25/01/1995 DH-(Después de la Guerra de los Champiñones)

Hora de Aventura con Finn y Jake no me pertenece, le Pertenece a Pendleton Ward o a Cartoon Network.

Jóvenes sé que quieren matarme por tardarme tanto, y les entiendo por lo que si se quieren vengar mi dirección es: país uno, ciudad no les diré, colonia quiero vivir, primera calle, casa numero -9; XDD.

Ahora… Como había dicho anteriormente, lo que sigue será solo de Fionna y su vida antes, durante y posteriormente a la guerra que se libró en el continente de Ooo. Y los efectos que tuvo esta en las vidas de los Reinos de Aaa. Sin embargo, en lugar de presentar un capitulo enorme como la última vez, este se dividirá en varias partes. No contare cuantas para dejarles con la duda XD.

Ahora las fechas de actualización de la historia se van a cambiar a los sábados por varias razones.

Como sea, solo quería agradecer a:nero3011, DMarcos07, DarkKayser, Fayroxis, Hyperion52, M72grp, Morde The Cat, Nico48825, Pame2404, TheMesias, Warrior dark light, ades91390, ashlyrojasmendez01, blexan22, 72, ianavila12, james anderson, onixia32, werorexy, xaviex fire, JoltGamer, Legacy shinobi, Guest, Juan y jejeje Anonimo por sus reviews, por seguirnos y brindar su apoyo con esta historia, aunque solo lleva cuatro capítulos XD. Sé que no soy el mejor narrador del mundo y necesito mejorar en muchos aspectos por agradezco su apoyo.

Así que… empecemos…

XXX

Visiones del Pasado PARTE 1

FIONNA POV

Hola, soy Fionna. Vivo en una casa del árbol en medio de la pradera Este de Aaa. Vivo junto a mi querida hermana mayor, Cake, una gata mágica, capaz de estirar y transformar su cuerpo como ella quiera. Puede alcanzar un tamaño de una torre de 100 pisos al tamaño de una hormiga extremadamente pequeña. Convertirse en cosas, como bates o anteojos. Es muy cariñosa y dulce con migo. Pero también es un poco controladora y tiene un muy mal genio cuando la molestas. Pero siempre me cuida, aun cuando no lo necesito; es fastidioso y dulce al mismo tiempo. Jejeje Se podría decir que es un dulce fastidio.

Hace un par de años encontramos una cabaña en el corazón del bosque, parecía muy antigua, pero no estaba en un mal lugar ni se encontraba tan dañada como parecía desde afuera. Era solo de dos habitaciones, una cocina y un baño; pero aun así se sentía una enorme tranquilidad adentro. Por lo que Cake y yo decidimos repararla y ahora es como un segundo hogar. El lugar era bastante apropiado ya que en el bosque no entraban muchos monstruos. Talvez uno o dos por mes, pero eran sacados o eliminados por todas as criaturas del bosque. Esos animales tienen algo así como un reglamento, lo llaman la ley del bosque. Constaba de 15 normas que debían cumplirse sí o sí. Pero la más importante era que no se admitían criaturas con esencia maligna. Eso era favorable para nosotras, en especial si queríamos un descanso de los combates con seres malvados. Por lo que nos quedábamos d días en esa cabaña. Hoy cumplíamos 9 días de estar viviendo en esa cabaña.

Sin embargo, no habría un décimo día ya que la casa del árbol ya se había encontrado vacía por mucho tiempo. Un día más y seguro que los animales rastreros volverían a invadirnos, y por animales rastreros me refiero a esos infernales gusanos de sueños. Pero antes de volver, el príncipe Gumball nos había citado para encontrarnos con él en el palacio. Espero que no se trate otra vez sobre la cena de los monarcas de Aaa.

Salimos mi hermana y yo temprano para salir de ese asunto y poder salir de aventura juntas a las profundidades del bosque negro haber que encontramos.

-¡Oye Cake! – dije mientras me encontraba en el lomo de Cake. – Crees que terminemos temprano, no quiero perderme nuestra salida de aventura-

Cake- lo sé, no creo que nos tome mucho tiempo siempre y cuando no nos de sus típicos discursos sobre su genial traje que usara en el baile.-

-es cierto, sí que le gusta ese traje- ese horrible traje, no sé porque le gusta tanto ese traje, la última vez nos mantuvo atrapadas hablándonos sobre él. Ya me tenía harta, por suerte Marshall apareció y le empapo con agua. De cualquier forma, solo esperaba que fuera algo interesante.

