotros - Ami, Haruka y yo - suponemos... esperamos, que pueda ser Hotaru, porque yo la ví ayer en mi espejo y Haruka la ha visto recientemente en sus sueños. Pero no puedo leer el aura de la criatura y... tenía la esperanza de que tú pudieras ser capaz de ver más... " - La voz de Michiru se rompió un poco y se detuvo, mirando a su taza todavía cerrada herméticamente entre sus manos una vez más.

Rei asintió lentamente. Hotaru... aquello sería maravilloso. No se había imaginado nada, no había visto - pero ella sólo había estado en busca de amenazas.

La suposición parecía bastante lógica para ella. Haruka por lo general no era particularmente clarividente, pero parecía afectada, casi tanto como Michiru y por lo que sabía, podría haber sido una visión lo que veía.

Sin embargo, ella no dejó que sus pensamientos se mostraran en su cara, ya que supuso lo difícil que era para sus dos amigas permitirse tener ese pensamiento, esa esperanza, por temor a ser decepcionadas. Y si no era Hotaru - ¿de dónde este venía esta criatura?

Se acercó un poco más a Michiru.

-"¿Puedo?" –

Como ella asintió con la cabeza, suavemente le puso una mano sobre su estómago, cerrando los ojos. Sí, había realmente una criatura, sintió el aura. Cálido y familiar, no, esto ciertamente no era una amenaza.

Miró más allá, tratando de recordar el aura de Hotaru.

Finalmente, llegó a la esencia, un resplandor violeta caliente, Saturno y Hotaru a la vez, libre de la tristeza que le había acompañado permanentemente durante sus vidas pasadas. Una sonrisa se formó en su rostro.

Ella abrió los ojos una vez más y asintió.

-"Tienes razón, Michiru. Esta es el aura de Hotaru. Ella realmente está renaciendo".-

Ambas la miraron sin habla y ella sonrió más ampliamente.

-"Felicitaciones."-

~o~ O ~ o ~

-"... Sí, eso es exactamente lo que dijo Rei. Eso es justo lo que tú pensaste, ¿cierto? "

Haruka oyó la voz tranquila de Michiru proviniendo de la cocina, mientras se sentaba con su computadora portátil en el sofá y la abría. Aún tenía que leer dos documentos para su seminario de mañana, una tarea que había aplazado hasta el último minuto, como otras tantas veces, y cuando el teléfono había sonado hacía unos minutos y había comunicado a Ami con Michiru, decidió finalmente que tenía que ponerse a trabajar. No es que tuviera muchas esperanzas de ser capaz de concentrarse en los detalles más finos de la hidráulica de momento...

La revelación de Michiru ayer y la confirmación de Rei hoy la habían tomado fuera de balance. No carecía de experiencia respecto a situaciones increíbles desde que había conocido a Michiru y se apoderó de su bastón henshin, pero esto había superado todo a sus ojos... a pesar de que un embarazo inesperado sería para la mayoría de las parejas algo sorprendente, pero mucho más normal que los problemas que surgieron al darse cuenta de que uno de los talismanes que había estado buscando se encontraba en el corazón de su amada y que lo más probable es que tendría que morir por ello. Pero por supuesto que esto era diferente.

Sorprendentemente, estaba completa pero no desagradablemente sorprendida por los acontecimientos. No, era más bien una abrumadora sensación de alivio, ya que siempre había albergado en secreto una molesta sensación de culpa al pensar en Hotaru. En un primer momento se había puesto toda su energía en matar a Hotaru y luego, más tarde, cuando ya la quería como a su propia hija, le había arrebatado su semilla estelar y con ella, su vida. Y sólo tres meses después de Usagi salvara a todos, ella había muerto realmente, por propia voluntad al parecer y Haruka se había preguntado si no era su culpa, a fin de cuentas.

Pero si regresara ahora, a Michiru y ella, de entre todas las personas... entonces no sólo recibiría la oportunidad de dejarla vivir la infancia que había deseado para ella y redimirse a sí misma, sino que en este caso, la muerte de la niña tal vez no había sido su culpa, después de todo.

Aun así, se alegraba de no tener que llevar el embarazo a término ella misma...

En el momento en que se habían hecho cargo de Hotaru, Michiru siempre había sido la más maternal de las tres. Y ella había confesado a Haruka que deseaba tener un hijo propio alguna vez, no ahora, pero si alguna vez... un deseo que Haruka no compartía, al menos por el momento. Así que tal vez iba a estar bien para su amada.

