"Esta historia participa en el "Baile de navidad" del Torneo de los Tres Magos, del foro la Noble y Ancestral casa de los Black"

Personaje: Olympe Maxime


Aligeró el paso una vez dentro del castillo, cuando consideró que estaba lo bastante lejos de Hagrid y no lo suficientemente cerca del Gran Comedor, donde el Baile todavía no había finalizado. Se apoyó contra la pared de un pasillo aledaño y se tapó la boca con una mano para reprimir un grito.

Una semigiganta. Ella. ¿Cómo se atrevía?

De entre todas las personas que había conocido a lo largo de su vida, no esperaba que Hagrid fuese aquella que sacaría a relucir ese tema. Sí, Olympe había lidiado con las miradas y los murmullos durante años, y para todos había tenido siempre la misma respuesta: huesos grandes. Confiaba en que ahora, como directora de la Academia Beauxbatons, la gente no hablaría tanto, pero se equivocaba.

Nunca había conocido a otro.

Las palabras de Hagrid se habían clavado en su interior. Le sorprendía ver cómo él aceptaba con total naturalidad su verdadero ser, mientras ella no había hecho más que enmascarar el suyo, por miedo.

Cerró los ojos y tomó aire. Quizás no estaba lo suficientemente preparada para aceptarse de manera definitiva. O quizás debería dar un paso y empezar a hacerlo, tal y como le ocurría a Hagrid. Él al menos parecía ser feliz.

A fin de cuentas, ella tampoco había conocido a otro.