No nos tomó mucho tiempo llegar al Dulce Reino, estaba exactamente igual que ayer y que hace 15 años. Ah, a excepción de unos bandidos que se encontraban disparando con escopetas de dulce desde el exterior del muro este. También note que Gumball se encontraba junto a la puerta con su espada y algo como un arma de dulce. Nos acercamos a él con cautela para no recibir los disparos de los dulces rebeldes.

-¡Gumball!- grite mientras me cubría junto a Cake de los disparos- ¿qué está pasando?-

Gumball-ah Fionna- me dijo levantando sus brazos soltando su espada- ¿Cómo estás?

-Yo bien, pero y este desastre que veo? de que se trata Gumball?- dije mientras apuntaba con mu dedo a las marcas de balas de dulce que había en la pared.

Gumball- ah ellos, no son nadie, solo unos ciudadanos molestos que quieres tomar la corona como siempre pero ya se encuentran en retirada.- BAMM un mili-segundo después de que Gumball terminara una bala dio justo arriba de su cabeza.

Cake-Pues se retiran hacia aquí- dijo Cake en tonos sarcástico.

- son demasiados esta vez- dije antes de contarles rápidamente- son como 25 dulces armados-

Gumball- SI, creo que necesitare su ayuda después de todo.-

-Ok, Cake- dije- necesito que tomes unos pesados del suelo y los arrojes a los chiflados para que distraer a esos dulces. Luego yo los noqueare, ok?-

-OK- dijo Cake con sus patas en alto.

Rápidamente me posicione en la horilla del muro en la espera de que Cake iniciara la distracción. Mi mente se encontraba en calma y preparada para lo que vendría a continuación. Luego de un momento escuche como los disparos habían dejado de dar al muro y supe que Cake había hecho la jugada. De un momento a otro salí de mi escondite y ataque a los dulces, dándoles con el mango de mi espada atrás de la cabeza para dejarles noqueados. Uno por uno, cayeron todos esos dulces hasta que solo yo permanecía de píe en el lugar.

-Eso fue fácil- dije mientras regresaba con el Prince Gumball

Gumball- eso fue genial Fionna, te has hecho fuerte no es así?-

-Si lo hice-

Gumball-Excelente, pero no olvides quien te ayudo he?- dijo tras hacerme una mueca extraña con su ojos.

-Sí, sí, Gumball-

Gumball- de nada, entonces vámonos ya para la sala negra jeje-

Cake- bien, pero que hay de estos Dulces Rebeldes-

Gumball- Ah ellos… déjenlos, los guardias los apresaran cuando lleguen, ya le di órdenes a la capitana de los Banana Guardias para que los encierren de inmediato. Así que no se preocupen por ellos-

-Ok- dijimos Cake y yo al unísono. "Ese Gumball" pensé mientras entraba al reino. Solo le dije gracia para que no molestara, no hiciera un berrinche. Sin embargo, él tenía razón. Después de todo, él fue quien me ayudo a hacerme más fuerte después de aquel incidente…

Ese incidente…

FLASH BACK

Hace dos años y medio después del acontecimiento que cambiaría todo aquí en Aaa….

Había llegado la época en que los reyes y reinas se habían reunido para "asegurar la paz" y "reforzar los lazos" o algo así, personalmente nunca me importo ni un poquito lo que hacían o no en sus reuniones. Ese dia en particular solo estaba feliz de poder estar con mi novio. El Príncipe Flama, o como se llamaba realmente, Phoenix. Me pareció un hermoso nombre, pero a mi hermana solo lo llama por "ave fogosa" desde entonces. Admito que era gracioso, lo que no era tener que evitar que se mataran entre ellos después. Estaba muy emocionada al menos de espíritu. Tenía tanto sueño que no podía moverme de mi cama, así fue toda la mañana. Hasta que mi hermana llego de su cita con Monocromicon y pues…

-FIONAAAA- grito Cake subida a mi cama- QUE RAYOS PIENSAS DE LA VIDA NIÑA- Seguía gritando en mío oído…literalmente, mientras o luchaba para no levantarme y darle un golpe, incluso intente cubrirme con mis pieles pero resultó inútil contra una gata que podía hacer más grande su boca. Después de unos 40 segundos de un dolor insufrible en mi oído derecho me levante con mi cara de "te mato si continuas". –NO TE PONGAS ESA CARA- dijo antes de darme un golpe en la frente con sus patas.