Pero aun así... ella pensó en el momento en que Rei había confirmado que la criatura que Michiru estaba llevando era Hotaru. Su rostro había perdido todo el color y casi se había desmayado, por suerte ya estaba sentada en el suelo y fueron capaces de acostarla rápidamente. Y anoche, cuando había temblado entre sus brazos...

Suspiró suavemente, por fin abrió la carpeta en la que había guardado los papeles y comenzó a leer - sin absorber alguna información en absoluto.

~o~ O ~ o ~

-"Sí, nos vemos el domingo, Ami". - dijo Michiru y terminó la llamada con un pitido. El domingo todas ellas iban a reunirse en el parque Yoyogi para ver las primeras hojas de otoño y disfrutar de los últimos días cálidos.

Se dejó caer en una silla en la cocina, dejando el teléfono a su lado sobre la mesa.

Le dolía la cabeza y se masajeó las sienes lentamente, tratando de aliviar el dolor. Tenía otro ensayo de mañana después de clases y un importante concierto el sábado... y tenía la sensación de que el malestar y los mareos fueron aumentando cada día. Tal vez era sólo el estrés, no el embarazo... furiosamente se limpió unas lágrimas de sus mejillas.

-"Lo siento pequeña, estoy muy feliz de que regrese de nuevo a nosotros... es sólo que todo esto es un poco abrumador"- susurró ella, corriendo una mano suavemente sobre su estómago.

Y lo estaba realmente.

Qué maravillosa oportunidad de ser capaz de tener un hijo por sí misma y tener su pequeña princesa de vuelta a la vez. Pero al mismo tiempo se sentía confundida, asustada, no estaba lista para hacer frente a todo lo que sucedía. ¿Qué iba a hacer con la universidad, con su trabajo...? ¿Qué iba a decirles a sus padres que ya desaprobaban su relación con Haruka y sin duda desaprobarían un embarazo en el que no podía presentar a un padre?

¿Y si perdía a la criatura? ¿Y si ella le había hecho daño inconscientemente, sin saber acerca de la pequeña vida dentro de ella? ¿Había bebido alcohol recientemente? No lo creía, había perdido todo gusto por ello en los últimos meses - y ahora sabía por qué, sin duda - pero aun así...

- "Michiru? ¿Está todo bien?" - Haruka había entrado en la cocina, con cara de preocupación. Trató de sonreír hacia ella de modo tranquilizador y asintió, sin confiar en su voz.

En un movimiento suave, Haruka estaba a su lado y tiró de ella en un abrazo, murmurandole palabras de amor y acunándola suavemente. Se aferró a ella, su miedo menguando, sintiéndose bastante reconfortada y segura.

Tenía a Haruka a su lado y eso era lo más importante de todo.

~o~ O ~ o ~

El fin. :) Yo no tenía la intención de describir todo el embarazo, pero estaba interesada principalmente en explorar cómo podían enfrentarse con ese descubrimiento, por eso se termina aquí. Sin embargo, puedo decir con seguridad que la criatura es realmente Hotaru y ella no está esperando gemelos, lo siento... de nuevo, espero que no estén decepcionados con este final. Tengo otra historia en cuenta que es más probable que vaya a ser mucho más largo (y no está conectado a ésta en absoluto), que probablemente voy a empezar a publicar pronto :)

¡Gracias por leer, por agregar a favoritos, por comentar, por seguir...! :)

~o~ O ~ o ~

¡Orden cumplida!

Este es el capítulo final, como les comenté en un principio, es una historia breve pero muy emotiva.

Muchas gracias a Sternenkind1750, por autorizar la traducción al español. Fue una tarea difícil, ya que ha pasado mucho tiempo desde que estudié inglés y sin la práctica adecuada te llegas a oxidar mucho, pero nada comparado con el esfuerzo de la autora. Imaginar una situación y llevarla a papel (o medios electrónicos), y en un idioma que no es el tuyo, es complicado y por eso mismo, loable.

Aprovecho la ocasión para hacer un breve comercial. La autora de este fic está escribiendo una nueva historia en la que se mezclan Haruka, Michiru, vidas pasadas y la mítica cultura geisha. Está padrísima! 100 x 100 recomendada! Se llama Anachronism.

También quiero agradecer a todas las personas que se tomaron un momento para leer, comentar y seguir esta historia. Gracias a quienes realizaron aportaciones sobre la traducción, a quienes me hicieron reir, llorar y enojar también. Toda retroalimentación es buena, todo nos ayuda a crecer.

¡Nos estamos leyendo!

Un beso!

Samirasama