-PORQUE ME DESPIERTAS- dije- NO VES QUE ESTOY CANSADA-

Cake- CANSADA DE QUE? LO UNICO QUE HAS HECHO ES DORMIR?- decía mientras movía sus patas de lado al lado. –ADEMAS… HOY ES TI CITA CON EL GUAPETON DE PRINCIPE FLAMA SEÑORITA- dijo con una mueca un poco rara pero obvia.

-No exageres gata, solo es una cena jeje- dije mientras me quitaba mis piyamas y me preparaba para darme una ducha larga y suave. Pero para ser sincera estaba súper emocionada, tanto que no pude dejar de soñar con lo que podría pasar en la fiesta. Incluso dentro del baño no podía dejar de fantasear con respecto a lo que podría pasar.

Después de mi baño me puse mi bata de conejo que me regalo Cake y baje a desayunar, o como diría Cake… almorzar juegos con tocino. Jejeje sin darme cuenta dormí hasta las 3 de la tarde. Faltaba muy poco para el baile por lo que comí lo más rápido que pude y me puse mis mejores galas… de combate.

Si lo sé, se supone que soy una dama, pero como heroína de Aaa no iba solo como invitada sino también como parte de la guardia de los reyes y reinas que estaban dirigidas por Chicle-Boot. La verdad esa era la primera vez que me tocaba ser parte de la guardia, y realmente quería ser parte de ella pero también quería pasar tiempo con mi novio. Pero el deber es el deber supongo… Ya completamente listas nos salimos de la casa lo más rápido para no llegar tarde a la reunión de la guardia del castillo. En el camino Cake no paraba de molestarme con el asunto del Príncipe Flama. Claro como si fuera a verlo al llegar, sabía que los invitados llegarían un par de horas después de nosotros. Pero otra cosa que me llamaba la atención era la locación de la fiesta. Este año se efectuaría en el Reino Slime. Era la séptima vez en la historia, no era gran cosa , en comparación a los demás reinos el reino Slime no había sido la sede favorita. La mayoría dicen que es por el Slime que se pega a la ropa pero a mi no me importa mucho mientras no toque mi cabello.

Cuando llegamos fuimos recibidas por los guardias Slime, traían sus armaduras unas lanzas… y atrás de ellos se encontraban unos tanques de querrá.

Guardia1- QUIEN ESTA AHÍ… REPORTESE- dijo el guardia mientras apuntaba su lanza-

-soy Fionna y ella es mi hermana Cake- dije- guardiana número 44, escuadrón a-

Guardia2- guardiana dígame- dijo otro guardia- el león duerme en el día…

-pero caza en la noche.-

Guardia1- bien, su líder la está esperando en el palacio- dijo mientras se hacía a un lado mientras los demás guardias. Esa frase fue una de las 7 frases, una para cada escuadrón para identificarse ante los guardias. Ya que era una reunión real era muy probable de que algún villano de alto nivel intentara atacar. Aunque la probabilidad de que apareciera uno de ese nivel era 1 contra 30 millones y algo según Gumball; los reinos prefirieron no arriesgarse y prepararse para cualquier posible contingencia. Esa puede ser una de las razones por la cual me invitaron al escuadrón A y la otra…

-ya llegamos mi niña- dijo Cake mientras se estiraba para dejarme en la entrada, como no era una guardiana no podía entrar al castillo hasta la hora de la fiesta.- te veré en un par de horas niña.-

-Ok- fije- no olvides saludar a Mono de mi parte-

-Dale, adiós mi niña- dijo antes de irse, no entendí porque no quiso unirse conmigo. Pero supuse que tenía sus propias razones. Pero no la iba a molestar con eso, al menos no ese día talvez mañana XD.

El castillo del reino Slime no tenía fama de hermoso, era enorme si, demasiado. Lo suficiente para que cualquiera se piérdase pero ya lo conocía casi a la perfección por lo que no me fue para nada difícil encontrar el salo de reunión. Estaba preocupada ya que había llegado unos 2 minutos tarde y conociendo a esa máquina de chicle seguro y me da un buen regaño tipo Cake con mucha hambre. A mi suerte en ese momento estaban entrando dos guardias de fuego lo que siginificaba que el regaño seria en grupo en vez de a mi sola.

-Fiona- dijo uno de los guardias- que haces afuera todavía, no me digas que también te perdiste?- me pregunto con una mueca en su cara. Les dije que era fácil perderse hasta parea un soldado bien entrenado.

-Pues… si- dije- como has estado? Donde se encuentra su príncipe?– pregunte al guardia.

Guardia-Bien, su majestad estaba ansioso por este día, incluso se puso su armadura favorita-

-que bien jeje- dije con una sonrisa, la verdad es que ya conocía a la mayoría de los guardias del reino del fuego. Ya que pasaba mucho tiempo con ellos era difícil ignorarles. Los tres entramos al salo. Dentro se encontraban varios guerreros con armaduras iguales.

-bienvenidos- dijo Chicle-Boot- es un alivio que no tuviéramos que ir a buscarles chicos- dijo con mucho enfado.

-perdona, es que el castillo es muy grande jeje- intente disimular lo más posible para no ser descubierta.

Chicle- Si, a los fogosos se les acepta pero no a ti Fionna, sé que conoces la mayor parte de este castillo. –

-pero…-

Chicle- es más! Esa fue una de las tres razones por las cuales fuiste involucrada en esta operación de vigilancia y protección.

-lo sé, lo siento- dije un poco molesta, pero era cierto. Fue descuido mío después de todo.

Chicle-Muy bien, como ya estamos todos empecemos.- dijo antes de presionar un botón en la pared. Al instante una de las paredes se movió dejando ver una pantalla con varias imágenes de varias cámaras y un dispositivo que reflejaba un mapa a 3D del Reino Slime. La imagen se podía agrandar de forma que podíamos ver hasta el más pequeño detalle. –ESCUCHEN- dijo

– Somos el escuadrón A, aquí solo esta lo mejor de lo mejor en ataque y vigilancia. Hoy, el reino Slime tendrá el honor de ser la sede de la cena anual de la unión. Lo que significa que tendrá muchos invitados muy importantes, Reyes, Reinas, Ministros de Defensa, Condes, Aristócratas de toda clase. Su misión jovenes es simple… NO DEBEN QUITARLES LOS OJOS DE ENSIMA. Deben estar atentos a cualquier peligro, si es necesario deberán estar a centímetros de ellos. El fracaso no será tolerado. – de pronto la imagen señalo 12 puntos del mapa que correspondía al castillo.- cada quien sabe cuál es su Identificación, por lo que señalemos los puntos de vigilancia…- así la boot nos dijo dónde nos tocaría a cada uno. Pero el que me importaba…-Soldado 44, sala este, junto a los soldados 33, 12 y 22. – Me sentí realmente alegre por lo que me habían dicho. Pero un poco nerviosa, mis compañeros no eran exactamente muy amistoso, Un hombre Lobo llamado Lico y dos hermanos gemelos hechos de fuego. No los conocía muy bien pero si sabía que eran lo mejor de lo mejor.

Una vez terminada la reunión me dispuse a ir al salón cuando uno de mis compañeros me detuvo. Era Lico, que al igual que el resto contaba con una armadura de plata conformada por varias piezas que cubría el pecho, unas hombreras, unas manoplas y botas negras. Todas las piezas adornadas con inscripciones de oro y el símbolo de su reino en su espalda. –Fionna- me llamo- Antes de irte necesitamos darte una armadura, sígueme- asentí con la cabeza y seguí a mi compañero hasta una extraña habitación que tenia una puerta diferente al resto. Estaba hecha de metal reforzado. Mi compañero toco dos beses hasta que una persona abrió un pequeño agujero en la parte superior para solo asomar sus ojos.

-contraseña- pregunto aquel extraño

Lico-La nieve se derrite solo para ahogar quienes las congelo- después de haber dicho esa extraña frase la puerta se abrió. Quede asombrada al presenciar lo que había adentro. Era una enorme armería… decenas de espadas, ballestas de tiros múltiples, armaduras de toda clase.

-en dónde estamos?- pregunte

Lico-ese es la armería de la guardia de todos los reinos presentes. Están aquí presentes con el único propósito de asegurar la máxima protección para nuestros señores. Por eso los reinos le estamos brindando una pequeño armamento a nuestros soldados. Fionna- me llamo otra vez- tengo entendido que esta es tu primea ves con nosotros, no es asi?

-Si es verdad, pero me habían dicho que solo como invitada nada más-

Lico- Eso lo sé, Chicle-Boot no quería que te dijera esto pero si todo sale bien hoy podrás unirte a nosotros permanentemente-

-es en serio?-

Lico- así es, por lo que te recomiendo que pongas tú armadura rápido-

-okay- estaba emocionada, no podía ocultarlo aun cuando me ponía las piezas de mi armadura. Ser una miembro oficial de la guardia de los Reinos de Aaa, era una meta para ser sincera. Y no era solo porque así m¡ podría conocer a más guerreros y aprender de ellos; sino que también me daba una posición mas estable dentro del consejo de los Reinos de Aaa. El primer paso para poder convertirme en una de los líderes de defensa de los Reinos. El primer paso para poder estar junto a un Rey, ya que los nobles solo podían casarse con alguien de gran estima. Si pudiera avanzar correctamente estaba segura que llegaría convertirme en líder de la defensa del reino del Fuego. Eso sería suficiente para que el consejo de los reinos aceptara por completo mi relación con el Principe Flama.

Ya lista nos movilizamos a nuestro punto de reunión. Tras esperar unos minutos todos los soldados ya se encontraban en posición. En ese momento la entrada principal se abrió y las carrosas de los Reyes y Reinas. Nobles, generales y de más. Todos se reunían en el palacio. Me encontraba en la sala cuando los primeros Reyes fueron anunciados. Los primeros fueron el Reino Caramelo, El Reino del Agua, El Reino Desayuno, El Reino del Hielo, El Reino del Fuego, El Reino de los Lobos y así hasta presentar a los anfitriones que eran La Reina y el Rey Slime.

Sin pensarlo mucho me dispuse a buscar a mi novio. Sin embargo… -FIONAAAA- escuche a Cake a lo lejos y de pronto una gata blanca con manchas apareció entre la multitud con un listón en el cuello y a su lado un Caballo de las sombras, su nombre era Monocromicon. –Hermanita como has estado?- pregunto Cake mientras que Mono solo golpeaba el suelo con su herradura. Dando la típica forma de comunicación que se conocía como "clave morse". Que por suerte llegue a entender después de muchos meses de estudio.

Mono-" Hola Fionna, que me cuentas?- pregunto en clave morse, y luego inicie a responderle golpeando mi puño con mi hombrera.

-Muy bien- respondí- Y sus hijos?-

Mono- "pues… están con mi familia esta noche, tuvimos suerte de poder convencerles de ayudarnos".-

-jejeje que bien- dije- y Cake… Cake?...- intente llamar la atención de mi hermana, pero esta solo estaba viendo la ventana como si supiera algo.- estas bien Cake- le dije mientras sacudí un poco su hombro y finalmente le hice reaccionar.- Cake estas bien?-

Cake- a si… solo que me sentí un poco rara-

-Que? No me digas que tu cola se puso esponjada-

Cake- que? No, no para tanto. Al menos eso espero… además la Reina Helada ya está aquí y está coqueteando de forma normal. –

-menos mal supongo- dije con un poco de duda. No quería que fuese algo malo. Solo quería todo saliera bien ese día. Intente olvidar lo que dijo Cake y nos pusimos a conversar con los demás invitados que conocía. Sé que debía estar cuidando, pero que mejor forma de cuidar a los demás que estar literalmente junto a ellos? Así seguí hasta que uno de mis compañeros me llamo desde el otro lado de la sala. Sin pensarlo mucho fui a buscarle para que me explicara la situación.

-Fionna- me llamo- llego un reporte del escuadrón c, dijeron que habían visto tres figuras encapuchadas a lo lejos de la entrada. No se sabe quiénes son o si se dirigen hacia aquí. Qué opinas?- rayos…pensé-

-Escúchame, Hay que mantener un ojo sobre el radar. Si ven que se acercan tan siquiera un poco manden al escuadrón c, d y g para interceptarlos. No debemos dejar nuestra posición al menos que no tengamos más opción.

-Bien- me dijo antes de dejarme sola. Eso era lo que temía. Intente no llamar la atención alterándome, me controle y seguí con el plan. Soy una heroína, pero no puedo dejar mi puesto solo por una suposición. Continúe hablando con los demás invitados hasta que al fin lo encontré. La guardia real del reino del Fuego y por ende…

-Fionna- hablo un joven de fuego vestido de una armadura de oro con joyas que adornaban el pecho y hombros, una corona de oro adornada con las más finas joyas que solo se pueden encontrar en las paredes internas de los volcanes más lejanos de Aaa. El Príncipe Flama como antes le conocida, ahora conocido como el Rey Phoenix… mi novio…

-Majestad- dije dando una reverencia. En contestación él solo extendió su mano para tomar la mía y luego besarla con sus labios de fuego. Para mi suerte ya había pasado unas semanas desde que el aprendió a controlar su estructura elemental y así poder evitar quemar las cosas. Prueba de ello es que todo este Slime no había explotado. –Jejeje sabes que no podemos hacer esto aquí- le dije un poco sonrojada. No me juzguen, no podía evitarlo.-

-Vamos, no seas tan negativa. Si molestan solo los quemo- siempre tan tranquilo. Pero bueno, que se le iba hacer. – además, no se supone que tienes que protegerme?-

-Que graciosos- le respondí- pero quien es el sujeto de fuego capaz de volar todo un reino, vos deberías protegernos a todos.-

-ha- dijo un poco sonrojado, me pareció un muy tierno de su parte. - solo lo dices porque es completamente cierto jejeje- sí, tan tierno como presumido. Seguimos charlando por un par de horas. Todo estuvo tan tranquilo que ya podía sentir el emblema de la guardia en mi camisa. Pero de un momento a otro mi compañero de fuego volvió a llamar mi atención, solo que esta vez no se miraba nada tranquilo.

Compañero-Fionna…- me llamo- tenemos un problema-

-A que te refieres-

Con-recuerdas los sujetos de que hable y las ordenes que me dijiste…-

-Si pero….- de pronto una energía oscura nos cubrió a todos. Mis compañeros se pusieron en posición de defensa.- Flavio- le llame esta vez por su nombre- en done están los escuadrones c, d y g- le pregunte esperando lo peor.

-con Glop- eso me dijo, no era nada bueno. Golpe y golpes se escuchaban afuera del salón. No me imaginaba que vendría. De pronto las puertas se abrieron de golpe… solo oscuridad. De pronto una sombra salió en medio de ese seol i ataco al Rey Flama mandándole a volar de un solo golpe. Otra sombra salió de las sombras y con un movimiento que parecía de una espada lanzo un viento que mando a volar a todos a excepción de Mí y mis compañeros.

-Flavio… dime donde están el resto de nosotros- le pregunte sin rodeos esperando una respuesta favorable.

Flavio-están al otro lado del reino, les avise pero no sé si llegaran a tiempo… pero no puedo contactarme con la líder.

-Oh…- llamo una vos dentro de las sombras, lentamente un ser extraño salió de entre la sombras. Poseía una armadura extraña, verde oscura con fuego verde en sus hombreras Y en su mano sostenía…- buscaban esto- el ser extraño lanzo hacia nosotros lo que parecía la esfera de chicle rota de Chicle-Boot.

-Imposible- dijo Flavio- porque están aquí? Que es lo que quieren?-

-porque estamos aquí?- pregunto ese extraño mientras los otros dos se movían rodeándonos –

-….la guerra….-

Fin de Fionna POV

Mientras tanto en la entrada dos encapuchados se movían en medio de los cuerpos sin vida de los fueron la guardia principal de la entrada. Uno de ellos tomo un teléfono y dio la apariencia de estar hablando.

-Si- dijo- ya los encontramos… si… esto acaba ahora… bien…-

-que dijo?- pregunto su compañero.

-Tenemos 25 minutos para atender en el asunto-

-bien… andando…- ambos sujetos se introdujeron en las sombras. Antes de entrar sacaron sus espadas y en el pomo de estas había un extraño dibujo difícil de confundir. Era el dibujo de un buldog con espadas a los lados…- Por Ooo?-

-….Por Ooo…-

-Pues este es el fin, ya había dicho que serían cortos los capítulos, sin embargo por mi ausencia les traje uno un poco más grande.

Las curiosidades:

-El Nombre del Príncipe Flama, conocido como la contraparte de la Princesa Flama de Ooo recibió su nombre de la gran ave Phoenix que en español es fénix. Es un ave mitológica del tamaño de un águila, de plumaje rojo, anaranjado y amarillo incandescente, de pico y garras fuertes. Se trataba de un ave fabulosa que se consumía por acción del fuego cada 500 años, para luego resurgir de sus cenizas.